Magret de pato con salsa de frambuesas


Ingredientes para 4 personas: 


- 2 magrets de pato (350 g cada uno aprox.)

- 125 g de frambuesas

- 1/2  vaso de vino tinto

- Mantequilla

- Azúcar 

- 2 cebollas

- 1 plancha de hojaldre

- Sal 

- Pimienta

- Aceite


Elaboración:


1. Empezamos preparando la cebolla caramelizada que es lo que tarda más tiempo. Picamos la cebolla en juliana (tiras finitas) y la ponemos en una sartén con aceite a fuego muy bajo, echamos sal para que sude antes la cebolla y un pelín de azúcar. Dejamos a fuego lento mientras removemos durante 1 hora aprox. o hasta que la cebolla coja color oscuro.


2. El siguiente paso será preparar la salsa de frambuesas. Ponemos en una ollita mantequilla a derretir a fuego lento, una vez esté derretida añadimos casi todas las frambuesas, reservando algunas enteras para decorar. Dejamos pochar las frambuesas y agregamos el 1/2 vaso de vino tinto. Cocinamos unos 10 minutos y probamos para rectificar la acidez con azúcar, un par de cucharadas aprox. Cocinamos un par de minutos más y trituramos bien. Pasamos por un colador para no encontrarnos las pepitas y dejar una salsa fina. Reservamos.


3. Continuamos preparando el hojaldre. Debemos haberlo sacado unos minutos antes para tenerlo a temperatura ambiente. Espolvoreamos un poco de harina por encima y lo trabajamos un poco con ayuda de un rodilloCortamos en porciones rectangulares, pensando que el tamaño debe ser mas o menos como el de medio magret. Lo colocamos en una bandeja de horno con papel sulfurizado separados entre sí y lo pinchamos con un tenedor para que no suba mucho. Hornear a 220ºC durante unos 10 minutos o hasta que se dore. Reservamos.


4. Ahora debemos marcar el magret en una sartén. Para ello primero debemos hacer unas marcas diagonales en la parte grasa del magret. Colocamos una sartén al fuego y cuando la tenemos bien caliente lo ponemos por la parte de la grasa sin nada de aceite. Dejamos dorar bien esperando a que se haga una costrita por fuera, en ese momento le damos la vuelta y dejamos tostar también el lado de la carne. Una vez lo tenemos bien marcado por ambos lados, retiramos y dejamos reposar unos minutos.


5. Toca montar nuestro plato. El horno debemos tenerlo caliente del hojaldre así que solo tendríamos que bajarle la temperatura a unos 180ºC. Una vez hemos dejado reposar el magret lo cortamos en láminas finas. Cogemos una bandeja de horno y colocamos sobre papel sulfurizado los 4 trozos de hojaldre, sobre estos la cebolla caramelizada y por último las láminas de magret de pato. Metemos en el horno hasta que tenemos todo bien caliente o vemos que el punto del magret es el adecuado para cada uno, en mi opinión debe estar rojito. Una vez listo, sacamos del horno y servimos junto a la salsa de frambuesas caliente y las frambuesas que reservamos enteras.