Kodak 35 RF

This text is available in English

La Kodak 35 RF o Kodak 35 with rangefinder es una cámara telemétrica de 35 mm fabricada entre 1940 y 1951 por Kodak en Rochester, Nueva York.

Antes de la Kodak 35 RF existía una versión sin telémetro. Ambas cámaras se denominan Kodak 35 y sólo los manuales de instrucciones u otras publicaciones añadían with rangefinder para referirse a la versión con telémetro. Por comodidad, esta versión se ha terminado denominando Kodak 35 RF (RF por rangefinder) para diferenciarla de la versión que no tiene telémetro.

La Kodak 35 sin telémetro era una cámara de visor con los mismos o similares obturadores y objetivos que la posterior versión con telémetro. Fue la primera Kodak americana fabricada para película 135, que Kodak acababa de lanzar al mercado en los chasis que conocemos hoy en día. (La primera Kodak para película 135 fue la Retina I, construida en Alemania). Según History of Kodak Cameras, la Kodak 35 sin telémetro se vendió entre 1938 y 1948 al precio de $40 (aprox. $620 de 2010). En 1938 también había aparecido la Argus C (predecesora de la Argus C3), una cámara de 35 mm con telémetro incorporado que salió a la venta por casi la mitad de precio: $25 (aprox. $387 de 2010).

La Argus C supuso tal exitazo que Kodak se vio obligada a poner en el mercado una cámara telemétrica cuanto antes. Cogieron la Kodak 35 y le incorporaron un telémetro, naciendo así la Kodak 35 RF en 1940, con un precio de $48 (aprox. $750 de 2010). Como se puede ver, el telémetro parece haber sido añadido "a la fuerza" y con muchas prisas, con lo que el diseño de la cámara se afeó bastante.

La Argus C y la Kodak 35 RF, ambas dirigidas a un consumo de masas, tenían prestaciones similares pero un precio muy distinto. La más barata Argus C y sus sucesivas versiones fueron un éxito de ventas, mientras que la Kodak 35 RF se dejó de vender en 1951 presumiblemente por su poco éxito. Fue sustituida por la Kodak Signet 35, una cámara telemétrica con un diseño más meditado.

Obturador
La Kodak 35 RF tiene un obturador central compuesto por cinco laminillas. La cámara se fabricó con dos versiones del obturador: Kodamatic Shutter y Flash Kodamatic Shutter, ambos idénticos salvo por la conexión flash que tiene el último, sólo compatible con flashes de Kodak. Los dos obturadores tienen los mismos tiempos de exposición (10, 25, 50, 100, 200, B y T), que se seleccionan en un dial situado alrededor del objetivo.
El diafragma, situado detrás de las láminas del obturador, también tiene cinco láminas y admite unas aperturas de entre 3.5 y 16.

A la derecha del obturador hay una palanca que tiene una función distinta según la versión del obturador.
En las cámaras con obturador Kodamatic, sin conexión flash, la palanca es un autodisparador de 10 segundos que funciona desplazándola hasta el final después de haber cargado el obturador. Para hacer una foto con flash, a falta de sincronización, hay que poner el obturador en B o T para dejar el obturador abierto y disparar el flash.
La versión del obturador Flash Kodamatic sacrifica la función del autodisparador por un mecanismo de sincronización únicamente para flashes de la clase M (medium sync), como el No. 5 Photoflash Lamp. En cambio, para flashes de la clase F (fast sync), como el SM Photoflash Lamp, no hace falta accionar la palanca de sincronización.

Objetivos
La cámara venía con un objetivo fijo de 50 mm Kodak Anastigmat Special o Kodak Anastar. En realidad, según Brian Wallen, los dos objetivos son idénticos, parece que Kodak simplemente introdujo un cambio de nombre probablemente por cuestiones comerciales.
Ambos objetivos tienen una construcción de cuatro elementos en tres grupos, siguiendo una fórmula Tessar modificada: el último grupo está invertido respecto a la fórmula tradicional, según los datos recopilados por Brian Wallen. Es importante advertir que Kodak no tenía la costumbre de nombrar sus objetivos por su diseño, por lo que podemos encontrar objetivos Anastigmat y Anastigmat Special de distinta construcción en otras cámaras de Kodak: tripletes, fórmula Tessar, fórmula Tessar modificada...

Kodak comenzó a revestir sus objetivos hacia 1946, así que la mayoría de los Anastigmat Special no tienen revestimiento, ya que se distribuyeron entre 1940 y 1948. Los Anastar, que aparecieron en 1947, sí están todos revestidos. De todas formas, no es difícil encontrar Anastigmat Special revestidos y, en cualquier caso, podremos saber si el objetivo está revestido si tiene una L (de Lumenized lens) dentro de un círculo a continuación del número de serie.

El enfoque (entre 4 pies e infinito) se realiza mediante el giro del elemento frontal. El objetivo, aunque es fijo, se puede desenroscar con facilidad desmontando el engranaje que está a la izquierda y el brazo del telémetro. No parece que se llegaran a vender objetivos alternativos, pero sí se vendieron lentes enroscables para enfocar más cerca. La Kodak 35 RF admite lentes adicionales o filtros de 1,25 pulgadas (31,5 mm) de diámetro.

Visor
La cámara tiene dos visores, uno para encuadrar y otro para el telémetro acoplado a la cámara. El diminuto visor del telémetro ofrece una imagen partida: la imagen de la mitad inferior del telémetro se va desplazando a medida que se gira el enfoque, entre 4 pies (1,2 m) e infinito.

Datación
Gracias al número de serie grabado en el objetivo, datar la fecha de fabricación de una Kodak 35 RF es muy fácil. Del número de serie tenemos que fijarnos en las dos letras, que son las que indican las últimas cifras del año en que se fabricó la cámara según la equivalencia CAMEROSITY, por la cual C=1, A=2, M=3, E=4, R=5, O=6, S=7, I=8, T=9, Y=0.
Por ejemplo, del número de serie ES41589 cogemos sólo las letras, E y S, que corresponden a los números 4 y 7, lo que nos dice que la cámara se fabricó en 1947. Esta regla se puede aplicar a algunas otras cámaras Kodak americanas, pero no a todas.

Opiniones
La Kodak 35 RF, calificada por Ivor Matanle como "un auténtico caballo de batalla", es una cámara que llama la atención por su poco estético diseño. Desde mi punto de vista, parece una cámara hecha con prisas, sin un diseño meditado, simplemente añadiendo a la fuerza un telémetro a la Kodak 35 en lo que parece un desesperado intento por hacer competencia a las Argus de la serie C.

A diferencia de la Argus C3, la Kodak 35 RF parece una cámara hecha hacia afuera. Mientras el compacto paralelepípedo rectangular que es la Argus C3 guarda todo el mecanismo de la cámara en su interior, la Kodak 35 RF da la impresión de haber sido construida con todos sus mecanismos al descubierto.

El sistema de telémetro que conecta el objetivo con los espejos me parece mucho menos robusto que el de la Argus C3. Debajo del brazo que sale de la parte frontal hasta el objetivo hay una delgada pieza metálica que se va moviendo a medida que se gira el objetivo. Esta pieza está conectada con un espejo dentro de la cámara que hace que se mueva sincrónicamente con el giro del objetivo. La razón de ser de este sistema tan frágil y aparatoso era simplemente para aprovechar el cuerpo de la Kodak 35 sin telémetro.
El engranaje que está a la izquierda del objetivo sirve para mover el foco, pero éste bien se puede mover girando directamente el objetivo, sin necesidad de usar un engranaje que sólo sirve para dañarse los dedos.

El disparador es de los peormente diseñados que he visto en mi vida, no es más que un irrisorio tornillo en posición horizontal. Lo que parece ser el disparador, el botón cromado en la parte superior, es en realidad el mecanismo que bloquea y desbloquea el sistema de arrastre de la película.

Por último, el sistema de carga del obturador de la Kodak 35 RF está unido al arrastre de la película, es decir, el propio arrastre de la película es el que hace que se cargue el obturador. El principal inconveniente de este sistema es que toda la tensión del mecanismo de carga del obturador recae sobre la película fotográfica, lo que puede provocar que las perforaciones se rompan fácilmente si el mecanismo no es muy fluido. En cambio, en la Argus C3, el arrastre es independiente del obturador, con lo que la película se desplaza sin hacer fuerza.

A pesar de ser cámaras con similares prestaciones, desde mi punto de vista la Argus C3 era una cámara mucho mejor diseñada que la Kodak 35 RF. Eso sí, varias fuentes señalan que la óptica de las Kodak era de superior calidad que las de las Argus. Ivor Matanle también destaca su fiabilidad: "La mayoría de las cámaras Kodak 35 funcionan bien si se revisa el obturador, y los objetivos son capaces de proporcionar excelentes resultados."

A pesar del tan denostado diseño de la Kodak 35 RF, no podemos obviar que es precisamente eso lo que hace atractiva a esta cámara. A los ojos de un coleccionista del siglo XXI, no hay duda de que la Kodak 35 RF llama mucho la atención y es precisamente su diseño tan tosco el que la convierte en una cámara única.


Cómo funciona

En la página de Marc Rochkind hay un anuncio muy gracioso de la Kodak 35 RF, sacado del número de octubre de 1948 de la revista Popular Photography.
En este anuncio, la Kodak 35 RF presume de tener controles automáticos, algo completamente absurdo desde nuestro punto de vista, habida cuenta de lo que lo automático ha venido a significar en el mundo de la fotografía. El automatismo mencionado en el anuncio se refiere al sistema mecánico de arrastre de la película, que mueve automáticamente el contador de exposiciones, desplaza automáticamente la película y carga automáticamente el obturador.

En fin, nada de automatismos nos vamos a encontrar en una cámara que, después de todo, no es difícil de usar. En la sección de enlaces hay varios manuales de instrucciones que conviene consultar antes de usarla.

Cómo cargar la película
El dorso de la cámara se abre girando el seguro en la parte inferior. Con los dedos deslizaremos el dorso hasta que se separe por completo del cuerpo. Podremos cargar un carrete de película de 35 mm como en cualquier otra cámara, insertando la película en la ranura de la bobina de recogida de película (take-up reel). Cuando comprobemos que las perforaciones coinciden con el engranaje y la película se arrastra correctamente, cerraremos la cámara poniendo en su sitio el dorso.
Antes de hacer la primera foto, deberemos girar el contador de exposiciones hasta que señale "0".
Hay también un recordatorio de película en el rewind knob, pero sirve de poco hoy en día se refiere a marcas o tipos de películas de Kodak sin indicar su sensibilidad: Daylight-Type-A Kodachrome, Plus-X, Super-XX, Panatomic-X, Micro-File, Infrared, Direct Positive.

Cómo hacer fotos
El mecanismo de arrastre de película es el que también carga el obturador. Gracias a este mecanismo se evitan dobles exposiciones, pero el inconveniente es que la película recibe toda la tensión necesaria para cargar el obturador, lo que puede provocar que se rompan las perforaciones.
Para avanzar la película y cargar el obturador tendremos que pulsar el botón que desbloquea el sistema de arrastre y luego girar el wind knob en el sentido que indica la flecha hasta donde podamos. Esta operación hay que hacerla un par de veces después de cargar la película. La película estará lista para una nueva exposición y el obturador estará cargado. Debo advertir de que, en mi cámara, el botón que desbloquea el sistema de arrastre es poco preciso y en ocasiones no se sabe si se ha pulsado correctamente.
Cuando el obturador se cargue, veremos una palanquita de color rojo en la cubierta del obturador. Esta cubierta se puede retirar muy fácilmente desatornillando dos pequeños tornillos. Con la cubierta retirada, podremos cargar el obturador manualmente, moviendo la palanca roja de un extremo a otro.
Como hemos visto, la palanquita roja nos indica que la cámara está lista para usarse: el obturador está cargado y la película está en su sitio. Si no vemos la palanquita roja, es señal de que no podremos disparar la cámara.

El enfoque lo haremos mirando a través de la diminuta ventana del telémetro. Veremos una imagen partida que deberemos hacer coincidir girando el engranaje del enfoque o el propio objetivo. El objetivo tiene una especie de espiral que va empujando la pieza que está debajo del brazo del telémetro. Esta pieza es la que mueve un espejito dentro de la cámara, provocando que la imagen partida también se mueva. El elemento que queramos enfocar deberá verse alineado en la ventana del telémetro. Si esto es así y si el telémetro está bien calibrado, el objetivo estará enfocando el elemento en cuestión.

Antes de hacer la foto, deberemos elegir el tiempo de exposición y el diafragma. El tiempo de exposición se selecciona girando el dial hasta que la línea marque la velocidad deseada. No importa elegir el tiempo de exposición antes o después de cargar el obturador.
El diafragma se regula con la palanca que encontraremos en la parte inferior del objetivo. Como las láminas del diafragma están detrás del obturador no veremos cómo se abren y se cierran, así que conviene comprobar si funciona bien antes de cargar una película.
Si necesitamos usar el autodisparador (sólo en la versión Kodamatic), habrá que desplazar la palanca correspondiente después de cargar el obturador.

A través del visor decidiremos el encuadre y, cuando esté todo listo, sólo deberemos pulsar el disparador.
Antes de hacer una nueva fotografía, deberemos pulsar el botón de desbloqueo del sistema de arrastre y girar el wind knob.

Cómo descargar la cámara
Cuando hayamos hecho todas las exposiciones del carrete, deberemos levantar el wind knob para que el cilindro donde está recogida la película pueda girar en dirección contraria. Para rebobinar la película, sólo tendremos que girar el rewind knob en el sentido de las agujas del reloj. Cuando notemos que la película está rebobinada en el chasis, sólo tendremos que abrir el dorso de la cámara.


Variantes

La Kodak 35 RF puede encontrarse básicamente en tres versiones distintas, según el obturador y el objetivo que tengan: Kodamatic-Anastigmat Special, Flash Kodamatic-Anastigmat Special y Flash Kodamatic-Anastar.
Todavía no he encontrado un recurso que catalogue con exactitud las variantes que existieron, así que me he limitado a hacer esta tabla a partir de datos que he encontrado por la red, cotejándolos con varias imágenes de cámaras y sus números de serie.
Es sorprendente que de una cámara tan común entre los coleccionistas americanos todavía no haya datos fiables. Por ejemplo, algunas fuentes sostienen que existió una versión con obturador Kodamatic y objetivo Anastar, pero en la búsqueda de imágenes que he llevado a cabo no he encontrado ni un ejemplar.
La siguiente tabla es, por lo tanto, una interpretación de los datos e imágenes que he encontrado, por lo que es muy posible que haya errores. Las fechas de fabricación son intervalos aproximados y, desgraciadamente, no he encontrado ninguna referencia a las unidades que se pudieran fabricar. No he encontrado ninguna fabricada entre 1942 y 1944, lo que me hace suponer que la producción se paralizase durante estos años debido a la II Guerra Mundial.
Las dos letras del número de serie indican las últimas cifras del año en que se fabricó la cámara según el código CAMEROSITY: C=1, A=2, M=3, E=4, R=5, O=6, S=7, I=8, T=9, Y=0.

Cámara Fecha Objetivo Obturador Nº serie
Kodak 35 RF 1940-1946 Anastigmat Special Kodamatic EY, EC, ¿EA, EM, EE?, ER, EO
1946-1948 Anastigmat Special Flash Kodamatic EO, ES
1947-1951 Anastar Flash Kodamatic ES, EI, ET, RY, RC

Además de estas tres versiones básicas, hay tres variantes en cuanto al acabado de algunas piezas.
Algunas cámaras, como la mía, tienen los knobs de plástico y no de metal. La versión con los knobs de plástico es menos común y se encuentra en algunas cámaras fabricadas después de 1946, tal vez debido a la escasez del metal tras la II Guerra Mundial.
Una versión muy poco común es la que tiene algunas piezas de color negro, como el brazo del telémetro, los knobs, el engranaje del enfoque o el dial del tiempo de exposición.
La guía McKeown's menciona, además, una versión militar, la Ground Camera Kodak 35, PO No. 43-11763-AF, de la que no he encontrado ninguna referencia más.


Mi Kodak 35 RF

La primera vez que vi una Kodak 35 RF fue en el libro de Ivor Matanle Cómo coleccionar y usar las cámaras clásicas. A partir de esa lectura, además de meterme en el mundo del coleccionismo de cámaras, la Kodak 35 RF se convirtió en una frecuente búsqueda en eBay. Pero el problema de las cámaras americanas es que sólo se encuentran en EE.UU., y no sólo son caros los gastos de envío, sino que hay muchos vendedores americanos que no hacen envíos fuera de su país.

Cuando mi tía, residente en Nueva Jersey, me ofreció traerme algo a Madrid, no me lo pensé dos veces y me puse a buscar la Kodak 35 RF. Es una cámara muy fácil de encontrar en vendedores americanos, parece ser un aparato que abunda mucho y que genera muy poco apego en sus dueños.

Al final conseguí la mía en un increíble golpe de suerte: fui el único pujador, así que me la llevé por el ridículo precio de $0,99 (0,76 €) más $7,70 (5,95 €) de gastos de envío desde Quakertown, Pennsylvania, a Nueva Jersey. El vendedor era sirhugosniece y la subasta finalizó el 27 de julio de 2010.

No está del todo mal conservada, aunque las otras que veo siempre me parecen más relucientes. El objetivo está en un estado lamentable, muy picado. El mecanismo de arrastre de la película y de carga del obturador no es nada fluido. Probé la cámara con una película velada y muchas perforaciones terminaron destrozadas, razón por la cual no creo que la use para hacer fotos, aunque me gustaría. A pesar de todo, el resto de la cámara parece estar en muy buen estado, no hay óxido ni abolladuras, la cubierta está en muy buen estado, el diafragma se abre y cierra con normalidad, el obturador funciona a todas las velocidades, los visores están limpios y el telémetro parece bien calibrado.

El número de serie grabado en el objetivo, ES41589, indica que la cámara se fabricó en 1947. Mi versión tiene un objetivo Anastar, obturador Flash Kodamatic y knobs de plástico, mucho menos bonitos que los metálicos.


Cómo comprar una Kodak 35 RF

La Kodak 35 RF es una cámara que no envejece muy bien, tiende a ensuciarse con facilidad y es fácil encontrarla desgastada y en malas condiciones. La cubierta metálica suele encontrarse con manchas o incluso con óxido. Las hendiduras de los knobs tienden a acumular mucha suciedad, pero en general se limpian bien. El cuerpo negro de plástico (probablemente de baquelita) suele conservarse muy bien y se limpia con mucha facilidad.

El precio en eBay puede oscilar entre los $5-20, aunque hay vendedores que la ofrecen por muchísimo más dinero y algunos ni siquiera garantizan su funcionamiento. He llegado a ver una a la venta por $150 sin garantía de funcionamiento y algo sucia... una locura.

Mi consejo a la hora de buscar una Kodak 35 RF es ir a por una en buen estado estético y que sea barata. Si funciona adecuadamente, mejor, pero dado que la mayoría de los vendedores no lo sabe (para comprobarlo es necesario cargar la cámara con una película), es preferible ir a por una bonita y barata.
Hay vendedores que piden sumas altísimas por cámaras en un no muy buen estado, así que, a no ser que esté excepcionalmente inmaculada, en mi opinión no merece la pena pagar más de $10-15. La edición de 2001 de la guía McKeown's sitúa el precio entre $20-30.
La versión con piezas negras, a pesar de ser muy escasa, no suele ser mucho más cara, probablemente debido al desconocimiento del vendedor.


Reparación, desmontaje, limpieza

Al poco precio al que la compré y al no estar seguro de su funcionamiento, una de las primeras cosas que hice con mi Kodak 35 RF fue desmontarla para verla por dentro siguiendo la guía de Daniel R. Mitchell.
No puedo dar ningún consejo sobre su reparación ya que sólo me limité a ver los mecanismos por dentro y no llegué a reparar nada. En cambio, descubrí que el obturador sí funcionaba correctamente, aunque el mecanismo de arrastre de película que lo carga está bastante duro. En los enlaces hay algunas páginas sobre la reparación diversos aspectos de la Kodak 35 RF, de las que recomiendo la de Daniel R. Mitchell.

La cubierta superior de la cámara se desmonta muy fácilmente: basta con desatornillar los tornillos de los dos knobs y del contador de exposiciones y los tres pequeños que están en la cubierta. Hay que tener mucho cuidado con las piezas que están dentro de los knobs. Debajo de la cubierta encontraremos el espejo del telémetro. Desprovista de su cubierta superior, veremos que la Kodak 35 RF se parece mucho a la Kodak 35 sin telémetro.

Si sólo se desea acceder al mecanismo del obturador, no es necesario quitar la cubierta superior. Abriendo el dorso de la cámara podremos ver que hay un tornillo en el techo del lugar donde iría el carrete de película. Este tornillo sujeta el brazo del telémetro y basta con desatornillarlo para extraer la pieza. Luego hay que desatornillar el engranaje que está a la izquierda del objetivo, sujeto por dos tornillos. También hay que quitar la cubierta del obturador. Una vez sin estas piezas ya se puede desenroscar el objetivo, que habrá que seguir desmontando para acceder al mecanismo interno del obturador. Me temo que no puedo indicar cómo hacerlo, ya que yo fui incapaz de acceder a él.

Lo recomendable a la hora de desmontar la cámara es limpiar todas las piezas posibles, especialmente las láminas del diafragma o del obturador si vemos que están sucias. Arreglar el obturador puede ser complicado, y los recursos que he consultado ayudan poco: la página de Mitchell sólo dice que hay que limpiar unas pequeñas piezas en caso de que el obturador se atasquen en la posición T o B, pero no indica el procedimiento si el obturador no funciona a otras velocidades.


Enlaces


Manuales de instrucciones

Reparación, desmontaje, limpieza


Bibliografía

COE, Brian. Kodak Cameras. The First Hundred Years. Hove Books, 2003. ISBN 1874707375.

COLLINS, Douglas. The Story of Kodak. H.N. Abrams, New York, 1990. ISBN 0810912228.

KODAK. Kodak lenses and shutters. Eastman Kodak Company, Rochester (New York). Disponible en PDF en http://www.butkus.org/chinon/kodak/kodak_lenses_shutters/kodak_lenses_shutters.htm

KODAK. History of Kodak cameras. Eastman Kodak Company, Rochester (New York), 1999. Disponible en PDF en http://www.kodak.com/global/en/consumer/products/techInfo/aa13/aa13.pdf

MATANLE, Ivor. Cómo coleccionar y usar las cámaras clásicas. Omnicón, Madrid, 1995. ISBN 84-88914-01-6.

McKEOWN, Jim y Joan. Collectors guide to Kodak cameras. Centennial Photo Service, Grantsburg (Wisconsin), 1981. ISBN 0931838029.

McKEOWN, James M. y Joan C. McKeown's price guide to antique and classic cameras. Centennial Photo Service, Grantsburg (Wisconsin), 2001. ISBN 0-931838-34-7.


Textos redactados por Daniel Jiménez Chocrón.

Primera publicación: 26 de diciembre de 2010. Última revisión: 18 de abril de 2012.


Subpáginas (1): Enlaces Kodak 35 RF
Comments