SALUD Y SATÉLITES

Lutgarde Creemers - Berlín, noviembre 2007

 

¿Se puede o no reconocer enfermedades

a través de fotos satelitales 

 

  •    No, no se puede “reconocer” nada en las “fotos”, mejor dicho: los “imágenes”.

     Los imágenes son hechas a base de señales que nos pueden ser mandadas desde un satélite, dotado con un “sensor digital”, capaz de grabar las reflexiones de la radiación solar.

     También existen satélites para la comunicación (televisión, radio o teléfono) y existen “sensores activos” o “radares” que mandan microondas hacia una superficie y luego capturan la reflexión.

 

¿A pesar de la perfección de los satélites ?

     A pesar de que los satélites -o mejor: su sensor-, son capaces de “capturar” la reflexión de manera que un “pixel” (o punto digital) representa cerca de medio metro en la Tierra...

     Virus y bacterias, que son el origen de la mayoría de las enfermedades epidémicas, quizás llevados donde el hombre por un mosquito, un escarabajo o roedores, que no son visibles en un imagen satelital.

 

 

 

¿Qué dice la Organización Mundial de la Salud (OMS)?

     Esta organización tiene el mandato de liderar los esfuerzos internacionales de alcanzar seguridad global en cuanto a la salud.

     El conocimiento sobre las interacciones entre el clima y la salud data de la época de Aristóteles, pero nuestra comprensión del tema ha progresado recientemente con el avance de la tecnología y la mejora del pronóstico del tiempo, especialmente gracias a la observación de la Tierra con satélites.

     Se mejoraron la precisión del pronóstico climático y la habilidad de comprender las interacciones entre tiempo y enfermedad infecciosa. Además, fueron desarrollados modelos para mejorar el sistema de previsión temprana, dando la posibilidad de:

      identificar las enfermedades sensitivas al clima de mayor importancia para la salud pública,

      dar alerta a los ministerios de salud y

     dar recomendaciones a la política para prevenir epidemias.

 Fuente: Using climate to predict disease outbreaks: a review (WHO/SDE/OEH/04.01, 2004)

 

 

¿Otras instituciones?

     Fueron establecidos un número de sistemas para seguir la relación entre medio ambiente y salud en Europa con el objetivo de desarrollar un Sistema de Información Europeo de Medio Ambiente y Salud (ACQUIS).

 

     También los Centros US-americanos para el Control de Enfermedades (CDC, Centre for Disease Control) desarrollaron dentro de la Red US-americana de Información sobre la Salud Pública (PHIN) un sistema, tratando de integrar las fuentes disponibles en cuanto a información sobre riesgos medio-ambientales, la exposición a ellos y el impacto para la salud.

 

     En los últimos 2-3 siglos, las agencias estatales y regionales de salud pública se ocuparon del tema, como asimismo se establecieron ONGs e instituciones académicas preocupadas por estos temas. En Argentina existe el Instituto de Epidemiología.

 

Fuentes:

‘Developing the Environment and Health Information System‘, Content 6a, 12/04/2006 (Draft-Work in progress) ‘Can Lessons from Public Health Disease Tracking be applied to Environmental Public Health‘ (http://www.cdc.gov/nceh/tracking/)

 

“Fuentes disponibles” para identificar

la relación entre enfermedad y sus causas

 

      Para ciertas enfermedades acutas (como el cólera) existen parcialmente proximidades espaciales y/o temporales entre la erupción y la exposición a una causa. En este caso es sencillo seguir las erupciones y tomar medidas estratégicas de intervención, dando un tratamiento a los individuos infectados o aislándoles en el caso de que todavía no exista un remedio. Estos métodos son útiles:

      Provisión de evidencia sobre la causalidad,

      Detección de las erupción de enfermedades para lanzar intervenciones,

      Monitoreo de los efectos de las intervenciones e

      Identificación de las tendencias temporales y espaciales de la enfermedad.

     Para otras enfermedades, el momento de infección y de erupción son espacio-temporalmente separados. Las intervenciones exigen más bien un cambio de comportamiento y el control de vectores que un tratamiento (p.ej. Malaria). Los efectos de las intervenciones no son “visibles”, al contrario del efecto de las intervenciones contra la cólera que frenan una erupción mayor.

     Para síndromes multicausales (p.ej. enfermedades gastro-intestinales), la observación de las erupciones no lleva a una intervención particular, porque existe una serie de factores que pueden causar el problema.

 Fuente: http://www.cdc.gov/nceh/tracking/

 

Buscando la causa

Para seguir el origen (tracking) de las enfermedades ambientales, se precisa:

      informaciones descriptivas (o “ecológicas”’), en base de la población: un grupo sano y otro enfermo y

      causales (o “etiológicas”) en base al individuo.

Problema: las estadísticas normalmente no llevan que el número de las personas enfermas.

Ejemplo: Se pude constatar que es probable que los más fumadores sufran de cáncer que no-fumadores.

 

Buscar las relaciones en nivel individual, excluyendo factores confusos, puede aclarar el impacto de una actividad / coincidencia.

 

 

¿De dónde sacar tantas informaciones?

     Registros sanitarios: dan informaciones sobre el individuo en forma del lugar de nacimiento, muerte o diagnóstico.

     Registros de defunción: certificados de nacimiento / defunción, que dan la causa de muerto o nacimiento con defunción.

     Registros de exposición:

     ‘ecológica’: polución de aire/agua, etc.

     a nivel individual: principalmente biomonitoring*.

 * Biomonitoring o la biomonitorización: es una técnica científica, que implica pruebas de sangre, orina, etc. para detectar la exposición del ser humano a químicos naturales y sintéticos y el riesgo real para la salud humana. Incluye métodos de vigilancia y de evaluación de la situación y de las tendencias de contaminantes ambientales y sus efectos en personas, especies y tierra para definir las políticas ambientales y sanitarias.

     Investigación calificadora:

      cross-seccional, donde se investiga una parte representativa de la población en cuanto a exposición y efecto de salud en un cierto momento;

      repetida, donde la investigación se repite periódicamente;

      estudios a largo tiempo, donde una sección de la población está seguida en el tiempo y la exposición y el resultado sanitario notado.

 

Fuente: *http://www.cdc.gov/nceh/tracking/pdfs/biomontrack.pdf

 

 

¿Y después de recolectar “informaciones”?

Este mapa es el resultado de un SIG (Sistema de Información Geográfica) del mapa de Buenos Aires, completado con ríos “entubados” más las informaciones sobre epidemias, cerca de 1910.

De tal manera, dándole un “lugar” a la enfermedad, se puede buscar las causas, como p.ej.:

 

 

La salud humana y los ecosistemas

        Ya en 2001, la Organización Mundial de la Salud (OMS) introdujo una nueva clasificación incluyendo el medio ambiente natural y social.

        El cambio climático, el deterioro de la capa estratosférica de ozono, la pérdida de la biodiversidad, cambios en los sistemas hídricos y el aprovisionamiento de agua potable, la degradación del suelo y el estress en los sistemas productores de comestibles son riesgos ambientales globales y de gran escala para la salud humana.

        Estimar la escala y del tipo de influencia en la salud humana requiere una nueva perspectiva que enfoca los ecosistemas y el reconocimiento de que los fundamentos de la buena salud de las poblaciones dependen en gran parte de la estabilidad y el funcionamiento continuo de los sistemas de la biósfera que sostiene la vida. También permite estimar la complejidad de los sistemas de los cuales dependemos.

 

Fuente: www.who.int/globalchange/en/

 

Cambio climático - la complejidad del sistema

 

 

Fuente: http://www.who.int/globalchange/en/ (adaptado)

 

 

La geografía

      "La geografía al definir cada vez más su objeto como el estudio de las interrelaciones entre las sociedades y el medio ambiente y los territorios que ella se apropia, ocupa una posición estratégica en el campo científico contemporáneo. La utilización privilegiada del la cartografía y de la imágenes aéreas y satelitarias le permite más que a otra disciplina, abordar los fenómenos de la superficie de la tierra a través de diferentes escalas de espacio y de tiempo a la vez. Es en este abordaje multiescalar que reside, en parte, la originalidad del abordaje geográfico en relación a las disciplinas vecinas".

Fuente: Lindon, Alicia; Bruneau, Michel: Tratado de Geografía Humana. Anthropos; Editorial del Hombre, 2006.

      "... la geografía de la salud (se) concibe como la transdisciplina capaz de relacionar estudios de sociología médica, economía, administración y servicios, a través de enfoques inspirados en la teoría de la conducta, de la difusión espacial y en modelos de simulación, sin descuidar aspectos que ya eran propios de la geografía médica clásica como la epidemiología regional, la cartografía médica y la ecología de las enfermedades".

Fuente: Akhtar, Rais: Environment and health. Themes in medical geography, New Delhi, Ashish Publishing House, 1991.

 

 

Contribución de la teledetección a la salud pública

     Si se habla tanto en favor de los imágenes satelitarias: ¿por qué decimos al principio que “NO, no se pueden reconocer enfermedades ...”?

     Pues, SI, se puede interpretar las imágenes y, con la ayuda de otras informaciones, quizás encontrar una causa ecológica para ciertas enfermedades.

     De esta manera se advierte que la pregunta era falsa.

 

 

Un ejemplo: Paraguay y el dengue

     En 2006-2007 hubo una epidemia de dengue en el Paraguay*. 5151 casos fueron registrados (y se supone muchos sin registrar), de los cuales 26 casos de dengue hemorrágico. Hubo 3 muertes.

     Antecedentes de Dengue en Paraguay:

 

* En la mitad de Febrero 2007, hubo una intervención del gobierno.

Fuente: Boletín Epidemiológico Semanal, 19/02/07 (Asunción, Paraguay) N° 6 (Año 5): 1.

     Al 8 de marzo, ya se habían registrado 15.000 casos y 10 fallecicidos; al 25 de Abril: 27.119 casos, de los cuales 54 de Dengue Hemorrhagico (DH.) y 42 sospechados de DH. 17 fallecimientos.

     Cuando se fue bajando el número de nuevos casos de dengue y después de fuertes lluvias y abruptas fluctuaciones de temperatura, subió rápidamente el número de consultas debido a altos ratos de Infecciones Respiratorias Acutas.

     Un SIG nos muestra las departamentos infectados:

 

Fuente de los mapas: http://www.reliefweb.int

 

 

Dengue en el Paraguay - buscando las causas

 

 

Boletín Epidemiológico Semanal, 19/02/07 (Asunción, Paraguay) N° 6 (Año 5): 2*.

 

Hipótesis: ¿los mosquitos se activaron más temprano, debido al cambio climático?

      Entre otros aspectos, el gráfico muestra que en 2006-07, el número de personas con fiebre aumentó ya en noviembre 2006.

      El transmisor urbano del dengue (o: “vector”) es el Aedes aegypti, un mosquito, que se nutre de la sangre de personas enfermas.

      En la ciudad de Buenos Aires existe hoy el riesgo de transmisión del virus dengue - debido al cambio climático, trayendo condiciones climáticas apropiadas para el insecto**.

 

* En la mitad de Febrero 2007, hubo una intervención del gobierno.

** Fuente: Carbajo, A.E et al. (2001): Dengue transmission risk maps of Argentina. En: Tropical Medicine International Health, 6(3):170-183.

 

 

El ciclo de transmisión

 

En dependencia del período de esperanza de vida de un mosquito (10, 15 o 20 días) y de la temperatura, el Aedes aegypti puede sobrevivir la fase de incubación del virus y transmitir la infección. Viven en charcos, en recipientes de agua, ... *

* Mientras que un artículo confirmó que se supone que se debió la epidemia a las lluvias, otro decía que hubo fuertes lluvias cuando estaba bajando la infección - pero subió el número de Infecciones Respiratorias Acutas.

 

 

Hantavirus en el Paraguay

 

     Los vectores del hantavirus son ciertos roedores*. En el hemisferio occidental, el virus está asociado con el Hantavirus Pulmonary Syndrome (HPS), una enfermedad acuta cardiopulmonaria fatal en acerca de 30 a 50% de todos los casos. Se supone que seres humanos contraen la enfermedad inhalando la basura del roedor (después de secarse), que contiene el virus eliminado por el huésped.

     Una mejor comprensión del paisaje en el cual vive el hantavirus y los roedores que lo llevan, puede mejorar el prognosis de lugar y tiempo de alta ocurrencia, permitiendo a las autoridades de entrar en acción más pronto y concentrando los recursos donde la necesidad es alta.

     Actualmente, el paisaje del Paraguay experimenta un rápido cambio de la cobertura del suelo, especialmente en la Foresta Atlántica del Este. Permite estudiar el sistema complicado de patógeno-huésped-medio ambiente asociado con el hantavirus.

     Se utilizaron estadísticas espaciales y modelos para desarrollar hipótesis, más técnicas cartográficas para visualizar el resultado.

 

* Subfamilia de Sigmadontinae

Fuente: Douglas G. Goodin and David E. Koch (2007): GIScience and Disease Analysis: An Example with Hantavirus in Paraguay. Kansas State University, http://www.directionsmag.com/images/newsletter/2007/02_01/article.html

 

 

Epidemiología del paisaje – Ej.: Paraguay

     Fueron utilizados varias escalas (de miles de km2 a décimos de m2):

     gruesa (1), dando informaciones sobre la relación climática.

     regular (2), utilizando informaciones sobre la cobertura del suelo.

     fina (3), donde la dinámica de la población de roedores se hace importante.

 

(1) Permitió de visualizar la evolución del virus en el espacio. En el Paraguay se pude constatar que un nuevo virus surgió de la combinación de dos genotipos distintos (círculo de dos colores) - importante cuando se quiere remediar.

 

(2) Hice posible comprobar que el virus es más frecuente en los hábitats, ejemplo: puede ser asociado con agricultura disturbados (utilización de un imagen SPOT-Vegetation y los datos de trampas de roedores).

 

(3) Reserva Natural de Bosque Mbaracayu (RNBM), un parque biosfera en el Nordeste del Paraguay. En esta imagen más detallado, se puede observar y estudiar el impacto de cambios específicos del paisaje (como la agricultura a larga o pequeña escala, diferentes prácticas del manejo del bosque) en el hantavirus y su roedor vector.

Al final de la investigación, se supone más informaciones sobre las interacciones que pueden afectar la prevalescencia del hantavirus en una localidad o paisaje específico.

Se requiere las virtudes y experiencias de una variedad de disciplinas científicas, mientras que la ciencia de información geográfica es la “goma” que las combina - como necesario para entender un fenómeno tan complejo como enfermedades.

Douglas G. Goodin and David E. Koch (2007): GIScience and Disease Analysis: An Example with Hantavirus in Paraguay. Kansas State University, http://www.directionsmag.com/images/newsletter/2007/02_01/article.html

 

Douglas G. Goodin and David E. Koch (2007): GIScience and Disease Analysis: An Example with Hantavirus in Paraguay. Kansas State University, http://www.directionsmag.com/images/newsletter/2007/02_01/article.html

 

 

Sí, se puede - pero es un trabajo interdisciplinario que combina muchos saberes

     El paisaje puede ser utilizado para identificar y mapear las muestras espaciales y temporales del riesgo de ocurrencia ciertas enfermedades y quizás es uno de los factores principales (E.N. Pavlovsky, 1966).

     Según estimó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe de 2003 sobre la salud en el mundo, el cambio climático fue el responsable en el año 2000 de aproximadamente el 2.4% de los casos de diarrea en todo el mundo y del 6% de los casos de paludismo en algunos países de ingresos medios. Actualmente, señala la OMS, es el responsable de por lo menos 150,000 muertes extras al año -cifra que según cálculos conservadores, se duplicará para el año 2030.

 

 

Berlín, Noviembre 2007