03. Impuesto Sobre la Renta (ISR)

El Impuesto Sobre la Renta, ISR, normado por el Decreto 26-92 y sus reformas (las más recientes están en los Decretos 4-2012 y 10-2012), es el impuesto que, como su nombre lo indica, recae sobre las rentas o ganancias que obtengan las personas individuales, jurídicas (empresas), entes o patrimonios nacionales o extranjeros, residentes o no en el país.

 

El impuesto se genera cada vez que se perciben ganancias en el territorio nacional, según procedan de lo siguiente:

 

Actividades lucrativas: Producción, venta y comercialización de bienes, la prestación y exportación de todo tipo de servicios prestados por empresas, organizaciones o personas individuales.

 

El trabajo: Toda clase de contraprestación, retribución o ingreso, cualquiera que sea su denominación o naturaleza que deriven del trabajo personal o prestado por un trabajador en relación de dependencia (empleado o asalariado), dentro o fuera de Guatemala.  Incluye los honorarios que se perciban por el ejercicio de profesiones, oficios y artes a título personal, así como las pensiones, jubilaciones y montepíos.

 

El capital y las ganancias de capital: Dividendos, utilidades, beneficios y otras rentas derivadas de la participación o tenencia de acciones; intereses o rendimientos pagados por depósitos e inversiones de dinero en instrumentos financieros, operaciones y contratos de crédito; diferencias de precio en determinadas operaciones en bolsa; arrendamiento financiero; regalías; derechos de autor; rentas de bienes muebles o inmuebles; premios de loterías; y otros. 

 

¿Qué son los regímenes del ISR?

 

Para cada uno de estos tres tipos de renta o ganancia, la ley establece regímenes específicos y son los siguientes:

 

Regímenes de Actividades Lucrativas: 

 

Antes de explicar estos regímenes del ISR es importante indicar que los contribuyentes que lleven contabilidad completa de acuerdo al Código de Comercio, los exportadores de productos agropecuarios, artesanales y productos reciclados y a quienes la Administración Tributaria autorice, deben emitir FACTURAS ESPECIALES al vendedor de bienes o prestador de servicios que no cuente con facturas autorizadas.

 

Asimismo, deben retener el 5% sobre lo facturado por la compra de bienes y el 6% por la adquisición de servicios (sin incluir el Impuesto al Valor Agregado).  Lo retenido deberá pagarse a la SAT durante los primeros diez días hábiles del mes siguiente.

 

Por otro lado, si un profesional universitario percibe renta y no está inscrito como contribuyente o no han presentado sus declaraciones, se presume que obtiene Q30,000.00 mensuales por el ejercicio de su profesión y deberá pagar un impuesto de 5%.

 

La renta imponible mencionada se disminuye en un cincuenta por ciento (50%) cuando el profesional de que se trate, tenga menos de tres (3) años de  graduado o sea mayor de sesenta (60) años de edad.

 
 
 

Régimen sobre las Utilidades de Actividades Lucrativas: 

 

Los contribuyentes inscritos en este régimen deben determinar su renta imponible restando de su renta bruta las rentas exentas y los costos y gastos deducibles de conformidad con la Ley, y deben sumar los costos y gastos para la generación de rentas no afectas a la ley.

 

La renta bruta es el conjunto de ingresos y beneficios de toda naturaleza, gravados o exentos, habituales o no, devengados o percibidos en el periodo de liquidación, provenientes de ventas de bienes o prestación de servicios y otras actividades lucrativas.

 

La tarifa a pagar en este régimen es de 25% (vigencia a partir del 1 de enero de 2013); el ejercicio fiscal es de un año (inicia el 1 de enero y termina el 31 de diciembre), pero se deben realizar pagos trimestrales, efectuando cierres contables parciales o una liquidación preliminar de sus actividades al vencimiento de cada trimestre.  También se puede estimar la renta imponible en ocho por ciento (8%) del total de las rentas brutas obtenidas en el trimestre respectivo, excluidas las rentas exentas.

 

El pago del impuesto trimestral se realiza por medio de declaración jurada, dentro de los 10 días siguientes a la finalización del trimestre que corresponda, excepto el cuarto trimestre, que se paga cuando se presenta la declaración jurada anual, dentro de los primeros 3 meses del año siguiente. 

 

Régimen Opcional Simplificado sobre Ingresos de las Actividades Lucrativas:

 

Los contribuyentes que se inscriban en este régimen deben determinar su renta imponible deduciendo de su renta bruta las rentas exentas.  Las tasas impositivas son las siguientes:
 
 
En este régimen, el periodo de liquidación es mensual y el impuesto se paga por medio de RETENCIONES que le efectúen quienes realicen el pago o acreditación en cuenta por la compra de bienes o servicios.

 

Los agentes de retención deben retener en concepto de Impuesto Sobro la Renta el siete por ciento (7%) sobre el valor efectivamente pagado o acreditado y emitirán la constancia de retención respectiva con la fecha de la  factura y la entregará al contribuyente dentro de los 5 días siguientes a la fecha de la factura.

 

Las retenciones practicadas por los agentes de retención a los contribuyentes deben entregarse a la SAT dentro de los primeros 10 días del mes siguiente al que se efectuó la retención, mediante declaración jurada mensual y presentar declaración jurada informativa anual.  Además, los contribuyentes bajo este régimen deben hacer constar en sus facturas la frase “SUJETO A RETENCIÓN DEFINITIVA".

 

Para inscribirse a uno de los regímenes de rentas de actividades lucrativas, los contribuyentes deben indicar a la SAT el régimen que aplicarán, de lo contrario ésta los inscribirá en el Régimen Sobre las Utilidades de Actividades Lucrativas.

 

Además, los contribuyentes pueden cambiar de régimen, previo aviso a la Administración Tributaria, siempre y cuando lo presenten durante el mes anterior al inicio de la vigencia del nuevo período anual de liquidación.

 

El cambio de régimen se aplica a partir del uno (1) de enero del año siguiente. 

 

¿Un trabajador debe pagar el ISR?

 

Sí y son contribuyentes de este impuesto todas las personas individuales, residentes en el país (aunque trabajen en el extranjero), que obtengan ingresos en dinero por la prestación de servicios personales como empleados.

 

Estos ingresos se llaman rentas provenientes del trabajo y son los sueldos, bonificaciones, comisiones, propinas, aguinaldos, viáticos no sujetos a liquidación o que no constituyan reintegro de gastos, y otras remuneraciones que las personas, entes o patrimonios, el Estado, las municipalidades y demás entidades públicas o privadas paguen a sus representantes, funcionarios o empleados en Guatemala o en el exterior.

 

Entonces, la Renta Imponible se obtiene cuando a la Renta Neta se le restan las siguientes deducciones:

 

Hasta Q60,000.00 (sesenta mil quetzales), de los cuales, Q48,000.00 (cuarenta y ocho mil quetzales) corresponden a gastos personales sin necesidad de comprobación alguna; y Q12,000.00 que podrá acreditar por el Impuesto el Valor Agregado pagado en gastos personales, por compras de bienes o servicios, durante el año. 

 

Este crédito se comprobará mediante la presentación de una PLANILLA que contenga el detalle de las facturas, dentro de los primeros 10 días hábiles del mes de enero de cada año.  (El patrono debe conciliar las retenciones efectuadas y la declaración definitiva que presente el trabajador *).

 

Las donaciones que pueden comprobarse fehacientemente, otorgadas a favor del Estado, las universidades, entidades culturales o científicas, asociaciones y fundaciones sin fines de lucro, de asistencia o servicio social,  a las iglesias, entidades y asociaciones de carácter religioso y a los partidos políticos, todas las cuales deben estar legalmente constituidas, autorizadas e inscritas conforme a la ley, siempre que cuenten con la solvencia fiscal del periodo al que corresponde el gasto, emitida por la Administración Tributaria. 

 

La deducción máxima permitida no puede exceder del cinco por ciento (5%) de la renta bruta.

 

Las cuotas por contribuciones al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, al Instituto de Previsión Militar y al Estado y sus instituciones, por cuotas de regímenes de previsión social.

 

Las primas de seguros de vida para cubrir riesgos en casos de muerte exclusivamente del trabajador, siempre que el contrato de seguro no devengue suma alguna por concepto de retomo, reintegro o rescate.

 

Cómo se determina el impuesto a pagar:

 

Primero es necesario saber que se llama Renta Bruta a la suma de los ingresos gravados y exentos, obtenidos en el año.  Y Renta Neta es la diferencia entre la renta bruta y los siguientes ingresos exentos: 
 
Luego de que a la renta neta se le hayan restado las deducciones que apliquen, tendremos la Renta Imponible y podemos calcular el Impuesto a pagar, según la siguiente tabla:
 
 
 
 
 
  
 Los patronos están obligados a retener el ISR a sus empleados:

 

Todo patrono que pague o acredite a personas residentes en Guatemala remuneraciones de cualquier naturaleza por servidos provenientes del trabajo efectuado por empleados, sean permanentes o eventuales, debo retener el Impuesto Sobre la Renta del trabajador.

 

Igual obligación deben cumplir los empleados o funcionarios públicos que tengan a su cargo el pago de sueldos y otras remuneraciones, por servidos prestados a los organismos del Estado, sus entidades descentralizadas, autónomas, los municipalidades y sus empresas.

 

No corresponde practicar retenciones sobre las remuneraciones pagadas a diplomáticos, funcionarios, agentes consulares y empleados de gobiernos extranjeros que integran las representaciones oficiales en la República o formen parte de organismos internacionales.

 

Lo anterior, no exime a los empleados residentes que laboren para tales misiones, agencias y organismos internacionales de la obligación de presentar su declaración jurada anual y pagar el Impuesto.

 

Dichas entidades presentarán anualmente a la SAT el listado de trabajadores residentes, los salarios y honorarios de éstos, pagados durante el año. 

 

Cálculo de la retención:

 

Al principio de cada año o al inicio laboral, el patrono o pagador hará una proyección de la renta neta anual del trabajador, a la cual le deducirá el monto de cuarenta y ocho mil quetzales (Q48,000.00) por concepto de gastos personales y el monto de las cuotas anuales estimadas por concepto de pagos al IGSS y otros regímenes de previsión social. 

 

Al valor obtenido le aplicará la tasa correspondiente y, cada mes, el patrono o pagador retendrá al trabajador la doceava parte del monto proyectado.

 

Adicionalmente, si el trabajador hubiera laborado con otro patrono en el mismo año, el patrono debe sumar para la proyección anual, los ingresos que el trabajador obtuvo conforme la constancia de retención que le presente.

 

Cuando la proyección indicada se elabore habiendo iniciado el año, se realizará por el número de meses que hagan falta para la finalización del año.

 

Si por alguna circunstancia se modifica el monto anual estimado de la renta neta del trabajador, el patrono o pagador, sin necesidad de declaración del trabajador, deberá efectuar un nuevo cálculo para actualizar en los meses sucesivos el monto de la retención.

 

¿Qué pasa si se trabaja para más de un patrono?

 

Cuando el trabajador tenga más de un patrono, debe informarlo al patrono que le pague o acredite el mayor sueldo anual para determinar el monto de la retención total, según la tasa que le corresponda.  El trabajador debe indicar mediante declaración Jurada, el monto de cada una de las retribuciones que recibe de los otros patronos. Simultáneamente, debe presentar al o los otros patronos, copia del formulario presentado ante el patrono que actuará en calidad de agente de retención.

 

Pago de lo retenido:

 

Los patronos o pagadores, por los medios que la SAT ponga a su disposición, deberán presentar declaración Jurada de las retenciones practicadas y pagar el impuesto retenido, debiendo acompañar a la misma un anexo en el cual se especifique el nombre y apellido completos y Número de Identificación Tributaria de cada uno de los contribuyentes que soportaron la retención, el concepto de la misma, la renta acreditada o pagada y el monto de la retención.

 

Dicha declaración Jurada deberá ser presentada dentro de los primeros diez (10) días del mes siguiente al que corresponda el pago de las remuneraciones, aunque se hubiese omitido realizar la retención.

 

Liquidación y devolución de lo retenido en exceso:

 

Los trabajadores, al finalizar su periodo de liquidación anual, deberán presentar al  patrono las constancias de las donaciones realizadas, si fuera el caso, para que el patrono determine el impuesto definitivo.

 

Si el patrono determina que retuvo de más a sus trabajadores, deberá devolverles las sumas retenidas en exceso o informar o la Administración Tributaria dentro de tos primeros dos (2) meses del año calendario, por los medios que ésta disponga. El patrono o pagador descontará dichas devoluciones del total de los montos de retenciones correspondientes a dichos periodos mensuales, hasta cubrir la totalidad de las devoluciones.

 
 
 ¿En qué se invierte el ISR?

El Impuesto Sobre la Renta es un tributo que tiene como destino el financiamiento del Presupuesto de Ingresos y Gastos del Estado.  Es decir que estos fondos se distribuyen entre los diferentes ministerios, secretarías y otras dependencias estatales.

 

Comments