La Caza en Colombia

 
 

 

No hay clubes de caza deportiva en Colombia, pero existen excelentes lugares para desarrollar este deporte. Los grupos armados clandestinos prohíben la caza en todas sus formas, pues piensan que los cazadores no tienen conciencia sobre la conservación de los recursos naturales no renovables. Los campesinos llevan a cabo jornadas de montería en diferentes lugares del país. En compañía de estos campesinos se puede disfrutar de este deporte sin correr ningún riesgo porque son ellos quienes conocen el momento oportuno para hacerlo. 

 

Colombia es un país sumamente rico en fauna silvestre, existen especies mayores como el jaguar y la danta que pesan más de 200 kg; existen especies medianas como el ciervo, armadillo, pecarí (jabalí) y primates; y especies menores como liebres, picure, conejo que pueden pesar un kg. Tenemos una variedad de aves como el Paujuil (12 kg), Gualilo (8 kg), pava (3 kg), torcazas y tórtolas. Pero el más preciado de los animales de caza en Colombia es el Agoutí Paca (lapa, tinajo o guagua) que se encuentra en las regiones cálidas de todo el territorio nacional.

La legislación Colombiana relacionada con la caza es muy poca, existe el Departamento Administrativo de Medio Ambiente (DAMA) encargado de velar por el medio ambienta, la fauna y la flora, pero no cuenta con herramientas para ejercer un control efectivo. Los campesinos en su mayoría llevan a cabo jornadas dominicales de caza deportiva, pero no existe conciencia real sobre la conservación de la fauna o la flora.

No obstante, es sabido por todas las personas, que los grupos guerrilleros y las autodefensas (ambos clandestinos) recorren la totalidad del país, y son ellos quienes han vedado la caza y ejercido control sobre los cazadores para preservar las especies animales y vegetales.

 

De cualquier manera, los aficionados a la caza buscan el momento oportuno para salir de montería. Existen zonas a lo largo del país donde es abundante la fauna silvestre y se puede cazar sin problemas. Para tal fin los viajes se hacen con personas conocedoras de los sitios. En el caso de la presencia de extranjeros en jornadas de montería no es aconsejable, pero desde luego que las hemos hecho tomando precauciones,  se sabe que los españoles y latinos no son el blanco preferido de secuestros. Existen sitios donde los grupos armados hacen presencia constantemente, es allí donde no se puede cazar. En otras regiones esta presencia es temporal, un mes al año o menos, entonces se puede ir de cacería con plena confianza.

Existe una raza de perros criollos que recibe el nombre de Tinajero, se desenvuelve sumamente bien en la montaña y en cualquier clima, desde los páramos hasta las costas. Tiene las orejas largas, el pelo liso y corto, su cuerpo es ligero y estilizado, patas delanteras protuberantes, excelente olfato y ladran de manera muy agradable. La raza resulta del cruce de diferentes razas de sabuesos traídas por los colonos españoles y franceses al centro del país (Región de Santander) y conserva características emparentadas muy de cerca con el Sabueso Español.

Para finalizar se aclara que de momento en Colombia no se usan los perros de muestra tipo Pointer o Braco, porque la cultura de la caza deportiva no se ha desarrollado, se cazan esencialmente animales de pelo y esporádicamente aves grandes (de más de 3 Kg), muy pocas veces una perdiz o torcaza porque se considera que son presas muy pequeñas y de poco valor.

Comments