ALEGA

POSIBLES MODELOS DE ALEGACIONES PARA PERMISOS EN BURGOS





ALEGACIONES CONTRA LOS PERMISOS EN BURGOS (proyecto Galileo y otros)

Aviso a todos los que seais agrupación, asociación, ayuntamiento, etc., es decir, un grupo con NIF.

Me han llegado estas alegaciones para enviar al 

MINISTERIO DE INDUSTRIA,ENERGÍA Y TURISMO
P DE LA CASTELLANA 160 C.P. 28046 MADRID

Teneis que cambiar al principio donde aparece El Ayuntamiento y poner el nombre de vuestra asociación, el NIF y al final de estas en vez de firma del alcalde firma del presidente de la asociación.

Luego se manda por correo certificado con acuse de recibo o lo mandas desde cualquier ayuntamiento o Gobierno Civil.

Un saludo.

Aqui se explica con detalle lo que conlleva el fracking y hay enlaces  interesantes.

Me piden que se envíe lo antes posible porque el proyecto Galileo quiere empezar en Burgos, Cantabria, Vizcaya y Álava. 
Debemos pararles antes de que empiecen!!


**********************************************************************


DIRIGIDO A DIRECCIÓN GENERAL DE POLÍTICA ENERGÉTICA Y MINAS, MINISTERIO DE INDUSTRIA, ENERGIA Y TURISMO.



ALEGACIONES A LA SOLICITUD DEL PERMISO DE INVESTIGACIÓN DE HIDROCARBUROS DENOMINADO “ GALILEO “ ( Nº 1.693 ) EN EL QUE EL TÉRMINO MUNICIPAL DE ESPINOSA DE LOS MONTEROS, BURGOS, JUNTA DE CASTILLA Y LEON, SE HAYA INCLUIDO.

El Ayuntamiento.

Ante la publicación del BOE nº 226 de fecha 19 de septiembre de 2012, sec. V-B. Pag. 42842. en el que la empresa “Montero Energy Corporation, S.L.” solicito con fecha de 27 de diciembre de 2011 permiso de investigación denominado “GALILEO”, expediente 1.693 de 77.737,5 hectáreas, situado en las comunidades autónomas de Castilla y León, Cantabria, y País Vasco, afectando a municipios de dichas Comunidades Autónomas

Manifiesta su rechazo y oposición al otorgamiento de permisos de investigación de hidrocarburos destinados a la explotación de los mismos mediante la técnica de facturación hidráulica, considerando, que la facturación nunca ha sido investigada a conciencia, tratándose de un experimento a gran escala que carece de parámetros científicos sólidos que lo guíen.

Presenta el siguiente documento con los estudios y motivos mas relevantes por los que esta administración solicita la no concesión del permiso de investigación “GALILEO” ,

A continuación detallamos los aspectos más sobresalientes de “SHALE GAS: A PROVISIONAL ASSESSMENT OF CLIMATE CHANGE AND ENVIRONMENTAL IMPACTS” (“Gas de esquisto: evaluación preliminar de sus impactos ambientales y sobre el cambio climático”), informe preparado al respecto en enero de 2011 por el Tyndall Centre for Climate Research.



El Tyndall Centre para la investigación del cambio climático (http://www.tyndall.ac.uk/), es una organización del Reino Unido formada por las Universidades de Oxford, Cambridge, Newcastle, Manchester, Sussex, East Anglia y Southampton.


Según este INFORME, los problemas ambientales que produce este tipo de explotaciones de hidrocarburos son muy diversos, como se puede apreciar a continuación. Un resumen de este INFORME ha sido publicado en la revista Panoramas, de fecha 1/7/2011, extraído del Observatorio Petróleo Sur. El artículo aparece en la página del Observatorio, en este enlace: http://opsur.wordpress.com/2011/07/01/shale- gas-hacia-la-conquista-de-la-nueva-frontera-extractiva/

La composición del fluido utilizado para realizar las fracturas varía de acuerdo a la formación que se pretende explotar, por lo general se encuentra compuesto en un 98% de agua y arena, y un 2% de aditivos químicos, entre los que se encuentran:



· Ácido: limpia la perforación previamente a la inyección del fluido para la realización de las fracturas.

· Bactericida / biocida: inhibe el crecimiento de organismos que podrían producir gases que contaminen el gas metano, y reducir la capacidad del fluido de transportar el agente de apuntalamiento.

· Estabilizador de arcilla: previene el bloqueo y la reducción de la permeabilidad de poros por formaciones arcillosas.

· Inhibidor de corrosión: reduce la formación de óxido en las tuberías de acero, los encamisados de los pozos, etc.

· Reticulante: la combinación de esters de fosfato con metales produce un agente reticulante que permite aumentar la viscosidad del fluido, y por lo tanto, transportar más agente de apuntalamiento en las fracturas.


· Reductor de fricción: reduce la fricción y permite que los fluidos fracturantes sean inyectados en dosis y presiones óptimas.

· Agente gelificante: incrementa la viscosidad del fluido, permitiendo un mayor transporte de agente de apuntalamiento.

· Controlador de metal: previene la precipitación de óxidos de metal que podrían degradar los materiales utilizados.

· Inhibidor de sarro: previene la precipitación de carbonatos y sulfatos (carbonato de calcio, sulfato de calcio, sulfato de bario), que podrían degradar los materiales utilizados.

· Surfactante: reduce la tensión superficial del líquido de fractura, y por lo tanto ayuda a la recuperación del mismo.



Según el informe del Tyndall Centre, ha permitido certificar que numerosas sustancias han sido clasificadas por organismos de control europeos como de “inmediata atención” debido a sus efectos potenciales sobre la salud y el ambiente. En particular, 17 han sido clasificadas como tóxicas para organismos acuáticos, 38 son tóxicos agudos, 8 son cancerígenos probados y otras 6 están sospechadas de serlo, 7 son elementos mutagénicos, y 5 producen efectos sobre la reproducción.



Al margen de la contaminación que pudiera producirse en un pozo singular, bien sea en permisos de investigación o de explotación, los impactos deben considerarse como un todo que involucra -además de los procesos descritos previamente-, el movimiento de vehículos, la utilización y contaminación de enormes cantidades de agua, la contaminación auditiva y el deterioro del paisaje. Estos impactos acumulativos deben sopesarse, y según el informe, los riesgos e impactos pueden agruparse de acuerdo a:



· La contaminación de agua subterránea por acción de los fluidos utilizados para las fracturas, a raíz de roturas en los encamisados o filtraciones;



· La contaminación de la tierra y agua superficial (y potencialmente aguas subterráneas), debido a derrames de los compuestos utilizados en las fracturas, y de las aguas contaminadas que regresan a la superficie una vez concluido el proceso;

· El sobreconsumo y agotamiento de fuentes de agua;

· El tratamiento de las aguas residuales;

· Los impactos sobre la tierra y el paisaje;

· Los impactos derivados de la etapa de construcción de las locaciones, como pueden ser la contaminación sonora durante la perforación de los pozos, el venteo de gases no aprovechables, e impactos por el tráfico de vehículos”.



Además del de Informe Tyndall Centre, hay que mencionar, entre otros, el informe “Químicos usados en la Fractura Hidráulica” (Chemicals Used In Hydraulic Fracturing) de abril de 2011 presentado ante el Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representante de Estados Unidos (United States House Of Representatives

Committee On Energy And Commerce Minority Staff) cuyo enlace se puede consultar en Internet:



http://democrats.energycommerce.house.gov/sites/default/files/documents/Hydraulic Fracturing Report 4.18.11.pdf



En el citado informe aparecen cientos de compuestos complejos y por mencionar algunos:



  • Benceno

  • Tolueno

  • Xileno

  • Formaldehido dimetilo

  • Acido sulfurico

  • Plomo.

  • Acetonas

  • Acrilamidas



Por todo, tanto la composición química de las sustancias que se añaden al agua y a la arena para producir la fractura de la roca, como los impactos al medio ambiente y a la salud descritos en el INFORME TYNDALL CENTRE y en el INFORME CHEMICALS USED IN HYDRAULIC FRACTURING, deberían hacer reflexionar a este ministerio y no conceder el Permiso de Investigación solicitado , pues todos esos efectos se producen con la utilización del método de fractura hidráulica.



TERCERA.- El Parlamento Europeo ha elaborado un documento, a petición de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, en el que se emiten unas conclusiones que son muy relevantes para el caso que nos ocupa. A saber:

Impacto del petróleo y gas de pizarra sobre el medio ambiente y la salud humana.



RESUMEN EJECUTIVO / RECOMENDACIONES



No hay ninguna Directiva global para una ley Europea de Minas. Un análisis detallado, exhaustivo y accesible públicamente del marco regulatorio acerca de la extracción del gas de pizarra y el petróleo de rocas duras no está disponible y debería ser desarrollado.



En el marco de un Análisis de Ciclo de Vida (ACV), una buena herramienta para evaluar los beneficios globales para la sociedad y sus ciudadanos podría ser un minucioso análisis coste/beneficios. Debería ser desarrollada una aproximación armonizada para ser aplicada en toda la UE27, basada en qué autoridades responsables pueden realizar sus evaluaciones ACV y debatirlas con la ciudadanía.

Debería ser evaluado si el uso de productos químicos tóxicos debería, en general, ser prohibido. Por lo menos, todos los productos químicos utilizados deberían ser revelados públicamente, el número de productos químicos permitidos debería ser restringido y su uso debería ser monitorizado. Las estadísticas sobre las cantidades inyectadas y el número de proyectos deberían ser recopilados a nivel Europeo.



Las autoridades regionales deberían ser reforzadas para tomar decisiones sobre proyectos que impliquen fractura hidráulica. La participación pública y las evaluaciones ACV deberían ser obligatorias para tomar estas decisiones.

/…


Impactos Medioambientales


Un impacto inevitable de la extracción del gas de pizarra y el petróleo de piedras duras es la alta ocupación del terreno debido a las plataformas de perforación, aparcamientos y áreas de maniobras para camiones, equipamiento, procesado del gas e instalaciones de transporte, así como carreteras de acceso.



Posibles impactos graves son las emisiones a la atmósfera de contaminantes, contaminación de aguas subterráneas debidas a caudales de fluidos o gases provocados por escapes o vertidos, fugas del líquido de fracturación, y descargas no controladas de aguas residuales.



Los fluidos para la fractura contienen sustancias peligrosas, y el flujo que se obtiene después de la fractura contiene además metales pesados y materiales radiactivos procedentes del yacimiento. La experiencia de los Estados Unidos nos enseña que se producen muchos accidentes, los cuales pueden ser dañinos para el medio ambiente y para la salud humana.



Las violaciones de requisitos legales documentadas ascienden a un 1-2% de todos los permisos de perforación. Muchos de estos accidentes son debidos a tratamientos incorrectos o equipos con fugas. Además, la contaminación de aguas por el metano, en casos extremos lleva a la explosión de edificios residenciales, y el cloruro de potasio lleva a la salinización de aguas potables, como ha sido recogido en las cercanías de pozos de gas. Estos impactos se multiplican ya que las formaciones de pizarras se explotan con una alta densidad de hasta seis plataformas por km².



Emisiones de Gases de Efecto Invernadero.



Las emisiones no deseadas de metano de los procesos de fractura hidráulica pueden tener un impacto inmenso en el balance de gases de efecto invernadero. Evaluaciones existentes dan un rango de 18 a 23 g de gases CO2-equivalentes por MJ para el desarrollo y producción de gas natural no convencional. Las emisiones debidas a la intrusión del metano en los acuíferos todavía no ha sido evaluada. Sin embargo, las emisiones específicas de cada proyecto podrían variar en un factor de hasta diez, dependiendo de la producción del metano en el pozo en cuestión.

/…



Conclusiones



En unos tiempos en que la sostenibilidad es la clave de futuras operaciones, se puede cuestionar si la inyección subterránea de productos químicos tóxicos debería ser permitida, o si debería ser prohibida, ya que tal práctica podría restringir o excluir cualquier uso posterior de la capa contaminada (p. ej. para propósitos geotérmicos), ya que los efectos a largo plazo no han sido investigados.



En un área activa de extracción de gas de pizarra, se inyectan sobre 0,1-0,5 litros de productos químicos por metro cuadrado. Esto cobra más importancia, ya que los yacimientos potenciales de gas de pizarra son demasiado pequeños para tener un impacto sustancial en la situación del suministro del gas Europeo.



Lo expuesto en este documento, aun no siendo vinculante ha de ser tenido en cuenta a sensu contrario, esto es, que aquél país europeo que lleve a cabo este tipo de actuación ha de fundamentarlo de manera clara y concisa.



CUARTA.- Permítaseme insistir en el INFORME TYNDALL CENTRE, pues su importancia, y relevancia, merece que le demos un punto único, e individual, para recoger alguna de las principales conclusiones del mismo:



Principales conclusiones: general



Evidencias a partir de la experiencia de EEUU sugieren que la extracción de gas de pizarra comporta un riesgo significativo de contaminación de agua subterránea y de superficie y, hasta que la base de estas evidencias se desarrolle, una aproximación preventiva a su desarrollo en Reino Unido y Europa es la única acción responsable. La profundidad de la extracción de gas de pizarra origina importantes desafíos en la identificación concluyente de vías de contaminación de agua subterránea por químicos utilizados en el proceso de extracción. Un análisis de estas substancias sugiere que muchas tienen propiedades tóxicas, carcinógenas o peligrosas. Existe un considerable número de casos en EEUU que sugieren que se ha producido contaminación de aguas subterráneas y de superficie en diferentes situaciones. Esto ha inducido a la Agencia de Protección Ambiental de EEUU a lanzar un programa de investigación para mejorar la comprensión de este riesgo (los primeros resultados serán publicados a finales de 2012). También se han tomado acciones a nivel estatal: por ejemplo, el 11 de Diciembre de 2010, el Gobernador del Estado de Nueva York, dictó una Orden Ejecutiva requiriendo una revisión y análisis más exhaustivos del uso masivo de fractura hidráulica en el yacimiento Marcellus y la paralización de la explotación al menos hasta el 1 de Julio de 2011. El análisis realizado en este informe demuestra claramente que los riesgos asociados con el impacto acumulativo de los pozos necesarios para proporcionar cualquier contribución significativa a las necesidades energéticas del Reino Unido no pueden ser descartados, a pesar de lo bajos que pudieran llegar a ser a nivel de un pozo individual. Dada la necesidad de los estados miembros de la Unión Europea de aplicar el principio de precaución, la explotación de gas de pizarra debería ser retrasada al menos hasta que la Agencia de Protección Ambiental de EEUU publique sus resultados y, dependiendo de los mismos, quizás durante más tiempo.



/…



Sin un tope significativo de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, la explotación de gas de pizarra probablemente incrementará las emisiones netas de carbono. En un mundo hambriento de energía, donde el crecimiento del PIB continúa dominando las agendas políticas y sin una restricción severa y efectiva sobre las emisiones de carbono, la explotación de un recurso adicional de combustible fósil probablemente incrementará el consumo de energía y las emisiones asociadas.



Esto reducirá aún más cualquier pequeña posibilidad de mantener cambios globales de la temperatura a 2ºC o menos y, de esa manera, incrementará el riesgo de entrar en un periodo de “cambio climático peligroso”. Si el consumo de gas de pizarra fuera igual al utilizado en los escenarios globales los incrementos asociados resultarían en concentraciones atmosféricas de 3-11 ppmv de CO2 en 2050.



Reducciones rápidas de carbono requieren una mayor inversión en tecnologías libres de carbono y esto se podría retrasar por la extracción del gas de pizarra. La inversión requerida para explotar el gas de pizarra será substancial. En relación a la reducción de las emisiones de carbono, la inversión sería mucho más efectiva si se hiciera en tecnologías que realmente fueran libres (o muy bajas) de carbono. Si el dinero se invierte en gas de pizarra entonces hay un riesgo real de que esto pudiera retrasar el desarrollo y despliegue de tales tecnologías.



Principales conclusiones: especificas para Reino Unido (RU)



El agua requerida para la extracción del gas de pizarra podría poner una presión considerable en los suministros locales a nivel local en el Reino Unido. La extracción de gas de pizarra requiere grandes volúmenes de agua. Dado que los recursos de agua en muchas partes del Reino Unido ya están bajo presión, esta demanda de agua podría traer problemas adicionales significativos al nivel local.



La explotación de gas de pizarra en Reino Unido es probable que origine diferentes desafíos adicionales. El riesgo de contaminación de acuíferos por químicos peligrosos involucrados en la extracción es probable que sea fuente significativa de objeciones locales. Además, Reino Unido está densamente poblado y consecuentemente cualquier pozo asociado con la extracción de gas de pizarra estará relativamente cerca de centros de población. La proximidad de tales extracciones originará distintas preocupaciones locales, por ejemplo: la perforación requerirá varios meses si no años de actividad en superficie que potencialmente conllevará contaminación acústica intrusiva; los altos niveles de movimientos de camiones durante la construcción de un pozo tendrá un importante impacto en las ya concurridas carreteras; y la considerable demanda de uso de agua de la extracción de gas de pizarra pondrá mayor presión en un recurso ya escaso”.



QUINTA.- Especial relevancia merece también el artículo científico “METHANE CONTAMINATION OF DRINKING WATER ACCOMPANYING GAS-WELL DRILLING AND HYDRAULIC FRACTURING” (CONTAMINACIÓN POR METANO DEL AGUA PARA CONSUMO HUMANO ASOCIADA A LA PERFORACIÓN DE POZOS DE GAS Y LA FRACTURACIÓN HIDRÁULICA).

De este artículo científico, aceptado el 14 de abril de 2011, publicado en la prestigiosa revista científica PROCEEDINGS OF NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES” (PNAS), hemos realizado una traducción de los aspectos más relevantes, entre los que destaca:



A) Los incrementos en la extracción de gas natural están siendo impelidos por el aumento de la demanda de energía, la exigencia de combustibles más limpios y la economía del uso de la energía.



La perforación dirigida y las tecnologías de fracturación hidráulica están permitiendo la extracción extendida del gas natural de las pizarras ricas en materia orgánica en estados Unidos y en otros lugares. Junto con los beneficios de tal extracción están los intereses públicos relativos a la contaminación del agua para consumo humano como consecuencia de la perforación y de la fracturación hidráulica, ubicuos pero carentes de fundamento científico. En este artículo, evaluamos los impactos potenciales asociados a la perforación de pozos de gas y de la fracturación en sistemas de agua subterránea poco profunda de las formaciones Catskill y Lockhaven que cubren Marcellus Shale en Pensilvania y el grupo Genesee que cubre la pizarra Utica en New York. Nuestros resultados evidencian la contaminación con metano de los sistemas de agua poco profunda en al menos tres áreas de la región y sugieren que existen importantes riesgos ambientales a nivel mundial asociados a la exploración de de gas a partir de pizarras.





B) La perforación a partir de pizarras ricas en materia orgánica, típicamente del Devónico superior y del Ordovícico, en Pensilvania, New York y en otros lugares de la cuenca de los Apalaches, se está extendiendo rápidamente aumentando los impactos sobre los recursos de agua. Sólo en el condado de Susquehanna, en Pensilvania, se han incrementado los permisos aprobados en la formación Marcellus en 27 veces entre 2007 y 2009.



Los motivos de preocupación sobre los impactos de los recursos de aguas subterráneas se basa en:

  1. el flujo de fluidos (agua y gas) y en su descarga en los acuíferos poco profundos debido a la alta presión de los fluidos inyectados para la fracturación en los pozos de gas;

  2. la toxicidad y radioactividad del agua producida a partir de la mezcla de los fluidos de la fracturación y de las formaciones de agua salina profundas que pueden liberarse al medio ambiente;

  3. la explosión potencial y el riesgo de asfixia del gas natural; y

  4. el gran número de pozos privados en áreas rurales, localizados sobre aguas subterráneas poco profundas para usos domésticos y agrícolas, sólo más de un millón de pozos en Pensilvania, que no están ni regulados ni analizados.



En este estudio analizamos el agua subterránea de 68 pozos privados de 36 a 190 m de profundidad en el norte de Pensilvania (la formación Catskill y Lockhaven) y New York (formación Genesee) y que incluyen medidas de sales disueltas, isótopos de agua (18O y 2H), e isótopos y constituyentes disueltos (carbono, boro y radio). De los 68 pozos, 60 fueron también analizados para concentraciones de gas disuelto de metano e hidrocarburos de cadena larga y para niveles de isótopos de carbono e hidrógeno de metano. Aunque el metano disuelto en el agua para consumo humano no está normalmente clasificado como un peligro para la salud por ingestión, es un asfixiante en espacios cerrados y un peligro de fuego y de explosión. Este estudio busca evaluar el impacto potencial de las perforaciones de gas y de la fracturación hidráulica en la calidad del agua poco profunda comparando áreas que están siendo comúnmente explotadas para gas (definidas como activas si existen uno o más pozos de gas en 1 Km), con las que no están asociadas con las perforaciones de gas (definidas como no activas si no hay pozos de gas en 1 Km) muchas de las cuales son candidatas para perforaciones en un futuro cercana.





C) Se detectaron concentraciones de metano en 51 de los 60 pozos de agua para consumo humano (85%) a lo largo de toda la región, independientemente de las operaciones de la industria del gas, pero las concentraciones fueron sustancialmente más altas en los más cercanos a los pozos de gas natural (figura 3). Las concentraciones medias de metano fueron 17 veces más altas (19,2 mg CH4)/L) en pozos poco profundos de las áreas activas de perforación y extracción que en los pozos de áreas no activas (1,1 mg CH4/L de media; p<0,05; fig 3 y tabla 1). La concentración media de metano en el agua subterránea poco profunda de las áreas activas de perforación está dentro del nivel definido como de acción (10-28 mg/L) para mitigación de peligro recomendado por la US Office of the Interior y el valor máximo observado de 64 mg/L está muy por encima de este nivel de riesgo (figura3)





D) Las actividades de fracturación en Marcellus implican la inyección de aproximadamente de 13 a 19 millones de litros de agua por pozo a presiones de más de 69.000 kPa. La mayoría de esta agua de fracturación se queda en el subsuelo y podría, en principio, desplazar las formaciones de agua profunda hacia arriba dentro de los acuíferos poco profundos. Estas formaciones de agua profunda a menudo tienen altas concentraciones de sólidos disueltos >250.000 mg/L, trazas de elementos tóxicos, y materiales radiactivos, presentes de manera natural con actividades tan altas como 16.000 picocuries por litro de radón 226 en comparación con el agua Standard para consumo humano de 5 picocuries por litro de radón.





E) Consecuentemente, la alta concentración de metano… en el agua subterránea poco profunda de las áreas activas reflejaría el transporte de una fuente de metano profundo asociado con las actividades de perforación y de fracturación hidráulica. En contraste, el bajo nivel de migración de metano a los acuíferos subterráneos superficiales, como se observa en las áreas no activas, es probablemente un fenómeno natural.





De todo lo anterior se desprende:


1.- Aunque la presencia de metano en el agua para consumo humano es un fenómeno natural, la contaminación del agua con metano en las aguas cercanas a los pozos donde se hace fracking es 17 veces mayor de media, por  encima del nivel de seguridad según la legislación de USA, y en uno de ellos es de 60 veces más de lo normal. (Tabla 1 y figura 3 son muy interesantes). No se conoce con exactitud el mecanismo por el cual el metano migra desde las zonas de fracking y por eso, de momento, no se puede predecir cuál será el nivel de contaminación por metano de una zona concreta.


2.- Aunque no hubiese contaminación por metano o por cualquiera de las sustancias que se utilizan para el fracking, el propio proceso de fracturación inyecta tal cantidad de agua (entre 13 y 19 millones de litros de agua por pozo) y a tal presión que podría desplazar a zonas superficiales agua  profunda y por ello contiene materiales radiactivos a unas concentraciones 3.200 veces superiores al agua que bebemos, que es agua superficial.







SEXTA.- Otro artículo científico que merece especial señalamiento es el METHANE AND THE GREENHOUSE-GAS FOOTPRINT OF NATURAL GAS FROM SHALE FORMATIONS (METANO Y HUELLA DE GASES INVERNADERO DE GAS NATURAL PROCEDENTE DE FORMACIONES DE PIZARRA)



De este artículo científico, aceptado el 13 de marzo de 2011 en la revista “CLIMATIC CHANGE”, hemos realizado una traducción de los aspectos más relevantes. A saber:



A) “Resumen. Evaluamos la huella de gas invernadero del gas natural obtenido por fracturación hidráulica de las formaciones de pizarra, concentrándonos en las emisiones de metano. El gas natural está compuesto principalmente de metano, y del 3,6% al 7,9% del metano de las producciones de gas pizarra escapan a la atmósfera a través de los respiraderos y grietas durante la vida de un pozo. Esta emisiones de metano son al menos el 30%, o quizás más del doble, mayores que las del gas convencional. Las emisiones más altas a partir del gas pizarra se producen en el momento en que los pozos son fracturados hidráulicamente - cuando el metano escapa de los fluidos que vuelven en el flujo de retroceso – y durante la perforación que sigue a la fracturación. El metano es un gas invernadero poderoso con un potencial de calentamiento global bastante mayor que el del dióxido de carbono, particularmente durante el horizonte de tiempo de las primeras décadas tras la emisión. El metano contribuye sustancialmente a la huella de gas invernadero del gas pizarra en escala de tiempo más cortas, dominándolo en un horizonte de tiempo 20 años. La huella del gas pizarra es mayor que la del gas convencional o el petróleo cuando es visto sobre cualquier horizonte de tiempo pero principalmente durante 20 años. Comparado con el carbón, la huella del gas pizarra es por lo menos un 20% mayor y quizás más del doble mayor en un horizonte de 20 años y comparable cuando se compara durante 100 años”.





B) “8. Conclusiones e implicaciones



La huella GHG del gas pizarra es significativamente mayor que las del gas convencional, debido a las emisiones de metano con los fluidos del flujo de retroceso y a las provenientes de la perforación de los pozos durante la finalización del pozo. La producción rutinaria y las emisiones de metano corriente abajo también son grandes, pero son las mismas para el gas convencional y el gas pizarra. Nuestras estimaciones para estas emisiones rutinarias están dentro del rango de las publicadas por la mayoría de otros inventarios de publicaciones revisadas. A pesar de este amplio acuerdo, la incertidumbre en la magnitud de las emisiones por fuga es grande. Dada la importancia del metano en el calentamiento global, estas emisiones merecen mucho mayor estudio que en el pasado

La gran huella GHG del gas pizarra debilita la lógica de su utilización como un combustible puente durante las próximas décadas, si la meta es reducir el calentamiento global. No tenemos la intención de que nuestro estudio sea utilizado para justificar el uso continuado del carbón o el petróleo, sino para demostrar que sustituir el gas pizarra por estos otros combustibles fósiles puede no tener el efecto deseado para mitigar el cambio climático.



Finalmente consideramos que los mercados del comercio del carbón infravaloran actualmente las consecuencias del calentamiento invernadero del metano, al centrarse en un horizonte de 100 años y al utilizar potenciales de calentamiento global para el metano anticuados. Esto debería ser corregido y la huella GHG total del gas no convencional debería ser utilizada para planificar energías alternativas futuras que consideraran adecuadamente el cambio climático global”.



SÉPTIMA.- A colación con el punto anterior hay que insistir en la gravedad en la que incurre el permiso aquí alegado, al no tener en cuenta de las emisiones de metano que se emitirán a la atmosfera en los pozos explotados mediante fractura hidraulica.


Y es que, el gas natural está formado en un 97% por metano (CH4), 23 veces más potente que el CO2 como gas de efecto invernadero.


  1. Un estudio basado en datos de diferentes agencias oficiales y realizado por un equipo de la Cornell University de Ithaca (Nueva York, EEUU) ha calculado que entre un 3,6 y un 7,9% del gas que se obtiene en un pozo de gas de pizarra escapa al ambiente a lo largo del proceso. Una parte escapa cuando emerge el fluido de retorno y durante la extracción del equipo utilizado para la fractura (1,9%). El resto de las emisiones se producen como parte normal de la extracción del gas y como fugas accidentales durante la extracción, el transporte, el almacenamiento y la distribución.



  1. Según el estudio Coal to Gas: The Influence of Methane Leakage (Del carbón al gas): La influencia de las filtraciones de metano), publicado en septiembre de 2011 por el estadounidense Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés).


Pasar del carbón al gas puede causar más recalentamiento planetario.

Esto se debe principalmente a las filtraciones de metano, que son muy frecuentes pero no están contempladas en ninguna ley.

El gas natural es de hecho metano. Y aunque las filtraciones sean de un 2 % de lo extraído, quemar gas de esquisto sería apenas mejor que seguir quemando carbón.

"Una mayor dependencia del gas reduciría las emisiones de dióxido de carbono, pero poco ayudaría a solucionar el problema climático", dijo Tom Wigley, autor del estudio e investigador del NCAR, en un comunicado de prensa.

El subcomité de gas natural del Consejo Asesor del secretario (ministro) de Energía, Steven Chu, reclamó en un informe publicado el 18 de noviembre de 2011 a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) que reglamente las emisiones de metano y otros contaminantes aéreos de la fractura hidráulica.


A raíz de estos datos, el informe concluye que el gas de pizarra tiene unas emisiones de gases de efecto invernadero entre un 30 y un 100% mayores que el carbón. El gas de pizarra no puede ser considerado en ningún caso un 'combustible de transición' si el objetivo es reducir el calentamiento global y sí puede, sin embargo, desviar recursos que serían mejor empleados en el desarrollo e investigación de otras fuentes de energía.


Según este estudio todos los esfuerzos llevados en España para sustituir instalaciones de carbón por otras de gas natural habrían sido baldíos si se generaliza la extracción de gas de pizarra.


Mas aún, se podría dar el caso de que España superara los limites de emisiones de gases de efecto invernadero de los Protocolos internacionales debido a las emisiones extra que conllevaría la extracción de gas de pizarra, teniendo que pagar sanciones económicas, caso este que hasta el momento ningún informe del Ministerio de Industria, o Ministerio de Medio Ambiente ha valorado.


OCTAVA.- A mayor abundamiento fundamental y documental, el pasado 11 de Mayo de 2011, la Asamblea Nacional francesa aprobó una proposición de ley sobre los permisos exclusivos de investigación de hidrocarburos, su exploración y su explotación en el territorio nacional, acordando la PROHIBICIÓN DE LA FRACTURACIÓN HIDRÁULICA.



Documento que puede verse en la página web de la Asamblea Nacional francesa.









Por todo lo anteriormente expuesto, y dada la vulneración evidente del medio ambiente, el riesgo a la salud humana , de la Seguridad Civil; Y en cumplimiento del “Principio de Igualdad” que ha de versar la actuación de la administración pública SOLICITAMOS:

Que no sea concedido, o en su defecto paralizado o desistido, el Permiso de Investigación de Hidrocarburos “GALILEO” que ha solicitado la empresa MONTERO ENERGY CORPORATION, SL.





DIRIGIDO AL DIRECTOR GENERAL DE POLÍTICA ENERGÉTICA Y MINAS, D. JAIME SUAREZ PEREZ LUCAS. ID:A120063209-1

MINISTERIO DE INDUSTRIA, ENERGIA Y TURISMO.





Fdo.: JOSE CARLOS PEÑA

Alcalde Presidente de Espinosa de los Monteros.


























Comments