Presentación y Detalles

A diferencia de mis anteriores libros, éste está a la venta en papel y para su descarga en formato e-book. Ambos desde la página de la editorial. Si quieres hacerte con el "Tawq al-Uahda" en alguna de sus dos versiones sigue el siguiente enlace:


Y si ya tienes el libro en formato virtual (o físico), pero quieres descargarte la portada a su máxima resolución, pincha aquí.


Y ahora sí, empezamos con la verdadera presentación de este, mi último, sueño:

Realmente queda muy poco que decir de este sueño que no se haya dicho en la sección previa, pero de todos modos siempre quedan pequeños detalles por contar. Para empezar, y comprender mejor qué es el Tawq no hay nada mejor que la contraportada de la cubierta:

Las letras se unen para formar palabras;

las palabras para formar sentencias, que constituyen la prosa suelta;

la prosa suelta, añadida con censuras, comienzos, preludios y transiciones se convierte en prosa rítmica;

la prosa rítmica más la rima en prosa rimada, y la prosa rimada más el metro se hace poesía.

{G.E. von Grunebaum}

Está claro que lo que el lector se encontrará en este libro son poemas, pero ¿poemas de qué tipo? Con el nombre del poemario, El Collar de la Soledad (en honor al gran Ibn Hazm) son poemas de amor y desamor, o incluso de sueños imposibles (aquí puedes leer algunos fragmentos); y aunque como en la vida no todo es amor en este libro también están incluidos poemas de los recuerdos de la infancia, de apoyo a los demás, contra la violencia de género, de recuerdos del Camino de Santiago, y sobre todo poemas con, y de, grandes amigos.

La idea que tenía desde el principio para este sueño era que fuese una forma de agradecer a la gente que siempre ha estado ahí el hecho de estar. Por ello, hay una sección de las cinco en que se divide (Poemas de sentimientos, de recuerdos, de historias, especiales, y la sección de mis memorias) que es donde han colaborado varios bloggers y no bloggers. Ellos han sido: eigual, EnLaOscuridadDeLaNoche, Passion, Polie; y fuera de este mundo virtual, Sara, Antonio y Javier. Cada uno ha aportado una parte de su alma, y han conseguido que la idea de un loco sea aún más grande, más brillante y hermosa.

Hay, asimismo, otras personas que han formado parte de este poemario y han dejado impregnada su esencia, ellas son por un lado Paloma Clavero que ha escrito el prólogo de este libro, una vez más la prologuista de mi libro ha sido una mujer. Paloma además ha sido una gran ayuda a la hora de maquetar el libro, ya que, como podréis ver (y se enseña en la última imagen) el  libro está maquetado con una extraña mezcla entre el árabe y el castellano, por ello necesité de su ayuda a la hora de los términos árabes.

Por otro lado, algo que también es novedoso y único en este libro ha sido la colaboración de Sara Guerrero que, como digo arriba, colabora en un texto pero también lo hace en forma de ilustraciones, sus dibujos acompañan varios poemas, su magia enaltece mis pobres palabras (en la sección de imágenes podéis ver tres dibujos). Su colaboración fue algo inesperado y casual, a ella la conocí en el Camino de Santiago (al igual que a Antonio y Javier), y como los tres me enseñaron algo han formado parte de el Tawq.

Por otro lado, la imagen de las cubiertas esta vez no se ha ido a Suiza -como con El Rincón-, ni siquiera al norte de España -como ocurriera con Un Sueño Cumplido-, ésta vez se ha quedado en el Pantano de la Viñuela, en la Comarca de la Axarquía. El fotógrafo que inmortalizó el pantano fue mi tío, José Arroyo, y como no podía ser de otra forma, las cubiertas y el diseño son obra de Estefanía Fernández, gran amiga y mejor diseñadora. Ya no concibo un trabajo a mi cargo que no haya pasado por sus manos las cubiertas.

Una vez más también, la editorial del libro es ArtGerust, y podéis descargarlo o comprarlo desde aquí. Para más detalles y características técnicas del Tawq al-Uahda entrad en su sección correspondiente. Sólo espero que disfrutéis de este libro y su maquetación tanto como yo lo hice mientras lo escribía, puedo decir sin miedo a equivocarme que tiene la maquetación más mimada y cuidada de mis libros (sin duda fruto de la experiencia), los poemas son presentados con pequeñas estrofas o citas que te pueden evocar otros mundos, los dibujos de Sara no te dejarán volver a la realidad, te quedarás pensando en ellos y en el arte de esa chica. Las palabras de tantos amigos y los recuerdos del Camino de Santiago te llevarán a otros lugares lejos de tu hogar... Y cuando cierres el libro y veas la cubierta, sólo querrás estar en Las Mayoralas.