3343 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

SERVICIOS‎ > ‎

Deportes


Los pamploneses son muy aficionados al deporte. Prueba de ello es la gran cantidad de centros deportivos que hay en la ciudad. La mayor parte de los clubes tienen buenas instalaciones y en ellos se puede practicar tenis, natación, squash, fútbol… Para los que prefieren el aire libre, los abundantes parques de la ciudad atraen los domingos a ciclistas, paseantes y aficionados a correr. La belleza natural de la región ofrece además miles de posibilidades: alpinismo, senderismo, paseos a caballo, esquí, bici de montaña, golf, vela, deportes de aventura… Los espectáculos deportivos se centran en el fútbol y los deportes vascos que arrastran a gran número de seguidores.

ESPECTÁCULOS DEPORTIVOS

El ciclismo y los deportes vascos gozan de gran aceptación popular entre los navarros gracias, en parte, al prestigio nacional e internacional que han conseguido algunos de sus deportistas como Miguel Induráin, Iñaki Perurena, Fernando Arretxe o Rubén Beloki o Juan Martínez de Irujo.

- Pelota Vasca: Le recomiendo que acuda a un partido de pelota vasca. Es toda una experiencia. En Pamplona los dos frontones profesionales congregan multitud de aficionados, en su mayoría hombres, que animan acaloradamente a los mejores “pelotaris” del mundo. La programación de los partidos se publica en la prensa local (Diario de Navarra y Diario de Noticias). En San Fermín se celebran emocionantes campeonatos profesionales de pelota a mano y remonte en el Frontón Labrit y en el Euskal Jai.

- Ciclismo: La Avenida de Bayona es el punto de encuentro para los aficionados al ciclismo. En octubre tiene lugar el emocionante Trofeo Estrella en el que participan corredores de todo el mundo y, desde mediados de agosto, los viernes hay carreras de bicis para aficionados a partir de las nueve de la noche.

- Fútbol: El fútbol es el deporte nacional de España. Los días que televisan importantes encuentros, entusiastas aficionados se reúnen en sus casas o en los bares para ver y comentar los partidos. El equipo local, el Club Atlético Osasuna, es toda una institución en la ciudad. Desde su creación en 1923, los pamploneses viven intensamente sus triunfos y fracasos. La sede de Osasuna está e el estadio de El Sadar (actualmente conocido como Reino de Navarra) y tiene capacidad para 27.000 espectadores. Los partidos de liga se celebran cada dos semanas desde el mes de septiembre hasta el de junio. Las entradas pueden adquirirse en el estadio el mismo día del partido o en las oficinas de la sede del Club (Plaza del Castillo) días previos al encuentro.

- Deporte Rural: Si visita Pamplona por San Fermín, no se pierda las exhibiciones de “herri kirolak” o deporte rural. Por las mañanas, del 8 al 14 de julio, la plaza de los Fueros de Pamplona congrega a fornidos deportistas que derrochan fuerza y maestría mediante el corte de troncos con hacha o levantando a mano enormes piedras. Este insólito deporte que ha alcanzado fama internacional tiene su origen en los desafíos que leñadores, carboneros o segadores de hierba hacían antaño durante las faenas del campo.

- Patinaje: En España no está permitido patinar en las vías públicas. Únicamente puede hacerlo en parques o lugares habilitados para ello. Hay una pista municipal de patinaje profesional en el Parque de Antoniuti, donde se celebran importantes campeonatos. El acceso es gratuito.

- Golf: Para practicar este deporte debe coger el coche (ya que no hay transporte público hasta allí) hasta los campos de golf. Dos de ellos, el de Gorraiz y Zuasti, se encuentran a escasos kilómetros de la ciudad y congregan a la flor y nata de Pamplona. El club más antiguo y tradicional está en el Valle de la Ulzama, a unos 20 minutos en coche. Los tres campos son privados, pero admiten a personas no asociadas previo pago de la entrada.

- Equitación: Hay dos picaderos cerca de Pamplona. El Club Hípico de Añézcar ofrece paseos a caballo de una hora con guía por unos 30 euros. También organiza excursiones de varios días a caballo para jinetes más experimentados y por bellísimos parajes naturales. Si quiere recibir clase de equitación, en la Escuela de Equitación de Zolina, clásica, las dan de iniciación y perfeccionamiento.

- Volar en Globo: Para ello es necesario reservar plaza varios días antes. Los viajes duran unas dos horas y se realizan si las condiciones meteorológicas son óptimas. Aunque el precio es bastante elevado (unos 200 euros por persona), los turistas, ayudados por expertos, participan en el manejo del vuelo aerostático. En cuanto a los itinerarios, es el viento quien generalmente marca las rutas.

- Volar en Avioneta: El Real Aeroclub de Navarra ofrece la posibilidad de contemplar Pamplona, los Pirineos, las Bardenas Reales o la costa donostiarra desde el aire por unos 100 euros. No olvide reservar con 24 horas de antelación.

- Deportes de Aventura: Si le gusta el riesgo, las altas montañas pirenaicas y los abundantes barrancos, valles, ríos y senderos de Navarra le permitirán practicar multitud de actividades en la naturaleza. En primavera, verano y otoño se puede hacer rafting y piragüismo y, durante todo el año, escalada, descenso de cañones, puenting… La forma más segura de practicar deportes de riesgo es hacerlo en excursiones organizadas, en las que los turistas son acompañados por monitores profesionales que le proporcionarán el material necesario. El precio ronda los 60 euros e incluye material y seguro. El desierto de las Bardenas Reales, los Valles Pirenaicos, la mítica Sierra de Aralar o la frondosa Selva del Irati son algunos de sus sugerentes itinerarios.

- Esquí: La temporada de esquí suele empezar en diciembre y suele prolongarse hasta Semana Santa. En Navarra, la Estación de Esquí de Fondo Larra-Belagua está enclavada en el Valle de Roncal, a 115 kilómetros de Pamplona. La estación tiene 25 km. de pista y cuenta con servicio de alquiler de equipo. La Escuela de Esquí del valle imparte cursillos para grupos y clases particulares a buen precio y los fines de semana da clases de esquí alpino en la cercana estación francesa de Arette Lapierre.

- Vela: Aunque Navarra no tiene costa, los embalses permiten practicar windsurf y vela durante la época estival. En las aguas del embalse de Alloz, cada vez es más frecuente ver gente practicando windsurf. Pero el embalse de Yesa es el principal punto de reunión para los aficionados a los deportes náuticos en Navarra. Aquí se celebran todos los años regatas regionales y, desde el mes de mayo, la escuela de vela organiza todo tipo de clases y actividades especialmente indicadas para los niños. Muy cerca de Pamplona, la laguna de la Morea, en Beriáin, es uno de los lugares más apropiados para navegar gracias a la confluencia de los vientos del norte y del oeste que soplan en verano. La escuela de vela de Beriáin ofrece cursillos y servicio de alquiler de embarcaciones.