Agfa Super Silette

La Agfa Super Silette es una cámara telemétrica fabricada entre 1955 y 1958 por Agfa Camera Werk en Múnich, Alemania.

La Super Silette es la versión con telémetro de la familia Silette, una serie de cámaras compactas de visor de las que Agfa hizo muchas versiones distintas.
Pero en realidad las raíces de la Super Silette están en la Super Solinette, una cámara telemétrica de fuelle que Agfa fabricó a principios de los 50. Si nos fijamos en las dos cámaras, veremos que son prácticamente idénticas, salvo por el fuelle. La cubierta superior es exactamente igual, no hay duda de que la Super Silette le debe más a la Super Solinette que a las Silette.

La transformación de cámaras de fuelle en cámaras rígidas es un proceso típico en los fabricantes alemanes entre finales de los 40 y principios de los 50. A diferencia de las cámaras rígidas, los fuelles pueden sufrir perforaciones y es más fácil que el objetivo pierda el paralelismo con el plano focal. Las cámaras rígidas, a pesar de ser las menos valoradas, según Ivor Matanle, tienen una construcción más sencilla y más robusta. De esta manera, varios fabricantes alemanes convirtieron sus cámaras plegables de 35 mm en cámaras rígidas normalmente equipadas con los mismos objetivos y obturadores y con un similar diseño. Así sucedió con varias cámaras de Agfa, además de las de otros fabricantes: Vito, Contina, Contessa, Retina, etc. En este sentido, la Super Silette debería haber sido la versión rígida de la Super Solinette, pero por alguna razón Agfa decidió que compartiría el nombre de las más sencillas Silette.

En general, esta nueva generación de cámaras rígidas era de muy alta calidad. Aunque a simple vista puedan parecer pequeñas cámaras de aficionado, suelen ser cámaras equipadas con muy buenos objetivos y obturadores. En palabras de Ivor Matanle: "Las cámaras de frontal rígido fabricadas por Agfa en los años cincuenta daban un buen rendimiento y gozaban de un alto nivel de fiabilidad, pero su acabado exterior era pobre, por lo que lo normal es que hoy muestren un aspecto bastante deteriorado." (págs. 188-190).

La Super Silette es una cámara robusta, "fiable y sólidamente construida", como dice Ivor Matanle. Se hizo con unas pocas combinaciones de objetivo y obturador, desde la versión económica con objetivo Apotar y obturador Prontor hasta la superior versión con objetivo Solagon y obturador Synchro Compur.

Objetivo
La Super Silette suele venir con un objetivo Solinar 3.5/45, pero también se puede encontrar con un Apotar 3.5/45, que en su día correspondía a la versión más barata. Además, también hay unas versiones con el excelente objetivo Solagon 2/50. Como dice Ivor Matanle: "Aunque normalmente iba equipada con un objetivo Solinar f/2.8, se fabricó también una tirada limitada que incorporaba un objetivo excelente, el Solagon 50 mm f/2 de seis elementos y obturador Synchro Compur y, desde luego, si se tiene la oportunidad de localizar una de estas escasas unidades, puede uno considerarse afortunado por el hallazgo." (pág. 190).
La versión con objetivo Solagon tiene una apariencia externa distinta a las demás, probablemente debido al diseño que requiere un objetivo con una apertura máxima tan grande. También tiene una palanca de enfoque distinta, situada en la parte posterior del objetivo, no en el frontal, como las demás. Al juzgar por lo que he encontrado en Internet, no parece ser una versión tan escasa como dice Matanle.
Como es corriente en las cámaras de este tipo, los objetivos enfocan desde 1 metro hasta infinito.

Obturador
La Super Silette puede estar equipada con un obturador Synchro Compur del fabricante Deckel o con el más económico y más lento Prontor SVS de Gauthier. Ambos son obturadores centrales de laminillas.

El Synchro Compur está compuesto por cinco laminillas situadas detrás del diafragma. El obturador se carga mediante la palanca de avance, lo que evita dobles exposiciones. El tiempo de exposición, entre 1 segundo y 1/500, además de B, se puede seleccionar antes o después de cargar el obturador. Hay una palanca para seleccionar el autodisparador (V), sincronización con flashes electrónicos (X) o con bombillas (M).

La versión con Prontor SVS, aunque no la he podido examinar, debe de ser muy similar. Sólo llega hasta 1/300 pero también tiene palanca VXM. Lo que es muy destacable de esta versión es el diseño del dial del tiempo de exposición: el tiempo elegido aparece en una ventanita en la parte superior del objetivo.

Escala EV
Las versiones Synchro Compur llevan una escala EV, mientras que las Prontor no.

En el dial del obturador podremos ver una escala en números rojos del 2 al 17. Estos son los valores de exposición (EV, exposure value) que se obtendrán según la combinación de diafragma y tiempo de exposición. Un mismo EV se puede referir a varias combinaciones, manteniéndose siempre la misma exposición que recibirá la película. Por ejemplo, como se ve en las imágenes, podemos conseguir 12 EV con las siguientes combinaciones: 4 y 1/250, 5.6 y 1/125, 8 y 1/60, etc. Son distintas aperturas y distintos tiempos, pero con todos se consigue la misma exposición.

En esta cámara, si modificamos el tiempo de exposición, el diafragma se abrirá o se cerrará para mantener el mismo valor de exposición. Para modificar el diafragma independientemente del tiempo de exposición hay que liberarlo pulsando la pestaña correspondiente.

Además, en esta cámara hay una escala de números en color verde (no se ve en las fotos): 60, 30, 15, 8 y 4. Es una escala que sirve únicamente para calcular cuántos segundos tendríamos que dejar el obturador abierto en el modo B para conseguir el EV deseado. Es decir, si necesitásemos hacer una fotografía a 5 EV, lo podríamos conseguir con un diafragma 4 y un tiempo de exposición de 1/2, pero también con un diafragma 16 y dejando el obturador abierto 8 segundos en el modo B. La escala verde sirve, por lo tanto, para calcular largas exposiciones únicamente en el modo B.

Telémetro
A diferencia de las Silette, la Super Silette incorpora un telémetro acoplado e integrado en el visor. La denominación "Super" era corriente en otras cámaras alemanas para designar a las versiones con telémetro, como las Super Solinette, Super Baldina, Super Paxette, Super Frankarette, etc.
Según Ivor Matanle, el telémetro es muy preciso y, en mi opinión, es agradable y fácil de usar. A través del visor se ve un círculo, correspondiente a la imagen del telémetro, que se moverá horizontalmente según giremos el anillo del enfoque del objetivo.

Opiniones
Las excelentes opiniones de Ivor Matanle hacen de la Super Silette una cámara muy recomendable dentro de la familia de cámaras clásicas de frontal rígido.
Sin embargo, he de reconocer que no comparto su entusiasmo. Después de comparar la Super Silette con la Contina y la Vito B, cámaras compactas de similares prestaciones y misma época, debo decir que la Super Silette no me parece tan bien diseñada.

Para empezar, la palanca de avance de la Super Silette me parece incomodísima, no es nada ergonómica, no está diseñada para accionarla con el pulgar con comodidad. Las palancas de la Contina y de la Vito B, en cambio, son muchísimo más agradables de usar.

El recordatorio de tipo de película en la Agfa Super Silette se acciona mediante una rueda dentada situada debajo de la rueda de rebobinado. En mi ejemplar es imposible de mover, pero aunque se pudiera creo que es un sistema muy incómodo.

Aunque sea una opinión sesgada debido a mi ejemplar en particular, el obturador de mi Super Silette no está en tan buen estado como los Prontor SVS de mi Contina y Vito B. Con mi Super Silette el obturador funciona únicamente con la palanca de sincronización en M y los tiempos lentos son demasiado lentos.

Por último, la Super Silette es la primera cámara que tengo con escala EV. Tenía mucho interés por conocer cómo funcionaba este sistema, pero me ha decepcionado bastante. Me parece bastante mal diseñado e incómodo: si giro el dial del diafragma, llega un punto en el que se empieza a mover la palanca VXM. Es algo absurdo que se podría haber evitado con un diseño más meditado. Además, es difícil encajar el anillo del diafragma en la posición adecuada y es una pena que no haya un tope para evitar ir más allá de las aperturas máxima y mínima.
Sería interesante saber cómo es la escala EV en las versiones de la Vito B o de la Contina que sí la llevan.




Versiones

La Super Silette tiene sólo tres versiones, según el tipo de obturador y objetivo. Las fechas de fabricación, aproximadas, las he sacado de la guía McKeown's.

fecha objetivo obturador escala EV tiempos de exposición
1955-1958 Solinar 3.5/45 Synchro Compur Con escala EV B, 1, 2, 4, 8, 15, 30, 60, 125, 250, 500
1956-1958 Solagon 2/50 Synchro Compur Con escala EV B, 1, 2, 4, 8, 15, 30, 60, 125, 250, 500 Ver ejemplo
1955-1958 Apotar 3.5/45 Prontor SVS Sin escala EV B, 1, 2, 5, 10, 25, 50, 100, 300 Ver ejemplo

Familia feliz: cámara Agfa Super Silette, flash Agfalux, película Agfa APX 100 y revelador R09 (versión del Agfa Rodinal).
Según Jim McKeown, los primeros ejemplares tienen la conexión flash en la parte izquierda del frontal, mientras que los posteriores lo tienen a la derecha.
El manual de instrucciones en inglés habla de una versión Prontor con escala EV, pero de momento no he encontrado ningún ejemplar documentado. Puede que exista en pequeñas cantidades o puede que nunca se llegara a fabricar.
Las Super Silette se comercializaron en EEUU bajo el nombre Ansco Super Memar.

Entre 1958 y 1960 aparecieron unas versiones modernas de la Super Silette con la cubierta superior más ancha y más alta, un disparador completamente distinto, un visor rediseñado y, algunas, con exposímetro. A pesar de que lleven el mismo nombre, para mí son cámaras completamente distintas y, según Ivor Matanle, no ofrecen una calidad tan buena.
Estas nuevas cámaras son: Super Silette L (1958), Super Silette LK (1959), Super Silette Automatic (1959) y Super Silette (1960), también llamada Super Solina.


Enlaces



Bibliografía

KADLUBEK, Günther und HILLEBRAND, Rudolf. Agfa. Geschichte eines deutschen Weltunternehmens von 1867 bis 1997. PhotoDEAL / Lindemanns, Stuttgart, 2004. ISBN 3895061697.

MATANLE, Ivor. Cómo coleccionar y usar las cámaras clásicas. Omnicón, Madrid, 1995. ISBN 84-88914-01-6.

McKEOWN, James M. & Joan C. McKeown's price guide to antique and classic cameras. Centennial Photo Service, Grantsburg (Wisconsin), 2001. ISBN 0-931838-34-7.

WILKINSON, B. "Following a hard act: The Agfa Silette", en revista Photographica World, nº 66, 1993, págs. 27-32.


Textos redactados por Daniel Jiménez Chocrón.

Primera publicación: 10 de noviembre de 2011. Última revisión: 12 de noviembre de 2011.


Comments