Artículos y redacciones

La alternativa natural a los ingredientes activos de cosmética

Ingredientes sofisticados en las recetas de cosmética

La cosmética convencional suele incluir ingredientes activos con funciones varias para aumentar la hidratación, la firmeza o reducir las arrugas. Estos ingredientes suelen provenir de fuentes naturales, en la mayoría de los casos. En otros casos el origen puede ser sintético.

Este artículo versa sobre la alternativa más natural para conseguir dichos activos: formular nuestros cosméticos con la fuente original. Esto puede que no sea tan efectivo a corto plazo, pero permite resultados equilibrados, asequibles y continuados a largo plazo.


Entre los más utilizados encontramos:

  • Ácido hialurónico (AH).

Se trata de un polisacárido complejo del grupo glucosaminoglucanos (GAG). Lo generan organismos vegetales, animales y fúngicos. Está formado por la unión de aminoazúcares y ácidos urónicos. Tiene facultad hidrófila y puede retener grandes cantidades de agua.
Con una función estructural en la mayoría de los organismos, en los humanos permite generar estructuras de soporte en las articulaciones, cartílagos o la piel. Pero está presente en la matriz extracelular, siendo un elemento importante en la estabilidad de tejidos.
Se extrae de fuentes animales, principalmente, crestas de gallos y esternón de pollo.


      PROPIEDADES EN COSMÉTICA
- Hidratante, debido a su capacidad altamente hidrófila, puede retener 100 veces su peso en agua.
- Demulcente o protector en la piel (al hincharse con el agua, permite lubricar la piel o las mucosas).
- Cicatrizante y antiarrugas, reconstituye las fibras que sostienen el tejido epidérmico, favorece la formación de colágeno y alisa los pliegues subcutáneos (arrugas).
- Antioxidante, antirradicales libres.
- Desensibilizante.
- Reductor de cicatrices.
Se ha utilizado tanto tópico como en infiltraciones mesoterápicas.


La alternativa natural al ácido hialurónico es el hialuronato de sodio, proveniente de cultivos biotecnológicos de hongos, con idénticas propiedades. Se puede encontrar en laboratorios de terapia ortomolecular, como Solaray, Health Aid, etc., en los que se especifica su procedencia fúngica.
También los polisacáridos heterogéneos provenientes de algunas plantas como las flores de malva, raíz de malvavisco o semilla de sen, permiten una buena alternativa. Aunque no cumplen exactamente la misma función, sus polisacáridos pueden ser útiles para la hidratación y descongestión de la piel. Hay algunos estudios muy interesantes sobre la malva y el sen en los que se concluye que sus extractos ricos en polisacáridos también presentan efectos antiarrugas y reafirmantes.

  • Ácido salicílico.
Su función queratolítica permite obtener efectos exfoliantes, por ello se utiliza en estética para el tratamiento del acné, psoriasis, verrugas, piel de gallina o callosidades. Así como en champús para la caspa.
Al facilitar la eliminación de células muertas superficiales en la piel permite reducir la formación de comedones y de poros obstruidos en el acné, o bien suavizar la piel escamosa o engrosada en la psoriasis.
El ácido salicílico para uso cosmético convencional se produce por síntesis, pero la fuente original natural se encuentra en las plantas. Así tenemos que la corteza de sauce blanco, abedul o fresno, la sumidad florida de ulmaria o el aceite esencial de gaulteria son ricos en este ácido. El inconveniente es que, para conseguir las dosis habituales en estética debemos utilizar extracto seco o concentrados de estas plantas.
  • Ácido glicólico.
Se trata de uno de los ácidos de frutas (AHA, alfa-hidroxiácidos) más conocidos, puesto que es el de menor tamaño molecular y mayor capacidad de penetración en la piel. Se utiliza en cosmética por su capacidad exfoliante suave que disminuye el grosor del estrato córneo en la piel y contribuye a reducir las arrugas o líneas de expresión, cicatrices, manchas o estrías, a la vez que estimula la hidratación (formación de glicocosaminglicanos dérmicos) o la síntesis del colágeno en la piel.
Debido a su naturaleza ácida puede producir irritaciones con lo que se recomienda utilizarlo adecuadamente diluido.
Aunque se puede obtener de frutas y otras fuentes alimenticias por concentración, suele obtenerse por síntesis de laboratorio en la mayoría de los casos. Las fuentes naturales de ácido glicólico son el azúcar de caña molida, la remolacha, la piña, la papaya, las alcachofas y la uva. Utilizando estos alimentos en nuestras fórmulas para mascarillas o lociones permitirán un efecto suave.
Las fuentes vegetales contienen entre 0,45 a 7,4 mg de ácido glicólico por 100 g de materia fresca (Harris & Richardson, 1980). El té, el café, los zumos de frutas y jugos de diversas plantas pueden contener de 5 a 7 mg por 100 ml. Las fuentes animales son pobres en este ácido.
  • AHA (Alfa-hidroxiácidos)
También llamados ácidos de fruta.
Además del ácido glicólico ya comentado, en cosmética se utilizan otros hidroxiácidos como el ácido málico, ácido láctico, ácido cítrico o tartárico. Todos tienen una función exfoliante suave como el ácido glicólico.
Las fuentes naturales para cada uno:
Ácido glicólico: ver anterior.
Ácido láctico: yogur y kéfir.
Ácido málico: manzanas, moras, arándanos, grosellas, etc.
Ácido cítrico: frutas cítricas.

En cosmética convencional se utilizan en formulaciones o preparados con un mínimo de contenido del 3% de AHA, y se considera que son más eficaces en un pH bastante ácido (de 3 a 4). Pero las quejas por alergias e irritaciones son abundantes, además de aumentar la sensibilidad de la piel al sol.
Está claro que los AHA que encontramos en los productos naturales son menos irritativos porque coexisten con otras sustancias beneficiosas sinérgicas (polisacáridos varios, mucílagos, vitaminas, flavonoides, antocianos, etc.) y están en menor proporción, por lo que no hay el riesgo de quemar o irritar la piel. Pero también es cierto que su bajo contenido puede reducir la efectividad.


Zumo de manzana roja o tomates - 0,5 - 1 g/100 ml
Zumo de uvas - 0,3 g/100 ml
Zumo de pera - 0,4 g/100 ml
Zumo de bayas del bosque 0,3 a 1,6 g/100 ml

Otras fruta muy rica pero algo desconocida para la mayoría: membrillero chino  (Chaenomeles sp.) (5 g/100 ml de zumo). También son fuentes buenas el vinagre de manzana, vinagres balsámicos y el vino tinto.
Es frecuente encontrar mascarillas caseras hidratantes o exfoliantes con estos ingredientes.

  • Alantoína.
Este compuesto nitrogenado es una de las formas de excreción urinaria en algunos mamíferos (el ser humano, no), pero también abunda en plantas medicinales. Se llama también ureidohidantoína o glioxildiureido.
Se incluye en fórmulas cosméticas por sus propiedades reparadoras y cicatrizantes, ya que favorece la formación de epitelio, calma las irritaciones y restaura la piel. Se aplica sobretodo en heridas y úlceras, pero también favorece la en irritaciones o tratamientos para pieles sensibles o de regeneración de la piel.
La alantoína que se utiliza en la cosmética convencional no se obtiene de plantas. Podemos encontrar fuentes vegetales de alantoína en las siguientes drogas vegetales: corteza de castaño de Indias, consuelda, centella asiática, raíz de prunella vulgaris. 

Hasta aquí la primera parte de este artículo...

Un saludo cordial
Beatriz Lavado


 

Este artículo es propiedad intelectual de Beatriz Lavado, por favor, respétalo.

Este artículo se encuentra bajo licencia CREATIVE COMMONS Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0) Licencia de Creative Commons

  Licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

La problemática del Aceite de Palma

publicado a la‎(s)‎ 13 jun. 2017 3:33 por Beatriz Lavado Cumplido   [ actualizado el 14 jun. 2017 6:25 ]

A veces nos llegan muchos datos de varias partes, del periódico, de Internet, desde el WhatsApp... todos compartimos información con la mejor intención para informar a nuestros congéneres...
Pero otras veces hay que ser un poco curioso e investigar un poco más por nuestra cuenta sobre la verdad de los que compartimos.

Esto es lo que me ha llegado sobre el aceite de Palma: Es cancerígeno...

Buscando información sobre la realidad de sus efectos, el propio aceite en sí no es problemático en absoluto. El problema alimentario, si es que lo hay, es su contenido en ácido palmítico o la forma como se procesa. Pero el problema más grave del aceite de palma no es el alimentario, a mi juicio, si no el de la sostenibilidad de su cultivo.

1- ¿Aceite de Palma o el procesado de Palma?
En los artículos de Internet se aboga por acusar a la palma, pero no es exactamente el aceite de palma si no la forma en que se manipula en la fabricación de alimentos.
Parece ser que libera sustancias químicas potencialmente carcinógenas cuando se refina a altas temperaturas (200ºC) y genera contaminantes de tipo Glicidil-ésters de ácidos grasos (GEs) en niveles más altos que otros aceites vegetales.
Los GEs se generan cuando se refinan grasas y aceites por método de calentamiento y pueden descomponerse en GLICIDOL durante el proceso de digestión. El glicidol
ha sido clasificado como "potencialmente" carcinogénico para los seres humanos por varias organizaciones científicas como la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC).
La buena noticia es que nuestro sistema digestivo, si está en buen estado, descompone completamente los GEs impidiendo su transformación en glicidol y el problema vendría cuando se consumen grandes cantidades o en personas con alteraciones gástricas que generen dispepsias gástricas hiposecretoras.
De todos modos, según la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) las conclusiones actuales se basan en la evidencia disponible en animales de experimentación y los humanos no somos ratones. En principio, los resultados de los estudios no tienen porqué extrapolarse 100% a los humanos, pese a que, según EFSA, el mecanismo biológico por el cual se producen las alteraciones podría ser parecido al que ocurriría en humanos.
Según la bibliografía que he consultado: la Comisión Europea planea emitir directrices sobre los niveles de GEs en los alimentos procesados y aceites vegetales refinados...
Entonces, tal vez deberíamos considerar no sólo el aceite de palma si no todos los aceites refinados que se utilizan en nuestro día a día. Y os puedo asegurar que, por suerte o por desgracia, el aceite de girasol refinado abunda más en las casas españolas que el aceite de palma para la freiduría; otra cosa es lo que utilizan en los bares o restaurantes de baja reputación alimentaria.

2- ¿Aceite de Palma o el ácido palmítico?
En los estudios del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona) se vió que altos niveles de ácidos grasos en sangre aumentaban el numero de focos metastásicos, es decir, que favorecían la transformación de célula tumoral a célula metastásica en roedores. Esto viene a decir (lo expongo de una forma muy simplificada y no exenta de autocrítica) que, si tenemos algún tumor (no un cáncer), con una dieta inadecuada y rica en fuentes de grasas saturadas, podemos acabar desarrollando un cáncer.
Pero entendamos que el estudio se llevó a cabo de la siguiente forma: los roedores que participaron en el experimento fueron alimentados con una dieta rica en grasas saturadas (con un 15% más de grasa que lo considerado "normal", simulando una dieta de "bar o cafetería"). La dieta consistía en caseina de la leche, maltodextrina, sucralosa, manteca de cerdo y aceite vegetal. A estos roedores les inocularon, tras ello, un tumor oral ante el cual, sólo el 30% de los ratones con dieta normal suelen generar metástasis. Pero el resultado, para estos ratones "sobrealimentados", fue que aprox. 80% de ellos desarrollaron tumores con capacidad metastásica.
¿Cómo actuó la dieta en este caso? La respuesta parece estar dentro de la membrana celular:
En la membrana celular se ha identificado un proteína denominada como FAT/CD36 que se
encarga de captar e introducir los ácidos grasos saturados dentro de las células del tejido adiposo, cardíaco y muscular (principalmente). Pero, parece ser que esta proteína está sobre-expresada en condiciones de alteraciones metabólicas (en una serie de estudios se vió que este tipo de proteínas estaba aumentado en modelos de animales con obesidad y diabetes tipo 1, así como en la obesidad humana y diabetes tipo 2) y que también puede estar presente en las membranas de las células tumorales.
También se ha visto que, si esta proteína está presente en la membrana de la célula tumoral, es mucho más probable que la célula sea metastásica que cuando no está presente; puesto que esta proteína ayudaría a la migración de la célula. Las células iniciadoras de metástasis dependen en particular de los lípidos dietéticos para promover la metástasis y esta proteína favorece la absorción del LDL colesterol circulante y lo utiliza para apuntalar las membranas celulares y favoreciendo la migración de la célula tumoral maligna.

¿Y cómo influye el ácido palmítico?
Parece ser que el ácido palmítico industrial o procesado (hidrogenado), o bien cuando se combina con otras grasas hidrogenadas, puede aumentar los niveles de LDL y reducir los de HDL, favoreciendo esta relación entre mala dieta y cáncer.
En cambio, cuando consumimos el ácido palmítico que se encuentra en las grasas vegetales, es decir combinado con otros ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) o poliinsaturados, su efecto sobre el LDL colesterol no es significativo, siempre que su consumo sea el adecuado, dentro de una dieta equilibrada en grasas y saludable.

El ácido palmítico puede llegar a ser el 40-45% de la grasa de la palma. De ahí toda la polémica. Pero la palma también es muy rica en ácido oleico (30-40%), así que el problema no está en ella misma, si no en los procesados industriales.
Si nos radicalizamos con la obsesión del ácido palmítico, no será el aceite de palma el único problema, si no cualquier aceite vegetal que sea rico en este: aceite de oliva, aceite aguacate, aceite de sésamo... Y no sólo está en los aceites vegetales, también en las fuentes de grasa de la proteína animal. Por ejemplo, el ácido palmítico puede llegar a ser el del 20-25% en la mantequilla o en la manteca animal, del 1-5% de la carne menos magra; o puede llegar al 7-8% en algunos chorizos...
Así, lo más lógico sería pensar que lo que induce a la "malignidad" de un tumor no es el aceite de palma, si no toda la alimentación que nos "hemos montado" los humanos de los países industrializados, estresados y que trabajan para poder "comer mejor", cuando en realidad están comiendo peor...

3- Sostenibilidad del cultivo de Palma
Aquí es donde, desde mi punto de vista como ser humano que habita un planeta, está la verdadera problemática de la palma. Parece ser que su cultivo favorece la desaparición rápida y desoladora de las selvas tropicales, aporta desequilibrio a la ecología que existe entre fauna y flora. Por ejemplo, afectando directamente a la vida de los orangutanes:

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2011/12/111227_orangutan_indonesia_am.shtml
http://www.aceitedepalma.org/fauna
http://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/palma-aceitera-y-su-cultivo-seca-a-los-montes-de-maria-en-bolivar/37966
https://www.oxfam.org/es/peru/el-aumento-de-cultivos-de-palma-aceitera-amenaza-la-amazonia-peruana

El aceite de palma se vende a corporaciones multinacionales y a grandes marcas de biocombustibles, de alimentación o de cosmética. Y debido al negocio que implica,
también favorece actividades no-éticas e impulsa cierta mafia para el despojo de tierras colectivas o incentiva el paramilitarismo.
http://blogs.20minutos.es/cronicaverde/2008/10/23/aceite-palma-peligroso-la-salud-y-medio-ambiente/
http://primiciadiario.com/archivo/2013/la-mafia-de-la-palma/

Y siempre tiene consecuencias sobre el más desfavorecido...
Debido a esto, las organizaciones ecologistas y humanistas, han intentado hacer presión para que cambien las circunstancias, se establezca una sostenibilidad en todos los ámbitos (social-humano-económica y ecológica). De ahí nació el intento de hacer los cultivos de palma "más sostenibles". Algunas de las empresas relacionadas con el cultivo o el consumo de la palma (productores, procesadores, comerciadores, bancos, inversores, ONGs mediambientales y sociales...) se unieron para establecer las normas a seguir para conseguir que esto fuera posible. En 2004 fundaron la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO) que se encargaría de certificar la producción y el uso de aceite de palma sostenible.
http://www.palmoilandfood.eu/es/el-aceite-de-palma-sostenible

Pero muchos grupos ecologistas siguen pensando que la RSPO no es más  que un "maquillaje verde" una máscara de falsa "ecosostenibilidad". Según lo publicado en este artículo
(http://www.ecologistasenaccion.org/article15802.html), donde afirman que: la "
RSPO se utiliza para legitimar la expansión de la demanda de aceite de palma y por lo tanto de las plantaciones de palma aceitera, y sirve para "maquillar de verde" los desastrosos impactos sociales y ambientales de la industria de aceite de palma. Las normas de la RSPO no excluyen la tala de muchos bosques naturales, la destrucción de otros ecosistemas importantes, ni las plantaciones en turberas. La RSPO certifica plantaciones que impactan en el sustento de la vida de comunidades locales y su medio. Los problemas se exacerban al crearse un conflicto de intereses en un sistama en el que la compañía, que desea ser certificada, contrata a otra compañía para que lleve a cabo la evaluación."

Para mí, como elaboradora de cosmética natural, no me es fácil saber qué hacer con ello, puesto que el aceite de palma se utiliza para producir casi todos los ingredientes básicos en la fabricación de cremas o jabones: la glicerina, las ceras emulsionantes, algunos emolientes estabilizadores, los tensiactivos...; la grasa de palma ha sido tan explotada que cuesta elaborar algo que no dependa directamente de la palma...
Puedo pedir el RSPO a mi proveedor de materias primas, para estar más tranquila de que el producto "se acercará" a la Eco-ética... pero aún así, tengo la sensación de que no será suficente.
Sólo me queda la esperanza de que esta "presión social" que se está generando consiga llevar más atención a este problema y que, a medida que se estudie y se valores, genere más "luz" a los que manipulan su cultivo sin generar más pobreza a los que dependen y subsisten gracias a su cultivo. Porque si decimos todos: FUERA PALMA... ¿Te has planteado cuántas familias, muy humildes, dependen de la cosecha de la palma? Muchas familias: si no hacen eso, no tiene otra fuente de ingresos... Para mi punto de vista, no va a ser fácil...


Este artículo es propiedad intelectual de Beatriz Lavado, por favor, respétalo.

Este artículo se encuentra bajo licencia CREATIVE COMMONS Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0) Licencia de Creative Commons

Aceites esenciales durante el embarazo

publicado a la‎(s)‎ 12 jul. 2014 1:28 por Elaborando cosméticos y remedios naturales   [ actualizado el 30 oct. 2014 5:22 por Beatriz Lavado Cumplido ]

Son muy habituales las consultas para conocer mi opinión sobre el uso de los Aes durante el embarazo... No tiene una respuesta sencilla ni corta, puesto que hay que valorar que el embarazo pasa por etapas muy distintas en las que el feto va siendo más o menos vulnerable a las diferentes sustancias que le puedan llegar. Los aceites esenciales penetran y está claro que pueden influir en el desarrollo fetal, en mayor o menor grado. Para saberlo con certeza, deberíamos investigar caso por caso y aceite por aceite, pero esto no es factible para nosotros, así que nos basaremos en las generalidades más habituales sobre sus efectos.
Podemos decir que, en general, los aceites esenciales pueden aportar un gran beneficio a la embarazada a través del baño, el masaje o la inhalación, si los escogemos con mimo y cuidado.


DURANTE LA PRE-CONCEPCIÓN
Podemos escoger aquellos aceites esenciales que favorecen un estado que predispone a la concepción:

- Desde la estimulación de la zona genito-uterina y ligeramente equilibrantes hormonales: ROSA, SALVIA SCLAREA Y GERANIO EGIPCIO.

- Hasta aquellos que generan bienestar emocional y relajación para evitar el estrés, la obsesión... AZAHAR, LAVANDA, MANDARINA, PETITGRAIN BIGARADE, YLANG-YLANG, PACHULÍ, SÁNDALO...


PRIMER TRIMESTRE
Inmediatamente después de saber que estamos embarazadas, la etapa inicial complica un poco el uso de aceites esenciales, así que lo mejor es dejar de usar cualquier aceite esencial hasta saber que nuestro estado es estable.
Podemos realizar, sin embargo, pequeñas actuaciones de psicoaromaterapia con inhalación de pequeñas dosis (2 gotas en un pañuelo, unas 3 veces al día) de algunos aceites esenciales que nos ayuden a integrar esta etapa tan interesante. También podemos aplicarnos una gota en cada muñeca a modo de perfume e ir inhalando de vez en cuando.
Escogeríamos aquellos aceites esenciales que favorecen la calma y que no reportan una actividad genital peligrosa, como LAVANDA, MANDARINA, BERGAMOTA y PETITGRAIN.
Para ligeros dolores de cabeza, aplicaríamos 10 gotas de un aceite vegetal en la palma de la mano y añadiríamos 1 gota de aceite esencial de menta y lavanda (de c.u.) y podemos masajear en cada sien y en las cervicales.
Para ligeras náuseas, puede ayudar la inhalación de litsea o de menta piperita, sin abusar. Aunque personalmente, a mí, me iba muy bien tomar una infusión de jengibre y hierba-luisa.
Para empezar a preparar la piel del abdomen, nada mejor que usar aceites vegetales sin añadirle nada más. Los más eficaces suelen ser aquellos que promueven la elasticidad, prefiriendo los aceites vírgenes y ecológicos. Mis favoritos son aguacate, rosa mosqueta, jojoba virgen, almendras, germen de trigo y avellanas.

SEGUNDO TRIMESTRE
El cambio hormonal incrementa el volumen corporal, la fragilidad de la piel y la sensibilidad de las mucosas. No siempre, pero algunas mujeres relatan molestias digestivas (pirosis, náuseas, pesadez de estómago...), respiratorias (respiración pesada o dificultosa, con suspiros frecuentes), genitales (picor o inflamación vaginal o del recto...); la mayoría son debidas a la expansión del útero y el abdomen en detrimento de las zonas adyacente o a su alrededor. También pueden aparecer molestias en las mamas, en las encías o en las extremidades inferiores (ligeros edemas maleolares, pequeñas varices, arañas vasculares...).
- Para favorecer la respiración: eucalipto, menta e incienso. Añadimos 1 gota de cada uno en un pañuelo e inhalamos durante unos minutos, 1 o 2 veces al día.
- Para aligerar las digestiones, añadimos 1 gota de aceite esencial de manzanilla romana y 1 gota de mandarina en 10 gotas de oleado de hipérico y lo aplicamos en el plexo solar después de la comida y la cena.
- Para aligerar y proteger la circulación, añadimos 3 gotas de aceite esencial de limón y 1 gota de aceite esencial de lemongrass en 10 gotas de aceite vegetal de avellanas o de oleado de hipérico. Masajeamos con suavidad desde los pies en dirección ascendente hasta la pelvis. Evitaremos la exposición solar en las 4-6 horas siguientes a esta aplicación. Podemos realizarlo al anochecer.
- Si hay nerviosismo o insomnio debido a los cambios hormonales, es recomendable usar alguno de los aceites esenciales relajantes como LAVANDA, BERGAMOTA, AZAHAR, MANDARINA, PETITGRAIN... añadiendo unas gotas al cojín o bien en un pañuelo cercano a nuestra inhalación. Tomar una infusión caliente de tila, hierbaluisa y azahar, también puede ayudar.
- En caso de picores vaginales, podemos realizar baños de asiento con decocción de hojas de tomillo y 1 gota de árbol del té, diluido en un dispersante natural previamente. O bien usar un aceite vegetal de avellanas (3 gotas de ae en 10 gotas de aceite vegetal) y aplicarlo sobre la zona externa de la vagina. Aunque la mayoría de mujeres no han mostrado quejas, existen casos de hipersensibilidad (presentan escozor incluso muy diluido) al árbol de té cuando el uso es continuado... estaremos atentas por si fuera nuestro caso.

Con los aceites esenciales propuestos, se puede inhalar o realizar masajes ligeros en las extremidades, siempre en zonas alejadas del abdomen. Usaremos aceites esenciales al 1%. Es importante estar atenta a las respuestas de nuestro organismo delante de estas pequeñas actuaciones terapéuticas y, por tanto, suspenderemos el uso de cualquier aceite esencial en caso de que notemos cualquier agravamiento o malestar. Es totalmente recomendable consultar con un profesional y con el ginecólogo/a ante cualquier duda.

TERCER TRIMESTRE
Pueden acentuarse las molestias acaecidas durante el segundo trimestre, aunque también puede estabilizarse nuestro estado e ir a mejor, dado que el organismo se adapta a los cambios hormonales. En otros casos, aparecen nuevas molestias...
Pensemos que el aumento de peso en esta etapa suele ser considerable, en la mayoría de los casos, lo que conlleva un sobreesfuerzo para nuestro organismo, en el ámbito circulatorio y locomotor. Suelen aparecer molestias circulatorias, con edemas o retención en los tobillos, varices... Aparecen molestias tendinoso-musculares, con calambres en las piernas, tensión en la musculatura de la espalda superior e inferior, lumbalgias, ciatalgias... Pueden aparecer contracciones uterinas ligeras que preparan el útero, durante las últimas semanas...
Y el estado emocional puede ser más lábil, más susceptible a las presiones del entorno... Por lo general, estamos más sensibles que nunca, especialmente cuando "andamos cansadas" o se va acercando el último tramo!! Si, además, tenemos muchas obligaciones, niños pequeños o adolescentes que cuidar... todo suma!

Además de las aplicaciones mencionadas en el segundo trimestre... podemos considerar otras:

- Se pueden usar aceites esenciales harmonizadores, equilibradores del sistema nervioso... como lavanda, geranio egipcio, sándalo, rosa o azahar, a través del olfato, en ligeras inhalaciones. Podemos realizar un vaporizador con 50% de alcohol de 70ºC (añadiendo 2% de los aceites esenciales escogidos al alcohol) y el resto de agua destilada... Para después usarlo como ambientador.
- Son de agradecer los masajes ligeros, amables y cálidos, que nos puedan dispensar nuestra pareja, familiares, amigos o terapeutas, para las zonas musculares doloridas y tensas... Podemos usar relajantes musculares suaves como lavanda, mandarina, petitgrain, azahar, palmarrosa... pero también añadir algún antiinflamatorio liviano como lemongrass o geranio egipcio. Diluidos al 1% en un aceite vegetal como la almendra o la avellana.
- Para las contracciones uterinas, podemos usar mandarina (y lavanda a partir de la 34a semana) en el bajo abdomen, diluidos al 1% en un aceite vegetal.
- La preparación psicoemocional al momento del parto puede empezar a partir de la 34-35a semana de forma más activa... Lavanda y sándalo pueden ser de gran ayuda hasta el momento final. Entonces, el aceite esencial de rosa o, en su defecto, el de salvia sclarea, pueden ser muy interesantes para el parto. Podemos tomar un baño, antes de "romper aguas", agradablemente caliente en el añadiremos 5 gotas del aceite esencial escogido (previamente diluido en unas gotas de jabón base suave), inhalando con paz y calma. Si ya hemos roto aguas, podemos tomar una ducha agradable y añadirlos sobre un poco de jabón en una esponja que pasaremos por todo el cuerpo, inhalando el aroma desprendido. No es necesario añadir nada más...
- Si has decido no recurrir a la episiotomía, puedes elastizar la zona con rosa mosqueta durante todo el trimestre y, añadir el ae de lavanda al 1% sólo durante las últimas 3 semanas.

POST-PARTO
Llega el momento de recibir al bebé... se abre una nueva etapa y muchos cambios en nuestro organismo! A disfrutar!!
Si me es posible, añadiré una pequeña aportación de la aromaterapia para esta etapa...
Hasta la próxima!
Bea Lavado
Bióloga y naturópata.
La Redoma Creativa.

Con los aceites esenciales propuestos, se puede inhalar o realizar masajes ligeros en las extremidades, siempre en zonas alejadas del abdomen. Usaremos aceites esenciales al 1%. Es importante estar atenta a las respuestas de nuestro organismo delante de estas pequeñas actuaciones terapéuticas y, por tanto, suspenderemos el uso de cualquier aceite esencial en caso de que notemos cualquier agravamiento o malestar. Es totalmente recomendable consultar con un profesional y con el ginecólogo/a ante cualquier duda.

Esta información no pretende sustituir, en ningún caso, las directrices que puedan provenir del médico o ginecólogo. Aunque confiemos en la aromaterapia, es recomendable siempre estar en sinergia con los profesionales sanitarios e ir informando de las dudas que nos aparezcan, de los tratamientos naturales que decidimos realizar... Sin embargo, reconozco que para mí han sido de gran ayuda los maravillosos aceites esenciales.

Este texto se encuentra bajo licencia CREATIVE COMMONS Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0) Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Aceites esenciales para los "piojos"

publicado a la‎(s)‎ 5 nov. 2012 4:48 por Beatriz Lavado Cumplido   [ actualizado el 5 mar. 2015 21:49 por Elaborando cosméticos y remedios naturales ]

Los aceites esenciales más habituales para erradicar "piojos" pueden ser árbol de té, romero cineol, lavandín, menta, clavo, neem... pequeñas cantidades de canela y orégano.
Formas posibles de aplicación:
LOCIÓN ANTIPIOJOS (ver RECETA)
Podemos realizarla con una colonia infantil o, preferiblemente, con alcohol de 60-70º.
Le añadiremos del 5 al 10% de aceites esenciales, según la edad (por ejemplo, aplica el mínimo % para los menores de 4 años).
 
COMO PREVENTIVO: De esta loción podemos añadir de 5 a 10 gotas en la palma de la mano y las aplicamos con la yema de los dedos sobre el margen del cabello. También podemos añadir estas gotas en el champú habitual.
COMO PALIATIVO: Aplicar con spray directamente en la raíz del cabello si ya está afectado.

Este artículo es propiedad intelectual de Beatriz Lavado, por favor, respétalo.

Este artículo se encuentra bajo licencia CREATIVE COMMONS Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0) Licencia de Creative Commons

  Licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

 

La problemática del dióxido de titanio

publicado a la‎(s)‎ 3 nov. 2012 10:21 por Elaborando cosméticos y remedios naturales   [ actualizado el 30 oct. 2014 5:32 por Beatriz Lavado Cumplido ]

El dióxido de titanio se ha relacionado con el cáncer, pero es problemático SÓLO si está micronizado en nanopartículas.
El dióxido de titanio natural no ha mostrado esta actividad, aunque en Internet se categoriza de forma genérica a esta ingrediente y no se especifica esta importante diferencia del tamaños de las partículas.
Tal vez, el verdadero problema del dióxido de titanio, en general, es que es un POLVO MINERAL y plantea el mismo riesgo que cualquier otro polvo mineral con el que se trabaje sin mascarilla: se genera polvo en el ambiente y este puede inhalarse. Las partículas de polvo llegan a la mucosa respiratoria y generan depósitos de microcristales (parecido a la silicosis de los mineros). Pero este problema también lo puede generar la arcilla en polvo, el talco, etc.
Por tanto, es inofensivo usar el dióxido de titanio que no es de ultra-nano-partículas, siempre y cuando trabajemos con mascarilla a la hora de manipular grandes cantidades!

Este artículo es propiedad intelectual de Beatriz Lavado, por favor, respétalo. Este artículo se encuentra bajo licencia CREATIVE COMMONS Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0) Licencia de Creative Commons

  Licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

La problemática de la Tegobetaína o Cocamidopropyl Betaine

publicado a la‎(s)‎ 4 jun. 2012 5:48 por Beatriz Lavado Cumplido   [ actualizado el 2 ene. 2018 2:54 ]


La gente suele llamar "Betaína de coco" o "Tegobetaína de coco" a la Cocamidopropyl betaine. Se trata de un tensiactivo SINTÉTICO, de procedencia vegetal, de tipo amfótero, utilizado para que las fórmulas de jabón líquido elaboradas con aniónicos fuertes (como el Sodium Lauryl Sulphate) sean menos agresivas. Este tensiactivo es mucho más suave que la mayoría, y no suele ser irritante ni problemático cuando se aplica en la piel. El problema no viene de esta molécula si no de su origen: es decir dependiendo de si es de origen natural o de síntesis. El que se vende en la mayoría de los proveedores es de síntesis, por tanto, suele estar contaminado con barbaridad de NITROSAMINAS y son estas nitrosaminas las que son verdaderamente irritantes, cancerígenas y contaminantes. Así que, cuando compres la Tegobetaína exige una ficha técnica, un boletín de análisis y una ficha de seguridad para el lote que te han vendido, allí "es obligatorio" indicar el porcentaje de nitrosaminas que contiene. De este modo sabrás si estás comprando sano o no!!
Alternativas a la Tegobetaína puede ser los cocoamfoacetatos o los glucósidos. También puedes usar la verdadera BETAÍNA NATURAL (INCI: betaine o Coco-betaine) que son sales orgánicas con efecto hidratante y acondicionador.

Este artículo es propiedad intelectual de Beatriz Lavado, por favor, respétalo. Este artículo se encuentra bajo licencia CREATIVE COMMONS Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0) Licencia de Creative Commons

  Licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Aceites esenciales para picaduras de avispa o abeja

publicado a la‎(s)‎ 4 jun. 2012 5:45 por Beatriz Lavado Cumplido   [ actualizado el 16 jul. 2015 7:54 por Elaborando cosméticos y remedios naturales ]

Hay numerosos aceite
s esenciales que pueden aliviar la picadura. Bien por ser antiinflamatorios, bien por antihistamínicos o por ser refre
scantes: Árbol de té, lavanda, espliego macho, siempreviva, cajeput, eucalipto globulus, menta, etc.
Lo ideal es una mezcla que incluya varias de estas acciones... Suele funcionar muy bien una mezcla de árbol de té, lavanda y cajeput. Es bueno combinarlo con emplasto de arcilla roja y Homeopatía vía interna (Apis mellifica).
También es tradicional el uso de la orina mezclada con arcilla y doy fe de que funciona muy bien!
 
Beatriz Lavado Cumplido

El debate sobre el propilenglicol

publicado a la‎(s)‎ 11 may. 2011 8:01 por Elaborando cosméticos y remedios naturales   [ actualizado el 30 oct. 2014 5:34 por Beatriz Lavado Cumplido ]

PROPILENGLICOL (INCI: PROPYLENE GLYCOL)

Se trata de un alcohol de bajo peso molecular, muy utilizado como agente acondicionador de la piel, como solvente para extractos cosméticos, como humectante, en alimentación animal...

 
- Cáncer
Ningún estudio es convincente.
Algún estudio muestra su actividad como mutagénico en tests in vitro sobre células de la mama (referencias en RTECS®- Acta Pathologica et Microbiologica Scandinavica, Section A, Supplement 1981 y RTECS®- Food and Chemical Toxicology 1984 ), aunque a dosis elevadas.

 

- Toxicidad reproductiva: por el momento sólo evidenciado en estudios animales, sobre ratones. 

 

- Alergias e inmunotoxicidad: hay evidencias de baja toxicidad sobre la piel y el sistema inmunitario (Cosmetic Ingredient Review, 2006). Se ha manifestado dermatitis, urticaria y otras alteraciones de hipersensibilización en pieles atópicas incluso a dosis bajas (inferiores al 2%), pero no hablan de pieles normales.

 

Hay quien comenta que el propilenglicol en sí no es tan problemático como el hecho de que vaya acompañado de otras numerosas sustancias más intoxicantes. Se comporta como un potenciador de la absorción cutánea, así que, si la fórmula es sana (no contiene ingredientes tóxicos) no hay porqué temer esta acción.
Sus defensores consideran que es un producto de muy baja toxicidad, apto para uso como excipiente, en pequeñas dosis, tanto en formulación cosmética como alimentaria.
Mi punto de vista es que, puede ser aceptado siempre y cuando no superemos un 5% en las fórmulas. Por ejemplo, podemos usar pequeñas dosis de algún extracto glicólico (elaborados con propilenglicol).

Este artículo es propiedad intelectual de Beatriz Lavado, por favor, respétalo. Este artículo se encuentra bajo licencia CREATIVE COMMONS Attribution-NonCommercial 4.0 International (CC BY-NC 4.0) Licencia de Creative Commons

  Licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

1-7 of 7