La tilde diacrítica

Recuerda que una de las primeras normas de acentuación es que los monosílabos no llevan tilde. Pero, ojo, ¡hay excepciones de uso frecuente!
 

 Las excepciones más frecuentes: Parte I

La tilde diacrítica sirve para diferenciar palabras que se escriben de la misma forma pero tienen significados diferentes.
 
  1. Él y el. Se acentúa el pronombre y se deja sin tilde el artículo.
  • Pronombre: Él me dejó sin balón. Este regalo es para él.
  • Artículo: El burro rebuzna. Me gusta más el gordito, hija mía.
     2.   Mí y mi.  Se acentúa el pronombre y se deja sin tilde el adjetivo.
  •  Pronombre: Las bolas rojas son para . Lo hice por mismo.
  •  Adjetivo: Mi novia es la mujer más guapa del mundo. Déjalo sobre mi mesa.
    3.   Tú y tu.  Se acentúa el pronombre y se deja sin tilde el adjetivo.
  • Pronombre: , solo , eres causa de mi pena.
  • Adjetivo: Tu guitarra tiene un sonido metálico.
    4.    Sí, sí, si y si. Tiene cuatro funciones, en dos de las cuales no se acentúa.
  • Lleva tilde el pronombre: Se desmayó y volvió en a las cuatro.
  • Lleva tilde el adverbio: hizo la dieta, pero no se le nota.
  • No se acentúa el sustantivo: Alumnos de música, este es el si bemol y este otro, el si sostenido.
  • No se acentúa cuando es conjunción. Me lo tomo si tiene azúcar. Si no, no.
    5.    Dé y de.  Se acentúa el verbo y se deja sin tilde la preposición.
  • Verbo: la información correcta y no tanto rodeo.
  • Preposición: Me tomé una pastilla de ácido acetilsalicílico con un vaso de agua, porque tenía un fuerte dolor de cabeza.
    6.    Sé y se.  Se acentúa el verbo y se deja sin tilde el pronombre.
  • Verbo: Yo solo que no nada.
  • Pronombre: Se informa a los alumnos que las notas se publicarán el 7 de septiembre.
Y hasta aquí la mitad de las excepciones más frecuentes.
Comments