Comida para soldados.

Una de las características principales de los establecimientos en el Río de la Plata en épocas de guerra fue su importante intervención en la alimentación para los soldados y la población civil involucrada en las guerras.Esto llevó a que, como en el caso del Saladero Liebig (después Frigorífico ANGLO), se les llamara jocosamente el "lugar donde lo único que se desperdicia es el mugido de las vacas!...

FRAY BENTOS, era un casi insignificante puerto sudamericano en costas del Rio Uruguay, a 100 kilómetros antes que ese río desembocara en el Río de la Plata. Después que allí se instalara el Saladero Liebig (LIEBIG ´S EXTRACT OF MEAT COMPANY), EN 1865, LAS COSAS CAMBIARON. Desde allí comenzaron a salir todos los productos enlatados que terminaban siendo consumidos por esa población europea en problemas. No en vano los nazis ponían sus submarinos a la espera de los cargamentos de alimentos que llegaban desde estos puertos sudamericanos!

 
Sin duda el primero de los productos alimenticios que salió fue el EXTRACTO DE CARNE, inventado por el barón Justus von Liebig en Alemania y que comenzó a ser elaborado industrialmente en Fray Bentos en 1863. El "extract of beef" se integró a las comidas imprescindibles de los marineros, de los exploradores y de quienes emprendían viajes largos para descubrimientos o para otros motivos.Es así que estaba presente en todas las vituallas. no es para menos entonces, que Jules Verne eligiera el caldo de carne hecho con este espeso extracto para el desayuno de sus primeros astronautas cuando llegan a la luna en su novela "Au detour de la lune".

Lo usaron en la expedición de rescate de Livingstone en Africa; lo usaron Allock y Brown en el primer vuelo transoceánico y también lo sugería Florence Nightingale en la guerra contra los turcos. Fue comida esencial en los descubridores del Polo Sur y cuando llegaron los hombres por primera vez al Polo Norte, allí estaba como último recurso: el extracto Liebig de Fray Bentos y carne de ballena para los perros!

Otra comida de gran repercusión y quizá la mayormente utilizada, fue el "corned beef" o carne enlatada conservada. Por millones las latas conteniendo las conservas, se enviaban a Europa y formaban parte de las vituallas de los soldados, tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial. Disponer de estos alimentos en las trincheras o en los momentos graves durante los conflictos, llegó a ser para los soldado, una cosa imprescindible y muy apreciada.

Entre los civiles, nos contaba un embajador Británico en Uruguay que ellos esperaban con indisimulado interés la hora de almorzar cuando, rodeando la mesa, se abría una lata de corned beef  Fray bentos en una ceremonia como si fuese la "ceremonia del té" de los japoneses!.

Algunos soldados describrieron en sus memorias que gracias a las latas que llevaban en sus mochilas en las espaldas, pudieron sobrevivir, dado que las esquirlas de las granadas se insertaban en ellas en lugar de en sus cuerpos, salvándoles las vidas!

Un subproducto muy especial creado mezclando el extracto de carne con harina de carne, fue el llamado "OXO". Era una pasta que se le daba forma en cubos que se inventó en 1910. Los "oxo-cubes" fueron alimentación esencial en la Primera Guerra Mundial, donde la Liebig´s Company distribuyó 100 millones de cubos" ! Los productos OXO debieron su nombre de marca a una broma de los peones del puerto de Fray Bentos.Antes de exportar las cajas de madera que contenían la producción, los obreros se entretenían agregando una "o" a la palabra "OX" (buey), llegando a los consumidores con el nombre "OXO". De esta manera, la empresa, ni corta ni perezosa, eligió ese nombre para su nueva marca que se hhizo tan famosa que existe hoy un centenar de años después de creada!


    


Un "kit" de un soldado de la Primera Guerra Mundial, integrado con latitas de OXO.



 La OXO TRENCH era una caja que contenía seis cubos para hacer caldos y seis carbones especiales para encender y calentar el agua sin hacer humo, especial para consumir en las trincheras. esta caja la compraban los familiares de los soldados para enviar a sus muchachos. 

Leer: La Historia del OXO. (adjunto)




  Soldados tomando sus caldos de carne en las trincheras.

 
Una propaganda de la Liebig Company mostraba un soldado en momentos en que se tomaba su tiempo dentro de las trincheras, para escribir a su familia. 
"No se olviden de enviarme OXO" les decía a sus familiares!


Una foto increíble! Un soldado abre una lata de "Fray Bentos" en la trinchera.



 
 En esta propaganda de la Liebig en alemán, se promocionan los productos LIEBIG que se hicieron famosos por todo el mundo. Se elaboraba pasta de tapioca mezclada con OXO y en la India se elaboraba a partir de carne de aves porque no se podían matar las vacas!


Subpáginas (1): La historia del OXO
Comments