Liderazgo Activo

Los que quieren ser dirigentes deben aprovechar cada oportunidad que se les presente para el desarrollo mental y entrenamiento práctico, a fin de que puedan saber cómo guiar a quienes ellos van a dirigir. Esto es tan real en cualquier ramo de la obra de la iglesia como lo es en las organizaciones fuera de ella.

Una de las mayores responsabilidades de la iglesia es la conservación de sus jóvenes. El Departamento de Jóvenes se esfuerza por alcanzar a nuestros niños y jóvenes dondequiera que ellos estén para guiarlos a Cristo, ayudarlos a elegir sus ideales y darles una preparación en el servicio cristiano. Una de las consignas del Departamento de Jóvenes es "Salvar del Pecado y Adiestrar para el Servicio". Salvación y servicio son los elementos fundamentales del Ministerio Juvenil Adventista.

 Tenemos hoy día un ejército de jóvenes que podría hacer mucho si fuese debidamente estimulado y dirigido. Queremos que nuestros hijos crean la verdad. Queremos que reciban la bendición de Dios. Queremos que desempeñen una parte en planes bien organizados para ayudar a otros jóvenes. Que todos los jóvenes sean adiestrados para que puedan representar correctamente la verdad dando razón de la esperanza que hay en ellos y honrando a Dios en cualquier ramo de la obra en donde estén capacitados para actuar" (Elena G. De White, Boletín de la Asociación General, enero 29,30, 1893, pág. 24).

La Biblia nos enseña que cuando Dios encuentra alguien conforme a su corazón y que esté dispuesto a hacer su voluntad, Él puede usar su potencial hasta límites inimaginables.

Desde entonces han existido grandes líderes, de la talla de:

  • Moisés: El gran libertador del pueblo de Israel de la Esclavitud de Egipto, soportando cada prueba que representaba ser guía de más de un millón de personas en un candente desierto.
  • Gedeón: Libró una gran batalla contra un enorme ejército solamente con la ayuda de pocos soldados, pero supo dejarse guiar por la voluntad de Dios.
  • David: El primer rey de Israel en la perfecta voluntad de Dios, su labor no solamente fue política, sino religiosa, pues compuso la mayor parte de la himnología del pueblo hebreo y muchas profecías cobre el Mesías, conduciéndolos así a Dios con el ejemplo.
  • Pablo: El gran apóstol de la iglesia gentil, llamado a ser el pionero de las misiones transculturales y compositor de las principales doctrinas de la iglesia y la teología del Nuevo Testamento.
  • Pedro: Fue el primer pastor de la iglesia al lado de Juan y demostró un temple jamás visto antes de la investidura del Espíritu Santo, dando hasta su propia vida por sus ideales.
  • Juan: Pastor de la iglesia y principal escritor de los doce apóstoles, enfocando sus escritos al principal mandamiento dado por su maestro: "Ámense los unos a los otros".

Partes: 1, 2
Subpáginas (1): Propuestas de trabajo
Comments