Nosotros‎ > ‎

Preguntas

No todo lo que pasa en África es malo, pero lo malo que pasa es tremendo.

Javier Bleda

Periodista y fundador de El Safari de la Vida

 


Un pequeño ejemplo


 
-¿Puedo hacerme socio de El Safari de la Vida?
Al tratarse de un movimiento no puedes hacerte socio, pero puedes colaborar como creas más conveniente.
 

-¿Hay algún tipo de connotación política o religiosa en este movimiento?

En absoluto, para que alguien te respete tienes que empezar tú primero respetando las ideas de los demás. Serán las acciones del día a día las que muestren el camino a seguir.

 

-¿Hay que pagar alguna cuota?

Absolutamente nada, sin letra pequeña de ningún tipo. Tal vez no lo creas.

 

-¿Cómo obtiene los fondos El Safari de la Vida?

Exclusivamente de la venta de los libros que publica, lo que sirve para ampliar la capacidad de transmisión de nuestro mensaje de ayuda urgente y eficaz para África.

 

-¿Cómo sé que es una organización transparente?

Al no existir las cuotas de socios esta cuestión reduce bastante el riesgo de la “transparencia contable”, sobre todo porque lo que queremos es que seas tú quien realice las acciones directamente para que puedas saber que tú dinero y tu esfuerzo llega exactamente donde tú quieres.
 

-Si no se paga ninguna cuota ¿cómo sé que pertenezco a este movimiento?

Estaremos encantados de crecer contigo para que nuestra voz se escuche más alto y nuestras acciones sean más eficaces. El consabido dicho de “la unión hace la fuerza” es más cierto que nuca cuando se está hablando de ayuda al desarrollo. No hacen falta "certificados de autenticidad" para ayudar a África.

 

-¿Puedo ser socio de otra ONG al mismo tiempo?

Por supuesto, de hecho nosotros alentamos a que lo hagas. Si bien nuestro mensaje procura mentalizarte para que seas tú directamente quien se implique con África, no es menos cierto que hay cantidad de organizaciones que trabajan seriamente sobre el terreno y necesitan tu inestimable colaboración.

 

-¿Voy a tener algún tipo de información?

Intentaremos crear un verdadero vínculo informativo con todos nuestros colaboradores, simpatizantes y amigos gracias a que las nuevas tecnologías permiten que eso se pueda hacer de una manera muy rápida y eficaz. Sin embargo, también esperamos que tú te impliques hasta el punto de no esperar en casa a que llegue la información, es necesario que quieras conseguirla y que interactúes con nosotros. Puedes enviar testimonios, artículos de opinión, ideas para hacer, proposiciones de proyectos y también contarnos el día a día de tu relación con África.

 

-¿Trabajáis con otras ong’s, asociaciones o instituciones de ayuda al desarrollo?

En El Safari de la Vida estamos abiertos a la colaboración y el trabajo con cualquier ong, asociación o institución cuyo fin sea la ayuda real al desarrollo. Juntos estudiaremos los diferentes proyectos y veremos la mejor forma de ponerlos en marcha o de conseguir mejoras en el caso de que ya se encuentren funcionando. Entendemos que la interacción no puede ser una utopía puesto que el objetivo es común.

  

-Soy un particular. ¿Cómo puedo colaborar?

Lo primero que has de hacer es mentalizarte al respecto de que de verdad quieres hacerlo. Aceptar nuestro mensaje implica ser consciente de que ayudar a África no consiste en donar unos pocos de euros al mes de manera automática a través del banco. Hay que hacer algo más, empezando por dedicar un minuto al día a reflexionar sobre la verdadera situación de África y la posibilidad real de cambiarla. En el librito El Safari de la Vida tienes algunos parámetros que te indican lo que has de hacer exactamente para convertirte en un militante solidario y actuar cada día de manera eficaz. También puedes organizar pequeñas tertulias en tu casa con familiares y amigos para buscar fórmulas operativas y luego, si te apetece, nos las puedes comunicar para que te indiquemos la mejor manera de implementarlas.

 

-Tengo una pequeña empresa. ¿Cómo puedo colaborar?

Sabemos que la crisis mundial está afectando de manera especialmente contundente a los autónomos y pequeños y medianos empresarios, sin embargo, si estás leyendo esto es porque, a pesar de la crisis, entiendes que hay que hacer algo ya mismo, esperar a que ésta termine puede ser mortalmente fatal para millones de personas. Si quieres puedes contactar con nosotros para que te podamos dar ideas más concretas, incluso te plantearemos el desarrollo de tu empresa en África, es más fácil de lo que piensas y te sorprenderán los resultados.

 

-Tengo o dirijo una gran empresa. ¿Cómo puedo colaborar?

No nos engañemos, las grandes empresas también están sufriendo la crisis de forma brutal y, en muchos casos, su cuenta de resultados sólo busca la pura supervivencia a falta de un horizonte inmediato donde se vislumbre algún mínimo signo de números negros. Sea cual sea tu sector ponte en contacto con nosotros para que estudiemos las posibles sinergias de tu empresa con África, estamos seguros de que te extrañará no “haber caído antes” en cómo aumentar tus ingresos ayudando al continente negro.

 

-Soy constructor arruinado o a punto de arruinarme. ¿Cómo puedo colaborar?

Tu experiencia y contactos en el campo de la construcción no tienen precio, y si hay algo que hace falta en África es construir millones de viviendas. Por favor, no dudes en contactar con nosotros y te diremos qué puedes hacer. Y no te olvides de tus empleados, África les espera también a ellos para que muestren a sus colegas africanos cómo se construye anteponiendo la calidad y la seguridad.

 

-Soy un constructor que ha sobrevivido a la crisis. ¿Cómo puedo colaborar?

Amigo o amiga, si eres un constructor de éxito te necesitamos como agua de mayo. La construcción es un sector que da muchos puestos de trabajo y, por ende, ayuda a mejorar la calidad de vida de muchas familias. África te está esperando si eres capaz de reconvertirte, de transformarte en un ser solidariamente responsable, y comprender que puedes construir millones de viviendas con un beneficio nada despreciable. Pero no lo olvides, primero hay que cambiar el chip.

Si alguien te dice que vas a obtener un beneficio neto de tan sólo mil euros por vivienda pensarás que está loco, pero si te dice que en un suspiro vas a encontrar compradores para tus primeras mil viviendas, entonces la cifra del millón de euros aparecerá en tu mente. Y si para colmo te añade que en cualquier país africano podrás construir y vender por adelantado tantas miles de viviendas como seas capaz de hacer, entonces los ceros comienzan a crecer y tu primer y ridículo millón de euros se agranda. 

En África hay muy buenas empresas que construyen casas para una emergente clase media y, por supuesto, para la ya establecida clase alta. Pero parece que nadie tiene ojos para construir viviendas a los millones de potenciales clientes que, en todo el continente, sí podrían pagar un precio justo por una vivienda digna si alguien les da también facilidades de pago. ¿Cuál es el precio justo?  Pues entre 3.500 y 9.000 euros precio venta al público. África es diferente. Si te animas a hacer negocios a la africana no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que te asesoremos sobre cómo debes hacerlo para que ganes y ayudes.

 

-Somos un ayuntamiento. ¿Cómo podemos colaborar?

De todas las instituciones existentes podríamos concluir que un ayuntamiento puede llegar a ser la más eficaz en la ayuda al desarrollo, precisamente porque el trabajo que realiza a diario es real y su eficacia se contrasta cada veinticuatro horas. Lo más importante es que un ayuntamiento se mentalice del poder absoluto que tiene para influir en el desarrollo continuado de África mucho más allá de proyectos puntuales que no llevan a ningún sitio, acaban en el olvido y, a lo más que aspiran, es a que el alcalde o concejal de turno se pongan una medallita y se den un viaje por la cara.

Para empezar, hay que saber que cualquier ayuntamiento español (o de cualquier comunidad autónoma) con una población superior a doscientos habitantes, tiene la posibilidad real de “apadrinar” a una aldea o pueblo africano y cambiar radicalmente la miserable forma de vida de sus habitantes (que no su cultura). En El Safari de la Vida asesoramos sin compromiso a los ayuntamientos en la elaboración de proyectos en los que la institución participe junto con la ciudadanía. Y lo mejor de todo es que dar cobertura continuada a todo un pueblo o aldea africanos tiene también implicaciones que redundan en el beneficio de la comunidad que se está rigiendo en España, porque las empresas del municipio español que se sumen a la iniciativa obtendrán buenos beneficios de sus nuevos negocios solidarios, y es que no se trata de caridad, sino de hacer negocios socialmente responsables. Además, el ayuntamiento también podrá ofrecer puestos de trabajo a personas locales que estén dispuestas a irse a trabajar donde de verdad son necesarias.

 

-Somos una institución del estado español o autonómica. ¿Cómo podemos colaborar?

Depende del tipo de institución se puede pensar en diferentes modelos de colaboración. Por ejemplo, el Ejército español podría tener bases en muchos países africanos para instruir a los efectivos locales, de tal forma que puedan comprender que un ejército sirve para muchas más cosas que andar matándose con el contrario.

La Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local o Autonómica pueden desplegarse para mostrar a sus homólogos africanos la diferencia entre que la gente quiera recurrir a ti como autoridad o que salga corriendo cuando sabe que estás cerca.

Los Bomberos pueden crear nuevos parques en multitud de ciudades africanas donde no existe ninguno.

El Poder Judicial, a pesar de que no ha terminado de mostrar su eficacia en España, puede dotar e instruir a miles de jueces africanos para que aprendan de una vez lo que es la diferencia de poderes.

Las universidades, con una mínima parte de su presupuesto, pueden crear filiales en África donde interactúen eficazmente con los jóvenes que jamás podrán salir del país para ir a estudiar fuera. Y de paso pueden enviar a los estudiantes españoles a hacer prácticas en África teniendo la garantía de que es una experiencia que jamás olvidarán.

Los institutos y colegios pueden montar institutos y colegios “espejo” en África (con la colaboración de los alumnos y padres españoles) para dar auténticas oportunidades de salir de la pobreza a millones de niños.

Las iglesias, de toda condición, pueden hacer partícipes a sus fieles de que la realidad africana requiere la implicación de todos y para ello es fundamental de que sepan mostrarles cómo hacerlo según sus creencias. Y en especial la iglesia católica, hoy por hoy la mayor organización solidaria del mundo con una presencia inigualable en el continente, pero que sin embargo no ha sabido transmitir a sus fieles que pueden hacer mucho más por África que dar unas monedas los domingos o marcar con una x la casilla de los impuestos, y si no que le pregunten a los misioneros, monjas y sacerdotes sobre el terreno si les vendría bien que los millones de fieles católicos participasen directamente en los miles de proyectos que se quedan sin poder atender.

Los hospitales (públicos y privados) pueden hacer lo mismo, construyendo, manteniendo y atendiendo centros en África por una cantidad similar a lo que se gastan en guantes y otros materiales desechables en España. Y es que construir y mantener un hospital en África, bajo parámetros españoles, puede costar millones de euros, pero si lo hacemos bajo los estándares africanos nos sentiremos ridículos de no haberlo hecho antes.

   

-Somos el Gobierno de la nación (o uno autonómico). ¿Cómo podemos colaborar?

Cualquier gobierno tiene la fuerza necesaria para hacer lo que sea donde sea. Para empezar, habría que concienciar a los embajadores españoles y responsables de oficinas comerciales en África para que sean capaces de hacer ver al Gobierno las posibles soluciones a poner en marcha, y que redunden en beneficio tanto del país representado como del que se representa. El problema es que muchos de estos embajadores jamás salen de la burbuja de la embajada o de la residencia del embajador, y si lo hacen es para asistir a actos institucionales donde tienen garantizado que se les va a tratar acorde con su posición. Habría que recapitular y asegurarse de que entienden que, si por algo se caracterizan los gobiernos españoles (nacionales o autonómicos), es por su carácter solidario y su capacidad para comprender los problemas africanos.

Por otra parte, los gobiernos central y autonómicos españoles deben ser conscientes de que los dineros de la ayuda al desarrollo han de controlarse directamente, es decir, que los proyectos se han de hacer de la mano de la institución española y con empresas españolas que colaboren con empresas y mano de obra locales, así el beneficio será tanto para el país donante como para el que recibe la donación.

Pero, sobre todo, la mejor manera de colaborar al crecimiento de África vendrá cuando los gobiernos españoles sean conscientes de que, sin incurrir en el neocolonialismo, porque se trata de puro negocio solidario, se puede participar en el día a día de muchos países teniendo sobre el terreno mucho más que una embajada que sólo genera gastos. Hay millones de parados en España y millones de cosas por hacer en África. Y los africanos nos recibirán con los brazos abiertos si lo que les planteamos es trabajar juntos, de igual a igual, sin dar el más mínimo respiro a la corrupción. Hoy por hoy, el Gobierno español, no el de Zapatero, sino todos los habidos hasta ahora, podrían ser acusados de cómplices necesarios en un delito de prevaricación continuada por seguir entregando cantidades ingentes de dinero a autoridades de determinados países africanos cuyo objetivo único y común es enriquecerse a nivel privado con esas ayudas.

 

-Somos una embajada o consulado africano en España. ¿Cómo podemos colaborar?

Cualquier embajada o consulado de un país africano puede colaborar presionando a sus gobiernos para que eliminen las tasas arancelarias de importación para la ayuda al desarrollo. Y no sólo para los envíos de ong’s, sino para cualquier tipo de envío que implique ayuda solidaria. No es de recibo que alguien envíe un par de zapatos nuevos a quien anda descalzo y el que los recibe no pueda retirarlos de la aduana porque le piden más dinero de lo que valdrían esos mismos zapatos en cualquier mercado local.

De todas formas, lo más importante, es que las personas que decidan ayudar a África, independientemente de la envergadura de su proyecto, puedan sentir las embajadas como una extensión de ese país africano en España, y con ello tener la confianza y apoyo de esas embajadas que, al mismo tiempo, les asesore y garantice la seguridad en la ejecución del proyecto.

 

-Somos un medio de comunicación. ¿Cómo podemos colaborar?

Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en todo el proceso del deterioro de África por no dedicar, diariamente, un espacio fijo a dar información del continente negro. Estamos de acuerdo que no toda la información tiene por qué ser negativa, porque en África también pasan cosas maravillosas a diario, pero no es normal que esté ocurriendo un genocidio sistemático de millones de personas y sea más importante publicar noticias sobre el sexo de los ángeles.

 

 

 

Si tienes más dudas sobre nosotros o quieres exponernos algún asunto puedes dirigirte a: info@elsafaridelavida.org

 

Comments