Uso de los dispositivos móviles en la educación

Se calcula que a finales de 2012 había en el mundo unos seis mil millones de subscriciones de telefonía móvil.  El incremento sin precedentes del número de teléfonos móviles, tanto en las naciones industrializadas como en los países en desarrollo, genera posibilidades inéditas para aumentar el acceso, la equidad y la calidad en materia de educación. El aprendizaje mediante dispositivos móviles, una modalidad de rápido crecimiento entre las aplicaciones de las TIC a la educación, tiene la capacidad de influir considerablemente en las prestaciones educativas.(UNESCO, 2013)

De manera incremental y donde quiera que estén, las personas esperan acceder a Internet y al rico entramado de conocimiento que éste contiene. Los dispositivos móviles, incluyendo teléfonos inteligentes y tabletas, posibilitan a sus usuarios hacer exactamente eso, vía redes de celulares o en forma inalámbrica. El número creciente de suscriptores de dispositivos móviles, unido a la evolución de éstos, han permitido darles una mirada hacia una tendencia educativa. Instituciones de aprendizaje en todo el mundo están explorando alternativas para que sus sitios Web, sus materiales educativos, sus recursos y las oportunidades que ofrecen estén todas disponibles en línea y optimizadas para  dispositivos móviles. Actualmente, la faceta más llamativa del aprendizaje móvil, son las aplicaciones (Apps) para estos dispositivos. Los teléfonos inteligentes y las tabletas han redefinido lo que entendemos por computación móvil y en los cuatro o cinco años anteriores, los Apps se han convertido en un fuente de desarrollo, que ha dado como resultado una amplia gama de Apps para la productividad y el aprendizaje. Estas herramientas que van desde aplicaciones para anotaciones y mapas mentales, hasta las que posibilitan explorar el espacio exterior o mirar en profundidad sustancias químicas complejas, permiten a los usuarios, donde quiera que estén, aprender y experimentar nuevos conceptos.

Los dispositivos móviles constituyen también un canal de distribución importante para revistas y libros digitales, lo que ha hecho que la plataforma atraiga a las mayores editoriales dedicadas a educación. Pearson, entre muchas otras, está diseñando textos escolares y otros recursos con elementos interactivos optimizados para dispositivos móviles. Tabletas como la iPad, Samsung Galaxy, Nexus y Surface, son especialmente efectivas en el despliegue de libros digitales y otros contenidos visuales. Sirven como reproductores de video de tamaño muy conveniente, con acceso instantáneo a una enorme biblioteca de contenidos; herramientas para video conferencias de doble vía y en tiempo real; con resolución cada vez más alta incremento la alta tanto en fotografías como en cámara de video; correo electrónico rápido y fácil y navegadores web; además de plataformas de juegos enriquecidas con todas las funciones.

Según 148 Apps(2013) reportó que “a las Apps educativas correspondía a la segunda categoría de Apps más descargadas en iTunes, entre todas las categorías. Esto sobrepasa en popularidad tanto a las de entretenimiento como a las de negocios.” Una de las categorías de mayor crecimiento es la de Apps para aprendices muy jóvenes. En un reporte especial llamado “Análisis de la categoría de educación en las Tiendas de Aplicaciones para Apps de Apple”, anota que más del 80% de los Apps educativos tienen como objetivo específico a los niños. (iLearn II, 2013)

 

Nuevas estrategias para el aprendizaje.

Gracias a su portabilidad, flexibilidad e interfaces naturales e intuitivas, los dispositivos móviles son especialmente atractivos para las Instituciones Educativas y un número creciente de ellas se han volcado hacia las tabletas como estrategia para el aprendizaje 1 a 1 (una solución sistémica en la que se dota a cada estudiante con un dispositivo que éste puede usar para apoyar su aprendizaje, dentro o fuera del aula de clase).

En una experiencia piloto de 1 a 1 en la Institución Educativa de California (USA) “Justin-Siena High School”, cada uno de los estudiantes recibirá un iPad durante el reinicio de las clases después del receso de verano. Los estudiantes han expresado su satisfacción por tener que cargar menos libros de texto y los docentes están a la expectativa por el incremento de ancho de banda para acceder a Internet. Ya no tendrán que hacer reservaciones y confinar a los estudiantes en el laboratorio de cómputo. Una de las docentes planea pedir a sus estudiantes que usen sus iPads para grabarse cuando hacen presentaciones de manera que se conviertan en mejores presentadores en público.

De acuerdo con la investigación actual de ASTD, “Los mejores usos de los dispositivos móviles para el aprendizaje son la facilidad de acceso a material de referencia, el apoyo al desempeño del estudiante y la posibilidad de ver videos. Es más, cuando están equipados con una diversidad de Apps, cámaras, sensores y otras herramientas, los estudiantes pueden explorar sitios específicos y grabar sus experiencias mediante fotografías, videos o audio.” Por ejemplo, el “Greenridge Primary School”, realizó una App del Safari por el río del zoológico de Singapur, que utiliza tecnología para el reconocimiento de ubicaciones basada en imágenes, para familiarizar mejor a los estudiantes con la fauna circundante.

A pesar de que los programas de “1 a 1” y “BYOD2 son relativamente nuevos, hay una cantidad enorme de organizaciones e instituciones dedicadas a explorar sus logros y a soñar con nuevos usos para los dispositivos móviles.








Hecho por: Luis Suárez


Referencias: 

Sector, E. (11 de febrero de 2013). http://www.unesco.org. Obtenido de Aprender mediante el uso de dispositivos móviles: http://www.unesco.org/new/es/education/resources/online-materials/single-view/news/learning_with_mobile_technologies/#.VPkSgpU5DIV

Johnson, L. A. (12 de 1 de 2013). http://www.eduteka.org. Obtenido de Aprendizaje mediante dispositivos móviles: http://www.eduteka.org/dispositivosmoviles.php



























                                                                                                     
       Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional

Comments