Goenlandia

Civilizaciones y culturas precolombinas

Inicio

La autora

Correspondencia

 

Agradecimiento
Introducción
Un viaje al pasado
Presentación


Islandia
Groenlandia
America
Inuits o esquimales
Estados Unidos de Norteamerica
Mexico
Los Aztecas
Centroamerica
El Caribe
Colombia
Venezuela
Ecuador
Peru
Chile
Brasil
Guyanas
Uruguay
Paraguay
Argentina

 

La palabra, los idiomas y las escrituras

 

Los defensores de los nativos

 

Las armas de nuestros nativos

 

El deporte en Mesoamérica

 

Geografía humana de la Sierra Nevada de San Marta

 

Frutas

 

Plantas medicinales en América

 

¿Es posible que fumar tenga su historia?

 

Bibliografía

 

La gran Isla de Groenlandia se encuentra en el mapa al Noreste de la parte Norte del continente americano, entre el Océano Atlántico y el Océano Ártico. Su extensión es de 2 175 600 km y entre las regiones polares está considerada Groenlandia como la más importante porque es como un almacén de hielo que cae al mar en grandes témpanos, uniéndose con las enormes y heladas masas que proceden del Ártico. En la parte Occidental de la costa hay grande elevaciones montañosas, también en la parte Sur pero de menor altura. A excepción del Norte de la costa, las tres restantes presentan fiordos profundos en los que el mar penetra muy adentro.

Hacía 986, Erik el Rojo partió de Islandia rumbo a otras tierras: Isla descubierta por él, a la que diera el nombre de Tierra Verde o Groenlandia. Otros navegantes, esta vez sus hijos, alcanzarían las costas del continente desconocido por su parte más septentrional, denominando Markland y Vinland -Tierra de Rocas y Tierra de las Viñas- a las comarcas descubiertas. Nadded, navegante noruego, visitó Groenlandia en el siglo X al que siguieron otras expediciones, estableciéndose colonias que andando el tiempo se dirigirían hacia el Oeste.

Groenlandia fue visitada en al siglo XVI por los navegantes David, Hudson y Baffin, y en el siglo XIX fue explorada por prestigiosas figuras como Kane, Hall, Norddenskjold, Peary y otros.

Erik el Rojo, al descubrir Groenlandia, fundó Osterbigd y Vastebigd al Sur de la Isla, poblaciones que muy pronto alcanzaron una próspera situación económica. Los habitantes, durante ese tiempo, no fueron superiores a un par de miles de personas, decayendo un tanto durante los siglos XIV y XV.

La población nativa está constituída por inuits o esquimales, pero además residían muchos daneses. Hasta hace muy pocos años se conservaba la tradición oral, la voz de los ancianos, que trasmitían los relatos junto a la luz de la lámpara de aceite en la noche del iglú, costumbre tradicional que mantenía la identidad del pueblo. Gaba Broberg, inuit groenlandés, relata que los vikingos dieron a su Isla el nombre de Groenlandia, voz que significa Tierra Verde.

Los inuits se consideran una gran familia; su idioma tiene raíces comunes con otras lenguas del Ártico. Además de sus tradiciones, la unidad existe entre ellos por el aspecto físico, creencias, costumbres, su amor al mar, como pescadores que son desde la lejanía de las eras, en la dura vida contra las heladas olas para arrancarle los alimentos básicos.

El subsuelo groenlandés posee riquezas que no desean perder sus hijos, y menos contaminar su medio. Hasta allí han llegado los avances del siglo pero el esquimal quiere a toda costa conservar su identidad nacional. Los inuits relatan que han nacido del mar. En realidad, en esa inmensa sábana marina, la extensión glacial de las inquietas olas que les ofrece las provisiones para la larga estación polar. Su diosa marina ha sido grabada, dibujada y esculpida a través de las edades, conservándola como una de las principales divinidades de su mundo.

Imog significa 'mar' en su idioma. Su capital es Godthaab.

No está segura la fecha en que los inuits o esquimales se establecieron en Groenlandia, pero la arqueología ha revelado que las poblaciones continúan instaladas en las zonas que ocuparon primitivamente, aunque hay autores que señalan que 7 siglos a.C., ya los esquimales tallaban huesos, colmillos, maderos, expresando artísticamente su devoción a sus ídolos y el respeto a sus antepasados. Miniaturas perfectamente proporcionadas en gestos o juegos, trabajadas en colmillos de morsa o en huesos y astas de renos, ostentan preciosos detalles con variedad de temas y materias.

Thule y Dorset son culturas que se estudiaron entre 1921 y 1924, apareciendo en regiones del Norte y al Oeste de la Bahía de Hudson, revelando las huellas del desarrollo de estos grupos humanos.

Hacia el Sur y el Este se llevaron a cabo investigaciones que confirman el avance de la cultura de Thule desde el siglo XII al XIX. En 1925 se descubre la cultura Dorset, más antigua que la anterior, situándola los investigadores entre los siglos VII-XII, dejando ésta, como la de Thule, útiles de piedra y obras de marfil. Las piezas de Dorset son de menores dimensiones que las de Thule, más artísticas también.

Las características arcaicas de estas fases culturales se explican por su aislamiento: el medio, el clima, los elementos, obligaron a estos seres a permanecer carentes, durante siglos, de contactos con pueblos más avanzados, aunque esquimales emigrados de otros puntos se fundieron con los grupos de Thule en un momento determinado, cuando se instalaron en las regiones árticas y se mantuvieron, avanzando lentamente. Al parecer, la cultura groenlandesa se desarrolló a medida que aumentaron los contactos casi permanentes, con normandos y daneses ya en nuestra Era.

Las obras artesanales de artistas groenlandeses, no difieren mucho de las producidas por pueblos nativos de Canadá y Alaska.