ESTADO SOCIAL DE DERECHO

                          EL ESTADO SOCIAL Y SU IMPLICACIONES[1]                         Home

“Manuel García Pelayo”

 

Resumen preparado por:

Elberto Ariza Vesga

INTRODUCCION

Antes de iniciar cualquier comentario, resulta imperioso señalar que la obra de nuestro autor se enmarca dentro de la categoría de estudio del “Estado Social” y la superación del Estado Liberal Burgués. Éste se plantea esencialmente develar el papel que ha jugado este tipo de Estado al interior de sociedades neocapitalistas, marcadas por abruptos cambios en el orden tecnológico, cultural, económico e internacional y cuyo mayor desarrollo ha tenido lugar en países industrializados o post-industrializados. Propone además que las experiencias vividas por estos tipos de sociedades son extensivas a países en tránsito de desarrollo.  .

No estoy totalmente seguro, pero considero que el autor entremezcla varias categorías de estudio al intentar exponer ciertas similitudes, cuando no sinónimas, para  referirse al Estado Social como semejante al Estado de Bienestar, (Welfare State)”, “Estado Socialdemócrata”, “Estado de asociaciones” o  “Estado de Partidos”. Me atrevería a pensar que solo se trata de un asunto de conveniencia y reconocimiento de partes comunes que resultan útiles para identificar los problemas estatales que aquejaban la realidad histórica de España a inicios del último cuarto del siglo XX.

A poco se inicia la lectura de la obra, se advierte como el autor se interesa profundamente en explicar, o mejor validar, la conexión entre “Estado” y “Sociedad”, conceptos prodigiosamente separados en el liberalismo burgués y que permitían el afianzamiento de determinado grupo social en el poder. No resulta extraño ver como se nos muestra la reflexión de Hermann Heller a propósito de la crisis de la Democracia y El Estado de Derecho, abogando por una solución que comprometiera un nuevo orden laboral y social que fuese elevado como alternativa a la anarquía económica y el fascismo de los años veinte y treinta del siglo XX.       

Signado por lo anterior, resulta muy interesante la visión sistémica que el autor desarrolla para significar el Estado Social como intento de adaptación del Estado Liberal Burgués y como la política, la política social y la teoría económica tienden a constituirse en subsistemas de un sistema superior que se apoya para su desarrollo en el manejo de técnicas de control y de programación, de la teoría y el análisis de los sistemas, de la investigación operacional y la teoría de los juegos. Preliminarmente se nos muestra cómo la política social en las sociedades post-industrializadas ya no es sectorizada como en antaño sino que extiende sus efectos tanto a la clase obrera como la clase media en ascenso, incluyendo la promoción general, la cultura, el esparcimiento, la educación, la defensa del ambiente, promoción de regiones atrasadas, etc. Lo mismo ocurre en el campo económico, en donde ahora se cuenta con una política estatal de dirección permanente y programada que orienta el desarrollo y la misma estructura del sistema económico, más que imponer modificaciones absolutas.    

ESTADO Y SOCIEDAD

Como pudo advertirse más arriba, uno de los ejes centrales de la discusión del autor está dado por la conexión entre las categorías Estado y Sociedad; conceptos que se excluían mutuamente en el orden político liberal y que son necesarios estudiarlos para significar los cambios que ocurren con el advenimiento del Estado Social.

ESTADO

SOCIEDAD

Organización racional dotada de una estructura vertical y jerárquica. Artificial

Organización espontanea dotada de racionalidad inmanente. Natural

Construida bajo relaciones de supra y subordinación. 

Construida bajo relaciones horizontales y competitivas  

Racionalidad dada en Leyes abstractas

Racionalidad verificada por leyes económicas (Oferta y demanda)

División de poderes como garantía de la libertad y para la integración y diversificación del trabajo estatal

 

Organización burocrática de la administración

 

Valores máximos: La Libertad, convivencia pacífica, seguridad y la propiedad.  

Valor máximo: La igualdad ante la Ley que asigna status según la capacidad y participación política a través del sufragio

Servicios públicos – infraestructura ya fuera realizada por el Estado o por concesión.

 

Coerción del Estado por la sociedad

En el Estado social, Estado y Sociedad no son más sistemas autónomos, auto-regulados, unidos por un número limitado de relaciones y que reciben y envían insumos y productos definidos, sino sistemas relacionados fuertemente a través de relaciones complejas que se encuentran fuera de los perspectivos sistemas y con un conjunto de subsistemas interrelacionados

ESTADO

SOCIEDAD

La acción del Estado y el desarrollo de las técnicas de programación, administrativas y económicas pueden neutralizar los efectos disfuncionales del desarrollo económico y social no controlado

Se cuestiona la racionalidad de la sociedad  para auto-reproducirse.

Estructuración de la sociedad con medidas y directrices de fondo.

Especificación y promoción científica y tecnológica.

Asegurar los fundamentos del status quo económico y social adaptándolo a las exigencias actuales y evitando los disturbios

Se garantiza los intereses en ella constituidos

Correcciones estructurales y de fondo

Permite la creación de nuevos actores sociales

Mayores servicios sociales (servicios públicos) y fuentes de trabajo que son las condiciones del desarrollo económico (Keynes)

Des-intensificación de luchas de clases y discurso revolucionario (la lucha se da en el plano competitivo de la economía sin que llegue a desarticular el sistema)

Coerción de la sociedad por el Estado

Lo anterior hace parte de lo que se ha venido a llamar la “teoría del sistema político”, en donde el sistema estatal y el sistema político hacen parte de un sistema más amplio sin que por ello signifique que cado uno de ellos pierda su autonomía, sino más bien hace parte de entidades complementarias con cualidades y principios estructurales que se armonizan.

VALORES Y FINES DEL ESTADO SOCIAL

En el Estado social (Estado Social Democrático) se parte de la idea de que individuo y sociedad no son categorías aisladas sino condiciones necesarias que permiten actualizar la libertad sujeta a condiciones y garantías que permitan su ejercicio real como por ejemplo el salario mínimo, el pleno empleo, o servicios médicos. Aquí la propiedad privada tiene límite en los intereses de generales de la comunidad ciudadana y los sectores que participan en hacerla productiva.

La participación en la formación de la voluntad estatal depende de la participación del producto bruto nacional a través de un sistema de prestaciones sociales y con la participación en la democracia interna de las organizaciones y de la empresa a través de métodos de control obrero, cogestión y autogestión.

En esta medida, el  Estado Social busca dar desarrollo a la justicia distributiva, distribuyendo bienes jurídicos de contenido material que visto desde el punto de vista de la actividad legislativa, determina su proceder en procura de la salvaguarda de la sociedad por acción del Estado, mediante mecanismos de prestaciones sociales, dirección económica y distribución del producto nacional, aspectos que conforman el espacio vital efectivo del ser humano y que le permiten su propio desarrollo, es decir, posibilitando el despliegue de potencialidades de la personalidad del individuo a través de la iniciativa y de la capacidad creadora y competitiva en la que se da tránsito al complejo acto de la autodeterminación del individuo.   

La generalidad está dada por una serie de aspectos que en suma garantizan el desarrollo del  Estado Social. Se requiere un complejo desarrollo de sistemas y controles para su manejo; la defensa exterior (contingencias económicas globales) e interior (delito y subversión); y la realización de determinadas prestaciones sociales (salario mínimo, seguridad social, acceso a bienes culturales).  

ESTADO SOCIAL DE DISTRIBUCION

Corresponde entre las características del Estado Social el de ser un Estado distribuidor ya sea mediante la estatización de empresas, participando en empresas de carácter mixto (Estatal y privado) o con empresas del Estado pero establecida bajos formas jurídicas de carácter privado. Las razones para su existencia pueden ser variadas, sin embargo, lo que subyace en el fondo no tiene otra razón que procurar la justa distribución de lo producido, que puede incluso apreciarse en la potestad de fiscalización del Estado.

El Estado Social viene a ser otro tipo de tantos que la historia ha mostrado como modelos prácticos de distribución (política o económico). Sin embargo, lo que caracteriza este modelo prestacional es la distribución y redistribución de bienes y servicios económicos, y del producto social cuyas actuaciones afectan al total de la economía nacional, a los pólices de cualquier especie y a los intereses de todas las categorías y estratos.

ESTADO SOCIAL COMO ESTADO MANAGER Y CONSECUENCIAS ESTRUCURALES

El Estado social en su papel de distribuidor del producto social desarrolla actividades de dirección general del proceso económico en un marco de economía de mercado, es decir, el Estado es señor y servidor del proceso económico. Para ello el Estado no solo debe asegurar las condiciones jurídicas del mercado sino que también debe tomar las medidas necesarias para regular el crecimiento económico, proporcionando apoyo logístico como son creación de infraestructura, innovación tecnológica, formación de personal, configuración del mercado e integración de la economía nacional.

Este modelo se caracteriza por la selección y jerarquización de objetivos por cuya adopción no permite el desconocimiento de los sectores políticos, sociales o económicos, así como tampoco la necesidad de aplicación de estos en diferentes niveles que, en suma, permiten identificar valores de legitimidad para su adopción. En este nivel juega especial interés el asunto de la participación en la formulación de la voluntad general, ya sea de forma competitiva según sea política o efectiva si se desarrolla a nivel estatal, que en el Estado social se orienta perteneciendo a grandes organizaciones o asociaciones.  

ESTADO SOCIAL, COMUNIDAD NACIONAL Y SOCIEDAD INTEGRADA.

La Nación, según Heller, es una realidad histórica susceptible de adoptar diversas modalidades. Hemos visto la nación como entidad cultural, histórica o social y en ella podría no verse necesario la supresión de esta entidad sino la verificación de los actuales actores involucrados en el sistema y sobretodo la asimilación y reconocimiento de nuevos actores al interior de éste mediante políticas integrales que redistribuyan el producto social.  

ESTADO SOCIAL Y DEMOCRACIA

El Estado social, diferente a otras categorías, debe proveer de manera suficiente la adopción de términos claros que permitan el desarrollo de un sistema democráticamente articulado, es decir donde se permita participar por pasiva como receptores de bienes o servicios y por activa como miembro de organizaciones cuyas decisiones están condicionadas al peso específico de cada organización y a los insumos positivos negativos y positivos que la coyuntura pueda dar al sistema.

ESTADO SOCIAL Y ESTADO DE DERECHO

En el Estado social, las garantías más que devenir de la Constitución como en el Estado de Derecho en donde se seguía un sendero de legitimidad vinculado a valores de justicia que debía perseguir el derecho y que se apreciaban en la Ley, las mismas se traducen en acciones políticas susceptibles de orientación por distintos modelos cuya arreglo corresponde al derecho administrativo, al derecho económico y laboral. No se trata de simples proposiciones programáticas que predeterminen un estado de cosas definidas en la Ley bajo el procedimiento establecido sino que más bien se considera un desarrollo material de los contenidos de justicia incorporados en la Constitución y la Ley, que viene a nutrir dos entidades diferentes: legalidad y legitimidad.

La legitimidad en el Estado social ahonda en los valores y fines que se perseguía en el Estado liberal, dándole un nuevo marco axiológico que vincule la idea de libertad con el desarrollo económico, añadiendo nuevos derechos (sociales y económicos) que procuren las condiciones de existencia (beneficios y servicios) mediadas entre la eficacia jurídica y la eficacia técnica y donde sea evidente la participación y las formas de democracia social.

La legalidad por su parte se comprende en el Estado Social como superación del recto apego de la Ley para la toma de decisiones, ya que en el estado actual de cosas existen diferentes tipos de racionalidad (sistemática, instrumental, funcional, operacional) que invierten la finalidad adoptada antiguamente en la Ley y su carácter instrumental, permitiéndose, además de escrudiñar el criterio formal de la Ley, verificar los contenidos materiales de ésta, en cuyo desarrollo está limitado por los objetivos y reglamentos, ejercicio muchas veces practicado por el ejecutivo más que por el propio legislativo y en el que el juez entra a jugar un papel predominante al velar por el recto uso del aparato estatal a punto de señalarse que el principio clásico de la tridivisión de poderes se transforma en dualidad Gobierno-Parlamento y judicatura.  

Así mismo, el control de legalidad y de constitucionalidad se dentro de un Estado Social, se comprende por la dimensión material que no se encuentra solo en la norma sino en el texto completo de la Constitución pero que solo se plasma en el control de la acción estatal, en el poder del Estado en el plano social y económico bajo supuestos de conexiones técnicas

ESTADO SOCIAL Y SISTEMA ECONOMICO

El supuesto del Estado Social en materia económica que es no encara la realidad social sino que procura el desarrollo de nuevas intereses y el mejoramiento de los existentes al interior de la realidad social que presenta las sociedades neocapitalistas. Entre los objetivos del neocapitalismo se encuentra el crecimiento del consumo (Keynes) y del bienestar social (prestación de servicios), el pleno empleo (reducción del paro y frenos a la recesión de la demanda), crecimiento constante dirigido y controlado por el Estado (PIB y PNB – Identificación del los índices de producción con los de bienestar – Salud, educación, vivienda), desarrollo constante de innovación que se surge como un nuevo factor de producción autónomo (tecnología puesta al servicio de nuevos bienes y servicios que se dan origen a multinacionales que erosionan el poder del Estado), economía de mercado (modo de producción, de innovación tecnológica y satisfacción del consumo a gran escala) en donde el Estado procura la prevención de posiciones dominantes, política (arbitro de los diferentes intereses y agente de formulación de políticas).  

ACTORES PRINCIPLAES DEL SISTEMA

El Estado, como gran actor del Estado social, opera a través de un gran sector público. Es uno de los empresarios más grandes y un gran cliente del mercado nacional, y el sistema depende del buen funcionamiento del Estado, es decir de la forma de orientación de la economía, adopción de políticas coyunturales o de crisis, formulación de planes desarrollo de infraestructura, investigación, intervención, modernizador de sectores atrasados. Es evidente que en este tipo de intervencionismo de Estado, las medidas adoptadas resultan ser más técnicas que teleológicas, en donde se reparten desigualmente los efectos entre distintos actores o grupos que dan al traste con lo que en antaño se distinguía entre lo público y privado, en donde el sistema estadual y el económico se entiende como meta-sistemas al con subsistemas que sirven  a finalidades y principios complementarias.

Las empresas y organizaciones de intereses, también son grandes actores dentro el Estado social, superando el PIB de muchos países y una cifra ínfima de negocios. Ellas, se dividen en esta nueva realidad en sector monopolístico y sector competitivo, sistema central y sistema periférico, nivel meso-económico y nivel macroeconómico, plannig system y market system.

Las macro-empresas son subsidiarias de la innovación tecnológica, su estructura interna distingue entre gestión y propiedad, su objetivo es lograr la expansión, es controlada por tecnócratas, tiene grandes posibilidades de financiación, eliminan la concurrencia de precios como la preferencia de los consumidores, proveen a otras empresas, están dotadas de una gran capacidad de auto-regulación y auto-determinación que se extiende al campo político.  A la par, también existen organizaciones de interés que reúnen diferentes sectores y como ejemplo de ello son las empresas y los sindicatos que representan los intereses de los trabajadores y canal de interlocución entre ellos y medio de disciplina de la clase obrera.

Los partidos políticos son así mismo actores de gran importancia al interior del Estado Social. Constituyen propuestas de manejo y dirección del Estado dentro de las posiciones de poder que ellos manejan (activo o de control) y sin que estas sean necesariamente opuestas al sistema ya que se ha demostrado desde diferentes tendencias partidistas que los partidos pueden incluir en sus listas los mismos objetivos  aunque con diferente prioridad.

El subsistema de partidos y organizaciones son los últimos actores dentro del Estado Social. En ella encontramos la unión personal (cargos de dirección en los partidos), intercambio de información (estudios y proyectos), la financiación (campañas políticas. Las organizaciones de intereses tienen un derecho adquirido de participación en las decisiones económicas del Estado con independencia de su reconocimiento formal. Paralelamente se crean otras formas no institucionalizadas que ejercen influencia en los centros de decisión o de opinión como son la clientela o el lobby. A través de los partidos se crean verdaderas políticas nacionales, en donde objetivos dispares se estructuran en contenidos coherentes, además de proporcionar acceso al parlamento a figuras destacadas de los grupos de interés.   



[1] Las Transformaciones del Estado contemporáneo. 

Ċ
Elberto Ariza Vesga,
Apr 25, 2010, 7:00 AM
Comments