CIRCUITOS PRODUCTIVOS

EL ANÁLISIS DE LOS CIRCUITOS PRODUCTIVOS

 

            El análisis de los circuitos productivos regionales permite conocer las características de las distintas etapas incluidas en la producción de un bien, identificar a los agentes económicos que participan y entender las modalidades de vinculación y las desigualdades que surgen entre ellos. A su vez, y debido a que las ganancias que puede generar cada una  de las etapas son diferentes, el análisis de los circuitos permite ver no solo qué agentes económicos son los que más se benefician, sino también cuál es el impacto o la relevancia económica de la actividad en cada una de las regiones.
 
            Un circuito productivo es el encadenamiento de etapas desarrolladas en torno de una actividad productiva común, que va desde la producción  de una materia prima (generalmente denominada eslabón agrícola), hasta su transformación (eslabón industrial) y su distribución (eslabón comercial).Ver esquema

 
En general, estos eslabones se localizan en áreas diferentes: la producción puede llevarse a cabo en una región determinada, pero su transformación y su consumo en otra y otras.
 

 Muchos de estos circuitos productivos se hallaban localizados (por lo menos su eslabón agrícola) en áreas extrapampeanas y constituyen actividades importantes dentro de las economías regionales. A lo largo de las últimas décadas todos los circuitos han sufrido transformaciones bastantes profundas. En la actualidad, en el contexto de la globalización y la integración regional (MERCOSUR), tales cambios se han acentuado.Ver texto en Inglés

 

LA ECONOMÍA PAMPEANA Y LAS ECONOMÍAS EXTRAPAMPEANAS

 

            En las últimas décadas del siglo XIX la producción de cereales y carnes para la exportación permitió la incorporación de la sociedad argentina al mercado capitalista internacional y consolidó el poder de los terratenientes exportadores. Éstos impusieron su dominio sobre el conjunto de la sociedad y la centralización definitiva de la autoridad favoreció la consolidación del Estado Nacional y el desarrollo de sus Instituciones.
 
            La economía exportadora de productos primarios se localizó en grandes propiedades rurales ubicadas en la  “pampa vieja” y en “pampa nueva”. En la región pampeana, la ciudad de Buenos Aires y su puerto fueron el núcleo que centralizó los intercambios con el mercado internacional. Por esta razón, en ese núcleo se concentraron las empresas de capital nacional y extranjero más poderosas que se beneficiaban con el modelo económico basado en las exportaciones de cereales y carnes. Allí residían también las autoridades políticas que aseguraban los intereses de los terratenientes y comerciantes exportadores.
 

 Al mismo tiempo que la “economía pampeana” se consolidaba y expandía según un modelo agrario-exportador, en otras zonas del país los terratenientes comenzaron a reorganizar las producciones tradicionales, o a desarrollar nuevas, con el objetivo de abastecer al mercado interno, que crecía aceleradamente en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Estas economías extrapampeanas también denominadas “economías regionalescuyas producciones no se destinaban al mercado internacional, empezaron a depender de la economía pampeana. Además, comenzaron a ser subsidiadas por el Estado Nacional de diferentes formas, que fueron cambiando desde fines del siglo XIX hasta la década de 1880.Ver texto en Inglés.