Eleazar Díaz Rangel: LOS DOMINGOS DE DIAZ RANGEL El montaje

publicado a la‎(s)‎ 26 de may. de 2013 10:30 por José Alberto Castro   [ actualizado el 9 de jun. de 2013 11:43 ]

Los obstáculos crecen, en primer término, porque varios de los 10 personajes vinculados han ofrecido declaraciones categóricas negando tales contenidos, comenzando por el presidente Maduro, quien las calificó de "chismes, intrigas y estupideces", y el presidente de la AN, Diosdado Cabello, quien afirmó que se trataba de un show, "esta es su fiesta a ver qué levantan de allí".

Estamos en presencia de un importante dilema de la vida política venezolana. Se trata de determinar dónde está la verdad, si la grabación, que para simplificar llamaremos "de Silva", reproduce las opiniones, informaciones y chismografia del conocido conductor del programa de TV La Hojilla expresadas ante un cuasi pasivo interlocutor cubano, o si se trata de un montaje, presumiblemente del Mossad, el poderoso servicio de inteligencia y espionaje de Israel, como reiteradamente lo ha sostenido Mario Silva. He ahí la cuestión.
Junto a tan peliaguda materia, subsisten otras. ¿Quién o quiénes tenían la grabación o copia de la misma? ¿Quién o quiénes la filtraron y cuáles serían sus verdaderos propósitos? ¿Por qué decidieron que fuera un diputado que precisamente no goza de mayor credibilidad, quien la hiciera pública? 

Frente a ese dilema, el periodismo puede procesarlo de dos maneras: mediante los géneros de opinión, lo que ya es posible encontrar abundantemente en la prensa, y de paso, les recomiendo leer hoy el artículo de Luis Britto García. Mediante tales géneros se puede opinar a favor y en contra, con o sin argumentos. Las páginas de los periódicos, en Aporrea, y en menor grado, en espacios de radio y TV, están examinando el asunto, la mayoría de las veces partiendo de que se trata de una real grabación.

El problema es cómo tratarlo en el periodismo informativo, obviamente, respetando las normas éticas. Una primera línea sería investigar para tratar de determinar si es o no un montaje. Tarea ciclópea, llena de obstáculos, casi imposible de dar con la verdad, aunque las modernas tecnologías permiten elaborar un montaje de esa naturaleza, arriesgan demasiado al extenderla a 50 minutos. Los obstáculos crecen, en primer término, porque varios de los 10 personajes vinculados han ofrecido declaraciones categóricas negando tales contenidos, comenzando por el presidente Maduro, quien las calificó de "chismes, intrigas y estupideces", y el presidente de la AN, Diosdado Cabello, quien afirmó que se trataba de un show, "esta es su fiesta a ver qué levantan de allí". Los medios carecen de mecanismos que permitan demostrar si fue o no un montaje, y el propio Silva no ofreció elementos convincentes cuando el lunes leyó su declaración reafirmando que era un montaje. Ojalá que mañana, cuando debe reanudar su programa, pueda ser más convincente.

El asunto está ahora en manos de la Fiscalía, que ha demostrado capacidad técnica y profesional para aclarar otros misterios. Esperaremos sus resultados cuando resulte "negada o concedida cualquiera de las dos, queda (rá) demostrado lo que se intenta probar". Si el MP probara que hubo montaje, seguramente sin determinar la autoría, nos dirá si es delito su divulgación. Si, por el contrario, quedara probado que tales grabaciones corresponden a decires de Mario Silva, ¿cómo demostrar que sea cierto cuanto allí está dicho, si tales han sido los desmentidos habidos y los que están por venir? 


El gobierno de calle 

Inédito e interesante este ensayo del presidente Maduro de ir a la calle, escuchar a las comunidades, hablar con la gente, evaluar directamente sus problemas y propuestas, y con tales informaciones y opiniones del común adelantar cómo resolverlos. Es de suponer que ese gobierno de calle no se quedará ahí, en los recorridos del Presidente y de algunos altos funcionarios sin el oportuno y necesario seguimiento de que lo resuelto y acordado sea oportunamente ejecutado. En tal sentido, las propias comunidades, a través de los consejos comunales (en los que, entre paréntesis, falta elevar la conciencia de clase) sabrán hacer ese seguimiento, llevarle el pulso a los compromisos, estar pendientes de retrasos o de eventuales desvíos de fondos, para llevar sus informes a las instancias correspondientes. El éxito de esta modalidad dependerá no sólo del Gobierno, sino de las comunidades.

Y aunque no debemos hablar de un coletazo, es significativo que en la primera reunión del Presidente con el Polo Patriótico se formalizara la propuesta de crear instancias en todos o la mayoría de los ministerios, de consejos o asambleas que contribuyan a promover la participación, de suerte que se pueda hablar con propiedad de ministerios del poder popular. 




Las reiteradas advertencias de José Vicente Rangel sobre el trabajo que desde afuera se hace al interior de la Fuerza Armada se supone no llegan a oídos sordos. Así como en el mundo partidista opositor se creyó que con la muerte de Chavez había llegado el momento para alcanzar el poder, de la misma manera hay quienes creen que también ahora es la oportunidad para tratar de penetrar la institución armada; desarrollan un activo trabajo con oficiales retirados hacia unidades "permeables", y con esposas de algunos oficiales. Por supuesto que los servicios de inteligencia militar no son los mismos del 2002, pero el enemigo se muestra estimulado.

Apenas los medios informan de la llegada de productos que hasta hace poco escaseaban, la gente se vuelca desesperada a comprarlos sin necesitarlos y, como en un ciclo infernal, vuelven a escasear. Lo he vivido en el Bicentenario al que voy cada sábado.

Novedosa la juramentación del presidente Rafael Correa el viernes ante 14 jefes de Estado, entre los cuales Maduro fue el más aplaudido, pero no tanto como cuando mencionaron a Chávez. Una niñita aquejada del síndrome de Down le entregó el tricolor; fue el momento más emocionante. Y lo más aplaudido fue el discurso de la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira. Si Correa no aspira a un tercer período, ahí parece estar una eventual sucesora.

"Este gobiernito sólo se mantiene si somos sumisos", dijo Capriles Radonski. Se deduce que lo tumbarán si son rebeldes, si insurgen. ¿No es una instigación a derrocarlo? 
 
Y termino invitándolos a nuestro foro del jueves 30, sobre seguridad y ley de desarme, con un grupo de acreditados expertos. Aquí en la avenida Rómulo Gallegos, piso 3 del edificio de la Cadena Capriles, a las 9 am.

| 26-05-13 | derechodpalabra | Fuente: ÚltimasNoticias.com.ve | edrangel@cadena-capriles.com |

Comments