Nikon F2

cámara Nikon F2
tipo réflex (SLR)
formato 35 mm, 24x36 mm
fabricante Nippon Kogaku (Nikon)
lugar Japón
fecha 1971-1980
unidades 816.000
obturador plano focal, titanio, horizontal
tiempos 10", 8", 4", 2", 1", 2, 4, 8, 15, 30, 60, 125, 250, 500, 1000, 2000, B, T
objetivo Nikkor 1.8/50
montura Nikon F, non-AI o AI
exposímetro
TTL, CdS o SPD


La Nikon F2 es una cámara réflex de 35 mm fabricada por Nippon Kogaku (Nikon) en Japón entre 1971 y 1980.

Considerada por muchos como la mejor y más robusta cámara mecánica de Nikon, la F2 puede llamar la atención hoy en día por su diseño, algo arcaico y aparatoso, que no deja indiferente a nadie. En su época fue una de las mejores cámaras profesionales y hoy sigue siendo admirada como una obra maestra de ingeniería, uno de los últimos logros de la era mecánica antes del advenimiento de la electrónica.

Sus innumerables objetivos y accesorios hacían de la F2 una cámara preparada para rendir profesionalmente ante cualquier tarea. Sus visores y pantallas de enfoque intercambiables, motores y respaldos, entre otros accesorios, convertían a la F2 en una versátil cámara modular, preparada para cumplir con los requisitos del fotógrafo más exigente. Además de sus múltiples funciones, la robusta calidad de la F2 garantizaba una excelente resistencia al paso del tiempo y un alto rendimiento en condiciones y temperaturas extremas.

Con la F2 Nikon se propuso actualizar su mítica Nikon F manteniendo todas las funciones que hacían de ella una auténtica cámara profesional, incluyendo detalles que otros fabricantes obviaban. Por ejemplo, las Nikon profesionales son de las pocas cámaras cuyo visor ofrece un 100% de cobertura. Es decir, a través del visor se ve exactamente la misma imagen que se proyectará sobre el plano focal. Normalmente, los visores del resto de cámaras réflex sólo cubren hasta un 93% o 97%, con lo que en realidad las fotos registran un poco más que lo que se ve por el visor. Pero en la F2, como en las demás Nikon profesionales, lo que se ve es exactamente lo que se obtiene.

La Nikon F2 también tiene visores y pantallas de enfoque intercambiables, bloqueo del espejo, previsualización de profundidad de campo, una tapa trasera unida por bisagra pero también extraíble, una función para hacer múltiples exposiciones en el mismo fotograma, posibilidad de incorporar motores y un vasto sistema de objetivos de alta calidad y accesorios de precisión. En resumen, la Nikon F2 era una auténtica cámara profesional, dirigida a fotógrafos de prensa, científicos y otros profesionales.

Cuando decimos que la Nikon F2 es una cámara mecánica, queremos decir que está controlada mediante engranajes, muelles y resortes, no por circuitos electrónicos. La eficacia de una cámara mecánica, por lo tanto, depende de lo bien diseñadas que estén sus piezas, que en la F2 suponen más de 1500, según MIR. Estas piezas, normalmente metálicas, componen un complejo mecanismo diseñado para funcionar siempre con precisión y sin una fuente de energía.
El único circuito electrónico que tiene la Nikon F2 es el que controla el exposímetro. Por lo demás, todas las funciones de la cámara se realizan mecánicamente.
Según Hillebrand y Hauschild, las partes del obturador y de la bayoneta, normalmente sometidas a grandes esfuerzos, se hicieron de aleación de acero, níquel y cromo, un material a prueba de corrosión aún más resistente que el acero. Además, según MIR, la estructura de la F2 está hecho de silumin, una aleación de aluminio, silicio y cobre. Tal cantidad de piezas metálicas hacen que la cámara, sin objetivo, pese alrededor de 800 gramos.
Las altas prestaciones de la Nikon F2, su eficacia y su durabilidad han hecho de ella que se suela considerar como la mejor cámara réflex mecánica jamás fabricada.

La F2 se denomina de distinta manera, según el visor que tenga. El término "Photomic" se refiere al exposímetro y se puede obviar para abreviar el nombre de la cámara.

Con visor DE-1: Nikon F2
Con visor DP-1: Nikon F2 Photomic
Con visor DP-2: Nikon F2 Photomic S = Nikon F2S
Con visor DP-3: Nikon F2 Photomic SB = Nikon F2SB
Con visor DP-11: Nikon F2 Photomic A = Nikon F2A
Con visor DP-12: Nikon F2 Photomic AS = Nikon F2AS

También hubo algunas versiones especiales poco comunes:
  • Nikon F2 T (1976-1980) y Nikon F2 Titan (1976), con la cubierta hecha de titanio para conseguir más ligereza.
  • Nikon F2 H (1976-1980), optimizada para hacer diez fotos por segundo con el motor especial MD-100.
  • Nikon F2 Data, modificada para usar los respaldos MF-10 o MF-11, que imprimían la fecha y anotaciones personales en el fotograma.
  • Nikon F2 25th Anniversary (1978), versión no oficial que conmemoraba la entrada de Nikon en EEUU. Se trata de una F2A normal a la que el distribuidor americano EPOI añadía una placa con la inscripción "25th Anniversary".

De la Nikon F a la F2

Como su nombre indica, la Nikon F2 es una actualización de la Nikon F de 1959. La Nikon F fue la primera réflex profesional de Nikon y llegó a ser la cámara preferida por los fotógrafos profesionales. En su momento fue una cámara revolucionaria y terminó convirtiéndose en un arquetipo en el diseño de cámaras réflex. Hoy en día la Nikon F sigue siendo un icono de la cultura fotográfica.

Según Yokoyuki Tateno, en los años 60 los ingenieros de Nikon se pusieron manos a la obra para diseñar la sucesora de la Nikon F. Denominada "Nikon A" en su fase de desarrollo, la cámara que sucedería a la Nikon F tenía que mejorar algunos problemas de ergonomía y otras incomodidades que se fueron descubriendo. Algunos de los problemas más criticados eran la poca seguridad de los anclajes de los visores, la necesidad de hacer un ajuste en un servicio oficial si se quería usar un motor, el excesivo oscurecimiento del visor cuando se usaba un teleobjetivo y la incómoda posición del disparador, entre otros problemas que se resolverían en la Nikon F2.

A simple vista, la Nikon F2 parece sólo una versión mejorada de la Nikon F, pero su diseño interno supuso empezar desde cero. Como normas básicas para diseñar la cámara que sucedería a la Nikon F, los ingenieros de Nikon tenían que alcanzar la más alta calidad posible, hacer una cámara fácil y rápida de usar y mantener la compatibilidad de objetivos y accesorios. Según Tateno, algunas de las características de la Nikon F para la NASA se introdujeron en la Nikon F2, como el anclaje del motor y la palanca de avance, diseñada para usarse con guantes.

La aparición de la Nikon F2

La Nikon F2 salió a la venta en septiembre de 1971. Nació con la difícil tarea de suceder a una cámara mítica, la Nikon F, cuya producción se alargó hasta 1974 debido a su alta demanda.

Cuando salió a la venta, la cámara estaba disponible en dos versiones: la Nikon F2 (con visor de pentaprisma DE-1) y la Nikon F2 Photomic (con visor-exposímetro DP-1). Posteriormente fueron apareciendo más visores, cuyas características se describen más adelante. La cámara se vendía en acabado cromado o en negro.

La Nikon F2 fue recibida con muchísimo interés en las ferias donde se presentaba. En septiembre de 1971, 260.000 personas asistieron a la Feria de Nikon en Tokio, muchísimas más de lo esperado. Al fin y al cabo, se trataba de la sustituta de la Nikon F, una cámara que ya había demostrado ser excelente. Todos los fotógrafos recibieron con enorme aprobación las mejoras de la F2, que no renunciaban a ninguna de las ventajas de la F:

El obturador de la F2 llegaba hasta 1/2000 e incluía tiempos lentos hasta 10 segundos, mientras que la Nikon F sólo funcionaba entre 1 segundo y 1/1000.
El espejo era más grande, lo que evitaba el viñeteo producido por largos teleobjetivos o tubos de extensión, y se mejoró el mecanismo de bloqueo del espejo, que en la Nikon F provocaba que se perdiera un fotograma.
La F2 era una cámara más ergonómica: las esquinas redondeadas de su cuerpo la hacían más asible que la angulosa F, el disparador se ubicó en una posición más cómoda y la palanca de avance se cubrió con una pieza de plástico para un manejo más cómodo.
Los visores-exposímetro se hicieron más sensibles, más ligeros, más cómodos, con más funciones y con un anclaje mucho más seguro. Los visores de la Nikon F eran grandes y pesados porque la batería se albergaba en ellos, pero en la Nikon F2 la batería pasaba a estar en la parte inferior de la cámara.
La tapa trasera de la Nikon F2 se abría con una bisagra, pero también se podía extraer para usar otro respaldo. La de la Nikon F no tenía bisagra, lo que resultaba incómodo para cargar carretes rápidamente.
Los motores se podían acoplar sin necesidad de modificar la cámara, como sí ocurría con la Nikon F.
Y lo mejor de todo era que la Nikon F2 seguía siendo una cámara fiable y robusta como la Nikon F y era compatible con muchos de sus accesorios.

La predecesora Nikon F había sido la cámara réflex profesional más famosa y codiciada en Asia y EEUU en los años 60, pero en Europa no había llegado a tener tanto éxito. En cambio, según Hillebrand y Hauschild, la Nikon F2 sí supuso un impacto en el viejo continente. Recordemos que en los años 60-70 prácticamente todos los fabricantes alemanes estaban en declive y únicamente empresas como Leica o Rollei seguían en buena forma. El gigante Zeiss Ikon tuvo que aceptar su derrota cerrando su fábrica en 1972 ante el aplastante éxito de los productos japoneses. Durante décadas, las cámaras alemanas habían sido el referente de los fotógrafos profesionales, pero para los años 70 las cosas habían cambiado y ya nadie podía dudar de que el futuro de la fotografía iba a estar en el lejano oriente.

Nikon había presentado su F2 como una actualización de la F, sin tener en cuenta los avances electrónicos que otros fabricantes ya habían empezado a añadir en sus cámaras. En este aspecto, las réflex profesionales de Nikon no eran cámaras muy innovadoras. La F2 podía criticarse por ser una cámara bastante conservadora, ya que sólo mejoraba la Nikon F sin adaptarse a las novedades de la época.
Esto pudo deberse a que el periodo de diseño de las cámaras profesionales se alargaba durante tantos años que los ingenieros de Nikon no podían permitirse abandonar lo que ya tenían hecho para añadir los últimos avances. En este sentido, Nikon sacrificaba las funciones innovadoras a costa de un diseño más concienzudo y más sólido, aunque pareciera desfasado.
Fabricantes como Topcon, Pentax, Konica o Minolta habían sido pioneros en la incorporación de funciones automáticas en sus cámaras réflex, pero Nikon se tomaba su tiempo. De todas formas, al principio los fotógrafos profesionales rechazaban las funciones electrónicas, pensando que sólo era una moda para seducir a los aficionados, así que también es comprensible que Nikon no quisiera incluir automatismos en su serie de cámaras profesionales.

Era difícil que la Nikon F2 triunfase como lo había hecho la Nikon F. La Nikon F ya había revolucionado el panorama fotográfico y la Nikon F2 no podía hacer mucho más, salvo añadir unas cuentas mejoras. La Nikon F2 no llegó a ser una cámara mítica ni revolucionaria como la Nikon F. Fue, simplemente, una cámara excelente.
De todas formas, la Nikon F2 también fue acogida con entusiasmo y mucho interés. Si la Nikon F era una cámara buena, la F2 era todavía mejor, mucho más cómoda, mejor diseñada y con todos los problemas de la F corregidos. La Nikon F2 aprovechó el éxito cosechado por la Nikon F para convertirse en el nuevo referente de los fotógrafos profesionales en todo el mundo. Los conflictos bélicos, eventos y noticias de los años 70 se cubrieron con las nuevas Nikon F2, cargadas con sus pesados pero fiables motores. Los fotógrafos de prensa necesitaban confiar en una cámara de alta calidad que estuviera siempre lista, fuera versátil y nunca diera fallos.
Prueba de su durabilidad eran los desconches del esmalte negro que dejaban relucir el latón en las esquinas, señal inequívoca de que la cámara se había sometido a duras condiciones de trabajo. Hay quienes dicen que algunos propietarios deslucían a propósito el esmalte negro en las esquinas para dar a sus cámaras una apariencia más profesional.

La Nikon F2 probablemente fuera una de las cámaras más caras de su segmento. Según Paul Comon y Art Evans, a finales de los años 70 una Nikon F2 podía costar entre 500 y 1000 $ de la época, algo así como entre 1000 y 2000 € de hoy en día. Era una cámara dirigida claramente al mercado de los profesionales. La versión especial F2 H podía costar unos 2500 $ de la época, es decir, alrededor de 5000 €.

Obturador

El obturador de la Nikon F2 es de plano focal y recorrido horizontal, al igual que los clásicos obturadores de tela que popularizó Leica en los años 20. Las cortinas están hechas de titanio, como las de algunas Nikon SP y las Nikon F, pero su diseño y funcionamiento es completamente distinto, como lo explica Yokoyuki Tateno.

La Nikon F2 tiene tiempos de exposición de 1 segundo, 1/2, 1/4, 1/8, 1/15, 1/30, 1/60, 1/125, 1/250, 1/500, 1/1000 y 1/2000, además de los modos B y T. Mediante el mecanismo del autodisparador también se pueden conseguir tiempos de exposición de 2, 4, 6, 8 y 10 segundos. El flash sincroniza con el obturador desde los tiempos más lentos hasta 1/80, marcado por una línea roja entre 1/60 y 1/125.

A partir de 1/80, el obturador se puede usar en tiempos de exposición intermedios. Es decir, el dial se puede situar en cualquier posición entre dos tiempos distintos para conseguir un tiempo de exposición más preciso. Esto se consigue gracias a que el obturador viaja a una velocidad constante y el dial únicamente regula la distancia entre las cortinas.

Con el uso de materiales más ligeros se consiguió un obturador más rápido que el de la Nikon F. El de la F2 tarda 10 milisegundos en recorrer los 35 milímetros del plano focal, frente a los 12 milisegundos de la Nikon F. En otras palabras, las láminas de la F2 viajan a una velocidad de unos 3,5 metros por segundo (¡12,6 km/h!).
El soporte del espejo también se hizo de titanio para acelerar la subida y bajada del espejo.

Algunas partes del mecanismo del obturador se fabricaron con una aleación de acero, níquel y cromo, se usaron bolitas de rodamientos para mejorar su precisión y se añadió un amortiguador de silicona. El resultado es un obturador mecánico de excelente construcción, versátil, duradero, rápido y preciso.

Opiniones

Desde el principio de su actividad como fabricante de objetivos, los productos de Nikon siempre han sido apreciados por su alta calidad y precisión, exceptuando tal vez la fallida serie Nikkorex. Cada cámara, cada objetivo y cada accesorio que salía de la fábrica de Nikon se observaba con entusiasmo. Hoy en día la fascinación no ha dejado de aumentar y todos los productos de Nikon, especialmente los clásicos, son altamente codiciados tanto por usuarios como por coleccionistas. Después de todo, Nikon es, junto a Leica, uno de los fabricantes que más fascinación despiertan en los coleccionistas.

De todas las cámaras de Nikon, la F2 es una de las más admiradas y mejor valoradas:

En su guía sobre cámaras Nikon, Stephen Gandy no duda en colocar a la F2 en el primer puesto de las mejores Nikon mecánicas, diciendo además: "Es la cámara mecánica profesional de Nikon más robusta y versátil". En su página sobre los visores, Gandy también dice la F y F2: "Se considera que son las más fiables de todas las SLR mecánicas de 35 mm. La F2 es una F mejorada. Juntas, son las ÚNICAS cámaras Nikon profesionales de calidad con obturador mecánico".

El experto en reparación de F2 Sover Wong dice que su vida cambió cuando compró por primera vez una Nikon F2: "La F2 es la más agradable de todas las cámaras que he usado nunca, hago más fotos con ella que con todas mis cámaras juntas. Tiene más de treinta años, pero usarla es como conducir un buen Rolls-Royce antiguo. Además, como no hay autoenfoque ni autoexposición, tengo control completo de todas las funciones. La F2 se convierte en una extensión de mis ojos y de mis manos".
Desde entonces, Sover Wong empezó a comprar F2 estropeadas y se convirtió en un reparador profesional.

El fotógrafo Ken Rockwell inició su entusiasmo por las Nikon con una F2AS comprada de segunda mano: "La F2AS es la última, la mejor, la más avanzada y más duradera cámara mecánica hecha por Nikon. Puede que sea la mejor cámara hecha nunca. Fue la última y mejor de la serie profesional F2, que había comenzado una década antes".

Las palabras de Norman Goldberg demuestran lo bien recibida que fue la F2 en su época, según un artículo de la revista Popular Photography de febrero de 1973: "La F2 supone un salto dramático sobre la mejor de la serie F. [...] Es una versión bien diseñada, robusta y más avanzada de la ya consabida Nikon F".

Es fácil encontrar muchísimas más opiniones que demuestran entusiasmo por la F2, pero también hay personas que opinan que el sistema de visores con exposímetro era algo muy arcaico, que Nikon no supo adaptar la F2 a los avances de la electrónica y que la cámara no era tan ergonómica como presumía.

Datación

En contra de lo que habitualmente se dice, las primeras cifras del número de serie de la Nikon F2 no indican el año de fabricación, aunque es cierto que sí coincidieron a menudo.
Richard de Stoutz y Sover Wong tienen tablas muy completas que relacionan los números de serie con el año y mes de fabricación.

Según estas tablas, la F2 se fabricó entre 1971 y enero de 1980, desde el número de serie 7100001 hasta el 806xxxx. En total, según Nikon, se hicieron unas 816.000 unidades.

Curiosidades

Una Nikon F2 fue la cámara que usó el fotógrafo de la Agencia EFE Manuel Pérez Barriopedro durante el intento de golpe de Estado de España el 23 de febrero de 1981.
Su famosa foto de Tejero en el Congreso de los Diputados recibió el premio World Press Photo of the Year, gracias a haber escondido el carrete en su zapato antes de que los militares confiscaran las cámaras.

El fabricante soviético LOMO (ЛOMO) hizo una serie de cámaras profesionales, las Almaz (Aлмаз), de las cuales las 102, 103 y 104 son idénticas a la Nikon F2. De la Almaz 103 se hicieron unas 9500 unidades, mientras que las otras fueron sólo prototipos. Hoy en día son curiosas cámaras de colección que pueden alcanzar precios tan altos como una F2.

De la Nikon F2 a la F3

Poco después de la aparición de la Nikon F2, en 1972 salió a la venta la Nikkormat EL, la primera Nikon con obturador electrónico y, además, con tiempo de exposición automático. Las Nikkormat eran unas cámaras réflex más sencillas que las profesionales de la serie F.
En los años 70 todo indicaba que las cámaras del futuro iban a ser electrónicas y automáticas. Con la Nikkormat EL y las cámaras que vinieron después, Nikon fue adquiriendo experiencia para introducir la electrónica en la sucesora de la F2.
Sin embargo, Nikon también siguió haciendo cámaras mecánicas, como las FM y FM2, una serie de réflex más compactas que algunos profesionales usaban como segundo cuerpo.

Pero las cámaras profesionales después de la F2 ya no iban a ser mecánicas. Pese a que tuvieron cierto rechazo inicial, los obturadores electrónicos ofrecían ciertas ventajas, a costa de depender de una batería: la resonancia eléctrica de los osciladores de cuarzo lograban unos tiempos de exposición mucho más precisos, sin necesidad de tan complejos mecanismos de ingeniería. Además, con un sistema electrónico se podía introducir con más facilidad un dispositivo para controlar el tiempo de exposición automáticamente.

La Nikon F3 de 1980, además de fabricarse con obturador electrónico, tenía un exposímetro con otro balance (80/20, en lugar de 60/40) e incorporaba en el visor una pantalla de cristal líquido (LCD), toda una novedad para la época. El exposímetro de la F3 se introdujo en el cuerpo de la cámara, haciendo que los visores intercambiables fuesen más ligeros y menos aparatosos. La F3 tenía, de esta manera, un diseño más convencional y más práctico, del que el famoso diseñador industrial Giorgetto Giugiaro fue responsable, aunque es inevitable ver una gran semejanza con la Nikon F2.

Cuando salió a la venta, la Nikon F3 no fue muy bien recibida. Los profesionales estaban acostumbrados a las cámaras mecánicas y no se fiaban de una cámara que dependiera de una batería. De hecho, según Ken Rockwell, cuando las Nikon F2 dejaron de distribuirse en los años 80, se revalorizaron tanto que una de segunda mano podía costar más que una F3 nueva.

El resto de la historia ya lo conocemos. La electrónica llegó para quedarse y eso fue sólo el principio. A día de hoy es impensable hacer una cámara como la Nikon F2. La mecánica de precisión se ha sustituido por la exactitud de lo computerizado. Los pesados cuerpos de acero y aluminio ya tienen poco que ver con los plásticos sintéticos y chips de silicio de las modernas cámaras de hoy en día.

La Nikon F2 es un vestigio de otra época, de una época que vivió lo material y lo físico como hoy vivimos lo intangible y lo virtual. La Nikon F2, última cámara mecánica profesional de Nikon, supuso el punto álgido de la ingeniería industrial de precisión aplicada a una cámara réflex de 35 mm.




Los visores

La Nikon F2 es una cámara con visores intercambiables. Los visores pueden tener exposímetro integrado o no tenerlo, aunque los más corrientes y más importantes son los que llevan exposímetro, que llamaremos visores-exposímetro. El cuerpo de la cámara se mantuvo invariable en toda la producción de la F2, pero los visores-exposímetro iban evolucionando con distintas tecnologías. Para la F2 se llegaron a hacer cinco visores-exposímetro (DP-1, DP-2, DP-3, DP-11 y DP-12) y cuatro visores sin exposímetro (DE-1, DA-1, DW-1 y DW-2), menos comunes.

Este sistema de visores intercambiables permitía que el cuerpo de la Nikon F2 no se quedara obsoleto. Los ingenieros de Nikon podían concentrar sus investigaciones en el desarrollo de nuevos exposímetros, sin tener que diseñar una cámara nueva. Cada combinación de cámara y visor-exposímetro recibe un nombre distinto, pero el cuerpo de la cámara siempre es el mismo, lo único que cambia es el visor que se acople.

Características comunes
Todos los visores-exposímetro de la Nikon F2 tienen un pentaprisma y medición TTL ponderada al centro: el 60% de la exposición se mide en el círculo central de 12 mm y el 40% se mide en el resto de la pantalla. Se trata de un sistema de medición introducido en 1967 que Nikon seguiría usando durante décadas.
Todos proporcionan una cobertura del 100%, es decir, lo que se ve por el visor es exactamente lo que se proyectará en el plano focal. La imagen que se ve es muy grande y luminosa, por mi propia experiencia puedo asegurar que hay muy pocas cámaras que puedan rivalizar con el visor de la F2.

La medición se puede leer a través del visor mediante una aguja o mediante diodos LED, según el modelo. También se puede leer en una ventanita situada en el exterior de los visores.
A través del visor también se puede leer el tiempo de exposición y el diafragma escogidos, cosa muy útil para usar la cámara sin despegarla de la cara. Los visores DP-1 y DP-11 tienen una ventanita traslúcida en la parte superior que sirve para iluminar la información del exposímetro y el tiempo de exposición. Si no hay luz, esta información no se podrá leer, por lo que será necesario utilizar una fuente de luz artificial o un Photomic Illuminator DL-1. Los visores DP-3 y DP-12 tienen su propia fuente de luz para iluminar la información.
El diafragma se puede ver en el visor gracias a un diminuto espejito que refleja los números del diafragma inscritos en el objetivo, lo que Nikon denomina ADR (aperture direct readout).
Además, los visores tienen una luz que indica si el flash está cargado, siempre que se use un flash específico para la F2.

La medición se hace manteniendo el diafragma en su apertura máxima. El aro de diafragmas se comunica con el exposímetro mediante las "orejas de conejo" del sistema non-AI o mediante el indexado automático del sistema AI. El exposímetro, por lo tanto, va calculando la exposición según el número de pasos que se haya cerrado el diafragma, que sólo se cerrará realmente en el momento del disparo.

Los visores-exposímetro se alimentan con baterías situadas en la base de la cámara. Son indispensables para el funcionamiento del exposímetro, pero se puede prescindir de ellas para el resto de funciones o cuando se use un visor sin exposímetro. Deben usarse dos baterías de 1,5 V de óxido de plata (SR1154 o SR44) o alcalinas (LR1154 o LR44), siendo preferibles las primeras. También se puede usar una batería de litio de 3 V (CR11108). Varios comentarios señalan que los exposímetros con LED consumen mucha más energía que los de aguja.

Los diferentes visores
Los cinco visores-exposímetro que se hicieron para la F2 son, a simple vista, muy parecidos entre sí, pero cada uno tiene pequeños detalles que lo diferencian de los demás.

La Nikon F2 salió a la venta en 1971 con dos posibles visores: DE-1 y DP-1.
El DE-1 es un visor de pentaprisma convencional, sin exposímetro. A pesar de su sencillez, hoy en día es extremadamente caro y difícil de encontrar. Se vendía en acabado cromado o negro.
El DP-1 es el visor-exposímetro más corriente, el más barato y el más fácil de encontrar hoy en día, dado que se siguió fabricando hasta 1977. Con este visor la cámara se convertía en una Nikon F2 Photomic. La medición se hacía con una célula de CdS (sulfuro de cadmio) y con una aguja que oscilaba entre los símbolos + y -. Aunque el obturador pueda alcanzar tiempos de exposición de 10 segundos, el DP-1 sólo mide la exposición hasta 1 segundo.

En 1973 se introdujo otro visor-exposímetro, el DP-2, también con célula de CdS, pero mucho más sensible. La lectura se hacía con diodos LED, en lugar de aguja. Además, permitía medir exposiciones de hasta 10 segundos, cosa que el DP-1 no podía hacer. Según Sover Wong, la tecnología LED era reciente en esa época, por lo que Nikon llegó a hacer siete versiones distintas del DP-2 hasta perfeccionarlo.

En 1976 el DP-2 se sustituyó por el DP-3, parecido al anterior, pero con fotodiodos de silicio (SPD, Silicon Photodiodes, también denominados SBC, Silicon Blue Cells), en lugar de célula de CdS. La lectura también se hacía mediante diodos LED y, como novedad, se añadía un botón para iluminar el visor y una persianita para impedir la entrada de luz a través del ocular.

Estos tres visores que hemos visto (DP-1, DP-2 y DP-3) tienen la llamada montura non-AI (también conocida como no AI o NAI). La pequeña clavija que sale del visor-exposímetro se acopla entre las "orejas de conejo" del objetivo para que el exposímetro pueda comunicarse con el diafragma. En este sistema, cada vez que se monta un objetivo hay que mover la clavija hasta el diafragma más abierto para que el exposímetro conozca la apertura máxima, cuyo número se mostrará en la ventanita frontal del visor.

En 1977 Nikon modificó ligeramente la montura de sus objetivos añadiendo el indexado automático (AI). Sin embargo, esto no requería modificar el cuerpo de la F2, sino únicamente los acoples del visor-exposímetro con los objetivos. Ya no serían necesarias las orejas de conejo, pero se mantuvieron en los nuevos objetivos para garantizar compatibilidad.

Para la nueva montura AI, en 1977 Nikon sacó dos nuevos visores:
El DP-11 (en la imagen) era la versión del DP-1 con montura AI: tenía célula de CdS y medición por aguja.
El DP-12 era la versión del DP-3 con montura AI: tenía célula de SPD y medición por LED, además de las otras características del DP-3.

De todos los visores-exposímetro, los más avanzados y más codiciados son aquellos con células SPD y LED, es decir, el DP-3 y el DP-12. Además de su altísima sensibilidad (-2-17 EV), miden hasta 10 segundos, tienen iluminación interna y una persianita para impedir la entrada de luz. El DP-12, al tener la moderna montura AI, es el visor más valorado y más buscado.
Los visores DP-1 y DP-11 son los únicos con aguja, consumen menos energía, pero son los menos sensibles y no miden más de 1 segundo de exposición.


cámara
Nikon F2
Photomic
Nikon F2
Photomic S
Nikon F2
Photomic SB
Nikon F2
Photomic A
Nikon F2
Photomic AS
visor
DP-1
DP-2
DP-3
DP-11
DP-12
fecha
1971-1977
1973-1976
1976-1977
1977-1980
1977-1980
montura
non-AI
non-AI
non-AI
AI
AI
célula
CdS
CdS
SPD
CdS
SPD
lectura
aguja
LED
LED
aguja
LED
sensibilidad (100 ASA) 1-17 EV
-2-17 EV
-2-17 EV
1-17 EV
-2-17 EV
sensibilidad película 6-6400 ASA
12-6400 ASA
12-6400 ASA
6-6400 ASA
12-6400 ASA
otros
- Medición hasta 1 s.
- Ventanita de apertura máxima.
- Medición hasta 10 s.
- Ventanita de apertura máxima.
- Medición hasta 10 s.
- Iluminación interna.
- Ocular con persianita.
- Ventanita de apertura máxima.
- Medición hasta 1 s.
- Letra "A" en blanco.
- Medición hasta 10 s.
- Iluminación interna.
- Ocular con persianita.
- Letras "AS" en blanco.
accesorios opcionales
Photomic Illuminator DL-1 EE Aperture Control DS-1, DS-2
EE Aperture Control DS-1, DS-2
Photomic Illuminator DL-1
EE Aperture Control DS-12


Visores sin exposímetro
Además de los visores con exposímetro, Nikon desarrolló otros visores especiales sin exposímetro. En su día eran útiles para distintas aplicaciones. Hoy son visores muy escasos, muy codiciados y pueden alcanzar precios escandalosos, a menudo más altos que la propia cámara.
  • DE-1: Visor de pentaprisma convencional, en acabado cromado o negro.
  • DA-1: Visor de "acción". Permite ver la imagen a cierta distancia de la cámara. Cromado o negro.
  • DW-1: Visor a nivel de cintura.
  • DW-2: Visor similar al de nivel de cintura, con una lupa 6 aumentos.



La competencia de la Nikon F2

Canon F-1. Foto de s58y
Minolta XK. Foto de go_offstation
Contax RTS. Foto de Nesster
Miranda Sensorex. Foto de rsndn
La aparición de la Nikon F en 1959 había generado mucho entusiasmo. La Nikon F era la réflex que todos los profesionales esperaban, era la cámara que definitivamente desbancaba a las telemétricas profesionales. Podríamos decir que la Nikon F había nacido sin competencia. Fue un enorme éxito desde el principio por su diseño y por su alta calidad, pero también porque no había otra cámara igual en el mercado. Sin embargo, cuando apareció la Nikon F2, la competencia ya había tenido tiempo para madurar:

Canon había lanzado en 1971 su primera cámara profesional, la Canon F-1. Hasta entonces sólo había estado haciendo cámaras réflex para todos los públicos.
En algunos aspectos, la Canon F-1 era muy parecida a la Nikon F2. Ambas eran cámaras modulares profesionales, hechas para durar, con visores intercambiables e innumerables accesorios de todo tipo. La Canon F-1 tenía menos tiempos de exposición y menor cobertura del visor (97% frente al 100% de la F2), pero los visores eran más cómodos: el exposímetro de la Canon F-1 no estaba en el visor, sino en el cuerpo de la cámara. De esta manera, los visores eran más ligeros, más baratos, menos frágiles y daban una apariencia más estilizada a la cámara, como finalmente haría Nikon con la F3.

Poco después de la aparición de la F2, Minolta sorprendió al mundo entero en 1973 con su Minolta X-1 (también llamada XK o XM), una cámara profesional con visores intercambiables, tiempo de exposición automático y obturador controlado electrónicamente, algo todavía poco común en esa época. Los visores-exposímetro de la Minolta X-1 eran prominentes y pesados como los de la Nikon F2, pero con la ventaja de que el visor AE-Finder ofrecía tiempo de exposición automático.

También en 1973 Yashica estrenó su Contax RTS después de haber comprado la marca a Zeiss Ikon. La RTS era una apuesta clara por las cámaras con obturador electrónico. No era una cámara modular, pero sus prestaciones la convertían en una avanzada cámara profesional de alta calidad.

El fabricante japonés Miranda había encontrado muy pronto la solución ideal para hacer una cámara con visores intercambiables y exposímetro en el cuerpo: la Sensorex de 1967 tenía el exposímetro detrás del espejo, lo que posibilitaba que sus visores intercambiables no necesitaran exposímetro. Es algo que Canon sí supo aplicar en la F-1, pero que Nikon no quiso hacer en la F2.

Otros fabricantes japoneses también hacían buenas cámaras réflex de 35 mm cuando salió la F2, de las cuales algunas tuvieron mucho éxito. Sin embargo, no eran cámaras modulares, ninguna se fabricó con visores intercambiables, por lo que no las podemos comparar con la F2, aunque no por ello algunos profesionales dejaran de usarlas. La compacta Olympus OM-1 de 1972, las Pentax ES con obturador electrónico y las Autoreflex de Konica con diafragma automático fueron cámaras muy avanzadas que, sin ser modulares, ya empezaban a difuminar en los años 70 las diferencias entre las cámaras profesionales y no profesionales.

En Europa, el fabricante suizo Alpa representaba la exquisitez en cámaras réflex y Leica seguía con su reciente serie Leicaflex. De la unión de Zeiss Ikon y Voigtländer habían surgido cámaras réflex de referencia para los profesionales, pero la compañía quebró a principios de los 70.

En resumen, la Nikon F2 se enfrentaba a una competencia mejor preparada que cuando salió la Nikon F. Sin embargo, la Nikon F2 se beneficiaba del bagaje de su antecesora: aunque Canon pudiera ser sinónimo de buenas cámaras réflex, Nikon ya llevaba una década siendo la elección favorita de los profesionales. Y cuando un profesional elige una marca, es difícil que la abandone si no tiene razones de peso para migrar. Los que ya tenían un equipo completo con la Nikon F sabían que podían seguir usando todos los objetivos y varios accesorios en la Nikon F2.

De la F2 se fabricaron 816.000 unidades, un poco menos de las 862.000 unidades de Nikon F. Desgraciadamente, no podemos comparar los datos de fabricación ni precios con los de otros fabricantes, aunque todo parece indicar que la F2 se vendió bien. En los años 70 Nikon todavía seguía siendo el líder indiscutible de la fotografía profesional, a pesar de que otros fabricantes japoneses ya empezaban a ofrecer sus propios equipos profesionales.




El sistema Nikon

La F2 era sólo una pequeña pieza del inmenso y versátil sistema Nikon, un sistema que permitía usar la cámara en cualquier situación posible.

Objetivos

El nombre de Nippon Kogaku (actual Nikon) empezó a hacerse famoso gracias a la extraordinaria calidad de sus objetivos. Mucho antes de fabricar cámaras, Nippon Kogaku se había dedicado a la óptica fabricando lentes, telescopios y objetivos fotográficos para otras marcas. Hacia los años 50, los fotoperiodistas americanos descubrieron el excelente rendimiento de los objetivos de Nikon, los Nikkor, lanzando a Nikon a la fama en todo el mundo.

Durante la época de la F2 estuvieron disponibles los siguientes objetivos:
- Objetivos normales de 45, 50, 55 y 58 mm.
- Grandes angulares de 13, 15, 16, 18, 20, 21, 24, 28 y 35 mm.
- Teleobjetivos de 85, 105, 135, 180, 200, 300, 400, 600, 800 y 1200 mm.
- Ojos de pez de 6, 7,5, 8 y 10 mm.
- Zooms de diversos rangos de longitudes focales.
- Micro-Nikkor y Medical-Nikkor, objetivos para macrofotografía.
- PC-Nikkor, objetivos descentrables con control de perspectiva.
- Objetivos catadióptricos de 500, 1000 y 2000 mm.

Normalmente se hacían varias versiones de la misma focal con distintas aperturas máximas. Por ejemplo, el 50 mm se hizo con diafragmas máximos de 2, 1.8, 1.4 y 1.2.
Algunos objetivos eran más comunes que otros: de los objetivos normales, el 50 mm siempre fue el más corriente. Los 28 y 35 mm eran los grandes angulares más asequibles. De los teleobjetivos, el 135 era uno de los más comunes, mientras que el 1200 sólo se fabricaba bajo pedido. Los ojos de pez eran extremadamente caros y poco corrientes.
El catálogo de objetivos se ampliaba con sinfín de accesorios: filtros, tubos de extensión (PK, PN, K, M), fuelles (PB), duplicadores, parasoles, lentes de aproximación, duplicadores de diapositivas, visores especiales, adaptadores de microscopio...

Compatibilidad de objetivos

La montura de bayoneta de las réflex Nikon se suele llamar "montura F" o "montura Nikon". Se remonta a la Nikon F de 1959 y hoy en día sigue usándose en réflex digitales. En medio siglo la montura ha ido sufriendo pequeños cambios, de modo que en algunos casos puede no haber una compatibilidad completa, pero básicamente se trata de la misma montura.

Las Nikon F2 con montura non-AI (F2 Photomic, F2S y F2SB) tienen compatibilidad completa con aquellos objetivos que tengan las llamadas "orejas de conejo", es decir, con objetivos non-AI, AI y AIS.
Dentro de los objetivos non-AI hay autores que distinguen algunas variantes: pre AI, semiautomática, tipos A, C o K, etc., pero nosotros las agrupamos bajo la denominación non-AI.
Los objetivos posteriores (E Series y AF) sí se pueden montar, pero como no tienen orejas de conejo hay que usar el botón de previsualización de profundidad de campo para que el exposímetro mida la luz con el diafragma escogido. Es lo que en inglés se llama stop-down metering mode.

Las Nikon F2 con montura AI (F2A y F2AS) tienen total compatibilidad con objetivos AI, AIS, E Series y algunos AF.
Sí se pueden montar objetivos non-AI, pero habrá que medir la exposición cerrando el diafragma con el botón de previsualización (stop-down metering mode).
Los nuevos objetivos AF (AF-I, AF-S, FX, etc.) sí se pueden montar y usar adecuadamente, excepto los del tipo DX y G: Los DX, diseñados para algunas réflex digitales, no son AI, por lo que no es aconsejable montarlos en la F2. Probablemente se puedan montar adecuadamente, pero puede que haya problemas de viñeteo y de control de diafragma. Los objetivos con la letra G tienen el diafragma controlado electrónicamente, por lo que tampoco es aconsejable usarlos en la F2 ni en otras cámaras manuales.

cámaras
F2 Photomic, F2S, F2SB
F2A, F2AS
Los objetivos AI (como el de la imagen) y AIS combinan orejas de conejo y montura AI para garantizar compatibilidad en cámaras non-AI y AI:
- Cualquier objetivo con "orejas de conejo" se podrá montar en cámaras non-AI.
- Cualquier objetivo con indexado automático (AI) se podrá montar en cámaras AI.
visores
DP-1, DP-2, DP-3
DP-11, DP-12
montura
non-AI
AI
objetivos non-AI
+
o
objetivos AI
+
+
objetivos AIS
+
+
objetivos E Series
o
+
objetivos AF
o
+
objetivos DX y G
x
x
+ = El objetivo se monta y funciona correctamente.
o = Hay que medir cerrando el diafragma con el botón de previsualización.
x = No hay anillo de diafragma manual.

Para conocer a fondo las diferencias de las distintas monturas de Nikon, recomiendo visitar las páginas de Enrique López, Stephen Gandy, Roland Vink o Ken Rockwell.

Hay que tener cuidado con algunos objetivos especiales que pueden no ser del todo compatibles con la F2 o requerir alguna precaución especial, como algunos ojos de pez extremos que sólo se pueden montar con el espejo levantado.

Motores

Los motores fueron una parte muy importante de la fórmula del éxito de las Nikon profesionales. Eran unos armatostes muy pesados, pero imprescindibles para los fotógrafos de prensa.
El motor MD-1 salió a la venta a la vez que la F2. Se acoplaba fácilmente en la parte inferior de la cámara y tenía una empuñadura con disparador. Podía disparar hasta 4,3 fotografías por segundo y hasta 5 si se dejaba el espejo de la cámara subido. Además, podía rebobinar un carrete de 36 exposiciones en sólo 7 segundos.
Fue sustituido hacia 1974 por el motor MD-2, prácticamente idéntico al anterior, únicamente con un disparador distinto y con un indicador LED para indicar el nivel de batería, en lugar de la aguja del MD-1. El accesorio MF-3, Rewind Stop Back, se usaba con el motor MD-2 para detener automáticamente el rebobinado de la película.
El motor MD-3, introducido en 1978, era un modelo más barato y sencillo que el MD-2, un poco más lento y con menos funciones.

Todos los motores necesitaban una fuente de alimentación mediante los pack de baterías MB-1 o MB-2, que se acoplaban debajo del motor, o mediante los transformadores MA-2 o MA-4, que se conectaban a la red eléctrica. Lo más corriente era usar los pack de baterías, con lo que el fotógrafo tenía que aguantar el peso de la cámara, el objetivo, el motor y el pack de baterías, lo que podía sumar más de 2 kilos.

Con los motores se podía alcanzar velocidades de disparo más altas, pero había un inconveniente: el espejo de la cámara. Podía subir y bajar únicamente a una velocidad determinada y dejarlo completamente subido impedía que el fotógrafo pudiese ver a través del visor. Por este motivo, Nikon desarrolló una versión especial de la F2, la Nikon F2 H (H de high speed). El espejo de la F2 H es inmóvil y parcialmente transparente, permitiendo el paso de luz al plano focal y reflejándola a la vez al visor. Para conseguir una alta velocidad de disparo, también se modificó el sistema de arrastre de película y se eliminó el tiempo de exposición 1/2000, entre otros detalles. Con una versión modificada del motor MD-2, el MD-100, la Nikon F2 H podía disparar hasta 10 fotografías por segundo. Es decir, podía hacer una fotografía cada décima de segundo.

Respaldos

Los respaldos son accesorios que se pueden poner en la parte trasera de la Nikon F2, sustituyendo a la tapa.

Con el respaldo MF-1 y el chasis MZ-1 se podían cargar hasta 10 metros de película, que permitían hacer hasta 250 exposiciones. Por si fuera poco, el respaldo MF-2 con el chasis MZ-2 podía albergar una bobina de hasta 30 metros para hacer 750 exposiciones.

Los respaldos MF-10 y MF-11, conocidos como Databacks, convertían a la F2 en una Nikon F2 Data, una cámara capaz de imprimir la hora, fecha y notas personales en los fotogramas. El MF-10 era el databack estándar, mientras que el MF-11 se usaba con el respaldo de 250 exposiciones. Además de acoplar el respaldo, había que modificar la cámara añadiendo una máscara para el fotograma y una pantalla de enfoque especial.

Un accesorio muy curioso, no fabricado por Nikon, fue el Speed Magny. Se trataba de un respaldo que, mediante un sistema de lentes y espejos, reproducía la imagen en un compartimento cargado con película Polaroid o película de gran formato de tamaños 3,25x4,25 pulgadas (8x10 cm) o 4x5 pulgadas (10x12 cm).
Parece que la calidad de la imagen empeoraba, el accesorio absorbía mucha luz y se producía viñeteado con algunos objetivos.

Exposición automática

A los visores-exposímetro DP-2, DP-3 y DP-12 se les podía conectar un EE Aperture Control Unit. Este accesorio hacía que el diafragma se controlase automáticamente. El fotógrafo sólo tenía que elegir el tiempo de exposición y el motor del accesorio abría o cerraba el diafragma para obtener la exposición adecuada.
El accesorio, disponible en las versiones DS-1, DS-2 y DS-12, era grande, pesado, ruidoso y lento, pero al menos sirvió para demostrar que Nikon se empezaba a tomar en serio el tema de la exposición automática, algo en lo que otros fabricantes tenían más ventaja.

Pantallas de enfoque

Debajo del visor de la F2 se encuentra la pantalla de enfoque de la cámara, que se puede extraer fácilmente. Esto permite optimizar la cámara para distintas tareas: fotografía de aproximación, astrofotografía, arquitectura, uso de teleobjetivos... Las primeras F2 venían con la pantalla A, con telémetro partido en el centro. A mediados de los 70 se entregaban con la pantalla K, con telémetro partido y microprismas, que se convirtió en el estándar de las cámaras réflex de enfoque manual.
Para la F2 existieron varias pantallas de enfoque distintas: A, B, C, D, E, G, H, J, K, L, M, P, R y T, cada una con sus propias características. Es recomendable consultar el manual de instrucciones de la cámara para ver las indicaciones, diferencias y restricciones de cada pantalla. Stephen Gandy tiene una interesante página con descripciones y recomendaciones de pantallas de enfoque.
Las pantallas de enfoque de la F y F2 son compatibles entre sí, no así las de la F3 y cámaras posteriores.

Otros accesorios

Según Paul Comon, Nikon sólo hizo tres flashes electrónicos con una montura específica para la F2: los Speedlight SB-2, SB-6 y SB-7E. Estos flashes se montaban encima de la rueda de rebobinado y, a través de una conexión con el visor-exposímetro, indicaban si estaban listos con una luz roja que se encendía en el visor.
Como la Nikon F2 no tiene una zapata de accesorios estándar, es necesario el accesorio AS-1 para usar cualquier otro flash Speedlight de Nikon o de otras marcas.

La Nikon F2 tiene una rosca para cables disparadores tipo Leica, que se puede convertir a la rosca estándar con el accesorio AR-8.
A la cámara y a los motores se les puede conectar cables disparadores (AR-2, MC-1, MC-4), mandos a distancia (ML-1), radiocontrol (MW-1) o intervalómetros (MT-1).
También se puso a la venta una empuñadura con forma de pistola, Pistol Grip model 2, conectada a la cámara con el cable AR-5 o al motor con el MC-3.

Al ocular de los visores se podían enroscar visores en forma de esquina (DR-3), lentes duplicadoras (DG-2), correctores de dioptrías u oculares con bordes de goma.
Al visor DP-11 se le podía añadir el Photomic Illuminator DL-1 para iluminar la aguja del exposímetro y el valor del tiempo de exposición.

La F2 se podía guardar y proteger en fundas rígidas (CH-4, CH-5, CH-11) o flexibles (CF-1, CF-2).
También existieron diversas correas que se podían enganchar en los orificios de la F2, que están reforzados con acero para aguantar todo el peso.




Cómo comprar una Nikon F2

La información sobre precios se basa en mi propia experiencia de búsquedas en eBay. Los precios cambian con el tiempo, por lo que deben ser interpretados como aproximados, y dependen mucho del estado de conservación de la cámara. Evidentemente, se podrán encontrar cámaras por precios muy inferiores o muy superiores a los aquí indicados. Además, los precios fuera de eBay pueden ser completamente distintos.

La Nikon F2 no es una cámara especialmente barata. El precio mínimo por el que se puede encontrar una F2 en eBay en buen estado es de alrededor de 200 €. Se pueden encontrar gangas por menos de 100 €, pero conviene examinar el anuncio para ver en qué estado de conservación está. También se puede encontrar por precios elevadísimos (a veces hasta 1000 €), normalmente de versiones impecables con visores caros, motores u otros accesorios.

Para comprar una Nikon F2 hay que tener muy claro qué exposímetro queremos tener. Es lo que condicionará el precio y disponibilidad de la cámara. También hay que tener en cuenta si la cámara se quiere para usar o como objeto de exposición. Las cámaras se venden normalmente sin objetivo.

Las versiones non-AI pueden ser útiles si se pretende usar la cámara con objetivos antiguos o si sólo se quiere para coleccionar:

- La F2 Photomic es la opción más barata y más fácil de encontrar. Es la única versión de la que se pueden encontrar auténticas gangas. Aprox. 100-200 €.

- La F2S también se puede encontrar a buenos precios, aunque parece que es el exposímetro menos fiable y más frágil. Aprox. 100-300 €.

- La F2SB sale muy cara porque el visor es muy avanzado y escaso. Antes de invertir en este modelo, conviene saber si la montura non-AI va a suponer una limitación o no. Aprox. 200-400 €.

Las versiones AI son más recientes y las más adecuadas para usar con objetivos modernos:

- La F2A es una versión cara, aunque el exposímetro no ofrece tantas prestaciones. Aprox. 200-400 €.

- La F2AS es, con diferencia, la versión más cara y más avanzada de todas. Aprox. 300-600 €.

Las versiones especiales (F2 T y Titan, F2 H, y F2 Data) pueden alcanzar precios extremadamente altos debido a su escasez, a veces entre 1000 y 3000 €.
La F2 25th Anniversary no ofrece nada más que una horrible placa pegada a la cámara, por lo que no merece la pena comprarla.

Es difícil recomendar un visor, eso depende mucho del presupuesto y preferencias de cada uno. Yo tenía muy claro que quería una F2A (con visor DP-11) porque tiene una montura moderna, es más asequible que la F2AS, las cámaras son más recientes y porque me gusta mucho el sistema de aguja, a pesar de que no sea tan sensible ni tan avanzado como el DP-12.

No es recomendable buscar un visor-exposímetro por separado porque a menudo salen más caros que la propia cámara. Es preferible buscar una cámara que tenga el exposímetro que deseemos.

Otra cuestión importante es dónde comprar la cámara. Los precios suelen ser más altos en Europa que en EEUU y Canadá. Sería interesante averiguar cuánto puede costar una F2 en Japón.
En EEUU las Nikon en general abundan muchísimo y parece haber menos demanda que en Europa, con lo que los precios suelen ser más bajos. El cambio euro-dólar lo pone aún más fácil, pero hay que contar con los gastos de envío y con los aranceles, que pueden aumentar muy considerablemente el precio final de la cámara.

Cualquier accesorio extra, como motores, objetivos, cajas originales, etc. tenderá a encarecer el precio final, aunque a veces hay anuncios de particulares que venden un equipo completo a precios bastante buenos.




Reparación, desmontaje, limpieza

A pesar de su excelente construcción y materiales duraderos, la F2 no es infalible. Las cosas, con el tiempo, van estropeándose: la suciedad se acumula, los mecanismos ya no son tan fluidos y los metales se oxidan.

La F2 es una cámara muy compleja como para intentar repararla uno mismo, es preferible llevarla a un servicio de reparación de confianza. Prueba de la enorme complejidad de la cámara es el manual de reparación oficial (PDF), con una lista interminable de piezas. En la página de Klaus-Eckard Riess se puede ver cómo es una Nikon F2 desmontada.

Un reparador de obligada referencia es Sover Wong, que lleva años dedicándose a reparar y restaurar F2. Ofrece varios servicios distintos, desde una limpieza y calibrado básico hasta reparaciones completas de cualquier elemento de la cámara, sus exposímetros o motores. Probablemente no haya nadie como Sover Wong que conozca tan bien una F2 por dentro. Ha reparado más de 500 cámaras e incluso tiene herramientas diseñadas exclusivamente para la F2. En sus ratos libres también se atreve a modificar la F2 para añadirle más funciones.

Los visores-exposímetro tienen un resistor que con el uso se va deteriorando, provocando mediciones erróneas o que la aguja dé saltos. Este problema se puede solucionar sustituyendo el resistor por otro en buen estado, o incluso limpiándolo. Glen Walpert (PDF) explica cómo desmontar, limpiar y calibrar el exposímetro del visor DP-1. Probablemente pueda ser también útil para el visor DP-11, pero no para los demás, ya que son bastante distintos.

Algo sencillo que se puede hacer en casa es sustituir las juntas o sellos de gomaespuma de la cámara. Con el tiempo se suelen secar y convertir en polvo, permitiendo la entrada de luz en la cámara. Jon Goodman explica paso a paso cómo sustituirlas. En eBay hay muchos vendedores que venden kits de juntas específicas para la F2 y otras cámaras. Suelen costar muy poco dinero y a veces vienen con alguna herramienta útil.




Mi Nikon F2A

Me obsesioné con la Nikon F2 casi un año antes de comprar una. Tenía muchas ganas de tener una Nikon clásica y pensaba que una FM2 podía estar bien, es una cámara de la que todo el mundo habla bien, pero preferí gastarme más dinero e ir a por una cámara como la F2, la última Nikon mecánica profesional.

Después de ver varios precios por eBay, pronto me hice a la idea de que me tendría que gastar, al menos, 200 €, o incluso más si la quería tener en muy buen estado. Nunca estaba del todo decidido a comprar una, así que fui esperando.

Mientras tanto, compré el libro Nikon F2 de Paul Comon para conocer la cámara a fondo. El libro Nikon Compendium, que ya tenía, también me aportó mucha información útil. Evidentemente, me metía en todas las webs que podía, de las que cabe destacar Camaracoleccion.es, de Enrique López, a quien le pedí una recomendación sobre las distintas versiones.
¿Por qué me decanté por la F2A? Es una versión cara y no tiene tantas funciones como la F2SB o F2AS, pero siempre me ha gustado el sistema de aguja. Como tiene montura AI, la F2A ofrece compatibilidad con objetivos modernos, con lo que podría usar unos zooms AF que ya tenía. Además, la F2A no sale tan cara como la F2AS.

En cuanto mi tía, residente en Nueva Jersey, me ofreció traerme algo a Madrid, pensé que por fin podría ser una buena oportunidad. Las Nikon abundan mucho en EEUU y tienen precios más bajos que en Europa. La verdad es que pensé que me iba a costar varias subastas fallidas, pero conseguí mi ejemplar en la primera subasta, gracias a pujar por una suma muy alta en el último momento.

El nombre del vendedor, nikon1cds, ya me decía que era un experto nikonista. Tenía casi 2500 ventas y 100% de votos positivos. A la venta tenía muchos productos de Nikon muy bien descritos y en su página decía, además, que era miembro de la Nikon Historical Society, lo que me dio mucha más confianza.
La cámara, una F2A, estaba descrita con todo lujo de detalles. El vendedor calificaba su estado con un 9,5 sobre 10. Decía que se habían comprobado los tiempos de exposición, tenía juntas de gomaespuma nuevas e incluía el manual de instrucciones original.
En las numerosas fotos se veía que la cámara estaba impecable, se notaba que se había cuidado mucho y usado poco. El número de serie, 8021865, me indicaba que la cámara era de 1978, es decir, un ejemplar bastante reciente.

Un anuncio así es lo que estaba buscando. La confianza que me dio el vendedor era total y a mí me interesaba tener una cámara en muy buen estado para poder usarla sin disgustos. Por eso decidí pujar muy fuerte. Finalmente conseguí el cuerpo por 267 €, más 8 € de envío desde Washington a Nueva Jersey. En el envío el vendedor también demostró ser muy eficaz: comunicativo, rápido y barato.
Es cierto que me podría haber costado menos dinero, pero estaba en tan buen estado y tan bien descrita que decidí que tenía que ser mía a cualquier precio. Aún así, hasta el último momento siempre pensé que otro pujador me la iba a arrebatar. Más tarde compré un objetivo AI 1.8/50 precisamente del mismo vendedor. Por el número de serie, el objetivo hacía juego perfectamente con la cámara.

Con la Nikon F2 di un importante paso como coleccionista. Hasta la F2, sólo había estado comprando cámaras bastante baratas, sin haberme gastado más de 45 € por cada una. Muchas de ellas las he conseguido por menos de 20 €. Con la F2 di un paso muy grande y decidí invertir mucho dinero en mi afición. No la he comprado sólo para coleccionarla, sino que pretendo que sea mi cámara réflex definitiva, de uso frecuente.

Nada más tenerla en las manos da una impresionante sensación de robustez. Es una cámara que impone respeto y he decir que me gusta mucho presumir de ella llevándola al cuello por la calle.
Los materiales de los diales son de excelente calidad, tiene un tacto agradable y, a pesar de su peso, no es una cámara molesta de llevar al cuello. Otras cámaras de renombre de Nikon no me han dado esa sensación de robustez.

La pantalla de enfoque, de tipo K, me parece muy luminosa. Enfocar con la F2 es una delicia, si se tiene un objetivo con el anillo del enfoque suave. Me resulta muy rápido enfocar por lo bien que se ve el visor y por la calidad de la construcción del objetivo.




Fotografías

Ver más fotos hechas con esta Nikon F2




Enlaces


Vídeos

Manuales de instrucciones

Reparación, desmontaje, limpieza



Bibliografía


BRACZKO, Peter. The Nikon Handbook. Fountain Press, 2000. ISBN 0863433839.

BRACZKO, Peter. The Complete Nikon System. Silver Pixel Press, 2001. ISBN 1883403855.

COMON, Paul. Nikon F2. Hove Foto Books, Jersey, 1993. ISBN 1-874031-10-X.

COMON, Paul y EVANS, Art. Nikon Data. Photo Data Research, California, 1990. ISBN 0-9626508-0-3.

HANSEN, Bill y DIERDORFF, Michael. Japanese 35mm SLR Cameras. Hove Collectors Books, West Sussex, 1998. ISBN 1-874707-29-4.

HILLEBRAND, Rudolf y HAUSCHILD, Hans-Joachim. Nikon Compendium. Hove Books, East Sussex, 1993. ISBN 1-897802-02-1.

KELLY, Jain y GOLDBERG, Norman. "Lab report: Nikon F2 Photomic", en revista Popular Photography, febrero de 1973. Disponible en http://static.photo.net/attachments/bboard/007/007cdU-16940584.pdf

KEPPLER, Herbert. Las cámaras Nikon y Nikkormat. Omega, Barcelona, 1979. ISBN 84-282-0550-7.

LONG, Brian. Nikon, A Celebration. Crowood Press, 2006. ISBN 1861268319.

PETERSON, B. Moose. Nikon Classic Cameras, volume II. Magic Lantern Guides, 1996. ISBN 1883403383.

PETERSON, B. Moose. Nikon System Handbook. Laterna Magica, 2000. ISBN 1883403642.


Textos redactados por Daniel Jiménez Chocrón.
Fotografías realizadas por Daniel Jiménez Chocrón, excepto donde se indique lo contrario.

Primera publicación: 6 de octubre de 2011. Última revisión: 12 de enero de 2013.

Comments