El Ciberpastor

Ayudandote a recibir lo mejor que Dios tiene para ti

Pastor Ricardo Botto

El Pastor Ricardo Botto conoció al Señor en 1979 y desde entonces recibió el llamado para predicar la Palabra de Dios. Empezó predicando persona a persona, luego en Grupos Carismáticos y después viajando por su país.

En 1986 estudió en el Centro de Entrenamiento Bíblico "La Palabra de Fe" (hoy RHEMA Perú), donde se preparó para el ministerio y conoció a su esposa Elizabeth, con quien se casa en 1989.

También conoció ahí al Pastor Jim Andrews, quien es su pastor y sigue influenciando su vida.

En 1992 inicia su ministerio como pastor en la ciudad de Talara de la iglesia "Palabra de Fe de Talara", iglesia que hasta hoy existe y sigue siendo de bendición para muchos.

Durante esa etapa en Talara es que recibe la ordenación ministerial en 1994 por manos de su Pastor Jim Andrews.

Posteriormente en 1998 viaja a Chile como misionero donde viaja como evangelista y maestro, con muchas sanidades y prodigios.

En el año 2002 regresa al Perú para pastorear la iglesia "La Comunidad Carismática de Lima Norte", donde actualmente sirve con su esposa y familia.

Entre los alcances de su ministerio ha escrito varios libros como "El ABC de la Fe", "Como Recibir Sanidad Divina", "Como Cambiar tu Futuro", "Teología Sistemática de Fe", y varios más, los cuales se encuentran en formato electrónico (e-book). Además ha creado INTERCEB, el Centro de Entrenamiento Bíblico por Internet.

Además, aprovechando la tecnología moderna, y dándose cuenta el impacto y alcance que puede tener en la gente ha diseñado varias páginas WEB y blogs como: El Espíritu de Fe (www.espiritudefe.com), La Palabra de Sanidad (www.ccln.galeon.com), Ciberiglesia (www.ciberiglesia.espiritudefe.com), El Ciberpastor (www.ciberpastor.blogspot.com y www.elciberpastor.perublog.net) entre otras. También es el autor de esta página Central de Estudios Bíblicos (www.ceb.espiritudefe.com).

El deseo del Pastor Ricardo es bendecir al Cuerpo de Cristo, ofreciendo enseñanzas sólidas y a la vez motivadores que ayuden a los creyentes en la victoria que Dios preparó para ellos.