Hago un llamado a todos los compañeros; lo estamos logrando.


El presente documento un es primordialmente el resultado que una preocupación: por el futuro de Colombia. País privilegiado en muchos aspectos, ha vivido durante 200 años de frustraciones colectivas, se ha visto envuelto en la red de formalidades espirituales, económicas y políticas. Semejante desastre exige atención y debe producir preocupación en cada una nosotros. La encrucijada de nuestro país es de tal complejidad que no queda otro camino que examinar la situación con una nueva objetividad, aquella derivada de la aplicación de un método nuevo y aplicarla a la realidad de la problemática en que se debate nuestra nación. Cada generación intenta formular su propio concepto del estado y de la sociedad. En este camino, arduo y difícil, encuentra y vuelve a descubrir, a menudo para anticipar a nuestros problemas y expresa nuestras inquietudes. A través de los años hemos intentado comprender la estructura sociológica de la democracia colombiana.

Hemos traído y aplicado a nuestra democracia. En primer término, un centralismo, un federalismo, base del nacimiento que nuestros partidos políticos; por arte de magia traemos principios arrastrados de los cabellos; aplicamos los conceptos del individualismo puro pregonado en la francesa, pero que dicho individualismo fue completamente modificado para los intereses de las clases dominantes y concepto de libertad que en todas nuestras constituciones se ha pregonado; se convierte en una bella y hermosa palabra, pero es inalcanzable para todos cuando no va acompañada de los elementos necesarios en alcanzar esta misma libertad.

Colombia necesita, aplicar una forma de gobierno en donde cada ciudadano, no sea un ente individual, sino como un elemento básico de una organización social, por qué requiere proyectarse hacia futuro con claridad de miras y a menor costo social.

El país a pagado muy caro en vidas humanas y en recursos materiales los ensayos anteriores que desembocaron en frustraciones sociales, estancamiento económico y atraso tecnológico. Hay que diseñar y vigilar la construcción de una nueva sociedad entre nosotros, capaz de llevar a su realización plena las potenciales de la tierra y llenar las aspiraciones de quienes la habitados y la trabajamos. La actual situación en que vive nuestra nación, no es para señalar culpables, pero los grupos religiosos, políticos y económicos tradicionales, llevan sobre sus hombros la mayor responsabilidad histórica en los destinos del país; que han querido glosarlo a las guerrillas.

Nuestra comunidad tiene que organizarse para controlar la violencia, reordenar la vida nacional, la historia universal nos nuestra a través de tiempo donde las sociedades humanas experimentan ritmos que van desde una relativa estabilidad a un periodo de intensa mutación, para advenir a otra etapa de relativa estabilidad. Los altibajos principales aparecen como oleadas que surgen de empeños colectivos para transformar la sociedad, de acuerdo con determinadas pautas religiosas, ideales o políticas.

El sociólogo Comte, acepta el "desarrollo" como inmanente a la sociedad, para llevar al hombre, a través de sucesivas etapas, hacia la sociedad positivista. Spencer establece una" ley del progreso" que conduce a metas de libertad, seguridad y riqueza por medio de sucesivas diferenciaciones en los grupos. Ward menciona una "ley de agremiación" para explicar el tránsito del universo de una cosmogenía a una sociogenía en la que esta última etapa debería permitirle al hombre controlar la sociedad para alcanzar el sumo bien y la felicidad.

En cada uno de los grandes empeños colectivos que se han producido en Colombia, en que se destacan las metas hacia las cuales han movido las sociedades, en buena parte han sido utopías, así las estimulantes ideas para llegar a una tierra prometida, pero que al fin se condicionan o descantan por la realidad del ambiente; Mannnheim admite la utopía como un complejo de ideas que tienden a exterminar actividades cuyo objetivo es modificar el orden social vigente. Tanto en nuestro país y en América Latina se encuentra en uno de esos periodos de transición entre órdenes sociales, cuando se quieren descartar una historia de 400 años, para alcanzar empujones una nueva sociedad.

Quiero de manera más especial, dedicar esté trabajo primeramente a mis hijos, nietos, familiares y amigos y contribuir con el pueblo Colombiano a tener una luz de esperanza dentro de la oscuridad que vive nuestra amada patria.

Siendo un hombre de paz, al nacer en el año que finalizo la segunda guerra mundial, durante mi niñez; Colombia vivió los años de mayor violencia, la de los partidos, el sectarismo se encontraba en su punto más alto, aquí en la capital poco se sentía; la única relación con la tragedia que estaba sucediendo en el campo, era a través de los compañeros de estudio; ellos no lo entendían mucho por su corta edad, el porqué habían llegado a la ciudad, era la necesidad de huir en razón de las amenazas a sus padres y familiares, no nos afanaba mucho en darnos estas explicaciones y muy lejos estaba en interesarnos. Ellos se preocupaban en nuestro bienestar y la ciudad les ofrecía muchísimas oportunidades, para ellos y sus hijos. Que farsa ilusiones.

Con el tiempo, hay algo dentro de mi, es como grito de dolor y rabia por todo lo vivido, aun no lo podía entender; ingreso a las filas de la Anapo; por admiración al General Rojas, el haber realizado el parque, donde fui feliz muchas veces; creyente del cambio que estaban pregonando, sus dirigentes en su más alta incapacidad intelectual, solamente se preocupaban en llenar sus bolsillos, olvidándose de la ilusión de sus seguidores y al final el pueblo, le dan la espalda, convirtiéndose en un pequeño movimiento político.

Mis ilusiones siguen en la búsqueda de un líder, aprendí a admirar a Gaitán, por un amigo allegado a la casa y conocedor del su pensamiento y luego por un ex-parlamentario gaitanísta; comprendiendo el alcance de sus ideas y su pensamiento político, además la tragedia del país por su muerte. La gran equivocación de Gaitan fue su ingreso al Partido Liberal; había caído en el juego engañoso de las clases dominantes de Colombia; desde allí es imposible realizar el cambio; simplemente él era un estorbo y había que eliminarlo.

Los años pasan; pero cada oportunidad que tengo, participo activamente en las campañas electorales, engañado muchas veces por falsos dirigentes; pero muy adentro de mi ser, hay la ilusión del cambio; los grupos de izquierda, no han representado nada en la vida nacional, no ha querido evolucionar con la vida del país y se convirtieron en pequeñas agrupaciones de ideales extranjeros y las que tuvieron una capacidad intelectual fueron exterminadas por el estado por acción o por omisión.

Dentro de esa búsqueda; comienzo la lucha por ideales del gremio de la educación, sabía que era parte fundamental del cambio de nuestra amada patria; podríamos contribuir a educar a la gente de escasos recursos económicos en colegios privados y suplimos las obligaciones del estado y así logramos entregar miles de becas de estudio y se lograr conquistas para la educación en todos los campos. El estado deja la represión bruta de sus supervisores y nace la época de la concertación.

Hoy día entre la incomprensión de muchos, la indiferencia de mi familia; pero con el más grande dolor en el corazón de la forma como Colombia, se destruye.

No quiero llegar al final de mis días, con el pobre pensamiento que ha acompañado a la mayoría de la población; “no es mi problema, eso le corresponde resolverlo a las autoridades”, hasta cuando tanta indiferencia, tanto egoísmo, tanto personalismo; el cual le queremos heredar a nuestros hijos.

Hay que hacer un alto en el camino; es el momento de luchar por unos ideales nobles; que no solamente nos favorezcan a nosotros, sino a todos los ciudadanos Colombianos, la indiferencia, nos destruye; es indispensable una solidaridad nacional, una unión de ideales y un examen de conciencia de cada cual, para escoger el camino más justo y claro. Creyendo que habrá un hermoso mañana en nuestra tierra, en donde se cumpla las palabras del himno nacional, “ceso la horrible noche” y de las palabras de Bolívar. “ Mis últimos votos son para la felicidad de la Patria; y si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro”.

He dedicado muchos días de mi vida, en redactar las bases de un partido político; democrático, participativo y solidario; en donde cada uno de nosotros somos participes de su triunfo o fracaso.

No tengo otras palabras mas que de agradecimiento con el Doctor Pedro Yances Salcedo; primeramente por su amistad y luego la orientación filosófica política y sus amplios conocimientos administrativos del estado del cual aprendí mucho; gracias por el legado que nos dejo a cada uno de nosotros que se ha convertido en un sello indeleble que llevamos en lo mas profundo de nuestros corazones. También de manera muy especial, a Josué Linderman Franco, por acompañarme durante tantos años, en la lucha por ideales nobles; a mis hijos, le pido me disculpen por no estar siempre a su lado; a mis amigos dentro de su propia incredulidad el haberme acompañado en muchas de estas batallas, dándoles un abrazo fraternal y de agradecimiento. Ahora les pido que libremos esta batalla unidos, es por el futuro de Colombia, el de nuestros hijos y herederos; donde ellos no nos puedan señalar de cobardes e incapaces y les entreguemos un estado completamente destruido y carcomido por la violencia y la corrupción.

Queremos que brille en el mañana la paz, la armonía y la comprensión de todos; debemos despertar de nuestro sueño; es el momento de actuar hay que intégranos en donde actuemosuno para todos y todos para uno”.

Siendo uno de los fundadores y actualmente su director; tengo la total responsabilidad del futuro del Partido Social Colombiano PSC clama por una izquierda unida.

Las directivas del PSC han hablado sobre la viabilidad de dicha alianza entre todos los sectores que representan a la izquierda Colombiana, como objetivo a los resultados del proceso de paz y el futuro de los partidos minoritarios en el Congreso.

La razón que los lideres del Partido PSC con miras al futuro político, en donde se pueda construir una izquierda fuerte e influyente en Colombia, de hecho, es una necesidad para lograr este tipo de alianza. Lo nuevo en estas circunstancias es que si se llega a un acuerdo de paz, el papel de las fuerzas de izquierda debe ser definitivo. No es simplemente un cálculo electoral el que ha movido para buscar la unidad de las izquierdas, sino la esperanza de que la sensatez y la conciencia primen sobre cualquier otra consideración y otro tipo de razones para la actuación política.

Toda la izquierda tienen una responsabilidad histórica de apoyar la iniciativa que ha partido en diferentes frentes, que han tenido respuestas positivas y favorables, obviamente con matices. Todos coinciden en que de darse un acuerdo, debe ir más allá de la izquierda, incluso de otras fuerzas sociales y de centro.

Los mecanismos para dar el paso de unificación sería necesario llegar, en primer lugar, a unos acuerdos básicos sobre la convergencia; que haya un compromiso de actuar de manera conjunta hacia el futuro; en las elecciones venideras, tanto en las elecciones presidenciales como en las parlamentarias. Lo segundo sería sobre los principios programáticos. No se trata de hacer un manifiesto de la izquierda o de incurrir de nuevo en ese error de intentar buscar una unidad ideológica, cada partido o grupo político que concurra a está unificación de las izquierdas, no tiene la necesidad de renunciar a sus ideologías, puede conservarlas; es indispensable el encontrar algunas ideas que puedan hacer que se dé esa alianza. Y por último, crear unas reglas de juego mínimas; es indispensable, con este mecanismo, dar la libertad necesaria, para que, conservando identidades, organizaciones y estructuras propias, se pueda trabajar en un frente amplio.

Los aspectos de la actuación política de la izquierda que pueden ser convergentes. Pero hay otros que por razones de orígenes políticos, de visiones del país, no podrán estar bajo una especie de actuación monolítica. Eso es incluso deseable y lo que nos ha enseñado esta experiencia es que es necesario hacer de la pluralidad, la riqueza y la fuerza la actuación nuestra. La conjugación y amalgama de esas posiciones es la que puede permitir una izquierda lo suficientemente plural y rica en matices, que pueda generar, como ha sido el caso de otros países, una alternativa de gobierno.

No debemos de permitir hacia el futuro la llegada al poder de fuerzas oscuras; que con nuestra indiferencia lo hicimos en el pasado que bajo la manipulación de una coacción psicología ejercida mediante la debilidad mental que tienen sus seguidores; los explotan y convierten a las damas de casa; a campesinos, profesionales y a una clase media carcomida por sus necesidades por ser administradora de las riquezas a los dueños de nuestra amada patria; sean los promotores furibundos del asesinado en masa de nuestra población que esta en contra de las políticas impuesta por las fuerzas oscuras del para-militarismo encabezado por un expresidente que se opone a la paz en Colombia; él quiere que cada ciudadano empuñe un fusil y marche a matar a otros compatriotas que no están de acuerdo él; eso es querer volver a la mayoría de la población en unos asesinos potenciales para salvar su soberbia, no le basto ocho años de terror de estado; con chuzadas, desaparición forzada, querer desprestigiar a la justicia con tal de ganar adeptos; ese panorama es muy difícil para el futuro de nuestro país y la sociedad. Ya hemos llegado a un límite en el que hay problemas sociales acumulados, un campo a punto de colapsar; no existe políticas a favor de ellos, las estructuras e instituciones políticas están al borde de un colapso y si no se produce un cambio profundo, que parte de superar la violencia, seremos una sociedad inviable; no quiero ser profeta de la desgracia que le espera a nuestra nación, sino hacemos un alto en el camino; debemos de resolver los problemas por las vías de la paz y el dialogo o el holocausto esta a la vuelta de la esquina; veamos algunos ejemplos una juventud que no le teme a la policía; campesinos sin temor se enfrentan al estado por sostener la miseria y el olvido que lo ha tenido el estado y con limosnas los han querido acallar, pero el problema central no se ha resuelto; debe existir una política agraria clara con delineamientos presentes y futuro.

La paz es necesaria por encima de todo, pero no podemos conservar los derechos de la minorías dueñas del capitalismo y dejar abandonados a los demás, ni mucho menos dar gusto a la decadente potencia del norte y entregar todo al capitalismo salvaje del extranjero que se ha apoderado de todo: nuestra prensa, la radio, la televisión, la riqueza minera, la colonización de las tierras con el patrocinio del gobierno de turno; no puede haber una banca monopolizada; ella debe cumplir una función social y no puede estar en manos de unos pocos; ninguno de los ciudadanos le hemos otorgado .

Hay que realizar una reflexión: “Hay que pensar en la unificación de los partidos Socialistas de Colombia”. Cuando hablamos de socialismo no es aquel pregonado por los partidos de ultra derecha que le colocado el nombre de Socialismo a sus denominaciones partidarias; pero cuando hablamos de socialismo es una ideología política que designa aquellas teorías y acciones políticas que defienden en principio un sistema económico y político, basado en la propiedad o posesión democrática de los sistemas de producción y su control administrativo por parte de la sociedad y sus integrantes; siendo ellos mismos productores o realizadores de las actividades económicas (trabajadores y sociedad) y del control democrático de las estructuras políticas civiles por parte de los ciudadanos integrantes de esa sociedad; el socialismo se realiza a través de la democracia y la democracia es la base del socialismo. Por ello normalmente el socialismo se asocia a la búsqueda del bien colectivo, rechaza el neoliberalismo, cree en el principio de la fraternidad social para el desarrollo en cooperación e incluso la igualdad social, la redistribución de las riquezas para el desarrollo social, la igualdad de las personas, rechaza la discriminación racial y de sexo, la desigualdad social en cualquiera de sus aspectos, el respeto a libertad de pensamiento, el derecho a la educación y a un trabajo digno. Ataca los principios del individualismo, respeta los principios religiosos que no someta o subyugue al individuo en ningún aspecto; cada cual debe buscar la verdad universal. El Socialismo es respetuoso con los derechos individuales que no dañen la economía colectiva; por esta razón reconoce al individuo el derecho a la propiedad de los medios de producción. Los movimientos socialistas, por lo tanto, reconocen la igualdad de derechos de todos y la máxima amplitud de estos derechos. La guerrilla ha demorado la llegada al poder al socialismo democrático; por mas de cincuenta años.

La oportunidad para la izquierda es ahora muy grande. Hay que pensar en una unificación de la izquierda. La izquierda puede gobernar a Colombia. Por ello, el sistema de las derechas tiene miedo, porque se puede dar un efecto dominó”. Los grupos de derecha se han roto en una forma tal infranqueable entre la oligarquía pura y los grupos surgidos de los paramilitares. Los unos se han atrincherado en el poder y los otros encabezados por un expresidente quieren volver; no les vasto 8 años; realizando las desapariciones forzadas, los falsos positivos, la desviación de los auxilios del Estado, creados para ayudar a las poblaciones desfavorecidas y que son asignados a los amigos de los gobernantes de turno (Agro-ingreso Seguro), las chuzadas, la incautación de tierras por fuera de la Ley e innumerables delitos de lesa humanidad.

Volviendo a nuestro interés como dice un viejo adagio popular señala que “la unión hace la fuerza” y tal enseñanza coloquial tiene una sabiduría enorme. En efecto, todas las grandes empresas que la humanidad ha consolidado tienen como principio, justamente, el sentido y la acción de unión, de unificación de esfuerzos, de propósitos o de principios. Sólo así podemos hoy hablar con propiedad de una nación, de un Estado, de una organización, de una sociedad, o bien de un partido político determinado; la historia, como ciencia dialéctica del desarrollo social, así lo consigna.

Entendido el movimiento histórico de la izquierda, en ésta se agrupan las causas sociales, económicas y políticas más justas; dentro de una sociedad marginada de las decisiones del estado; cuando vemos a los campesinos revelarse por las políticas del estado. Clamo en lo mas profundo de mi ser que era el principio de ese cambio esperado por tantos años, era necesario reunir un grupo de gente capaz, unificado, curtido por la experiencia; para ocupar el espacio libre dejado por la Izquierda Colombiana de la unificación, como lo hemos hecho y ahora ya somos protagonistas de esta historia y tenemos en nuestras manos el destino de los partidos Socialistas en Colombia; ya no el Comunismo de la dictadura del estado, tampoco el socialismo brutal; sino un socialismo democrático que podemos llamarlo a lo Colombiano.

Tenemos que gritar a todas las fuerzas socialistas de Colombia “Socialistas de Colombia, uníos” es la clave para el éxito del programa político de la izquierda como movimiento social. Hacemos un llamado a personas informada y capacitada que comprende la serie de iniquidades económicas y sociales; los desajuste injustos de un sistema capitalista aberrante y desproporcionado, donde el poderoso frena o aplasta al débil o marginado; donde la riqueza económica se concentra en pocas manos y familias, contrastando con la limitación o la miseria de los muchos. Donde el poder político del Estado se asocia con las élites económicas o sistemas capitalistas transnacionales para engordar a los magnates o varones del gran capital, sin importar el destino de millones de seres humanos sin perspectivas de mejora, bienestar o desarrollo; pese a que en un Estado de Derecho, se prevén dispositivos constitucionales que aperturan sistemas de desarrollo nacional, rectoría económica y defensa del patrimonio nacional. La violación a los derechos de las minorías ciudadanas marginadas de sus labores constitucionales.

Debemos ser contundentes y sólo podemos lograrlo con una gran alianza de todas las fuerzas patrióticas que no estén de acuerdo con las políticas del actual gobierno. Debemos ser capaces de poner a un lado nuestros intereses personales y partidistas, nuestras historias y resentimientos. El asunto lo amerita. En esta coincidencia deben participar no sólo las fuerzas políticas, sino también las sociales. Y una corriente importante de opinión pública.

Debemos de ser una coalición cuya finalidad es acabar con con las injusticia social y ofrecer una opción socialista real, unida. “Los partidos socialista debemos de ondear la bandera de sus ideologías, con orgullo, podemos conservar nuestros principios ideológicos en los movimientos con diferencias ideológicas que hay que abarcar.

Es el momento histórico para los partidos Socialistas de Colombia al brindarle la oportunidad de llegar al poder; sólo con la unión de todos los estamentos que no promulgan las políticas del estado y mucho menos las extrema derecha promulgada por fuerzas oscuras.

Debemos de apoyar a la gente, para intercambiar experiencias nuestras respuestas tienen que ser las más adecuadas para el pueblo que no les de igual si son social demócratas o de extrema derecha.

Tenemos que demostrar que es posible hacer otro tipo de política. Una política que tenga en cuenta a la gente.El programa político que brindemos debe ser una base para el mejoramiento de las clases populares.

Al parecer, las opción es crear una fuerza de unificación Socialista amplia donde participen todas las fuerzas sociales contrarias a las políticas neoliberales. Hacer un frente común para frenar el que a las personas se les vea como mercancía, para hacer una política real, una política que surja del pueblo.

Es por esta razón que estamos convocando a todos los partidos y movimientos de izquierda en Colombia, a que conscientes de la realidad que se presenta y la oportunidad que se da para buscar un cambio en el rumbo de nuestra nación, a que aunemos esfuerzos y en una verdadera demostración de amor por nuestra Patria, dejemos a un lado los egoísmos, olvidemos las diferencias creadas por una forma tal vez diferente de ver el mismo problema y en una demostración de real Nacionalismo, creemos una fuerza unificada que nos permita luchar contra los verdaderos enemigos de la Democracia.

El Partido Social Colombiano PSC. Cree que hay que buscar una figura que pueda dar la garantía de que los acuerdos de paz sean irreversibles. No es suficiente la refrendación por vía popular, es necesario algo más. Acabar con un conflicto armado de 50 años no se sella simplemente con una firma. Muchos de los procesos que ha habido en Colombia han tenido una entrega de armas. En otros procesos como los de Irlanda del Norte, las armas no fueron entregadas, sino puestas en custodia a una institución, a un garante. Esto no significa que el grupo armado va a seguir actuando, sino que las armas van a estar en una situación de suspenso mientras se concretan los acuerdos y no volver al pasado donde se asesinaban a los firmantes de la paz. Es necesario es que la paz sea una política de Estado en Colombia. Sea quien sea el presidente, este debe asumir la paz como un imperativo nacional.

La izquierda Colombiana debe actuar unida y ser participe de las luchas democráticas; sabemos desde ahora las dificultades que vamos a tener; no hay estatutos de la oposición; las minorías han desaparecido por caprichos del Consejo Nacional Electoral; la constitución es violada y reformada de la manera mas insólita sin impórtales que los artículos se contradigan entre si.

La unión de las izquierdas traería la oportunidad de presentar un candidato de unidad y listas unificadas a Senado y Cámara de representantes.

El umbral son temores plenamente justificados, porque no solamente hay un serio problema con el nivel de votos que se requieren para poder elegir representación en las cámaras, sino además que se ha dejado maniatados a todos los sectores minoritarios o de oposición. No pueden hacer coaliciones, no pueden buscar ningún tipo de camino, para lograr tener una votación suficiente. Hay gente que dice que sí tienen esa votación, sin embargo, prefieren ir sobre seguro. Es necesario que se generen condiciones, para que haya una oposición fuerte en el próximo congreso y la minorías no desaparezcan. Más si va a tener una tarea tan delicada como eventualmente es discutir y refrendar acuerdos de paz.

Para resolver el problema presentaremos una reforma constitucional amplia; eliminando entidades del estado como la Procuraduría General de la Nación; para que sus funciones sean asumidas por la Fiscalía General de la Nación y su director sea elegido por el voto popular, la reforma debe ser muy amplia y responsable; que la Constitución Nacional sea respetada y no sea manipulada por el jefe de estado de turno al manipularla a su manera; que no pueda ser reformada sino por un plebiscito popular con una amplia mayoría.

También es importante presentar en la próxima legislatura una iniciativa que permita por alguna vía la posibilidad de garantizar las coaliciones y el umbral necesario, para poder tener una representación de esos sectores.

Las minorías en Colombia están siendo atacadas por la legislación actual y por los Partidos Políticos de la coalición gobernante han creado un monopolio político, muy peligroso para la paz nacional que puede estallar en una violencia mayúscula como se han presentado en algunos países por menores causas, que han estallado grades manifestaciones violentas acabando con la tranquilidad de esos estados.

No podemos permitir de ninguna manera permanezcan monopolios políticos como hasta el presente ha sucedido y ante la indiferencia de los ciudadanos, hay que garantizar las condiciones democráticas, para que haya representación plural en el Congreso, y ese sí es un asunto que el Gobierno debe tomar en consideración.

La gran paradoja de este momento histórico, es que nunca antes se habían ofrecido a los seres humanos más posibilidades de luchar contra problemas ancestrales de desigualdad, de hambre, de enfermedad o carencias de educación. Pero las oportunidades están siendo utilizadas para aumentar las distancias, no para acortarlas. Nuestra decisión es cambiar esta orientación, para utilizar la globalización en beneficio del progreso humano; ayúdenos es nuestra oportunidad. Nota: Reunión todos los Martes hora 4 PM. Sede

Pase la voz


Hermán Lozano

Presidente Comité de Integración




Visite Nuestro Periódico y suba su Noticia

El Criterio

MEDALLA DEL GRAN PODER DE LA HERMANDAD UNIVERSAL


El Estandarte de la Hermandad Universal es una medalla que actúa como regulador de energía personal; además protege a la persona dueña de ésta; sirve para repeler las malas energías y protegerse contra la envidia, la desgracia y otras desdichas. regula sus energías en forma efectiva, produciendo ánimo y alegría en la persona, se le atribuye que atrae la buena suerte; siendo el ser una fuente de energía, le es necesario tener una fuente reguladora que la distribuya por todo nuestro cuerpo en una forma moderadora; es como ponerle a nuestro cuerpo un pararrayos de aquellas malas energías que nos rodean a cada instante; siendo un objeto o instrumento utilizados para apartar o protegerse.

Es importante observar que el estandarte de Gran poder tiene la capacidad de alejar los daños e influencias negativas, atrae la buena suerte y logra que los proyectos lleguen a un feliz término.

La medalla estandarte actúa como un amuleto, trasmitiendo sus cualidades y se activan al hacer contacto con la piel del portador.

El estandarte medalla de la Hermandad Universal con el transcurrir del tiempo, está siendo portado por miles de personas que han podido recibir su poder, siendo tan poderosos y tan efectivos que su fama fue creciendo hasta llegar a nuestros días.

La Medalla magnética de la hermandad universal actúa como activación de energías, es protectora, activación de la riqueza, la llave del bienestar y la abundancia. Consciente de la gran necesidad de mejorar la calidad de los seres humanos, ha sido inspirada su creación de este estandarte, que representa el poder de la fuerza universal de la hermandad, pues guarda secretos únicos y especiales, ya que en sus símbolos y caracteres está la llave de la creación, es un instrumento dirigido a activar en el ser humano la fe y la creencia en el Dios Amigo, recibir la luz de los destellos de él, en su poder de manifestación y en su papel como partícipe de su obra. Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y el que llama, se le abrirá. Con tu compra ayuda al sostenimiento de la Iglesia de la Hermandad Universal.


Recordemos que Dios Amigo desea para sus hijos solo lo mejor, pero él no puede manifestar en nuestra vida si nosotros no le ayudamos e intervenimos, pues el respeta el hermoso regalo que nos dio el Libre Albedrío, por eso es que nosotros nadie mas que nosotros, somos quienes debemos pedir y lo debemos hacer de forma clara, precisa y sin ambigüedades, esto es, que debemos pedir con la certeza de lo que necesitamos y no dudar, así de ésta forma estaremos acrecentando nuestra FE y nuestra confianza en el Padre Dios Amigo, para encontrar la verdad universal, tan anhelada por la humanidad por durante miles de años.

¿Que ser hay en vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto mas vuestro Dios Omnipotente que está en todas partes, dará buenas cosas a los que pidan? Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley de la atracción; es el principio de la Unidad de Dios, la Unidad de la Humanidad, la unidad de las religiones y la unidad de las lenguas. Filosofía de la Hermandad Universal.

A lo largo de la historia, Dios se ha revelado a la humanidad a través de una serie de Mensajeros Divinos cuyas enseñanzas nos guían y educan proporcionando la base para el progreso de la sociedad humana. Estos Mensajeros incluyen a Cristo, Abraham, Krishna, Moisés, Buda, Zoroastro, Mahoma, Muhammad y Báb; alrededor de ellos se han formado sistemas religiosos distintos, cuyo propósito común ha sido el de conducir a la raza humana a la madurez espiritual y moral. Cada una de estas religiones tienen su origen en una misma fuente y son, en esencia, capítulos sucesivos de una misma religión de Dios.

Pides y no recibes, porque pides mal, para gastar en deleites. – Ésta medalla estandarte de la Iglesia de la Gran Hermandad Universal, te ayudará a cerrar puertas contra la incredulidad, te reforzará la Fe y la creencia en el poder de Dios Amigo y su amor por sus hijos.

Esta poderosa joya ha sido revelada, especialmente para atraer las fuerzas creadoras y protectoras del Universo.

Sus grabados reúnen las fuerzas de los electos primordiales, generadores de la forma en el mundo físico. Todo el conjunto en sí nos da la idea de cómo funciona el proceso creativo, amparado por la fuerza protectora del Dios Amigo.


BENEFICIOS QUE SE OBTIENEN CON LA MEDALLA DEL GRAN PODER DE LA HERMANDAD UNIVERSAL


Fabricada con los principales metales, atraerán la abundancia, salud, felicidad, bienestar, el dinero y todo lo que tenga que ver con lo monetario y material. Éste Estandarte medalla de la hermandad, recuerda a los que la llevan consigo la presencia constante del Dios Amigo y su protección.

Con ésta poderosa Joya, tiene la propiedad de armonizar las energías planetarias, de esta forma aportar paz y armonía a su dueño, así como protección; también tiene la propiedad de restablecer la salud. Contiene los principales metales que son la base del mundo, la armonía del universo; constituyen la fuente inagotable de toda abundancia y prosperidad. Los metales nos asocian a las virtudes y a los ángeles de protección.

Si aprendes a pedir y activar tus energías es la clave de la vida para éxito, este gran poder que vamos a compartir contigo en tu vida. Nada te será de impedimento para alcanzar lo que deseas atraer hacia ti. Uno de los mayores secretos para activar las energías de la Medalla es el agradecimiento; dar para recibir. Las cosas que tu atraes son aquellas en las que mas piensas y en las que mas envuelves tus sentimientos.


Visite nuestra web:

IGLESIA DE LA HERMANDAD UNIVERSAL 


Pedidos al Tel: 810 9198 y 695 9849 Cel: 315 608 7244

correo: hermandau@gmail.com Entrega a Domicilio.