Gran Bretaña

Las peonzas estaban muy extendidas en la Europa del siglo XIV, particularmente en Inglaterra, y se les asociaba a ciertas ceremonias. Cada parroquia poseía su propia peonza y en el martes de carnaval (que caía tras un período de ayuno en la Edad Media), se organizaban carreras de peonzas en las carreteras que unían las diferentes parroquias. Cuando una peonza cesaba de girar o cuando se guardaba hasta el año siguiente, se decía que dormía, de aquí la expresión inglesa to sleep ake a top (dormir como una peonza).

Existe una curiosa anécdota que aparece en un manuscrito del Museo Británico acerca de la peonza y la realeza. En ésta el príncipe Eugenio, primogénito de Jacobo I de Inglaterra a las puerta de la ciudad de Sterling, vió una piedra de molino con gran parecido con la peonza que él usaba para jugar y así exclamó: "Ved que hermoso trompo", uno de sus acompañantes le contestó: "Señor, ¿por qué no jugais con él?" a lo que el principe respondió " lo haré, si sois vos quien le da el primer impulso"

Comments