3. LA VELOCIDAD

La velocidad es una de las cuatro cualidades físicas básicas, normalmente asociada a correr muy rápido, pero en realidad se trata de la capacidad física que nos permite realizar CUALQUIER MOVIMIENTO en el menor tiempo posible. Por supuesto, también correr muy rápido.

TIPOS DE VELOCIDAD
Desde el punto de vista físico-deportivo vamos a distinguir tres tipos de velocidad:
  • Velocidad de DESPLAZAMIENTO: es aquella que nos permite desplazarnos de un punto a otro en el menor tiempo posible. En este tipo de velocidad el sujeto repite un movimiento de forma cíclica, como puede ser: correr, nadar, pedalear, etc. En este tipo de velocidad es muy importante la TÉCNICA de EJECUCIÓN del movimiento (correr, nadar, pedalear, ...). Los velocistas dedican una parte importante del entreno a mejorar la técnica del movimiento, esto se traducirá en una menor pérdida de tiempo. Ejemplos de este tipo de velocidad son: una carrera de 100 metros lisos corriendo, una prueba de 50 metros estilo libre de natación, el patinaje de velocidad sobre hielo, etc...
  • Velocidad de REACCIÓN: Es la capacidad que nos permite responder lo antes posible a determinados estímulos. Si a la voz de ¡Ya! tenemos que salir corriendo, hay personas que tardan un poco más y otras que salen antes. Las que son capaces de salir antes tienen una mejor velocidad de reacción. Los estímulos a los que podemos responder son múltiples, hemos mencionado uno de tipo sonoro, pero también se puede solicitar una respuesta  ante un estímulo visual, es el caso por ejemplo de un portero de balonmano ante un penalty, un estímulo táctil, olfativo, etc.... Ejemplos que conoces de este tipo de velocidad son el brilé o un "calientamanos", ...

  • Velocidad GESTUAL: es la capacidad de realizar cualquier movimiento (no cíclico) en el menor tiempo posible. Es decir, realizar un movimiento que no podamos englobar dentro de un desplazamiento. Aquí entraría por ejemplo, el movimiento que tiene que realizar un portero para parar un balón, el realizar un lanzamiento ... y, continuando con el ejemplo del brilé, el movimiento que hacemos para esquivar la pelota (primero reaccionamos ante el estímulo visual y luego nos movemos rápido para evitar que la pelota nos toque). O en el "calientamanos", igual que en el brilé, primero reaccionamos y luego apartamos la mano a toda "pastilla".

¿CÓMO TRABAJAR LA VELOCIDAD?
Lo primero que tenéis que saber es que si en una misma sesión de entrenamiento vais a trabajar varias cualidades, la VELOCIDAD debe ser la primera. Se trata de una cualidad muy exigente tanto a nivel muscular como mental, por lo tanto, no podemos trabajarla con fatiga.
Según los distintos deportes existen diversos métodos de entrenamiento de esta cualidad. Lo fundamental para trabajarla es hacerlo siempre "¡a tope!". De hecho siempre se dice : "la velocidad se trabaja con velocidad"

El entrenamiento de la velocidad se basa en varios principios generales:

  • La única forma de trabajar la velocidad es con intensidades máximas.
  • Las distancias a recorrer serán cortas, con lo que la duración de la tarea también será corta.
  • La recuperación será máxima para permitir un regeneración completa de las fuentes de energía empleadas.
  • Se trabaja mediante repeticiones.
  • Es necesario un buen calentamiento, para preparar al organismo para el máximo rendimiento y para evitar que los esfuerzos intensos puedan producir lesiones musculares.
  • El nivel de concentración tiene que ser máximo.
  • Es importante "apoyar" el trabajo de velocidad con trabajo de fuerza
  • Se debe trabajar en las condiciones más parecidas a la realidad del deporte en cuestión

De forma más específica para trabajar los distintos tipos de velocidad se realizan: juegos de reacción, salidas desde distintas posiciones, cuestas, multisaltos, multilanzamientos, ejercicios de mejora técnica, ejercicios con velocidad facilitada (cuesta abajo, gomas elásticas que "empujen"...), ejercicios con velocidad dificultada (tracciones, con paracaídas, gomas elásticas que "frenen" ...)


LA GENÉTICA Y LA VELOCIDAD

Si bien en todas las cualidades una buena genética influye, en la VELOCIDAD parece que es un factor determinante. De hecho es común la pregunta "el velocista, ¿nace o se hace?".  Esto, por supuesto, no quiere decir que una persona bien dotada para la velocidad no tenga que entrenar. De hecho el entrenamiento es FUNDAMENTAL. Pero veamos que condicionantes genéticos son importantes para el desarrollo de esta cualidad:

  • La velocidad de transmisión del impulso nervioso: Si queremos mover una parte de nuestro cuerpo la velocidad con que se transmita esa orden es fundamental. La velocidad del impulso nervioso viene muy condicionada genéticamente
  • La tipología de fibras musculares: de forma muy simple podemos decir que existen básicamente dos tipos de fibras musculares, las blancas de contracción más rápida y las rojas de contracción mas lenta. En cada persona predominan unas sobre otras... 
Así pues, si eres de los/as que tienen una buena velocidad de transmisión del impulso nervioso y en tu cuerpo predominan las fibras blancas, tienes muchas papeletas de ser un/a gran velocista....eso si!! ENTRENANDO A TOPE!!

Comments