Biografía
 




Marco Antonio Sepúlveda Vásquez
Casado con Anitza Castelletto Kirby ( Poeta, escritora y Orientadora Familiar).
Tres hijos Pablo (25 años), Diego (17 años) y Matías (10 años).

Nació en Viña del Mar el 10 de Septiembre de 1956
Hijo de Olga Vásquez Infante ( dueña de casa) y de Lorenzo Sepúlveda Lopez ( Vendedor).
El mayor de 10 hermanos, todos hombres.


Desde pequeño necesito tener un lápiz entre sus manos para dibujar. Las primeras clases de dibujo fueron con su profesora básica Olga, los días Sábados.
Su infancia transcurrió como muchas otras entre la escuela, sus amigos , vecinos y el trabajo cotidiano de ser hijo mayor de 10 hermanos.
Ya a los cinco años aproximadamente decidió dedicarse por completo al arte y nunca pensó en otra cosa que en ello.
Su adolescencia fue de mucho trabajo ya que paralelamente a lo propio de su edad ( estudiar, etc), debió siempre asumir muchas responsabilidades en su hogar, e incluso trabajar desde la infancia en labores físicas que no le eran propias a su edad.
Aproximadamente a los 14 años decide estudiar a distancia Comic, algo que le fascina hasta hoy.
Vivió intensamente todos los cambios más radicales que han existido socialmente en Chile.
Desde muy niño (12 años) su padre lo introduce en la política contingente para luego seguir activamente en los 70, primero en el gobierno de Salvador Allende, donde su padre trabajo en el periódico “ La Unión “ de Valparaíso, diario que era el vocero del oficialismo en Valparaíso.
Después del golpe de estado de 1973 toma la decisión radical de dedicarse íntegramente a estudiar y desarrollar sus ideas por intermedio del arte, a pesar de la reticencia natural de su familia, que veía un futuro más tradicional ( no habiendo antecedente familiares que avalaran anteriormente su inclinación al arte).
Sus primeros estudios “formales” en la imagen son los adquiridos con Alberto Fuenzalida , connotado fotógrafo, quien en su Academia de Fotografía, lo introduce en esta técnica en el año 1975 aproximadamente.
Por ese mismo año estudia dibujo y pintura con Marcelo Cerda Mercado, profesor de la Universidad de Chile (sede Valparaíso), quien lo insta a seguir su propio camino, al encontrar que su trabajo ya contenía estructuras y formas que definían su futuro en las artes visuales. Un frase que quedó grabada en su memoria fue: “ No tienes mucho que aprender en este lugar, sigue tu camino,aunque en esta profesión te van a “chaquetear” mucho.
Dedica gran parte de su tiempo a dibujar,dibujar y dibujar,a veces encerrado por semanas, obsesionado por la línea que define y crea la forma.
Ya en ese época comienza a hacer clases a pedido de la gente que lo conocía.
En el año 1980, comienza a crear ciertas formas visuales, figuras y personajes que lo acompañarán hasta hoy.
Desarrolla series de obras gráficas y pictóricas sin tener jamás presente el objetivo final, solamente por el hecho de hacerlas.
En 1981 conoce a Don Carlos Hermosilla Alvarez cuando inaugura su primera muestra oficial de dibujos en el Instituto Chileno-Británico de Cultura de Viña del Mar, artista que será de suma importancia en su futuro.
Don Carlos, como lo llamaba, se convierte en su amigo y apoyo en muchas actividades que desarrollara en esa década, le brindará sus consejos e insistirá en que se dedique al Grabado.
También en estos años se vincula con el movimiento literario de Valparaíso, donde poetas y narradores se reúnen a desarrollar sus ideas. Comienzan sus primeras ilustraciones para sus amigas y amigos escritores.
Posteriormente forma junto a un gran grupo de cultores de diversas formas de expresión en la ciudad de Villa Alemana,un centro donde se desarrollaran muchos eventos que marcarán su posición en la contingencias política de aquellos años y su inserción en el arte nacional.
Arriesgando, como siempre, decide participar en presentaciones clandestinas de arte y poesía, crear afiche, dibujos, poemas de protesta al régimen imperante.
Decide estudiar formalmente y crear literatura alternativa, junto a muchos poetas y escritores jóvenes de los 80.
Forma el Colectivo de Escritores Jóvenes, sede Valparaíso y se reúnen en forma periódica en su sede no oficial en la ciudad de Villa Alemana (donde residía), fomentando y produciendo múltiples actividades y encuentros con El Colectivo de Escritores Jóvenes de la sede central en la Sociedad de Escritores de Chile.
Escribe cuento y poesía.
Publica su primer libro de poesía en 1984 con el titulo de “ Un Aventura Llamada Chile”, ilustra y escribe para diversas publicaciones alternativas de la época.
Don Carlos Hermosilla Alvarez
(uno de los dos grandes maestros del grabado chileno) le insiste que se dedique al Grabado y estudie con Nemesio Antunez (junto a Don Carlos, es el mejor maestro del grabado chileno e integrante del Taller de Hayter en Nueva York)
, el muy porfiado no lo escucha, hasta que el año 1987 decide ingresar al Taller 99 bajo la enseñanza de Nemesio, quien lo apoya inmediatamente al ver sus dibujos.
Ya en aquella época tenía alimentar una familia con mucho esfuerzo y viajar desde la ciudad de Villa Alemana, donde residía a Santiago 2 a 3 veces por semana, tres horas en bus al Taller 99, cuya sede estaba en la Casa Larga, del barrio Bellavista.
Nemesio al ver que no tenía ni siquiera dinero para el pasaje y menos para comer en el día, decide becar de su bolsillo todos sus viajes al taller. Gracias a esa enorme generosidad demostrada por el maestro el puede continuar su aprendizaje en el grabado.
Con el advenimiento de la democracia el año 90 y el nombramiento de Nemesio como director del Museo Nacional de Bellas Artes, se aleja definitivamente del Taller 99.
Ya en los 80 y luego en los 90 participa en Múltiples exposiciones nacionales y en el extranjero.
También en concurso, donde siempre queda y comienza a ganar premios en ellos.
Gracias a la generosidad de dos grandes Maestro, Don Carlos Hermosilla Alvares y Nemesio Antunez, comprende el verdadero rol del artista y su presencia en la sociedad. Ellos le mostraron como entregar lo mejor de si y sus conocimientos a los demás, sin egoísmo ni restricciones.
Ellos le enseñaron como entregar adecuadamente la información a los otros, formar a las personas, por sobre el hecho de ser o no ser artista, donde el éxito es el logro del cada día, el ver que por intermedio de la docencia puede hacer mucho más que ser “un artista”.
Lo anterior no involucra dejar la creación como medio de vida, sino que es parte de ella, del todo.
Actualmente sigue su trabajo con más fuerza que nunca, tanto en la docencia como en las artes visuales.
Desarrolla su labor en todos los medios técnicos posible; Dibujo, grabado, fotografía, ilustración, acuarela, pintura,instalación, etc. sin ponerse ninguna traba a la imaginación.
Ejerce la Docencia en La escuela de Arte y Diseño de la Universidad de Viña del Mar y en la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar.
Reside en la ciudad de Viña del Mar, junto a su familia.