Valores culturales de los hombres Ecuatorianos

Desde la antigüedad, tanto los indígenas como los montubios han padecido una situación de injusticias, sectarismo y racismo por parte de las distintas clases sociales y de los demás grupos económicos; y esto, en la actualidad todavía se ve. Es muy frecuente el abuso de poder hacia estos dos grupos ya que se los ve como “clases menores” llamados los Longos o Monos que son los calificativos que han adquirido al paso de los años. Sin embargo, son estos dos grupos los que verdaderamente traen las raíces de nuestro país y nos han llevado hasta donde estamos hoy en día, y han sabido luchar para que las culturas no se extingan y las tradiciones no se apaguen.

Por ejemplo el indígena el respeto por la identidad indígena es algo que aun está por conseguirse a pesar de los reconocimientos nacionales e internacionales incluso en algunos paises donde la mayoría es población indígena. El reconocimiento debe pasar del papel al hecho y los gobiernos deben considerarles como ciudadanos con todos los derechos y deberes. La familia indígena debe ser reconocida por los estados cuando ésta se haya consolidado por el rito tradicional de la comunidad con los mismos efectos de los matrimonios civiles. Y en la medida de lo posible se mantendrá su tradición y sus costumbres que suelen ser reconocidas como una riqueza cultural nacional. El uso de los recursos naturales debe ser más racional, y no ejercer una explotación indiscriminada, pues la naturaleza también tiene sus límites. La armonía entre el indígena y el medio debe ser una constante que no se debe romper bajo pretexto de que el gobierno es propietario de las tierras.

Los montubios, han sabido mantenerse enraizados con sus costumbres, con su cultura y con su lugar de nacimiento. Esta es la mejor manera en que se le puede describir a un montubio. Los montubios también han sido caracterizados como personas fuertes, agresivas, celosas, severas y de fuerte carácter. Pero también existe el estereotipo del montubio, el que nos muestran los programas de televisión en el que se ve a los hombres como infieles, vagos, jugadores y mujeriegos; mientras que a las mujeres se las ve como mujeres exhibicionistas y también vagas e infieles. Así es como se nos muestra a esta sociedad, aunque se puede decir que no es del todo errónea, ya que tenemos una realidad de machismo, que trae consigo todo lo mencionado antes.

Sin embargo, ese espíritu trabajador y esas ganas de salir adelante permanecerán por siempre en la sangre de nuestros montubios e indígenas, porque pueden cambiar algunos aspectos de la vida diaria de las personas, pero la cultura perdura y no se pierde pese a las adversidades.

Sin ellos ese agro y esa riqueza de la que todos disfrutamos no es posible. Físicamente hay un estereotipo de cómo son los montubios. Sin embargo, este no deja ver que ellos son diversos: de
piel clara, cobriza, con evidente muestra de ascendencia mulata, negra y chola. El montubio histórico, el tradicional, es el que monta caballo, burro o yegua. Los montubios tienen su modo de vida, valores y rituales específicos y característicos que lo diferencian de otros grupos étnicos y sociales de la región y del país. Son el área rural de la Costa más importante, y de gran valor económico, social, político y cultural. Por eso son los agentes productivos y actores históricos de la vida social del agro del Litoral.

Comments