JEDARK NETWORK

ARQUITECTURA PARA LA TERCERA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Página 2 - Prototipo >>

Debajo del mapa, está el texto redactado para esta semana sobre nuestro proyecto.

( Haz click en la imagen para verla en tamaño original [1024x700 px])

T7. REDES Y GRAN ESCALA
JUAN CARLOS CASTRO. ENRIQUE NIETO


Arquitectura para la Tercera Revolución Industrial.
Jedarknetwork

1
“Si todas las personas y todas las comunidades del mundo se convirtieran en productores de su propia energía, provocaría un cambio drástico en la configuración del poder. Las comunidades locales serían más independientes de la voluntad de los centros de poder distantes. Las comunidades podrían producir los bienes y servicios a nivel local y venderlos a nivel mundial. Ésta es la esencia de la política de desarrollo sostenible y reglobalización desde abajo arriba”.
Jeremy Rifkin, “Energy Vision Plan and Third Industrial Revolution for EU”, 2007.

2
Jeremy Rifkin es en la actualidad el consultor para la energía de Romano Prodi en la Unión Europea. En sus últimos trabajos para la Comisión se está encargando de organizar la estructura de la Unión Europea en cuanto a la energía, basándose en su idea de que estamos en el momento preciso para que se produzca la Tercera Revolución Industrial.
Según sus teorías, todas las revoluciones que se han producido en el orden de las sociedades se han dado a partir de la convergencia en un determinado momento de nuevos regímenes energéticos y de las comunicaciones, dándose el salto a una reorganización social de una forma completamente nueva.
De esta manera, se podría considerar la Primera Revolución en el momento en que la imprenta encontró gracias a la energía producida por el vapor el medio de difundir rápidamente el conocimiento entre puntos lejanos. La Segunda Revolución se habría concretado en el momento en que los medios de comunicación eléctricos (telégrafo, teléfono…) se asociaron a la energía y movilidad provocada por el motor de combustión interna.
Y en estos momentos, cuando los medios de comunicación han dado el gran salto cualitativo, sobre todo gracias a Internet y las nuevas relaciones entre sus distintos elementos que están apareciendo, cuando se ha dado el campo de cultivo perfecto para que se produzca esa Tercera Revolución al asociarse con las energías renovables, eliminando las dependencias de las energías fósiles del siglo XX, y más en concreto, con el aprovechamiento de la capacidad energética del hidrógeno; dando lugar a la aparición de regímenes de energía descentralizada.
Esta situación nos llevaría a un entorno de uso energético descentralizado, con sistemas generadores de su propia energía renovable, y compartiéndola de igual a igual.
La Tercera Revolución se apoyaría en tres pilares, que vendrían a ser las Energías Renovables, la Tecnología de Almacenamiento, y las Redes Eléctricas Inteligentes
En resumen, esta situación nos llevaría a la creación de un régimen de energía renovable, almacenada parcialmente en forma de hidrógeno, y distribuida por redes interconectadas inteligentes.

3
En este punto es donde aparece y se desarrolla nuestro proyecto de red, basada en unos prototipos arquitectónicos autosuficientes. La autosuficiencia implica una serie de tecnologías nuevas y complejas, sobre las cuales se ha de trabajar de manera colectiva para ser efectivos en términos de inversión, mantenimiento, materiales e implementación.
El compromiso surge con la propuesta de creación de una red cooperativa (JEDARKnetwork) con el objetivo de desarrollar una serie interconectada de torres autosuficientes energéticamente hablando, con capacidad de almacenamiento de la sobreproducción propia o de torres vecinas, generando así sobre la existente una nueva red de almacenamiento y transporte eléctrico, basada en el hidrógeno.
Cada torre/prototipo se diseñaría de acuerdo a su emplazamiento. Los ocupantes de las viviendas no serían sus propietarios, sino “accionistas” de la cooperativa, obteniendo beneficios en función de su compromiso con la misma, consumo energético, mantenimiento de los prototipos y sus sistemas, etc…, y del entorno, condiciones ambientales y relaciones “comerciales” con las torres vecinas.
Los nodos de esta red, se encontrarían interconectados inteligentemente mediante todo un sistema informático encargado de mantener y optimizar la acumulación y el transporte del hidrógeno para la producción eléctrica. Cada nodo se puede especializar, además, en diferentes porcentajes de cada proceso asociado a las torres (captación/generación – almacenaje – reciclaje/optimización de recursos), en función de su emplazamiento y condiciones de entorno.
Por último, gracias a esa interconexión “inteligente” entre los diferentes nodos, se favorece la aparición de intercambio entre ellos de servicios, energía y almacenamiento, intercambio que puede dar lugar a beneficios a cada nodo en función de su grado de optimización general.


Página 2 - Prototipo>>