TORTILLAS‎ > ‎

Tortilla de Brócoli y Calabacín con Bacon

INGREDIENTES

    • 1 Manojo de Brócoli
    • 1 Calabacín Verde
    • 2 Patatas
    • 1 Cebolla
    • 50 gr de Bacon
    • 7 Huevos ecológicos
    • 1 c/p de Perejil liofilizado
    • Sal
    • Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN

    • Lavar y trocear el brócoli en ramilletes, desechando el tronco.
    • Poner agua en una olla a calentar, cuando comience a hervir, añadir un poco de sal e introducir el brócoli. Llevar de nuevo a ebullición, cocer tres minutos. Apagar el fuego y dejar dentro del agua (sin tapar la olla) en infusión otros cinco minutos, esto hará que el brócoli se ablande sin perder su intenso y bonito color verde. Escurrir y reservar.
    • Lavar, pelar y cortar las patatas en láminas no muy gruesas. Freírlas en abundante a aceite de oliva virgen extra hasta que estén tiernas y comiencen a dorarse. Escurrir y reservar.
    • Picar la cebolla en juliana.
    • Poner una sartén a calentar, cubrir el fondo con aceite de oliva virgen extra y sofreír la cebolla.
    • Cortar el bacon a daditos pequeños. Añadirlos al sofrito de cebolla.
    • Cortar el calabacín en láminas finas y añadirlo al sofrito, cuando la cebolla está tierna. Sazonar y saltear a fuego fuerte, para que el calabacín se ponga tierno y no suelte agua.
    • Cascar los huevos en un bol. Añadir el perejil y un poco de sal.
    • Añadir el salteado, las patatas fritas y el brócoli.
    • Mezclar con suavidad para que no se haga una pasta.
    • En la misma sartén donde hemos hecho el salteado, ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando está bien caliente, volcamos la mezcla del bol.
    • Damos forma a la tortilla a fuego medio, dejando que cuaje un poco sin que se dore en excesivo.
    • Voltear la tortilla con ayuda de una tapa lisa o un plato y la ponemos con cuidado en la sartén del lado sin hacer.
    • Cocinar a fuego lento, dando varias veces la vuelta, del mismo modo, hasta que cuaje por dentro. Para facilitar este proceso, pinchar la superficie de la tortilla varias veces con un tenedor antes de cada vuelta, para que el calor entre dentro y se haga mejor.
    • Cuando adquiera un bonito color dorado y al tocarla en el centro esté compacta, estará lista para servir.
by Concha Cabello