D. Blas Zaragoza Fonollosa

Profesional,  artista,  compañero,  persona......amigo.

 

Aunque nacido en  Rosell,, Blas nos recordaba siempre que, en este rincón del Alto Mijares y sobre todo en el Tormo, paso los mejores años de su vida.

 

      El quería desde bien joven ser artista, pero su padre, quería que estudiara una carrera, empezó  químicas en Valencia y acabo, estudiando veterinaria en Zaragoza, convirtiéndose finalmente en un veterinario-artista.

 

      Su primer destino fue  la comarca del Alto Mijares donde dejó, en todos los que necesitaron de sus servicios, una huella imborrable, tanto a nivel profesional como en el trato humano. 

Así me consta que ha sido también, en las diferentes comarcas en las que ha desarrollado, su carrera profesional. 

En la actualidad desarrollaba su trabajo en el puerto pesquero de Vinaroz, junto al mar que tanto le gustaba y a buen seguro habrá pedido alguna vez a los marineros, que le hablaran de ese mar, a la que tantas veces canto.

 

       Hoy al rebufo de un frío invierno, ha partido hacia una nueva comarca, donde seguro no pasará desapercibida su presencia.

 

         Han sido dos meses de lucha, contra ese monstruo que nos acecha impasible, dos meses donde día tras día,  nos ha dado una lección de dignidad, que difícilmente podremos olvidar.

 

         Los que hemos podido disfrutar, con tu presencia, con tus servicios profesionales, con tu arte, pero, sobretodo con tu amistad, y, hasta que nos destinen a esa comarca que tu, ya habitas, te tendremos siempre entre nosotros.

        

 Descansa en paz BLAS.