1°- Partículas Fundam.

Teoría elemental de las partículas

Cualquier explicación sobre las partículas, no puede estar disociada de los fotones, su cualidad onda-partícula, absorción-emisión, energía-masa, la creación de pares, los campos, etc.

Tampoco me parece sensato, esbozar una teoría por simple especulación, sino como proceso deductivo de la observación de los fenómenos físicos.


El fotón es una onda,

 no necesita de un medio material para propagarse, 

se propaga por el espacio vacío, así como una onda de sonido puede propagarse por el aire (u otro material). Si la onda del sonido es una contracción-expansión del medio en que se propaga, el fotón es 

una contracción-expansión del espacio (del mismísimo espacio).


La idea de ondas electromagnéticas se basa en un concepto de incomprensión del campo magnético, basado en la incomprensión del espín como giro, en lugar de medio giro.   https://sites.google.com/site/teoriatiempoespacio/el-magnetismo

Todas las partículas tienen las características  eléctrica y magnética, como gravitatoria y de onda (fotones, electrones, protones). No por eso decimos de los electrones una “onda electromagnéticagravitatoria”.

La idea de campo “electromagnético”, es la idea de Maxwell del “éter”, y de la luz como onda continua. No existe tal campo “electromagnético”, los campos son eléctrico, gravitacional, y magnético.  Estos son todos, y no hay más que estos, son todos, deformación del espacio, de forma diferente.

Esta onda (fotón) por causa de la contracción del tiempo (velocidad “c”), no se expande, como las olitas en un estanque cuando se tira una piedra, donde las olas son más pequeñas en la medida que se alejan de su origen; sino que se mantiene como en su origen, como si fuese una “burbuja”, expandida o contraída, en cada parte, positiva-negativa de la onda. Cualidad que llamamos partícula (paquete de energía, "cuanto"). Por tratarse de una onda que no se expande, el fotón es un tren de onda, o una partícula compuesta de dos partes, de una parte positiva y una negativa. No  es que los fotones son más pequeños (como las olitas), sino menos cantidad de partículas (fotones), Cuando se alejan de la emisión.
(Hacer clic sobre la imagen para agrandar)

Frente a un campo magnético, el fotón varía su velocidad (relativa), y en el caso extremo, se descompone en un par de antipartículas. Desconocer la relación entre el fotón y las partículas, es negarse a ver la realidad. Pensar que son cosa esencialmente distinta, es simple prejuicio.

En la creación de pares, estas partes se separan, y las entendemos como cargas, positivo-negativa (positrón-electrón  o protón-antiprotón). 

Los fotones se pueden descomponer (no transformarse) en una carga positiva y una negativa (expansión y contracción del espacio) en la creación de pares, lo que conocemos como creación de antipartículas. Que son las partículas fundamentales de la materia. La creación de un electrón no diferente de la de un protón, es también un fotón que se descompone, esto hace pensar que no difieren en nada sino en su mas(energía, lugar en la cuarta dimensión), la idea de que los protones están compuesto por otras partículas (quarks), no es por su creación, ni nada que tenga que ver con física, sino por una especulación matemática de quienes no entienden el funcionamiento (mecánica) del universo. Lamentablemente se ha popularizado el "sin fin" de partículas, que es una fantasía sin sentido real.
Es interesante destacar  El   EFECTO SAGNAC. “En 1904 Michelson ya propuso la idea de usar un aparato similar para medir la rotación de la Tierra sombre su eje, pero no se hizo hasta 1925 por considerare innecesario. De todos modos en 1925 lo realizó con el objetivo principal de refutar la teoría balística de la luz (en que la velocidad de la luz dependería de la velocidad del emisor), y también refutar la teoría de un éter totalmente arrastrado… que confirmaba la velocidad de giro de la Tierra sobre sí misma y por lo tanto refutaba las dos teorías… (Los “relativistas” de la época lo tomaron como unas prueba de la teoría de la relatividad, pero Michelson se dio cuenta y dijo que era tanto prueba de la relatividad como de un éter estacionario)… la experiencia de Michelson fue diseñada para detectar movimientos  rectilíneos”  http://www.relatividad.org/bhole/sagnac.html

Destaco: "ERA TANTO PRUEBA DE LA RELATIVIDAD COMO DE UN ÉTER ESTACIONARIO". Esta es una de las tantas confirmaciones de que la expansión (del universo), no es de pelotitas ni galaxias, sino de ondas (medios fotones) en la cuarta dimensión en un "éter" estático; que conocemos como espacio, donde el fotón (contracción-expansión del espacio), es una onda espacio, que Michelson lo llama "éter". Donde lo que conocemos como tiempo relativo, es ese devenir de estas ondas en la cuarta dimensión.


Así como un fotón  no tiene un cuerpo compacto, tampoco las partículas (electrón, portón, etc.). Se pensaba que la partícula, tenía forma y una ubicación determinada. Las experiencias en el laboratorio comprueban que las partículas no tienen forma, tienen un estado dinámico, existe una "dualidad onda - partícula". La onda relacionada con la materia, es la onda de materia. En ningún momento la partícula, es una cosa compacta (ni una pelotita), siempre es una onda, que no se expande. En la comparación con la ola, sería como un "montón" o un "pozo" de agua, con una dirección, lo que conocemos como ecuación de Schrödinger. En ningún momento la partícula, es una cosa compacta (ni una pelotita), siempre es una onda, la ola sobre el agua, no es un cuerpo que se mueve sobre el agua, no es un montón de agua que viene (aunque parece), sino una deformación del agua. Así la partícula, no es un montón de algo, sino una deformación del espacio.
¿Cuál es el tamaño de una partícula?
El tamaño de una partícula, al igual que el del fotón, es inverso a su energía (contracción de Lorentz), en el caso del fotón, es una partícula compleja (dos partículas, longitud de onda);  en el caso del electrón es su orbital [el tamaño de un electrón libre, es el mismo que el orbital (del hidrógeno, con igual energía), pero el electrón libre no gira en torno a nada, al igual que el que está en el orbital], sabemos que es más pequeño, en la medida que tiene más energía. ¿Por qué los protones habrían de no seguir la misma regla? ¿Cómo es posible que los protones sean todos iguales (igual masa, modelo de Bohr)? Esto significa que amontonar partículas como el modelo de Bohr, no tiene rigurosidad científica, sino es una contradicción evidente.

¿Qué es lo que hace que el fotón se “detenga”? (aparentemente), es el campo magnético  o el campo eléctrico (indudablemente).

¿Qué es el campo magnético? ¿Cómo es capaz de hacer semejante cosa sobre el fotón?

El magnetismo depende del “espín magnético”, propiedad de toda partícula.

 ¿Qué es el espín?


La palabra  viene del inglés (spin, giro), se trata de un “medio giro”, o efecto de giro, que es propiedad intrínseca de toda onda.

Ej. Pensemos en un líquido, cuando una onda se propaga, si la cortamos transversalmente (la ola), en la superficie, es como si tuviese un medio remolino retrógrado, a la dirección de la ola; y si miramos la parte baja de la ola, vemos lo contrario (tomando como referencia, la onda, no el líquido, porque el líquido está quieto).

Desde la ola, el líquido sube, se mueve hacia tras y luego baja, moviéndose contra el sentido de la ola (y, baja y luego sube, en la otra parte; la parte baja de la ola). Toda onda tiene intrínsecamente en sí un movimiento retrógrado a la dirección de la onda, en su parte positiva; y lo contrario en su parte negativa. 

Si al corte de la ola, la hacemos moverse hacia nosotros; un costado sube y el otro costado baja. Esto hace que al trasladarse, en forma perpendicular, giren. Igualmente un conductor de electrones, presenta esa característica de giro en su campo magnético.

Se pensaba que la partícula, tenía forma y una ubicación determinada. Las experiencias en el laboratorio comprueban que las partículas no tienen forma, tienen un estado dinámico, existe una "dualidad onda - partícula". La onda relacionada con la materia, es la onda de materia.     

El prejuicio del átomo de Bohr, hace girar al electrón, pero esto no tiene otro fundamento que el prejuicio. El tamaño de un electrón libre, es el mismo que el orbital (del hidrógeno, con igual energía), pero el electrón libre no gira en torno a nada, al igual que el que está en el orbital.

(Hacer clic sobre la imagen para agrandar)

Nota 1

El magnetismo es cuando el espacio se desplaza, causado por el espín o momento de las partículas (giro), quedando el espacio “comprimido” de un lado y “enrarecido” (expandido) del otro. El espacio en física se deforma por los campos (magnético, eléctrico o gravitacional, que son perpendiculares entre sí). A uno llamamos norte y al otro sur. Para el observador poco informado parece que esta explicación debiera atraer o repeler a toda la materia, pero al igual que las cargas eléctricas, el hecho de haber de un lado “compresión” o “expansión” del espacio, no significa que se comporta como el aire o un gas, sino que cada una entre sí se repele. Normalmente lo comparo con las olas del mar (o un líquido), es fácil entender que una depresión atrae el pico de la ola, y entre los picos hay repulsión. Pero el espacio (tetradimensional), no tiene arriba y abajo, a la parte baja de la ola, tendríamos que mirarla desde abajo como pico de la ola también (ver nota). Esto (el magnetismo) puede ser causado por el ordenado paso de electrones (corriente eléctrica) (ley de la mano derecha, o izquierda, ley de Lorentz), donde los electrones empujan el espacio hacia un lado, perpendicular a su dirección, caso de un conductor de corriente continua, donde todos los momentos “empujan” en una dirección. O en aquellos materiales, en cuyas  moléculas quedan ordenados los electrones.

 

Nota 2

Recordemos que la gravedad es una aceleración (no una fuerza), donde la curvatura del espacio, dada la velocidad en la dimensión tiempo, daba la aceleración, que le otorgaba a la masa una fuerza (causado por la inercia del cambio de dirección, llamamos peso). La curva es de la tridimensión en la dimensión tiempo, así como un plano puede curvarse en el espacio tridimensional. Y la velocidad es perpendicular.

En el caso de los campos magnético y eléctrico, son curvaturas en la tridimensión, que la velocidad en la dimensión tiempo (flecha del tiempo, “en rojo”), hace la aceleración (campo magnético, “fuerza”).

Donde, en la ilustra de las olas, la gravedad es una velocidad perpendicular, en tanto, en el magnetismo la velocidad (flecha del tiempo), es de lado. Donde para uno y otro lado se produce el mismo efecto (atracción-repulsión).

En la comparación con las olas, el electrón sería el surfista, y el magnetismo sería el cuesta abajo de la ola, pero el efecto no es producido por la aceleración de la gravedad (surfista-ola), sino por la velocidad de la flecha del tiempo.

Recordemos que en la dimensión tiempo tenemos dos cosas diferentes: A) La energía, el lugar en la disposición en esa dimensión. B) El segundo o unidad de tiempo, que es el espacio recorrido en esa dirección a la velocidad “c”.

 

 

Por lo tanto, el espacio es curvo, hasta en lo más íntimo de las partículas, ya que desde el fotón que es una onda (no puede haber una onda sin curvatura, deformación del medio), pasando por las cargas que serían "medios fotones", y el magnetismo que también es una deformación del espacio.



En el caso de la creación de pares, en el magnetismo, no se trata de atracción sino de dirección de las partículas. O mejor dicho, desde la relatividad general en adelante, no debiéramos hablar de atracción-repulsión, sino de dirección de las partículas según la "flecha del tiempo" (velocidad "c" en la cuarta dimensión), que no es fácil para quien tiene poca imaginación espacial. Así en el ejemplo de la ola del mar, tenemos que pensar como una aceleración en ambos sentidos (arriba-abajo, abajo-arriba), porque dependiendo de la curva, será la dirección, que nos engaña como “atracción”. Igualmente que la gravedad, que físicamente no tiene nada que ver con atracción, sino con dirección de las partículas o cuerpos. La dirección, nos engaña como aceleración.

No aceptar este razonamiento, es no entender el espacio tridimensional relativo a la cuarta dimensión

, la velocidad de las partículas como medios fotones en la cuarta dimensión 

y la relatividad general. Para continuar con una interminable lista de fuerzas inexplicables, haciendo de la física un misterio.


RESUMIENDO: Llegamos a que, el fotón es una contracción-expansión del espacio, que se parte en dos partículas que llamamos cargas (electrón-positrón, protón-antiprotón). Donde esa parte expansiva o contraída del espacio, se dirige con otro sentido, adquiriendo ahora, además del impuso tridimensional, el sentido o impuso en la dimensión tiempo. No se trata de que

pierda el impulso tridimensional, ni que gane energía, sino que se retrasa en la dimensión tiempo (otro lugar en la cuarta dimensión). Así una onda pequeña (gran energía), produce partículas de mayor tamaño (mayor longitud de onda, menor energía), otro lugar en la cuarta dimensión. Pero manteniendo la relación 1/c.


La energía (masa) y la cuarta dimensión.

Ej.   Si tengo un objeto a 1000 m de altura, tiene una masa, si lo dejo caer, tendrá una velocidad, y aumentará la masa conforme a la energía que va adquiriendo (cantidad de movimiento, E=mc2). Pero si ese mismo cuerpo cayese al Sol, su masa sería aun mayor. Si cayese a un cuerpo muy masivo sería todavía mayor. La pregunta es: ¿Dónde es el fondo del universo?La solución radica en la relatividad general (no en la física clásica), donde la energía es el lugar en la cuarta dimensión. Esto ya se sabe desde Minkowski, pero que los “neoclásicos” (matemáticos disfrazados de físicos), siguen buscando el bosón de Higgs. 

Si no lo puedes entender piensa en la Luna girando alrededor de la Tierra, la gravedad es como un embudo (cuando quitamos una dimensión de las cuatro), donde la tridimensión se curva, en los dibujitos del espacio tiempo curvo, el plano representa la tridimensión y arriba-abajo sería la cuarta dimensión, si la Luna se acercara a la Tierra, ganaría energía y bajaría en el embudo, estaría en otro nivel de la cuarta dimensión.

De donde la energía es una cuestión de ubicación en el espacio dimensión tiempo, si nos movemos al pasado creamos energía y si al futuro la perdemos.

Así un electrón dependiendo de la energía (masa) que tiene, será su tamaño y el lugar en la cuarta dimensión.


La suposición que el protón tiene otra composición que el electrón, no se fundamenta en la observación, sino en la fantasía de la incomprensión de su origen. Así el protón, no es esencialmente diferente del electrón. Sino en la masa (energía, lugar en la cuarta dimensión) y cualidad de carga (antipartícula).

Aunque la atracción existe (antipartícula, carga), no pueden juntarse, por causa de la separación en la cuarta dimensión. Así, para que un electrón impacte con un protón (aniquilándose), debiéramos acelerarlo hasta tener la masa del protón (de acuerdo a E=mc2, como cantidad de movimiento, no como energía cinética).  https://sites.google.com/site/teoriatiempoespacio/el-electron

(Hacer clic sobre la imagen para agrandar)

Pero además la cuarta dimensión, relativo a la energía, tiene niveles de “estabilidad”, o umbrales mínimos de energía. Donde las cargas, aparentan reposo relativo.

Para entender, tenemos que empezar por el Hidrógeno, que en su forma más simple, tiene un electrón y un protón. Indudablementeseparados en la cuarta dimensión, porque un electrón y un protón libre, no se aniquilan como un positrón y un electrón. La única diferencia en su creación (protón –electrón) es la energía (masa), que corresponde al lugar en la cuarta dimensión.

Llegamos a que, los niveles estables son el electrón (aparentemente en reposo) y el protón (o sus antimaterias). Cuyas masas (energía) corresponden a 1 y 1/1830 (protón, electrón) respectivamente. Y sus tamaños corresponden al inverso de sus energías.

Todas las partículas sub atómicas se ubican según su energía (cuarta dimensión), de donde la “atracción” de cargas, es la organización del átomo, no hay tal "fuerza nuclear" ni tal "núcleo", que indudablemente no coincide con la observación. El modelo de átomo de Bohr (concéntrico y tridimensional), no corresponde, porque no es posible la función onda de Schrödinger de ubicación de la partícula y los niveles energéticos, esto hace imprescindible un espacio  tetradimensional (4 dimensiones), y un átomo no-concéntrico.

De esta manera el Hidrógeno es una organización de cargas estable, no así el neutrón. El neutrón libre se descompone, cuando está en estado libre (desarma), en 887 segundos. La razón es que es estable (dentro del Hidrógeno y no fuera de él), en la medida que las cargas estables lo mantengan “alineado” en la cuarta dimensión.

De esta manera y cumpliendo con la exclusión de Pauli, se puede mantener estable el Deuterio y el Tritio. Completándose la dimensión con el Helio.

(Hacer clic sobre la imagen para agrandar)
Lo que vemos: La luz visible rebota en  los electrones de baja energía, que corresponden al tamaño (longitud de onda), de los fotones de luz visible, no así los electrones con menos energía o mayor energía. Así los electrones interiores (con más energía, más pequeños) son afectados por los rayos X (menor longitud de onda, más pequeños), y las partículas con más energía, son afectadas por los rayos gama. Igualmente los electrones de mayor tamaño muy degradados energéticamente que son afectados por los infrarrojos.
Por lo tanto,  dependiendo de los fotones que son detenidos, absorbidos, o rechazados, será la partícula que tiene el átomo (el tamaño de una partícula, es semejante a un medio fotón, que interactúa con la partícula); no se trata de "inventar partículas", sino investigar bajo el método de la observación. Donde, si no hay partículas (en la cuarta dimensión), los fotones pasarán (cuerpos transparentes), por lo tanto sabiendo con certeza la longitud de onda (de los fotones), sabremos la energía de las partículas constituyentes del átomo (Ep = 1/2f.c), hay que recordar que los átomos no están en su energía básica (0° K), pero para poder entender la constitución básica de la materia, debemos aproximarnos al 0° K. Además es necesario no mezclar cálculos erróneos de energía (que ha enfermado la investigación con parásitos sociales).

La observación tridimensional nos da la impresión, de que el protón del Hidrógeno, tendría que estar dentro del electrón (dificultad para imaginar la cuarta dimensión), es como una foto, donde el objeto que está atrás aparece invisible en el lugar del que está delante. En otras palabras, pareciera que las partículas están en el mismo lugar tridimensional, pero no en el espacio de cuatro dimensiones.

Así hasta el Helio, la organización de las cargas en la cuarta dimensión no presenta dificultad.

A partir del Litio, comienza la regla del “octeto”, donde si hay menos de 4 electrones se pierden en las configuraciones atómico-moleculares. Si hay más de 4, se ganan (cualidad electro-negativa de los átomos). 

¿Cuál es la explicación de esto?

La cuarta dimensión tiene capas, con un máximo de ubicación de partículas. Así dos estables (protón-electrón, como el Hidrógeno) y dos intermedias (neutrones, estables sólo en conformación, deuterio y tritio). Este es el máximo posible, que también encontramos la partícula alfa (sin electrones), que ha perdido sus partículas de poca energía (y las incorpora cuando es detenido).

Luego aparece la segunda capa, que tiene no una dimensión, sino cuatro. Donde la conformación más simple es el Litio, que sería como “dos Hidrógenos en serie” (ver figura).

El primer “H”: Masa 1, y el segundo: Masa 5 (es la forma más simple del Litio, Li6); lo cual entendemos que tendrá 4 partículas (mínimo posible estable): Un electrón con masa despreciable, un protón con masa 1, una carga negativa (antiprotón) con masa ligeramente superior a 1, y otra partícula con masa 4. Que es la aparente configuración posible. Aunque podría ser posible que no exista esa tercera "antipartícula", siendo sólo de tres partículas, en ese caso sería una con masa despreciable (electrón), un protón (masa 1) y una tercera carga con masa 5. (Esta última posibilidad parece poco cómoda para seguir construyendo las posibilidades)

Al igual que en el caso de la conformación del hidrógeno, no se trata de un capricho o una hipótesis fantasiosa, sino una necesidad de comprensión de la realidad observacional.

Esta realidad nos coloca en posición de que la concepción de suma “algebraica” de protones y neutrones (aunque parece coincidir), no es la realidad, ya que no se pueden amontonar partículas del mismo contenido energético en un mismo espacio. Como sabemos, los electrones tienen distinta masa y energía, entonces cómo podemos pensar que los protones son todos iguales, o si la emisión de fotones depende de la energía de la partícula (electrones), cómo podemos pensar que para los rayos gama hay protones de un único tipo…

Aunque el modelo de Bohr, puede ser sencillo, crea un concepto completamente erróneo del átomo, un prejuicio que jamás desaparece. Y quienes lo defienden, para poder mantener el absurdo, crean una serie de “fuerzas imaginarias”, fantasías matemáticas, un verdadero lastre de fantasías inexplicables. Una fantasía intelectual, necesita de otra fantasía intelectual para mantenerla, y así sucesivamente.

 

Así el átomo tiene sus niveles energéticos, que en el segundo nivel corresponde a cuatro dimensiones.

(Hacer clic sobre la imagen para agrandar)

Ej. La molécula de agua o la de metano, la representamos: En dos dimensiones (plano), como una cruz. En tres dimensiones, como un tetraedro. 

Pero el verdadero espacio es de cuatro dimensiones (imposible de representar), representación esquemática, con dos electrones muy decaído energéticamente.

Cada punta de la “cruz” o cada vértice del tetraedro, tiene un negativo-positivo como valor de impulso, es decir, con un sentido u otro, que lo conocemos como exclusión de Pauli, esta es la razón del “octeto”, así un espacio de cuatro dimensiones, tenemos 8 posibilidades de electrones, con energía semejante. Estos son los únicos electrones, no hay tales electrones interiores aparte de estos, donde cuando hay más de cuatro tiende a atrapar electrones y cuando son menos de cuatro, tiende a perderles, la siguiente capa de partículas no son negativas, sino positivas, y así sucesivamente se alternan con posibilidad de dos partículas por lugar (al igual que los electrones, nada hace pensar que pueda ser diferente). 

(Hacer clic sobre la imagen para agrandar)
De esta manera, el átomo es una disposición de cargas alternadas (en la cuarta dimensión), y explica la desproporción de masa de los átomos complejos. Ya NO ES una igualdad de protones y electrones con algunos neutrones (Bohr); sino una igualdad de cargas, con diferente masa (energía, cuarta dimensión). Y nada hace suponer que el número atómico, coincide con la cantidad de protones. Esto trastorna a los prejuiciados clásicos del concepto de Bohr, pero la dificultad, no amerita seguir con el error.
Lamentablemente el átomo de Bohr es un  error, y no ayuda en la comprensión, sino que todo lo contrario, confunde al estudiante con un sin fin de contradicciones y fantasías, que no se corresponden con la realidad. Creando una necesidad de fuerzas inexplicables y fantasiosas.

No se trata de remendar esta teoría, sino definídamente rechazarla de plano.
Igualmente con la "mecánica cuántica", no existen tales "fuerzas nucleares", ni tales "quarks", ni el espacio es recto, ni el átomo de Bohr es aplicable a la realidad, etc. (Todas bases de la "mecánica cuántica").
No confundamos con la física cuántica (Planck y Einstein), la cuantificación del fotón, que nada tiene que ver con la fantasía matemática de la "mecánica cuántica". Que los defensores de la misma, hacen tragar como lo mismo.

 

PD: Alguien dijo: "Los que quieren mantener el poder, hacen de su especialización, un oscurantismo, para que sólo puedan acceder, unos pocos 'iniciados´".
A estos llamo: "Matemáticos disfrazados de físicos". 

https://sites.google.com/site/teoriatiempoespacio/matematicos-disfrazados-de-fisicos

Oscar R. Ernst, oscarernst.54@gmail.com





Comments