“Dedicada a los niños de Mexicali”




La escuela Cuauhtémoc fue “dedicada a los niños de Mexicali” como dice una placa colocada desde su inauguración. Se construyó durante el gobierno del segundo presidente municipal de Mexicali, Francisco Bórquez, por orden del gobernador Esteban Cantú. 

Era una escuela muy grande para la pequeña población escolar que tenía Mexicali cuando fue construida, pero se hizo planeando el crecimiento de la ciudad. El mismo gobernador Cantú ordenó que se pusiera el nombre de “Escuela Superior y Mixta Cuauhtémoc”, en honor del último emperador azteca. 

Fue inaugurada el 16 de septiembre de 1916. La escuela tenía una alberca y las aulas eran amplias, con ventanales que permitían buena iluminación y ventilación. En el salón de actos había un amplio escenario, cortinajes y butacas forradas de terciopelo guinda. 

En este salón de actos se realizaron grandes eventos culturales y oficiales durante muchos años. Destacaban los bailes de gala. Eran bailes internacionales porque asistían mexicalenses y personas de California. También tocaban orquestas que venían del Distrito Federal y de Estados Unidos. Allí se bailaba el vals y la mazurca.

Al iniciar actividades la escuela tenía hasta cuarto grado, pero luego se completó hasta sexto año. El horario era de ocho de la mañana a una de la tarde. Los alumnos salían a comer y regresaban de tres a cinco de la tarde. 

Un profesor muy importante fue Luis Vargas Piñera, quien trabajó como profesor desde la inauguración. Llegó a ser director, inspector y director de Educación. Entre los primeros profesores se recuerda a Carmen Rivera, Matías Gómez, Magaña, Alfredo Uruchurtu. Irineo Rodríguez, era profesor de música en la escuela Cuauhtémoc y director de la banda de música que tocaba en el parque Héroes de Chapultepec.

La escuela tenía reglas rígidas: cuando un alumno tenía un mal comportamiento, acompañado de su profesor se le dejaba castigado hasta las ocho de la noche, hora en que los padres pasaban a recogerlo. Cada lunes, los alumnos entraban al salón de actos al compás de la marcha de Zacatecas. Allí presenciaban la ceremonia cívica y salían con el mismo orden. En la parte este del patio había unas gradas y escalinatas que hacían las veces de teatro al aire libre, donde se realizaban diversas celebraciones. 

Antes de la entrada a clases los alumnos se formaban en la explanada, Durante los recreos allí se practicaban deportes como softbol, basquetbol y volibol.  

En la década de los años cincuenta, en la escuela Cuauhtémoc funcionaron otras escuelas; la Preparatoria Mexicali y la Escuela de Enfermería, dependientes de la Universidad Autónoma de Baja California. El Instituto de Ciencias y Artes del Estado, con sus escuelas de Contabilidad, Cultura y Belleza. La escuela José Clemente Orozco, fue semillero de destacados pintores mexicalenses.

La Escuela Normal Fronteriza, funcionó y formó en la escuela Cuauhtémoc a varias generaciones de profesores. Allí permaneció la Normal hasta 1958, año en que pasó a ocupar las instalaciones donde actualmente funciona.
 
En 1974, la escuela Cuauhtémoc dejó de funcionar como centro educativo y se convirtió en la Casa de la Cultura de Mexicali, que ofrece a los mexicalenses diferentes talleres, cursos y actividades como exposiciones de pintura y fotografía, conferencias, se presentan obras de teatro y exposiciones históricas como El Baúl de los Recuerdos, recitales y presentaciones de libros.

Desde el año 2000, funciona en las instalaciones de la Casa de la Cultura el Archivo Histórico Municipal. Está abierto al público y ofrece  documentos y fotografías históricas, para quienes se interesen en la investigación de la historia de Mexicali.