Aprendizaje Mixto

1.1. Definición del aprendizaje de tipo mixto

YA HEMOS TERMINADO CON ESTE PUNTO Y EL RESULTADO SE ENCUENTRA EN EL DOCUMENTO FINAL.              POR FAVOR, NO AGREGAR MÁS MATERIAL EN ESTA PÁGINA

  1. Proporcionar la definición de trabajo del aprendizaje de tipo mixto.
  2. Identificar las principales diferencias entre aprendizaje de tipo mixto, presencial y en línea.
  3. Analizar distintos tipos de aprendizaje de tipo mixto.


Definiciones en internet

Para Antonio Bartolomé (2008) en http://www.utpl.edu.ec/ried/images/pdfs/volumen11/bartolome.pdf  el término Blended Learning (BL) o aprendizaje mixto, hace referencia al uso de recursos tecnológicos tanto presenciales como no presenciales en orden a optimizar el resultado de la formación.

Entendido como un diseño formativo, los términos más utilizados en Español son:

 TérminoAutor
 Enseñanza semipresencial Bartolomé (2001); Leão y Bartolomé (2003
 Educación flexibleSalinas (1999)
 Formación mixtaPascual (2003)

Pero si nos situamos en un entorno de EaD Enseñanza Abierta y a Distancia, es necesario retomar el concepto de BL dejando de lado la idea de diseñar un entorno semipresencial. El Blended Learning es la gran solución, como un planteamiento capaz de provocar mejores resultados en los exámenes y generar un mayor grado de satisfacción entre los estudiantes (Heterick & Twigg, 2003, p. 28).

El Blended Learning (Aprendizaje Semi-Presencial) es el aprendizaje facilitado a través de la combinación eficiente de diferentes métodos de impartición, modelos de enseñanza y estilos de aprendizaje, y basado en una comunicación transparente de todas las áreas implicadas en el curso. (Heinze, A. & C. Procter (2004). Reflections on the Use of Blended Learning. Education in a Changing Environment conference proceedings, University of Salford, Salford, Education Development Unit, Available on-line: http://www.ece.salford.ac.uk/proceedings/papers/ah_04.rtf)

 Blended Learning is an approach to learning and teaching which combines and aligns learning undertaken in face-to-face sessions with learning opportunities created online. http://www.wlv.ac.uk/default.aspx?page=18446


Ultimately, the exact definition of blended learning, beyond some combination of online and faceto-face, may not matter. Along these lines, Dziuban, Hartman and Moskal (2004) in a research brief
for EDUCAUSE titled “Blended Learning” noted:“Blended learning should be viewed as a pedagogical approach that combines the effectivenessand socialization opportunities of the classroom with the technologically enhanced active learningpossibilities of the online environment, rather than a ratio of delivery modalities. In other words,blended learning should be approached not merely as a temporal construct, but rather as a fundamental redesign of the instructional model with the following characteristics:

A shift from lecture- to student-centered instruction in which students become active and interactive learners (this shift should apply to the entire course, including face-to-face contact
sessions);

Increases in interaction between student-instructor, student-student, student-content, and student-outside resources;

Integrated formative and summative assessment mechanisms for students and instructor.” http://www.inacol.org/research/promisingpractices/NACOL_PP-BlendedLearning-lr.pdf




 
Blended Learning (BL) no es un término nuevo ni significa lo mismo para distintos autores:

Combinación de distintos modos de tecnología basada en red para alcanzar una meta educativa: clases virtuales, aprendizaje colaborativo, streaming, audio …

Combinación de diferentes teorías pedagógicas (constructivismo, conductismo, etc.) para alcanzar unos objetivos de aprendizaje con o sin tecnología. Combinar cualquier forma de tecnología instruccional: video, cd-rom, etc.

En lo que sí parecen ponerse de acuerdo los distintos autores y profesionales es que su auténtico potencial está todavía por desarrollar. La definición más aceptada es aquella que considera el BL como un modelo de aprendizaje que combina la enseñanza presencial con la tecnología no presencial, con el objetivo no sólo de proporcionar nuevos recursos al aula sino también de reemplazar ciertas actividades presenciales por otras apoyadas por tecnología.

Es un modelo de aprendizaje ecléctico y práctico que no se basa en una determinada teoría de aprendizaje.

En el BL resulta fundamental realizar la selección de medios adecuados, que será diferente para cada necesidad educativa. Tampoco existe una fórmula que nos indique la combinación óptima para cualquier contexto educativo.

1. Graham, Charles; Allen Stephanie &Ure Donna. “Benefit and Challenges of Blended Learning Environments. http://www.igi_global.com/chapter/benefits-challenges-blended-learning-environments/14246

2. Bartolomé, Antonio (2004). Blended Learning. Conceptos báxicos. Píxel-Bit. Revista de medios y Educación, 23, pp 7-20.

3. Driscoll, Margaret. Blended Learning: Let’s Get Beyond the Hype. Ibm Global Solutions



Componentes posibles en una combinación

Existen diferentes dimensiones que podemos tener en cuenta a la hora de realizar una combinación:

• Aprendizaje presencial de tipo presencial y en línea

La combinación de estas dos dimensiones permite realizar actividades síncronas y asíncronas. Permite una mayor flexibilidad espacio- temporal, al tiempo que mantiene la espontaneidad y el contacto humano.
Las actividades en línea contribuyen a una mayor reflexión y posibilidad de participación.
El uso de estas dos modalidades estimula la interacción a todos los niveles, siendo más sencilla la motivación del estudiante.
Los recursos requeridos se corresponden de aquellos de la enseñanza presencial, aula, profesor y sincronía, y un entorno virtual de aprendizaje que permita garantizar la comunicación entre docente-
contenidos-estudiante. Combina el tutor presencial con el virtual. Puede combinar distintos medios de acceso a los contenidos.

• Aprendizaje individual, al propio ritmo y aprendizaje en colaboración

El primero permite al estudiante aprender a su propio ritmo, utilizando sus experiencias previas y desarrollar sus propias capacidades.
Mientras que el segundo permite la construcción social de conocimiento, añadiendo a la experiencia propia la del resto de miembros del grupo.
El aprendizaje individual requiere interacción principalmente con los contenidos y capacidad de auto regulación por parte del estudiante.
Por su parte, el aprendizaje colaborativo requiere de forma necesaria interacción con los demás estudiantes y negociar con ellos Ninguno de los dos tipos de aprendizaje requiere coincidencia
espacio-temporal, aunque en el segundo es más habitual. Los dos pueden desarrollarse tanto en un aula tradicional como en una virtual.

• Combinación de herramientas informáticas síncronas y asíncronas

La combinación de estas dos dimensiones requiere la existencia de un entorno virtual de aprendizaje mediante el cual se pueda realizar la interacción estudiante-facilitador-contenidos.
Ofrece la ruptura de los límites espacio-temporales y ofrece mayor flexibilidad en el aprendizaje, permitiendo el aprendizaje al ritmo de cada alumno, aumentando la capacidad de elección, y el trabajo colaborativo.
Ofrece mayor profundidad de reflexión y participación pero reduce la espontaneidad y el contacto humano desaparece.

Requiere una elevada capacidad de auto regulación. El seguimiento y la tutoría del curso será siempre en línea.

• Actividades auto dirigidas y guiadas por el instructor

Las actividades auto dirigidas no requieren un determinado ámbito físico para su realización, al igual que tampoco necesitan un profesor o tutor, mientras que para las actividades guiadas por el instructor, éste es el que determina los contenidos a utilizar, marca los tiempos y realiza la evaluación.
Ambas pueden llevarse a cabo tanto de forma presencial como virtual y, aunque pueden desarrollarse sin el uso de tecnología, su uso adecuado permite potenciar las ventajas de ambas.

Categorías generales de combinaciones

• Capacitadora

Se trata de programas de formación en los que la combinación se  utiliza para proporcionar flexibilidad a los estudiantes, a quienes se trata de proporcionar la misma experiencia educativa pero a través de diferentes modalidades.

• Potenciadora

Permite realizar cambios crecientes en la aproximación pedagógica pero no pretende la transformación radical de los procesos de enseñanza- aprendizaje.

• Transformadora

La combinación permite la transformación de la metodología utilizada, propiciando la creación de conocimiento a través de la interacción. Este tipo de combinación permite una actividad intelectual que resulta prácticamente inviable sin el uso de la tecnología.




El aprendizaje de tipo mixto ¿es eficaz en cuanto a resultados de formación?

La eficacia en los resultados de formación dependerá de diversos factores. El uso de una metodología determinada no garantiza por si solo unos resultados óptimos.
En primer lugar será necesario realizar un análisis de la situación de aprendizaje para valorar cómo la utilización del BL puede mejorar la formación en una situación de aprendizaje
concreta. Otro elemento fundamental que no podemos dejar de lado es el público objetivo al que va dirigida la formación ¿está preparado para el BL?¿cumple los requisitos básicos para
este tipo de formación?. Del mismo modo, hay que valorar si la cultura organizativa de la institución encaja con el uso de esta metodología y si se dispone de la infraestructura tecnológica
adecuada.

El modelo pedagógico también resultará determinante. Si el uso de la tecnología no va acompañado de un cambio en la forma de enseñar y resulta simplemente en una prolongación de la forma
presencial de enseñar basada en la transmisión de conocimiento, el BL no contribuirá a obtener unos mejores resultados de formación.
Sin embargo, si sirve para favorecer la interacción y acercarnos a un aprendizaje más centrado en el alumno y a través de la práctica, el BL contribuirá a obtener una mayor motivación y obtener un
aprendizaje que logre una mayor transferencia al puesto de trabajo.

Seleccionar 2 definiciones de aprendizaje de tipo mixto: establecer semejanzas y diferencias





Tabla genérica en la que se comparan las características de los enfoques presencial, en línea y de tipo mixto

 




PUNTO 1 PARA EL DOCUMENTO FINAL

Para comprender porqué el aprendizaje de tipo mixto puede constituirse en una decisión estratégica valiosa a la hora de pensar el diseño e implantación de propuestas formativas, como consultores especializados en la temática, consideramos que es fundamental acercarles en una primera etapa una serie de conceptos que les permitirán comprender qué es el aprendizaje mixto o bleanded learning, cuáles son sus características y porqué puede transformarse en una elección metodológica válida a la hora de planificar el diseño de una propuesta foramativ de calidad, amplia, customizable y flexible tal como la que nos encomienda el Departamento Nacional de Formación de la Administración Pública. 

Nuestro objetivo es brindarles una aproximación conceptual, epistemológica e instrumental que les permita comprender los alcances del aprendizaje mixto, a fin de que puedan tomar decisiones adecuadas con criterio reflexivo y fundamentado, sobre la potencial aplicación del blended learning en el diseño, desarrollo e impartición de cursos y propuestas formativas. 


Un primer paso: Comprender qué es el Aprendizaje Mixto o Blended Learning (BL).


Para Antonio Bartolomé (2008) en http://www.utpl.edu.ec/ried/images/pdfs/volumen11/bartolome.pdf  el término Blended Learning (BL) o aprendizaje mixto, hace referencia al uso de recursos tecnológicos tanto presenciales como no presenciales en orden a optimizar el resultado de la formación.

Entendido como un diseño formativo, los términos más utilizados en Español son:



 TérminoAutor
 Enseñanza semipresencial Bartolomé (2001); Leão y Bartolomé (2003
 Educación flexibleSalinas (1999)
 Formación mixtaPascual (2003)

Pero si nos situamos en un entorno de Enseñanza Abierta y a Distancia, es necesario retomar el concepto de BL dejando de lado la idea de diseñar un entorno semipresencial. El Blended Learning es la gran solución, como un planteamiento capaz de provocar mejores resultados en los exámenes y generar un mayor grado de satisfacción entre los estudiantes (Heterick & Twigg, 2003, p. 28).

Esto está dado porque el aprendizaje mixto, tal como afirman Heinze y Procter (2004), combina de manera con eficiencia  diferentes métodos de impartición, modelos de enseñanza y estilos de aprendizaje, basado en una comunicación transparente de todas las áreas implicadas en el curso.  En este mismo sentido, Dziuban, Hartman y Moskal (2004) afirman que -el aprendizaje mixto debe ser visto como un enfoque pedagógico que combina la efectividad propia de las posibilidades de socialización del salón de clases con  las tecnologías que nos permiten aprovechar las posibilidades del aprendizaje activo propio de los entorno en línea, lo cual implica una mirada superadora que trasciende las modalidades de entrega o distribución del conocimiento. En otras palabras, el aprendizaje mixto debe ser abordado no sólo como una construcción temporal, sino más bien como un rediseño fundamental del modelo de instrucción con las siguientes características:

  • La instrucción centrada en los estudiantes los cuales se conviertan en aprendices activos e interactivos (este cambio se manifiesta a lo largo de todo el trayecto formativo, incluso en los contactos tradicionales cara a cara)
  • El aumento de la interacción entre alumno-profesor, alumno-alumno, alumno-contenido y alumno-recursos externos a la propuesta formativa;
  • Mecanismos integrados de evaluación formativa y sumativa tanto para el estudiantes como para el instructor. 
La definición más aceptada de Aprendizaje Mixto o Blended Learning es aquella que lo considera como un modelo de aprendizaje que combina la enseñanza presencial con la tecnología no presencial, con el objetivo no sólo de proporcionar nuevos recursos al aula sino también de reemplazar ciertas actividades presenciales por otras apoyadas por tecnología. Esta característica lo transforma en un modelo de aprendizaje ecléctico y práctico que no se basa en una determinada teoría de aprendizaje ya que en el BL resulta fundamental una flexible y adecuada selección de medios, recursos y estrategias de enseñanza las cuales será diferentes para cada necesidad educativa.

En base a los factores que de manera sistemática aparecen reflejados en las definiciones que hacen diferentes autores, y a fin de unificar criterios a la hora de pensar en el diseño de propuesta formativas, consideraremos como aprendizaje mixto, semipresencial o blended learning:

"a aquel en el que se promueva el uso eficiente educativo de recursos tecnológicos presenciales y no presenciales ordenados a potenciar y optimizar el resultado de programas de formación. Deberá ser adaptable a cualquier modelo de enseñanza-aprendizaje basándose en el uso adecuado y pertinente ( crítico, creativo y económico) de herramientas educativas y contenidos (estructura abierta o cerrada) que posibiliten el protagonismo de los agentes involucrados en la formación (tutor, alumno y grupo). "


Segundo paso: ¿Qué alternativas de combinación nos ofrece el Aprendizaje Mixto? Distintos tipos de aprendizaje mixto.

Como ha quedado en claro al intentar definir el aprendizaje mixto, se trata de unna metodología que selecciona estratégicamente diversas posibilidades, metodologías, recursos entornos y dinámicas para favorecer el proceso de enseñanza y aprendizaje.
Pero ¿qué alternativas podemos combinar cuando hablamos de aprendizaje mixto?

Existen diferentes dimensiones que podemos tener en cuenta a la hora de realizar una combinación:


• Aprendizaje presencial de tipo presencial y en línea

La combinación de estas dos dimensiones permite realizar actividades síncronas y asíncronas. Permite una mayor flexibilidad espacio- temporal, al tiempo que mantiene la espontaneidad y el contacto humano. 
Las actividades en línea contribuyen a una mayor reflexión y posibilidad de participación.
El uso de estas dos modalidades estimula la interacción a todos los niveles, siendo más sencilla la motivación del estudiante.
Los recursos requeridos se corresponden de aquellos de la enseñanza presencial, aula, profesor y sincronía, y un entorno virtual de aprendizaje que permita garantizar la comunicación entre docente-
contenidos-estudiante. Combina el tutor presencial con el virtual. Puede combinar distintos medios de acceso a los contenidos.


• Aprendizaje individual, al propio ritmo y aprendizaje en colaboración

El primero permite al estudiante aprender a su propio ritmo, utilizando sus experiencias previas y desarrollar sus propias capacidades, mientras que el segundo permite la construcción social de conocimiento, añadiendo a la experiencia propia la del resto de miembros del grupo.
El aprendizaje individual requiere interacción principalmente con los contenidos y capacidad de auto regulación por parte del estudiante.
Por su parte, el aprendizaje colaborativo requiere de forma necesaria interacción con los demás estudiantes y negociar con ellos.
Ninguno de los dos tipos de aprendizaje requiere coincidencia espacio-temporal, aunque en el segundo es más habitual. 
Los dos pueden desarrollarse tanto en un aula tradicional como en una virtual.


• Combinación de herramientas informáticas síncronas y asíncronas

La combinación de estas dos dimensiones requiere la existencia de un entorno virtual de aprendizaje mediante el cual se pueda realizar la interacción estudiante-facilitador-contenidos.
Ofrece la ruptura de los límites espacio-temporales y ofrece mayor flexibilidad en el aprendizaje, permitiendo el aprendizaje al ritmo de cada alumno, aumentando la capacidad de elección, y el trabajo colaborativo.
Ofrece mayor profundidad de reflexión y participación pero reduce la espontaneidad y el contacto humano desaparece.
Requiere una elevada capacidad de auto regulación. 
El seguimiento y la tutoría del curso será siempre en línea.


• Actividades auto dirigidas y guiadas por el instructor

Las actividades auto dirigidas no requieren un determinado ámbito físico para su realización, al igual que tampoco necesitan un profesor o tutor, mientras que para las actividades guiadas por el instructor, es éste el que determina los contenidos a utilizar, marca los tiempos y realiza la evaluación.
Ambas pueden llevarse a cabo tanto de forma presencial como virtual y, aunque pueden desarrollarse sin el uso de tecnología, su uso adecuado permite potenciar las ventajas de ambas.

Pero en definitiva, ¿qué nos proponemos en el planteo de combinaciones posibles? Cuando diseñamos una propuesta de formación sustentada en un modelo de blended learning la categoría de las combinaciones posibles se vincula con diversos objetivos que se desprenden lógicamente de las variables que componen el trayecto de formación.



Tercer paso: Analicemos. ¿Nos conviene adoptar un sistema de aprendizaje de tipo mixto?

En el momento de planificar nuestra propuesta formativa, surge de inmediato la pregunta acerca de la eficacia potencial que se espera derive de la nueva dinámica. A pesar de que consideramos que en el caso que el Departamento Nacional de Formación de la Administración Pública nos ha pedido que analicemos,  el uso de un sistema de enseñanza y aprendizaje mixto resulta no sólo viable sino pertinente, queremos resaltar que la eficacia en los resultados de formación dependerá de diversos factores ya que el uso de una determinada metodología no garantiza por sí sola unos resultados óptimos.

En primer lugar, será necesario realizar un análisis de la situación de aprendizaje para valorar cómo la utilización del BL puede mejorar la formación en una situación de aprendizaje concreta. Otro elemento fundamental que no podemos dejar de lado es el público objetivo al que va dirigida la formación ¿está preparado para el BL?¿cumple los requisitos básicos para este tipo de formación?. Del mismo modo, hay que valorar si la cultura organizazacional de la institución se acompasa con el uso de esta metodología y si se dispone de la infraestructura tecnológica adecuada.

El modelo pedagógico también resultará determinante. Si el uso de la tecnología no va acompañado de un cambio en la forma de enseñar y resulta simplemente una prolongación de la forma presencial de enseñar basada en la transmisión unidireccional de conocimiento, el BL no contribuirá a obtener unos mejores resultados de formación. 
Pero si el modelo planteado es utilizado estratégicamente para favorecer la interacción entre docentes, alumnos y conocimientos, promoviendo un aprendizaje centrado en el alumno a través de la práctica, indudablemente el BL contribuirá a obtener una mayor motivación y conocimientos con una mayor transferibilidad al ámbito laboral.

Los sistemas de BL, basados en el uso de las tecnologías Web como apoyo a la formación presencial se adaptan perfectamente al modelo basado en la solución de problemas, cuyo fin último es la construcción de conocimiento colaborativo. Por ende, podemos considerar que este sistema de formación mediada fija su eje central en el aprendizaje que tiene al alumno como protagonista de su propio proceso de aprendizaje, en el cual intervienen y se promueven intencionalmente  procesos de indagación, análisis, búsqueda, organización de la información orientada a la resolución de problemas propios de cada área específica y al uso crítico, creativo y colaborativo del conocimiento construido en cada trayecto de formación.

Para el logro de estos objetivo nos basta con planificar un simple cambio en la modalidad de transferencia y distribución de la información sino que se deberá planificar un cambio sistémico de la propuesta de formación que abarque la planificación, el diseño de plataformas, contenidos, actividades y esquemas de evaluación, y la implementación de la instrucción de una propuesta formativa innovadora y con metodologías y didácticas inéditas y específicas, diferentes a las aplicadas en propuestas tradicionales presenciales.


Cuarto Paso: Evaluación diferencial. Identificando las principales diferencias entre aprendizaje de tipo mixto, presencial y en línea.

Para terminar de definir si una propuesta de Aprendizaje mixto es efectivamente lo que su organización necesita para promover instancias de formación y capacitación efectiva entre las personas que forman sus equipos de trabajo, es necesario delimitar las especificidades propias de otros sistemas de aprendizaje, a fin de poder realizar una elección inteligente del sistema que más convenga a las necesidades y posibilidades organizacionales.

Para ello hemos les proponemos una lectura comparativa de las características del aprendizaje Mixto, el aprendizaje presencial y el aprendizaje online teniendo en cuenta un desagregado de varibales comunes tales como:



En definitiva, consideramos que a la hora de evaluar la estrategia que se utilizará para impartir un trayecto de formación, conocer las características y diferencias de cada dinámica coadyuva a discriminar con inteligencia las fortalezas y debilidades de cada uno de ellas a fin de realizar elecciones acertadas que respondan a:
  • Las características de los destinatarios de la propuesta
  • Las necesidades y objetivos organizacionales
  • Las posibilidades y recursos tanto de los destinatarios como de la organización que promueve e imparte la formación.
En el próximo apartado les proponemos realizar un exhaustivo análisis de las fortalezas y debilidades propias del sistema de aprendizaje mixto. 



Bibliografía y Weblografía del apartado

Bartolomé, A. (2004). Blended Learning. Conceptos báxicos. Píxel-Bit. Revista de medios y Educación, 23, pp 7-20.

Bartolomé, A. (2008).Entornos de aprendizaje mixto en educación superior. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia V. 11:1, pp 15-51.  [en línea] Disponible en: http://www.utpl.edu.ec/ried/images/pdfs/volumen11/bartolome.pdf  [consulta 2011, 27 de octubre]  

Driscoll, M. Blended Learning: Let’s Get Beyond the Hype. Ibm Global Solutions. 

Dziuban, C., Hartman, J., & Moskal, P. (2004, March 30). Blended learning .EDUCAUSE Center for Applied Research Research Bulletin. Disponible en: http://www.educause.edu/ECAR /BlendedLearning /157515  [consulta 2011, 1 de noviembre]

Graham, C., Allen S. & Ure D. “Benefit and Challenges of Blended Learning Environments. http://www.igi_global.com/chapter/benefits-challenges-blended-learning-environments/14246

Heinze, A. &  Procter, C. (2004). Reflections On The Use Of Blended Learning. Extract from: Education in a Changing Environment 13th-14th September 2004 Conference Proceedings.  [en línea] Disponible en:  http://www.ece.salford.ac.uk/proceedings/papers/ah_04.rtf[consulta 2011, 23 de octubre]

Heterick, B.; Twigg, C. (2003).  The Learning MarketSpace. February 2003. The National Center for Academic Transformation [en línea] Disponible 
en:  http://www.center.rpi.edu/Newsletters/Feb03.html [consulta 2010, 25 de octubre]

NACOL. Watson, G.  Blending Learning: The Convergence of Online and Face-to-Face Education. Evergreen Consulting Associates. Vienna

Sosa Sánchez-Cortés, R.; García Manso, A. et. al. (2005). B-Learning y Teoría del Aprendizaje Constructivista en las Disciplinas Informáticas: Un esquema de ejemplo a aplicar. Recent Research Developments in Learning Technologies (2005) [en línea] Disponible en: http://wiki.gita.cl/lib/exe /fetch.php?media=info3x1:aprendizajeconstructivista.pdf  [consulta 2011, 23 de octubre]



ĉ
Jose Luis Moya,
28 oct. 2011 8:54
ĉ
Jose Luis Moya,
7 nov. 2011 12:19
ĉ
Jose Luis Moya,
10 nov. 2011 11:03
Comments