Guyanas

Civilizaciones y culturas precolombinas

Inicio

La autora

Correspondencia

 

Agradecimiento
Introducción
Un viaje al pasado
Presentación


Islandia
Groenlandia
America
Inuits o esquimales
Estados Unidos de Norteamerica
Mexico
Los Aztecas
Centroamerica
El Caribe
Colombia
Venezuela
Ecuador
Peru
Chile
Brasil
Guyanas
Uruguay
Paraguay
Argentina

 

La palabra, los idiomas y las escrituras

 

Los defensores de los nativos

 

Las armas de nuestros nativos

 

El deporte en Mesoamérica

 

Geografía humana de la Sierra Nevada de San Marta

 

Frutas

 

Plantas medicinales en América

 

¿Es posible que fumar tenga su historia?

 

Bibliografía

Es una región de la América del Sur a orillas del Atlántico, dividida entre varios países, entre ellos tres de la vieja Europa: Así encontramos la Guayana Brasileña, la Guayana Francesa, la Guayana Holandesa o Surinam, la Guayana Británica y la Guayana venezolana; al Norte del Amazonas se encuentra una altiplanicie donde está situada la Guayana del Brasil. Al descubrirse este territorio se despertó el interés de los españoles, debido a creer que era una región aurífera, de grandes riquezas en ese metal, idea sin mayor fundamento como fue comprobado después. Establecidos a lo largo de las costas se encontraban grupos aruacos, que guerreaban a menudo con los caribes, instalados en el interior del país.

Posteriormente, los ingleses, franceses y holandeses se presentaron como colonizadores, controlando a los nativos y cerrando de esta forma el capítulo de una obra, como el libre existir cambiándolo por el de la esclavitud y el dolor. Aún existen en el interior de las Guayanas algunos grupos descendientes de los antiguos pobladores, sin integrarse totalmente a las corrientes del siglo que agoniza.

SURINAM: nos informan que este territorio contaba hacia 1980 ¡con un 2.5% de habitantes autóctonos! Los que hoy pueblan Surinam, con más derecho que el colonizador, sobreviven a las enfermedades que de Europa, Asia y Africa portaban los extranjeros, agricultores y aventureros. Su vida actual se desenvuelve en lo intrincado de las selvas y poblados; cazan, pescan con el arco y la flecha o con sustancias narcóticas extraídas de plantas que adormecen los peces hasta poder cogerlos con las manos.

Apuntan que el índice de mortalidad es alto, que escasamente nacen niños, por lo que van camino a la extinción; que, marginados, viven rechazados por la civilización, algo que ellos no pueden comprender!

Así, fríamente, se estudia la vida de esos seres humanos que mantienen sus ansias de seguir en el mundo, cuando tejen las cestas que el turista adquiere, y aceptan dignamente a cambio de alguna fotografía, una moneda. Este es el terrible destino de los pueblos antiguos de la América al acercarse el año 2000...

GUAYANA FRANCESA: Hacia el siglo XVII aparecen en las costas de este país los franceses. En 1604 Jean Mecquet, un naturalista, arriba a la isla de Cayena, donde hacia el interior, estaban instalados los caribes, que eran designados como antropófagos.

Aunque hoy existen algunos descendientes de aquéllos pueblos autóctonos, con un libro como señal de civilizados, son muy escasas las informaciones en todas las fuentes consultadas: unos pocos comentarios aislados!

Con la liberación de los esclavos en 1794, muchos de ellos buscaron refugio en las selvas. Los descendientes de los africanos esclavos vivieron en el interior del país libremente porque nunca aceptaron someterse a los blancos.

De esta manera ponemos a la consideración del lector, el triste destino de los pueblos nuestros, los marginados precolombinos tan maltrados además, formando solamente cifras que han señalado, en su aurento progresivo, cuán trágica e inmediata será su extinción como raza humana sobre nuestras tierras.