La tilde diacrítica

Recuerda que una de las primeras normas de acentuación es que los monosílabos no llevan tilde. Pero, ojo, ¡hay 12 excepciones de uso frecuente!
 

 Las 12 excepciones más frecuentes: Parte I

La tilde diacrítica sirve para diferenciar palabras que se escriben de la misma forma pero tienen significados diferentes.
 
  1. Él y el. Se acentúa el pronombre y se deja sin tilde el artículo.
  • Pronombre: Él me dejó sin balón. Este regalo es para él.
  • Artículo: El burro rebuzna. Me gusta más el gordito, hija mía.
     2.   Mí y mi.  Se acentúa el pronombre y se deja sin tilde el adjetivo.
  •  Pronombre: Las bolas rojas son para . Lo hice por mismo.
  •  Adjetivo: Mi novia es la mujer más guapa del mundo. Déjalo sobre mi mesa.
    3.   Tú y tu.  Se acentúa el pronombre y se deja sin tilde el adjetivo.
  • Pronombre: , solo , eres causa de mi pena.
  • Adjetivo: Tu guitarra tiene un sonido metálico.
    4.    Sí, sí, si y si. Tiene cuatro funciones, en dos de las cuales no se acentúa.
  • Lleva tilde el pronombre: Se desmayó y volvió en a las cuatro.
  • Lleva tilde el adverbio: hizo la dieta, pero no se le nota.
  • No se acentúa el sustantivo: Alumnos de música, este es el si bemol y este otro, el si sostenido.
  • No se acentúa cuando es conjunción. Me lo tomo si tiene azúcar. Si no, no.
    5.    Dé y de.  Se acentúa el verbo y se deja sin tilde la preposición.
  • Verbo: la información correcta y no tanto rodeo.
  • Preposición: Me tomé una pastilla de ácido acetilsalicílico con un vaso de agua, porque tenía un fuerte dolor de cabeza.
    6.    Sé y se.  Se acentúa el verbo y se deja sin tilde el pronombre.
  • Verbo: Yo solo que no nada.
  • Pronombre: Se informa a los alumnos que las notas se publicarán el 7 de septiembre.
Y hasta aquí la mitad de las excepciones más frecuentes.
Comments