Navegación

ventajas y desventajas


VENTAJAS.

Existen numerosas ventajas comparativas para producir ali­mentos deshidratados:
  • * Su peso y volumen disminuyen sustancialmente, lo cual facilita su manejo, manipulación y transporte. Según mediciones propias, la masa entre la materia prima bruta y el producto final disminuye en un 88% de promedio.
  • * A pesar de ser altamente perecible en fresco, adquiere gran estabilidad para ser almacenado en condiciones ambientales ordinarias por largo tiempo.
  • * Se le eliminan los desechos y partes no comestibles, lo que facilita su incorporación directa en la preparación de comidas o como materia prima en otros procesos.
  • –La calidad del producto deshidratado es generalmente superior cuando se selecciona una buena tecnología del proceso.
  • –La velocidad de secado suele ser mucho mayor y disminuye considerablemente el tiempo de secado, lo que influye tanto en la calidad como en el costo del producto.
  • –Las condiciones sanitarias y nutritivas (en caso de alimentos) son mejores porque el producto no está expuesto a la acción directa del sol, la lluvia, el polvo y los insectos.
  • –El área utilizada en la deshidratación es varias veces menor que la empleada en el secado natural.
  • –Las operaciones de deshidratación son más sencillas y pueden automatizarse.
  •  Un proceso de deshidratado en menos tiempo, alrededor de dos  a tres días menos.
  • • En los tiempos de lluvia no se necesita recoger el producto.
  • • Se evita una muy probable infestación de insectos y la contaminación y pérdida por los
                          excrementos de pájaros y ratas.
        
           DESVENTAJAS
  • No se puede controlar ni la temperatura ni la velocidad apropiadas del aire. En ciertos productos la exposición a la radiación UV afecta su calidad final.

  •  En el caso de la exposición directa al Sol, al quedar el producto expuesto al medio, las condiciones higiénicas son necesariamente malas, acumulando heces y polvo. Tiene una pérdida de 20% de la producción a causa de su ingestión por roedores, aves e insectos; y se arriesga a pérdidas graves si llueve.

  • c) En el caso de los secadores solares el proceso es lento por la imposibilidad de llegar a las temperaturas requeridas de deshi­dratado (60°-70° C). Con temperaturas de secado tan bajas el producto termina por pudrirse, en especial las hortalizas que no contienen azúcar que actúa de preservante.





Subpáginas (1): integrantes.. 2202
Comments