La historia de Ensenada, B. C.

publicado a la‎(s)‎ 17/4/2011 12:44 por Carlos Alberto Gutiérrez Aguilar
El 17 de septiembre de 1542, el marino de origen portugués Juan Rodríguez Cabrillo llegó a la bahía de Ensenada a la que nombró San Mateo, santo cuya fiesta se celebra el día 21 de septiembre. Juan Páez, diarista en el viaje de Rodríguez Cabrillo, hizo una descripción del lugar que en parte se transcribe:

… hallaron un puerto bueno y cerrado para llegar alla paxaron por una ysleta que esta cerca de la tierra firme, en este puerto tomaron agua en una lagunilla de agua llovediza y ay arboledas como de ceybas exepto que es de madera recia. Hallaron maderas gruesas e grandes que traya la mar. Llámase este puerto San Mateo es buena tierra al parecer, hay grandes cabañas e la yerba como la de españa. y es tierra alta y doblada. vieron unas manadas como ganado que andaba de ciento en ciento, e mas que parecian al parecer y al andar como obejas del peru e lana luenga, tienen cuernos pequeños de un exeme de luengo y tan redondos como el dedo pulgar y la cola ancha y redonda e de longos de un palmo. Esta es en 33 grados y tercio. Tomaron posesion y estuvieron en este puerto hasta el sabado siguiente…; pero fue Sebastián Vizcaíno quien al arribar al lugar el 5 de noviembre de 1602, lo bautizó como Ensenada de Todos Santos por haber llegado allí muy cerca del 1° de noviembre, día de la celebración religiosa que lleva ese nombre. En esta región habitaban diversos grupos indígenas, principalmente kumiai, con las características culturales que ya se mencionaron en los dos primeros capítulos y que posiblemente llamaban a la región Jatay, que significa Agua 
Grande, o Jasili, Agua Salada.