INFO-NOTICIAS-NOTAS DE PRENSA

Usted se encuentra en:swissinfo.ch » portada » reportajes » Entre colores y un elevador para hacer la cama
24 de abril de 2010 - 10:00
Envíe este artículo Imprimir este artículo
Entre colores y un elevador para hacer la cama
Para evitar el dolor de espalda en la tarea diaria de hacer la cama, un invento español.
Pie de foto: Para evitar el dolor de espalda en la tarea diaria de hacer la cama, un invento español. (swissinfo)
Más sobre el tema
Una de las ideas españolas presentes en el Salón Internacional de Inventos de Ginebra es un elevador mecánico de uso sencillo ideado por un ingeniero, cuya esposa padece hernia discal. Este invento ha ganado el Premio de la Oficina de Turismo de Ginebra.
Jaime Santana Pomares obtiene la Medalla de Oro por su código universal para normalizar la nomenclatura de los colores y el galardón principal del Salón es para la doctora Celia Sánchez-Ramos por su sistema de identificación basado en la biometría ocular.

 
Con 785 expositores de 45 países, el Salón Internacional de los Inventos de Ginebra, en Suiza, es el más importante de su clase en el mundo.

Pese a los problemas de vuelos provocados por el volcán islandés, este fin de semana ya están presentes casi todos los inscritos, excepto los representantes de Malasia.

Caminar entre los estantes donde se presenta lo último en inventos es una experiencia singular… De repente veo que con un pequeño golpecito a una cama, un hombre hace que ésta se eleve sin mayores dificultades.

José Manuel Martín Ruiz, ha diseñado un elevador mecánico, simple y oculto para hacer las camas sin afectarse la espalda. Y justo un día antes de viajar a Ginebra terminó el prototipo completo, recién pintado para estrenarlo en esta ciudad.

Con giros sencillos, la cama vira hacia donde uno lo desee, sin necesidad de motor eléctrico. ¿La funcionalidad de este invento?: “Hacer cómodamente la cama, sin sobrecargar la espalda, es para resolver una de las tareas más tediosas del hogar.

 
A causa de una hernia discal
El producto se llama Elevacam. “Gracias a mi mujer, que padece una hernia discal, me di cuenta que hacer las camas suponía un trabajo muy pesado. (..) Le dije a mi esposa: ‘no me extraña que tengas esa lesión de espalda porque yo llevo cuatro días ayudando a hacer camas y me ha parecido mucho esfuerzo”.

Y el ingeniero se volvió inventor, ante este impulso de solución para un problema concreto de una tarea que se hace “todos los días del año”.

¿El costo aproximado del producto? “Una pregunta un tanto comprometida. No queremos marginar a nadie por su capacidad adquisitiva. Nos encontramos con una ventaja y es que este sistema de elevación no requiere motorización. El apartado de piezas se reduce a un mecanismo de elevación a través de pistones de nitrógeno y cuatro sistemas de anclase de metalistería. Habría una horquilla entre los 120 y los 150 euros. Intentaremos que sea un producto asequible.”

“Hacer una cama ya no tiene que ser tan ‘cansino’, yo ahora ya no me planteo hacer una cama sin esto”, afirma este padre de familia convencido de su invento.

 
Invento de un genio y sus 40 años de investigación
Esta vez doce expositores representan a España, apenas la mitad de la delegación en la edición 2009, consecuencia, probablemente, de la crisis económica, pues aquí cada quien paga sus gastos de desplazamiento a Ginebra.

A unos pasos del elevador para hacer la cama sin destruirse la espalda nos encontramos con José Luis Jorques, quien representa nada menos que a Jaime Santana Pomares, candidato al Príncipe de Asturias de Física este 2010 y en 1988, candidato al Nobel de Física.

En la pared penden cartulinas con un círculo de tonos de color, grados y números: es el Léxico Universal para el Color, con el que se normaliza la nomenclatura de los colores en el mundo y en todos los ámbitos.

Orgulloso, Jorques advierte que se trata del único idioma científico para el color, que es común en todas las lenguas del Globo.: ”Jaime Santana lleva 40 años investigando sobre el color, un trabajo que le ha hecho desarrollar un método que engloba cualquier sistema conocido y que da n nombre común a los colores en todas las lenguas y que utiliza como referente comparativo los grados del círculo concéntrico, cambiando así el referente comparativo de la naturaleza”.

 
Premio principal para España y 13 reconocimientos más
“En un mundo globalizado, el poder hablar en cualquier país del mundo en un mismo lenguaje en ámbitos como la tecnología, la industria, el Internet, se simplifica muchísimo el trabajo y da solución al gran problema de denominación de los colores”. afirma Jorques, quien espera en Ginebra propagar aún más este método ya utilizado en varios sitios, “porque su difusión lo hará convertirse en regla mundial”.

La gama de colores es interminable y este método puede definir con precisión cualquier matiz: “Cuando una persona en España quiere definir a una persona un color específico en China o en Suiza es mucho más sencillo decir quiero que me hagas un color del grado 60 con 6,6 unidades SANT, las nuevas unidades del método Santana que miden la claridad intrínseca del color, es decir, la cantidad de células foto receptoras de la retina que son estimuladas al mismo tiempo cuando un color es iluminado por una fuente primaria del luz”, describe Jorques al advertir que en su opinión este invento es creación “de un genio. Para mí, Jaime es un genio”.

Este viernes por la noche se dieron a conocer los premios en el Salón. El principal lo obtuvo la Doctora española Celia Sánchez-Ramos por su sistema de identificación de personas basado en la biometría ocular.

El país ibérico se lleva así el premio principal, el de la Oficina de Turismo de Ginebra, 8 medallas de oro y 4 de plata.

Desde Ginebra, Patricia Islas Züttel, swissinfo.ch

 


 

La originalidad y el ingenio invaden la mayor feria mundial de inventos en Ginebra (+ Fotos y Video)

El francés Roland De la Cella presenta su invento, el “Sophiadog”, un sistema que mejora la vida de los animales que tengan problemas en sus patas traseras, durante la 38º edición del Salón Internacional de Inventos de Ginebra (Suiza), hoy, miércoles, 21 de abril de 2010. La originalidad y el ingenio invaden desde hoy y hasta el próximo domingo este salón, el mayor del mundo de este tipo, donde emprendedores de todo el mundo intentan vencer a la crisis con sus creaciones, que buscan, casi siempre, la utilidad. EFE/Salvatore Di Nolfi.

La originalidad y el ingenio invaden desde hoy y hasta el próximo domingo el Salón Internacional de Inventos de Ginebra, el mayor del mundo de este tipo, donde emprendedores de todo el mundo intentan vencer a la crisis con sus creaciones, que buscan, casi siempre, la utilidad.

Como muestra, un cuadro de luces para una bicicleta, ideado por el francés Samir Ougri, que cuenta con intermitentes y luces de freno, de forma que se evite levantar el brazo para avisar de la intención de girar y se reduzcan los sustos derivados de imprevistos en la carretera.

También sobre dos ruedas, ha asombrado al público una silla para perros con cojera en sus piernas traseras, que facilita al animal moverse con cierta normalidad, al mismo tiempo que permite la rehabilitación de sus patas discapacitadas.

En el ámbito doméstico, y concretamente en el culinario, una tapa flexible de plástico, con la que se puede levantar un recipiente sin necesidad de que ardan los dedos al tocarlo, ha cosechado varias ventas, en la sección comercial que también habilita el salón.

Varios inventos también pretenden facilitar la vida en el campo médico, como una perspicaz muleta que resulta de añadir un mango al palo metálico que habitualmente sujeta una bolsa de suero, y que facilita el desplazamiento a quien sufra paralelamente de cojera y necesidad de manutención intravenosa.

Para los doctores, el creador rumano Razus Mircea ha ideado unas radiografías en color, que aclaran la composición del tejido óseo de los pacientes.

Y siguiendo con asuntos de salud, en este caso de prevención, el andorrano Joan Pujal ha agradado a los asistentes con su sencillo pero útil invento: un guante que agarrado por un clip en la ropa a la altura de la cintura, y unido a la sujeción por una cuerda extensible permite evitar el contagio de bacterias.

Por ejemplo, al coger las barras de transporte público; al apretar la manguera del surtidor de gasolina, o para los dentistas, cuando acercan su cuadro de mando al paciente, pues no en vano, Pujal asegura que “el 80 por ciento de resfriados proceden del contagio bacteriano”.

España también cuenta en este salón con una nutrida representación, que ofrecen soluciones a tareas cotidianas, desde inventos que combaten el lumbago a la hora de hacer la cama y de la limpieza de sus alrededores, hasta otros que evitan accidentes de coche, gracias a añadir un pequeño retrovisor en el enganche de las puertas traseras.

No obstante, la mayores aportaciones inventivas del salón, de los 45 países participantes de un total de 785 expositores, procede de China, seguida de Irán y Rusia, países que, sin embargo, no han podido llegar a tiempo a la feria por culpa del caos aéreo derivado de la erupción del volcán islandés.

Imprevistos como este que, precisamente, son los que acentúan el ingenio de estos inventores, que mediante pequeñas aportaciones a productos ya existentes intentan aportar ventajas que faciliten acciones comunes.

Y que también pueden suponer un ingente beneficio económico, lo que explica que más de la mitad de los visitantes a la feria, de acuerdo con la organización, sean inversores y empresas, que en los últimos tiempos han rebajado sus flujos hacia el desarrollo, y prefieren comprar los inventos externamente.

En el Salón, de 8.500 metros cuadrados de salón, los expositores son un 21 por ciento independientes y un 79 por ciento empresas e institutos de investigación y universidades, y la visita puede realizarse tras el pago de una entrada de 14 francos (10 euros).

Vía EFE

El español José Manuel Martín Ruíz presenta su invento, un sistema de elevación de la cama que facilita y simplifica la tarea de hacerla, además de combatir el lumbago, durante la 38º edición del Salón Internacional de Inventos de Ginebra (Suiza), hoy, miércoles, 21 de abril de 2010. La originalidad y el ingenio invaden desde hoy y hasta el próximo domingo este salón, el mayor del mundo de este tipo, donde emprendedores de todo el mundo intentan vencer a la crisis con sus creaciones, que buscan, casi siempre, la utilidad. EFE/Salvatore Di Nolfi
 
 

 
 
Comments