YATIRIS DE LA INTEGRACION

 

 

YATIRIS DE LA INTEGRACIÓN

 

 

Es una publicación de la Cátedra de Integración Suramericana José Carlos Mariátegui de Perú. Corresponde a parte del importante material generado en la primera actividad de la Cátedra, el  año 2008. Son trabajos de varios  autores, compilados y editados por el Equipo de Coordinación de la Cátedra.

                                                                                   

Entrevistamos a Lucía Mariana Alvites S., socióloga peruana, poeta y activista de diferentes movimientos sociales, coordinadora de la Cátedra de Integración Suramericana en Perú, y coordinadora de la Asamblea Regional de Ciudadanos/as del Cono Sur, Lima, Perú. 

 

L.Martin.-  ¿ Cómo se genera la Cátedra de Integración Suramericana ?

 

Lucía M. Alvites .- La Cátedra de Integración Suramericana José Carlos Mariátegui de Perú se crea en el marco de los acuerdos y compromisos conosureños, tomados por académicos y dirigentes sociales de Chile, Perú, Bolivia y Argentina, más la República Bolivariana de Venezuela, reunidos en junio del 2008 en la Universidad ARCIS de Santiago de Chile, donde crearon la Cátedra de Integración Regional Suramericana Francisco de Miranda, como parte del proceso de nuestra Asamblea Ciudadana del Cono Sur.

 

Para la conformación de la Cátedra en Perú, se consideró que el rescate del peruano universal José Carlos Mariátegui, precisamente en su dimensión suramericana, resultaba del todo pertinente y absolutamente oportuno para nominar la sección de nuestra Cátedra de Integración Francisco Miranda en el Perú, donde tanto se conoce al “Amauta”, y a la vez se desconoce buena parte de su labor latinoamericanista.

 

L.Martin.- Creada la Cátedra, ¿ cuáles fueron sus actividades principales ?

 

Lucía M. Alvites.- Como primera actividad, se planificó y gestó, en los meses de octubre y noviembre de 2008, el “Primer Curso de Integración Sudamericana” de la Cátedra de Integración Regional Suramericana José Carlos Mariátegui.

 

Para ello, se reunió a un equipo de ,jóvenes profesionales que garantizaron la organización del Curso, elaboraron el programa, sus sesiones de clases, diseñaron el afiche de propaganda, realizaron su difusión, elaboraron las carpetas y materiales a utilizar, etc. Este grupo vinculó esfuerzos con la Coordinación General de la Cátedra Miranda de la Asamblea Ciudadana Cono Sur, para el diseño del curso, sus formas, contenidos, materiales, y muy especialmente la creación de un espacio de comunicación virtual sistemático como soporte del Curso de la Cátedra.

 

Se desarrolló un proceso de difusión del Curso, postulaciones, selección e inscripción de alumnos, de acuerdo al perfil definido: dirigentes sociales con compromiso de formación sistemática y capacidad de replicar en sus espacios sociales. Finalmente, se inscribieron 40 alumnos, 15 más de los presupuestados inicialmente, lo cual puso una exigencia adicional al equipo organizador sobre los recursos destinados y mostró que la convocatoria a la iniciativa superaba las expectativas iniciales.

 

L. Martin.-  Dada su información, se observa el especial interés concitado por el Curso ¿se manifestó el interés de los participantes de alguna forma especial?

 

Lucía M. Alvites.- Desde la clase inaugural, realizada en la Casona Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos – UNMSM -, hasta el cierre del Curso, la asistencia de este número de alumnos se mantuvo prácticamente inalterada, aumentando en ocasiones, como cuando presentamos las clases bajo el formato de Seminarios abiertos al público.

 

Destacados académicos peruanos aportaron desde el diseño del Programa, la realización de clases del Curso de la Cátedra, hasta propuestas y sugerencias generales para el desarrollo de la actividad. Se contó además con alianzas de apoyo importantes con personas y entidades pertinentes, como la Parlamentaria Andina peruana, Elsa Malpartida, quién aportó conocimientos sobre esta entidad y colaboró en la publicación de la Cátedra “Yatiris de la Integración”. Y el Seminario Iberoamericano de Estudios Socioeconómicos – SIESE – de Córdoba, Argentina, miembro de la Asamblea Ciudadana Cono Sur y en diálogo permanente al interior de la Cátedra de Integración Suramericana, que en esta  ocasión donó un mapamundi mural (con la proyección de Arno Peters donde las proporciones y ubicaciones de los continentes se ven de mucho mejor forma), producido por el SIESE.

 

L. Martin.- Queda de manifiesto el hecho de haberse logrado una suerte de compromiso efectivo por las actividades de integración suramericana identificadoras de la actividad ¿cómo se logró esta participación colectiva que dio mayor significación al trabajo académico de la Cátedra ?

 

Lucía M. Alvites.-  Como Asamblea Ciudadana del Cono Sur estamos en constante coordinación y articulación con otras organizaciones, redes e instituciones que tengan el acento puesto en la integración justa y soberana de los pueblos. En ese sentido se realizaron algunas de sus clases bajo la forma de actividades abiertas al público en general, en alianza y colaboración con otras entidades. Ese fue el caso del Movimiento “Perú Pueblo ” con el cual realizamos conjuntamente un Seminario y exposición de Video, tomando en cuenta que coincidieron el estudio del período de las resistencias anti coloniales del Curso de la Cátedra con el aniversario de la rebelión de Túpac Amaru II, al cual este movimiento realizó una conmemoración.

 

Lo mismo ocurrió con la red de movimientos sociales latinoamericanos “Grito de los Excluidos/as”, con quienes realizamos una de nuestras clases bajo la forma de Seminario Internacional, en paralelo a la celebración en Perú del Foro APEC, para lo cual esta Red aportó académicos investigadores y dirigentes sociales de Brasil, Bolivia y Chile. Ocasión en que también participó el grupo académico RUTA de la Universidad Nacional San Andrés  de la Paz, Bolivia, quienes colaboraron con la participación de dos académicos de esa Casa de Estudios. Y la Universidad Socialista José Carlos Mariátegui, junto a la Revista Mariátegui, la Revista de las ideas, de Perú, quienes expusieron sobre el pensamiento de integración regional de Mariátegui, y nos hicieron llegar, además, el aporte de materiales del Amauta, prácticamente inéditos desde hace 70 años, en los que reflexiona sobre la unidad suramericana, especialmente de la relación chileno peruana, los cuales fueron usados como insumos de la Cátedra y forman parte del libro “Yatiris de la Integración”.

 

L.Martin.-  ¿ Cuáles fueron los objetivos fundamentales de esta primera actividad académica de la Cátedra ?

 

Lucía M. Alvites.- Se trataba de crear un espacio de formación sistemática, de carácter pionero, dirigido a formar a activistas y dirigentes sociales, estudiantes e intelectuales como sostenedores del proceso de integración regional suramericano en marcha, entregándoles materiales, insumos y experiencias a los alumnos del Curso que permitieran su eventual  réplica en los espacios sociales, estudiantiles y académicos donde desarrollan su labor.

 

Promoviendo así la recuperación de nuestra memoria, como elemento para potenciar las capacidades colectivas de pensar y actuar autónomamente en la búsqueda de un mejor destino para Nuestra América, recogiendo simultáneamente los importantes aportes y saberes de los alumnos del Curso para enriquecerlo, y mejorar próximas réplicas del mismo o desarrollar otras posteriores actividades de la Cátedra en pos de los mismos objetivos.

 

L.Martin.-  ¿Las actividades del curso privilegiaron las exposiciones magistrales y debates de seminario?

 

Lucía M. Alvites.- La metodología de la cátedra fue diversa, se combinaron clases expositivas participativas, talleres de trabajos de grupo, exposición de videos, de diapositivas (PPT), así como el soporte virtual de correo lista colectiva simultánea de todos los alumnos para monitoreo permanente de Guías de lecturas y Documentos de apoyo, comentarios y consultas, etc.

 

Un objetivo transversal a todo el Curso fue la participación protagónica de los alumnos, tanto en la apropiación de los contenidos como en su aporte para darles pertinencia y utilidad para su realidad de trabajo social.

 

L. Martin.-  Asumimos que la excelencia de los académicos participantes en las actividades expositivas de la Cátedra, constituyó aporte de importancia en el trabajo realizado ¿destacan algunos docentes, en especial?

 

Lucía M. Alvites.- En las clases, así como en múltiples colaboraciones, participaron destacados intelectuales, académicos e investigadores, como los académicos peruanos Héctor Béjar, Jorge Mariano Cáceres-Olazo, Luis Alberto Rivera y Raúl Wiener, el teólogo de la liberación brasileño Luis Bassegio, la socióloga e investigadora boliviana Gloria Ajpi, y el investigador chileno Ricardo Jiménez, entre otros. Además, de las alianzas institucionales ya referidas.

 

El interés y la participación de los alumnos fue superior a las expectativas iniciales, evidenciando que es una necesidad de los movimientos sociales formarse sistemáticamente en los temas de integración regional, para conocer e informar, y sostenerlos en el seno de los pueblos. Conjuntamente, se confirmó la necesidad estratégica que tiene la Academia de no sólo incorporar la formación y estudio sistemático de la integración regional, hoy escasamente presente, sino sobre todo aliarse y llevar esta formación y estudio a los espacios sociales populares.

 

En cualquier caso, el desafío es ampliar el impacto y resultados de los objetivos estratégicos de la Cátedra, ampliando para ello las alianzas institucionales, académicas y con los movimientos sociales.

 

L. Martin.- Conversemos sobre la publicación realizada por la Cátedra: ¿Por qué el título “ Yatiris de la integración ”?

 

Lucía M. Alvites.-  “Yatiris de la integración” es el nombre que se ha escogido para esta publicación, y nace de la reflexión de uno de los compañeros de la Cátedra, que al decírsele que se trataba de emular a los “amautas”,  antiguos sabios y pedagogos del Tahuantinsuyo, respondió humorísticamente que más bien se trataba de “ yatiris ”, es decir, de los brujos de las culturas ancestrales andinas. Se traslada así el acento del tradicional sentido de conocimiento asociados a “amauta”, de suyo muy importante, hacia el de herejía, irreverencia, y carácter mágico y místico, implicado en la figura del brujo, que es tan propio también de Nuestra América.

 

L. Martin.- ¿ Hubo contribuciones de otras entidades para la publicación ?

 

Lucía M. Alvites.- Para la publicación se unieron los esfuerzos de diferentes instituciones y redes peruanas y latinoamericanas que desde sus trabajos vienen impulsando una integración suramericana que de bienestar a los pueblos partiendo de ellos y llegando a ellos. Es así que la ONG Forum Solidaridad Perú, Latindadd Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos, el despacho de la parlamentaria andina Elsa Malpartida y la Asamblea Ciudadana del Cono Sur, impulsora de la Cátedra, participaron haciendo posible la elaboración del presente libro, brindando todos los aportes necesarios para su realización.

 

Al tratarse de una Cátedra “conosureña”, es decir, que se realiza simultáneamente, bajo diversas formas y particularidades, en Perú, Chile, Bolivia y Argentina, muchos de los materiales e insumos usados como guías de clases en este Curso, aunque son productos en su mayoría de la creación de la Cátedra, ya han sido publicados previamente en otras instancias de ella, por lo que los materiales seleccionados para ser incluidos en esta publicación corresponden a aquellos que hemos considerado un aporte inédito en el acumulado de creación de conocimiento, colectiva y supranacional, que vamos generando desde este lado del sol, y son por tanto sólo una pequeña expresión del acumulado producido total, elegida esta vez por su carácter de novedad.

 

L. Martin.- La publicación contiene una temática importante y trascendente, según se conoce en su índice de materias ¿hubo una intencionalidad editorial especial para estructurar el contenido?

 

Lucía M. Alvites.- La creación de los trabajos, o cuando menos su revisión e incorporación, se hicieron como parte de un  proceso, en permanente interacción colectiva, dentro del rico debate y reflexión, generado en el intercambio de todos los participantes de la Cátedra, a lo largo de todo su desarrollo. De ese modo, se trata de una producción de conocimiento sistemática y colectiva, en todo el sentido de esas palabras, en este caso, dirigido a la transformación social, específicamente orientada a la tarea histórica (sostenida por alrededor de 200 años) de la integración Sudamericana,  solidaria, soberana, plural, incluyente y justa.

 

En este contexto, los textos seleccionados, además, se vinculan y complementan unos a otros, de manera orgánica, en tanto que son insumos de un proceso sistemático, aún cuando han sido revisados y llevados al formato de artículos para efectos de esta publicación.

                                                             

L. Martin.- ¿Destacan algunos temas específicos?

 

Lucía M. Alvites.-  Permítame resumirle el contenido de la publicación. En primer lugar, está “La construcción de la república”, del académico e investigador peruano Héctor Béjar, producido para su clase conferencia  en el Curso de la Cátedra, donde describe de manera útil a la comprensión del presente, los orígenes de la república peruana en el contexto de los proyectos independentistas de Nuestra América.

 

Siguen dos trabajos del sociólogo investigador chileno Ricardo Jiménez. “El Primer Tratado de Unidad Sudamericana…” donde se recupera la memoria perdida del primer Tratado de integración plena sudamericana entre la Gran Colombia y Perú, cuando aún permanecían remanentes del poder colonial español en Sudamérica, que puede ser considerado algo así como el código genético de la actual Unión de Repúblicas Suramericanas – UNASUR -. Siguiendo  “ Que esas costumbres se descolonicen…”, donde se rescata y releva la figura del insigne revolucionario independentista peruano José Faustino Sánchez Carrión y, a través de su vida, reflexión y acción, algunos de los debates más permanentes y complejos hasta hoy en Nuestra América.

 

L. Martin.- ¿Se abordan otras cuestiones distintas  a las manifestaciones particulares de la historia de la integración suramericana ?

 

Lucía M. Alvites.- Sí, una de las características de la publicación es sus muchas dimensiones desde las que aborda la integración de nuestros pueblos suramericanos. En el libro encontraremos que la parlamentaria Andina peruana y dirigente del movimiento cocalero, Elsa Malpartida, nos entrega su trabajo “Defensa del ambiente y la biodiversidad en el ámbito de la comunidad andina”, informándonos sobre el crucial tema medioambiental en el órgano de integración regional de los países andinos en el que ella participa.

 

También tenemos a Isabel Ortiz  y Oscar Ugarteche, que conjuntamente hacen un  análisis profundo sobre la situación del Banco del Sur, en su trabajo ”Banco del Sur: Avances y desafíos”, dándonos elementos claves sobre la importancia económica de la creación de esta instancia sudamericana.

 

Siguiéndole un estudio del economista investigador peruano Claudio Zapata quien nos entrega una visión crítica sobre el desarrollo del IIRSA  en la región.

 

Finalmente, hemos querido recuperar y actualizar las reflexiones de dos pensadores de Nuestra América, que siendo históricos cobran extraordinaria vigencia. Una carta de la hoy Generala del ejército ecuatoriano, Manuela Sáenz, a Simón Bolívar, con motivo de los debates y circunstancias que dieron origen al Estado de Bolivia, entonces Alto Perú, que hemos denominado, tomando una frase del mismo documento: “ Protestar frente a la realidad, y vencerla ”.

 

L. Martin.- ¿La presencia del “amauta” Mariátegui está manifestada de manera significativa?

 

Lucía M. Alvites.-   Sí claro, no sólo en el nombre de la Cátedra; la publicación incluye dos documentos de José Carlos Mariátegui sobre la Unidad Suramericana, que hemos  agrupado bajo la denominación, tomada de una de las frases del pensador: “A estos pueblos, los unirán las muchedumbres ”. En ellos trata el espinoso y permanente tema suramericano de la relación  chileno peruana boliviana, y en su conjunto prácticamente están inéditos, al menos desde hace 70  años, a pesar de su urgente vigencia. Los entregamos como un aporte a la superación sustentable de los temas pendientes todavía entre nuestros pueblos, y nos hace pleno sentido que hayan sido aportados gentilmente por instituciones solidarias y copartícipes de nuestra Cátedra.

 

A ambos pensadores, les hemos agregado una breve reseña biográfica y contextual  de los documentos, y en el caso de la Genérala Sáenz, hemos agregado además notas al pié, de manera que no aparezcan descontextualizados, perdiéndose así mucho de su comprensión.

 

L. Martin.- Sabemos que la Cátedra en Perú ha tenido una segunda versión ¿Qué nos podrías contar sobre ella?

 

Lucía M. Alvites .- Sí. La cátedra tuvo este año 2009 en el mes de mayo una segunda versión, que se realizó con el respaldo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos – UNMSM -, donde reunimos a estudiantes de la universidad, dirigentes sociales e intelectuales. Inaugurando la cátedra con la presentación del libro “Yatiris de la Integración”.

Después de esta segunda Cátedra, hemos co organizado junto al Colegio Médico del Perú el Foro “Integración suramericana y salud”, donde médicos interesados en la problemática de la salud en la región participaron en este espacio que reunió la memoria viva de nuestra historia suramericana y el quehacer de la salud en nuestros pueblos.

 

 

 

Visite el sitio web:

http://sites.google.com/site/delospueblosindigenas/Home

Comments