EL VERDADERO DIA DE REPOSO

VUELVE AL INICIO

EL MENSAJE DE LA BIBLIA

Por Rafael Montesinos

Leccion XI

EL VERDADERO DIA DE REPOSO

La forma en que el domingo, primer día de la semana, llegó a ser adoptado por muchos cristianos como día de reposo tiene su explicación en la historia pero no en la Biblia. No existe un solo versículo en la Biblia que autorice la observancia del domingo como día de reposo tal y como se hace con el sábado.

Si la Biblia hace claro que el sábado es el día de reposo autorizado por Dios, ¿a qué se debe que la gran mayoría de los cristianos de hoy guarden el domingo como día del Señor? Según el libro de los Hechos (del Nuevo Testamento), este cambio no se efectuó en la iglesia de Jerusalem, la iglesia apostólica, que en ese libro se denomina como El Camino (Hechos 9:2; 19:9,23; 22:4; 24:14,22). La iglesia del Camino fue muy celosa de la ley y los profetas (Hechos 24:14). Según Samuele Bachiochi en su tesis doctoral, publicada con el imprimatur de la imprenta de la Universidad Pontificia Gregoriana en Roma: "Los historiadores Eusebio y Epifanio confirman que en los tiempos de Adriano (135 D.C.), la iglesia de Jerusalem estaba compuesta y administrada por judeo-cristianos, descritos como celosos defensores de la observancia literal de la ley" (Reposo Divino, pág. 218)

Fue la iglesia de Roma la que rompió sus lazos con el judaismo e introdujo nuevas festividades religiosas; entre ellas el domingo. Según Bachiochi, la iglesia de Roma estaba compuesta principalmente de miembros de origen pagano (IBID, pág. 219). Por tal razón el apóstol Pablo los llama gentiles (Romanos 11:13). Joachim Jeremías considera la tendencia a romper con el judaísmo como la razón principal que llevó a la iglesia de Roma a trasladar la ceremonia de la pascua judía al domingo siguiente (Ibid, pág. 223). Debido a las constantes persecuciones del imperio romano contra los judíos, muchos cristianos, por temor, abandonaron la práctica de la observancia del sábado y adoptaron el domingo. Temían ser confundidos con judíos y por ende ser perseguidos. Este temor a ser perseguidos, mas la entrada a la iglesia de Roma de paganos adoradores del sol, facilitó el cambio de día ya para el segundo siglo de la era cristiana. La adopción del domingo como día de reposo no tiene apoyo apostólico, y sí en la iglesia de Roma ya tan temprano como en el segundo siglo de nuestra era.

El domingo es una institución de la iglesia de Roma. El catecismo del Concilio de Trento (año 1566, pág. 346) dice: "Ha parecido bien a la iglesia de Dios que la celebración religiosa del sábado fuese transferida al día del Señor." Martin Lutero declaró: "Ellos (los católicos) alegan que el sábado ha sido cambiado por el domingo, aparentemente en contra del decálogo... y dicen, ¡grande es el poder de la iglesia, puesto que ha anulado uno de los diez mandamientos!" (Reposo Divino, pág. 211). Otros, para justificar el cambio de día apelan al argumento de que lo hacen para conmemorar la resurrección de Cristo. Tal celebración no se autoriza por un sólo versículo del Nuevo Testamento. La forma correcta de conmemorar la resurrección de Cristo es mediante el bautismo, el nuevo nacimiento y el andar en novedad de vida (Romanos 6:3-5). El bautismo y nuevo nacimiento son una semejanza de la resurrección del Señor (Romanos 6:5) y no el domingo como dia de reposo como cree la mayoria de los cristianos.

En este estudio se demostrará cuál es el verdadero día de reposo, y sus implicaciones espirituales para la iglesia.

  1. ¿Cuál es el día de reposo según los diez mandamientos?

    Resp. "Acuérdate del día de reposo (*aquí equivale a sábado. Ver asterisco al margen en la Versión Reina Valera, revisión 1960. La mayoria de las biblias dice Sabado) para santificarlo... más el séptimo día es reposo... por tanto Jehová bendijo el día de reposo (Sabado) y lo santifico" (Exodo20:8-11).

    NOTA: En el texto Hebreo original la palabra que se utiliza es '"SHABAT", como sustantivo (no como verbo) y su traducción correcta es SABADO. El séptimo día es al único día que se le da nombre en la Biblia. Ese nombre fue puesto por Dios y no por el hombre. Es el único día de la semana al que Dios bendijo y santificó (apartó para uso sagrado). El mandamiento no sólo ordena guardar el sábado sino que indica cuál día de la semana es sábado: el séptimo día.

  2. ¿Cómo considera Dios el sábado?

    Resp. "Si retrajeres del día de reposo (sabado) tu pie, de hacer tu voluntad en mi dia santo..." (Isaías 58:13).

    NOTA: Dios se proclama dueño y Señor del sábado y no de otro día de la semana. Aunque todos los días fueron crados por él, solo apartó el sábado como día suyo. El argumento que algunos utilizan al decir que guardan cualquier día porque todos los días son del Señor, carece de apoyo bíblico.

  3. ¿De cuál día se proclamó Cristo Señor?

    Resp. "porque el hijo del hombre es Senor del sabado" (S. Mateo 12:8).

    NOTA: La palabra SEñOR, además de significar amo, siginifica también dueño. El sabado el único día de la semana del cual tanto el Padre como el hijo se proclaman dueños. Alguien podría argumentar que el título Señor del sábado significa que Cristo hizo un cambio de dia, pero tal razonamiento es absurdo, ya que ese título lo que implica es el señorío de Cristo sobre el día de reposo. Es dueño de ese día, al igual que el Padre. Los restantes seis días fueron dados al hombre para hacer su trabajo y los quehaceres cotidianos (Exodo 20:9), pero el sábado es el día apartado por Dios mismo como un día de adoración que los seres humanos deben dedicar a él y deben respetar.

  4. ¿Para beneficio de quién fue hecho el sábado?

    Resp. "También les dijo: El sabado fue hecho por causa del hombre ... (S. Marcos 2:27).

    NOTA: En la revista médica Comprehensive Therapy, órgano oficial de la Sociedad Americana de Medicina y Cirugía (pág. 58; en el número de medicina deportiva) dice: "Existe amplia evidencia de desgaste mental que ocurre en personas... que trabajan los siete días de la semana." Se recomienda en dicha revista que los atletas deben mantener un ciclo de seis días de ejercicio en forma consecutiva y cada séptimo día tomar un descanso de tal actividad física. Según los especialistas, de este modo habrán menos lesiones y los atletas darán más rendimiento. Se ha comprobado ampliamente por muchos estudios hechos al respecto, que nuestro cuerpo y nuestra mente están hechos para trabajar muy efectivamente dentro de ese ciclo de trabajo o entrenamiento. Eso nos ayuda a comprender entonces por qué el sábado fue hecho para el hombre. Nuestro creador sabe muy bien que es lo mejor para sus criaturas. El sabado fue hecho para nuestro beneficio.

  5. ¿Qué dos lecciones nos ofrece el sábado?

    Resp.

      a. "Porque en seis días hizo Jehová los cielos, y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay..." (Exodo 20:11).

      b. "Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto y que Jehová tu Dios te saco de alla con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el sabado." Deuteronomio 5:15.

    NOTA: El sábado nos recuerda que Dios es el creador de todo lo que existe y también afirma que Dios es nuestro redentor. Dios reposó el sábado luego de seis días de trabajo en la creación del mundo. Cristo reposó el sábado, en la tumba de José de Arimatea, luego de culminar su obra de redención en la tierra. Ambos elementos están presentes en el sábado y cada vez que guardamos ese día conmemoramos ambos eventos: la creación y la redención. De esta forma el sábado es un antídoto contra el ateísmo y contra cualquier sistema de salvación fuera del evangelio.

  6. En Hebreos 3:7-19 el apóstol afirma que los judíos del Antiguo Testamento, específicamente los del Exodo, no entraron en el reposo prometido (la tierra de Canaán) por causa de su incredulidad. Esa promesa todavía sigue en pie (Hebreos 4:1), aunque ahora no es una Canaán terrenal, sino celestial. Los que creemos al evangelio "entramos en el reposo" (Hebreos 4:3) pues hemos sido sellados con el Espíritu Santo que es un anticipo (arras) de los bienes venideros (Efesios 1:13,14). Ahora en el presente podemos disfrutar de ese reposo, además, resposamos confiados en la salvación que Cristo ganó para nosotros. El dijo: "Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar "(S. Mateo 11:28). ¿Con cuál día de la semana se compara el reposo prometido por Dios en la epístola a los Hebreos?

    Resp.

      a. "Porque en cierto lugar ha dicho así del septimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el septimo día." Hebreos 4:4.

      b. "Por tanto queda un reposo para el pueblo de Dios." Hebreos 4:9.

    NOTA: La Biblia de Jerusalem y casi todas las traducciones modernas, traducen la palabra griega "SABBATISMOS" en Hebreos 4:9, como "Reposo sabático". En el texto griego original se utiliza la palabra "SABBATISMOS" que realmente significa descanso o reposo sabático. Por ello la Biblia Latinoarmericana (versión Católica) dice que queda un día séptimo reservado para el pueblo de Dios. Lo grande de este pasaje es que para el tiempo en que se escribió la epístola, el sábado y no el domingo era el día de reposo cristiano, y tal día se compara al reposo de la Canaán celestial prometido a la iglesia. Hebreos 4:10 dice: "Porque el que ha entrado en su reposo, también el mismo ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas." ¿De qué obras reposó Dios luego de la creación y en que dia? Del trabajo físico, no del obrar para salvación. Por lo tanto todo aquel que entra por la fe, al creer, en el reposo de Dios (Hebreos 4:3), descansa de sus obras el mismo día que Dios reposó de las suyas, y tal día según Hebreos 4:4,9 es el sábado y no otro día. No sólo es un descanso físico, sino espiritual, pues también el sábado nos señala que debemos cesar de nuestros intentos de salvación por las obras y descansar confiadamente en la obra perfecta de Cristo a nuestro favor.

  7. La siega de la tierra es el fin del mundo (S. Mateo 13:39) según las palabras de Jesús. ¿Cuál será el día de reposo a guardar por la igelsia del Señor en los días previos a la siega de la tierra presentados en Apocalipsis 14:14-20?

    Resp. "...y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas" (Apocalipsis 14:7 u.p.)

    NOTA: Aquí hay un llamado para adorar a Dios como creador del cielo, la tierra y el mar. Existe una clara alusión al cuarto mandamiento del Decálogo (Exodo 20:11) donde dice: "Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar..." Compare ambas citas y notará que el último mensaje de Dios a la humanidad registrado antes de la siega de la tierra en Apocalipsis 14:6-12, contiene una alucion directa a Exodo 20:11, lo que indica sin lugar a dudas que a Dios hay que adorarlo como creador en el día que el mismo escogió para tal fin y ese día es el sábado. Tan acertada es esta aseveración que el versículo doce la confirma cuando asocia la fe de Jesús con la observancia de los mandamientos de Dios. El verdadero pueblo de Dios en ese tiempo previo a la segunda venida de Cristo le adora como creador en el día que él estableció para ello, y tal día es el sábado.

  8. ¿Qué día señalaba la profecía de Jesús en el monte de los Olivos, como día de reposo luego de su ascención al cielo?

    Resp. "Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en sabado" (S. Mateo 24:20).

    NOTA: El texto original dice sábado, no día de reposo. Jesús aconsejó a sus discípulos que oraran al Padre pidiéndole que al momento de la persecución, ésta no fuese en invierno, donde las condiciones climáticas les eran adversas, ni en su día de reposo, el sábado. En el Nuevo Testamento existe amplia evidencia que demuestra que la iglesia cristiana guardaba el sabado:
    a. Jesus comienza su ministerio mesianico en sabado (Lucas 4:16-21)

    b. Jesus es el Senor del sabado, no de otro dia (Mateo 12:8)

    c. El sabado fue hecho por causa del hombre, no por causa de los judios (Marcos 2:27,28)

    d. Si Cristo vino para abolir la observancia del sabado, porque no se lo dijo a sus seguidores? Estos continuaron guardando el sabado aun luego de la muerte de Cristo (Lucas 23:54-56)

    e. Jesus ora para que la huida de sus seguidores no sea ni en invierno, ni en sabado (Mateo 24:20)

    f. Pablo y Bernabe predicaban en sabado no solo a los judios en las sinagogas,. Tambien predicaban en sabado a los gentiles de Antioquia de Pisidia (Hechos 13:42-44)

    g. En Filipos habia una congregacion de mujeres cristianas que tenian un lugar de oracion junto al rio. Se congregaban el sabado (Hechos 16:12,13)

    h. En Tesalonica, Pablo predica por tres sabados consecutivos en la sinagoga (recuerde que los judios se reunian el sabado), pero tambien le predicaba a las mujeres y a los griegos que habitaban alli (Hechos 17:1-4)

    i. El apostol Pablo trabajaba haciendo tiendas con Priscila y Aquila en la ciudad de Corinto. Los sabados predicaba el evangelio a judios y a griegos (Hechos 18:1-4)

    j. En Hechos 20:7-12, se menciona un culto que comienza el sabado durante el dia y se extiende hasta la noche del primer dia de la semana (sabado de noche). Aunque dice que estaban reunidos el primer dia de la semana, era de noche. Habia muchas lamparas encendidas (20:8). A la medianoche, Eutico se queda dormido y cae de lo alto y muere. Pablo le resucita.

    k. En Hebreos 4:9, se compara el reposo que tenemos en Cristo al sabado, no a otro dia de la semana. Se usa la palabra griega "SABBATISMOS", para designar a ese reposo. Si el sabado hubiese sido abolido, entonces no hubiese tenido sentido comparar el reposo en Cristo, con un dia que supuestamente fue abolido.

    l. Apocalipsis 1:10, menciona el dia del Senor, "KURIAKE HEMERA" en Griego. Esa expresion griega se traduce literalmente como : "el dia que pertenece al Senor". Del unico dia que Cristo se proclama Senor es del sabado (Mateo 12:8; Marcos 2:28). Senor del sabado significa que el sabado le pertenece. Es su dia santo, no otro.

    Es una pena que muchos cristianos pretendan guardar como dia de reposo un dia, el domingo, que fue impuesto por el hombre y no por Dios. Conmemoramos la resurreccion de Cristo andando en novedad de vida, luego del bautismo (Romanos 6:3-5), y no guardando el domingo.

  9. ¿No era el sábado sólo para los judíos?

    Resp. "Y a los hijos de los extranjeros... a todos los que guarden el sabado... yo los llevaré a mi santo monte... mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos" (Isaías 56:6,7).

    NOTA: Dios quería que la simiente de Abraham fuese una bendición para todo el mundo (Génesis 12:2,3). El Antiguo Testamento nos muestra como este pueblo judío creyó ser el único pueblo que se iba a salvar. No llevaron la bendición de Jehová a los confines de la tierra. En vez de eso, "... se mezclaron con los gentiles, imitaron sus costumbres, y sirvieron a sus ídolos, los cuales fueron causa de su ruina" (Salmos 106:35,36). El plan de Dios era que sus leyes fueran obedecidas por todos los pueblos (Habacuc 2:14; Isaías 56:7,8). El objetivo de Dios era juntar otros pueblos con Israel, además de sus congregados (Isaías 56:8). Tal plan no se pudo desarrollar porque ellos (los judios) no obedecieron la voz de Jehová (Jeremáis 11:7,8) y dejaron su ley (Jer. 9:13,14). Dios levanta entonces la iglesia con esos mismos objetivos: llevar el mensaje de Dios a todo el mundo. No sólo proclaman lo concerniente a las buenas nuevas de salvación, sino también, que como fruto de haber aceptado a Cristo como salvador personal hay que prestar obediencia a los mandamientos de Dios (Apoc. 14:6,7; 12:17; 14:12; 1 Juan 5:2-12).

  10. En su primera epístola pastoral el apóstol Pedro se dirige a la iglesia y les amonesta a vivir una vida santificada. Según el apóstol Pablo en Romanos 6:22 la santificación es un fruto de la justificación. El apóstol Pedro exhorta a los fieles a ser santos "en toda vuestra manera de vivir (1:15). Recordemos que obediencia no es legalismo. Esta obediencia del justificado es obra del Espíritu Santo (2 Tes. 2:13), quien a su vez ha escrito los mandamientos de Dios en el corazon de sus subditos (Ezequiel 36: 25-30; Hebreos 10:15, 16). ¿Implica Pedro la observancia del sábado en su primera epístola?

    Resp. "Pues escrito está: Sed santos, porque yo soy santo" (1 Pedro 1:16).

    NOTA: Según los eruditos bíblicos, cuando un pasaje del Antiguo Testamento es citado en el Nuevo Testamento, este toma un valor especial cuando es tomado como punto de doctrina. Pedro cita del Antiguo Testamento la expresión "sed santos, porque yo soy santo." Esa cita se encuentra en Levítico 19:2 y está asociada con las dos tablas del decálogo. El versículo tres dice: "Cada uno temerá a su madre y a su padre y mis sábados guardaréis. Yo Jehová vuestro Dios." Allí se cita un mandamiento de la primera tabla y otro de la segunda. Lo que implica que en el llamado a santificación que Pedro hace a los creyentes, la obediencia al decálogo está presente. Esa cita de Pedro está en el contexto de la obervancia de los mandamientos de Dios en Levítico diecinueve. Bajo el nuevo pacto el Espíritu Santo escribe las leyes de Dios en nuestro corazón y en nuestra mente (Hebreos 10:15,16; 8:10) y por lo tanto deben estar presentes en nuestra santificación. 

     

    11. Colosenses 2:16 y el sábado:

     El apostol no dice que no guarden el sábado, o que no coman, ni beban. Por cierto las palabras comida y bebida en Col. 2:16 se traducen literalmente del Griego como: el acto de comer y el acto de beber. Ese versículo no dice que no se puede comer ni beber. Pablo no se opuso a comer y beber, así como tampoco estuvo en contra del sábado. Es comer, beber y guardar el sábado en cierto contexto, a lo que Pablo se opone: el contexto de el ceremonialismo legalista conectado al ascetismo religioso y el culto a los ángeles, de acuerdo a filosofías impuestas por los hombres y no por Dios.

    Inclusive, la forma en que los judíos guardaban el sábado se había convertido en una carga con la que ni ellos mismos podían. Es a ese sábado cargado de prohibiciones humanas y a los sábados ceremoniales, que el apóstol Pablo se opone.

    El mismo contexto lo hace claro. Según Col. 2:14 el documento de deuda abolido nos era contrario. Según Deuteronomio 31:26 el libro de la ley ceremonial escrito por Moisés en un rollo y que fue puesto al lado del arca, fue un testigo contra el pueblo. Esa ley les fue contraria ya que les recordaba que siempre estaban en deuda con Dios. Por eso Pablo lo llama el documento de deuda (XEIROGRAPHON).

    No solo Colosenses 2:16 no dice que el sábado fue abolido, sino que tampoco dice que no hay que guardarlo. Fijense que tampoco Pablo se refiere a la distinción entre limpio e inmundo en Col. 2:16 sino a los ayunos ascéticos (vers. 20-23). Por eso utiliza los verbos en Griegos "BROSEI" y "POSEI" (el acto de comer y el acto de beber).

    En Colosas hubo una mezcla de sincretismo religioso con el judaismo (Col. 2:8,18,20-23) y es dentro de ese contexto que debemos interpretar el pasaje. El sábado como día de reposo tiene un sólido respaldo escritural.

NOTA: La observancia del sábado bajo ningún pretexto debe ir por encima del evangelio. El evangelio fue rechazado por los judíos del tiempo del Nuevo Testamento y los tales se conformaron con la obediencia externa a la letra de la ley. Esto es justificación por las obras de la ley, lo cual el Nuevo Testamento no patrocina. Pablo nunca habla mal de la ley o del sábado en sus epístolas, sino de aquellos que han convertido la observancia de la ley en otro evangelio. Guardamos el sábado, no para alcanzar la salvación, sino como fruto de la acción del Espíritu Santo en nuestra vida, que nos lleva a la obediencia de los preceptos divinos, y obediencia no es legalismo.

El hecho de justificar la observancia del domigno en base al mandamiento sabático como hacen los observadores del domingo, levanta importantísimas preguntas de índole teológica: ¿Cómo es posible sostener que el sábado fue cumplido y abolido en Jesús, y al mismo tiempo enseñar la observancia del domingo como día de reposo, apelando al cuarto mandamiento? Muchos justifican ese cambio diciendo que lo hacen para conmemorar la resurrección de Jesús, pero ya se ha demostrado cuan pobre es ese argumento. No existe un sólo versículo en el Nuevo Testamento que autorice la observancia del domingo. Se han desmostrado las razones por las cuales ese día llegó a suplantar al sábado como día de reposo y se ha establecido en este estudio, por la Palabra, que el sábado es el verdadero día de reposo del pueblo de Dios.

El cesar de obrar en sábado representa la experiencia de haber sido salvados por la gracia de Dios. Es una expresión de renunciamiento a los intentos humanos para obrar la salvación a través de las obras, y un reconocimiento de Dios como creador, autor y consumador de nuestra salvación. El sábado nos recuerda cada semana, que debemos descansar en ese hecho, además de brindarnos un descanso físico que nuestro cuerpo y mente necesitan. El sábado nos enseña a quitar la vista de nuestras obras imperfectas y a fijarla en la obra perfecta de Cristo.

Cristo provee el ejemplo máximo de cómo guardar el sábado. El usó ese día para escuchar y para proclamar la Palabra de Dios. El intensificó en el sábado su ministerio redentivo a favor de las necesidades físicas y espirituales del hombre. El sábado simboliza la presencia de Dios con el hombre. Dios estará presente con el hombre redimido por siempre. En ese sentido tenemos un sábado interminable, aunque nos reuniremos de sábado en sábado para adorar a nuestro Dios en la tierra nueva (Isaías 66:22,23).

¿No quisieras entrar al reposo que Cristo te ofrece por la fe ahora mismo? El dijo: "Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (Mateo 11:28). Luego que aceptes el reposo que Cristo te ofrece (un cesar de obrar para tu salvación), acepta también el reposo semanal del sábado, como señal de lealtad a él. ¡Que el Señor te bendiga!