Palacio de Jardón (Quinta de San Jorge)

 Panorámica del palacio
Entrada Principal
Camino de entrada
Jardines

  D. Eduardo Jardón Perisé fue un gran filántropo de Viavélez. Donó el terreno y construyó el cementerio parroquial, donó las escuelas de Viavélez, ayudó económicamente a los más necesitados del pueblo, hacía consultas desinteresadas para enfermos, pues era médico, e incluso promovió algunas vías de comunicación en su querido pueblo. Su palacio, o Quinta de San Jorge, está entre los mejores ejemplos de arquitectura eléctica de signo historicista levantados en Asturias. La obra fue construida sobre el año 1914 para residencia de verano de D. Eduardo, hijo y heredero de un marinero de Viavélez emigrante a Argentina. Está ligado al estilo Segundo Imperio francés, dominante en Europa en la segunda mitad del siglo XIX.

  Se halla situado junto a una gran arboleda en una de las mejores zonas de "La Senra” de Viavélez, y construido sobre una terraza con balaustrada de piedra; tiene planta en forma de H con columnas jónicas pareadas. El techo es de pizarra con remates de cinc, más elevado en los laterales. Posee patio interior acristalado y una verdadera gama de dependencias: biblioteca, billar, salón despacho, etc… El piso superior está dedicado a dormitorios. La finca está rodeada de muro. La fachada principal es curva en hemiciclo. La puerta es de hermosa rejería entre pilastras que soportan unos jarrones para flores. Este palacio fue trazado por el arquitecto madrileño Sainz de los Terrenos. Su entorno ocupa una hectárea y existen viviendas para el jardinero, el chófer, y dos más para el resto de la servidumbre.