3428 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

RECORRIDOS‎ > ‎

Ruta Urbanística


                La Ruta Urbanística se adentra por la ciudad más nueva, descubriendo una ciudad moderna y equilibrada que ha sabido cómo crecer.






Vídeo de YouTube





PRIMER ENSANCHE

                La línea de defensas fortificadas seguía estancando el desarrollo urbano durante el s. XIX. La ciudad crece hacia arriba y hacia adentro, en sobrepisos y patios, o en alguna barriada relativamente alejada del recinto, como la Rochapea. Las complicadas negociaciones entre el Ayuntamiento y el Ejército, empeñado en mantener la seguridad incluso después de la derrota de los carlistas, tuvieron el primer éxito con la construcción del Primer Ensanche (1888). Dos años después, desaparecen dos de los baluartes de la Ciudadela. Los mejores arquitectos locales del momento diseñan allí proyectos modernistas, según la moda. Son el símbolo del ímpetu expansivo de una ciudad que en 1900 superaba los 30.000 habitantes.

                EL MODERNISMO EN PAMPLONA

                El modernismo como movimiento artístico tuvo escasa repercusión en Pamplona y


los pocos testimonios que todavía se conservan fueron exportados en su día a Barcelona, la ciudad española modernista por excelencia. Sus principales representantes locales fueron Ángel Goicoechea y Manuel Martínez de Ubago (1869-1928). Éste diseñó en 1899 el edificio del nº 72 de la calle San Nicolás, si bien del original sólo se mantiene en pie la fachada (destaca en él la balconada del tercer piso, un mirador de madera con formas redondeadas; este edificio se encuentra actualmente en proceso de rehabilitación).

                El mejor ejemplo modernista de Pamplona, con todo, es el que acoge a la Delegación de Hacienda del Estado (calle General Chinchilla), obra también de Ubago y fechada en 1900. En él destacan la variedad de formas, materiales y elementos y las torres, una cilíndrica y otra troncocónica que conforman la fachada. El interior del portal presenta una decoración vegetal. Hoy en día este edificio se está rehabilitando para albergar en su interior la Escuela de Música Joaquín Maya y se le va a volver a colocar el remate original de la torre cilíndrica. De Martínez Ubago es también un edificio de viviendas ubicado en la calle José Alonso 4, que llama la atención por el contraste del ladrillo rojo y la madera y el hierro. También en el portal se repite la decoración con motivos vegetales. La Joyería Idoate, de la calle Chapitela, realizada por José María Aramburu en 1920 y la farola de los Braseros, en la Plaza del Vínculo, completan la relación.  

             

                ANTIGUO PALACIO DE JUSTICIA

                Se construyó en 1892 como cierre urbanístico del Paseo de Sarasate, justo frente al Palacio de Navarra. Es obra de Julián Arteaga. Su mayor particularidad es su organización sobre una parcela irregular que se traduce en alzados diferentes y en un patio irregular del cual se distribuyen las estancias. Fue la única construcción oficial que se levantó en el conjunto de seis manzanas que formaban originalmente el Primer Ensanche en su parte civil. Cuenta con 3 plantas y una fachada de armoniosos ventanales y diversidad de marcos. En 1996 se inauguró un nuevo Palacio de Justicia en el barrio de San Juan, junto a la cárcel. La antigua Audiencia está destinada a ser sede del Parlamento de Navarra. Su interior se ha demolido por completo y únicamente se conservan las fachadas. Desde el 4 de diciembre de 2002 funciona como nueva sede del Parlamento de Navarra.

                GOBIERNO MILITAR

                Formaba parte del conjunto de edificios militares que completaban el Primer Ensanche. Es el único que subsiste de todos ellos tras el derribo de los cuarteles de Yanguas y Miranda en los años 60 y 70. Construido hacia 1915 como vivienda de la oficialidad, sobresale por su horizontalidad y armoniza con el tono ecléctico de la zona. Combina el ladrillo cara vista con áreas enlucidas, típicas de aquel momento. Se detecta incluso algún detalle modernista en elementos ornamentales de cornisas y pilastras. Recientemente ha sido rehabilitado tanto interior como exteriormente.

                DELEGACIÓN DE HACIENDA DEL ESTADO

                Obra de Manuel Martínez de Ubago (1900). Es uno de los mejores exponentes de la arquitectura burguesa de Pamplona y, sin duda, el mejor edificio de la arquitectura modernista de la ciudad. Consta de 4 plantas y posee una rica variedad compositiva y de formas: balcones adintelados y de ½ punto, terraza y mirador, entre los huecos, y el empleo de materiales como el sillar rústico, el aplacado, la madera y el hierro en los alzados, y teja y pizarra en la cubierta. Mención especial para sus torreones, uno troncocónico y otro cilíndrico, y para su decoración vegetal. El edificio es hoy sede de la Delegación de Hacienda del Estado. En estos momentos se encuentra en rehabilitación para servir como Escuela de Música.

                MANCOMUNIDAD DE LA COMARCA DE PAMPLONA

                Obra de Ángel Goicoechea (1899). El protagonismo exterior del ladrillo es absoluto en un bloque neo-mudéjar que desde 1989 acoge a la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, institución que gestiona, entre otros servicios públicos, todo lo referente al agua de consumo y a la recogida y tratamiento de basuras. Pamplona ha sido pionera en España en el reciclaje de residuos, al ser la primera ciudad que introdujo en sus calles contenedores de distintos colores para la separación de los restos orgánicos y los reutilizables. Su tratamiento y la obtención de energía a partir del gas que emanan los residuos orgánicos tienen lugar en un centro situado en Góngora (Valle de Aranguren), a pocos kilómetros de la ciudad.

                - Pamplona y el Agua:   Pamplona es una ciudad con agua buena, barata y abundante. El agua del grifo es de gran calidad. La ciudad se nutre de 3 fuentes principales: los manantiales de Subiza (desde 1790) y Arteta (desde 1895) y el embalse de Eugui (desde 1973). Hay 152 fuentes públicas para el consumo. Son de hierro colado de color verde. El agua mana de la boca de un león, símbolo de la ciudad.

                BALUARTE

               El Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra, más conocido como “Baluarte” es obra del arquitecto estellés Patxi Mangado (2003), profesor en las Universidades de Navarra y Harvard. La plaza del Baluarte tiene 10.000 m2. El Auditorio Principal está preparado para acoger a 1568 espectadores. La Sala de Cámara acoge a casi 500 personas. En el interior hay capacidad para 4.100 m2 de exposiciones (en la Sala de la Muralla se puede ver integrado en el edificio al antiguo Baluarte de San Antón). Posee dos Salas de Congresos con capacidad para 800 personas y que pueden ser subdivididas con paneles móviles de madera. También tiene varias Salas de Conferencias. El edificio, por fuera, tiene aspecto tabular y sin apenas vanos, además de estar forrado por placas de cuarcita de Zimbabwe de color gris oscuro. Este color tan oscuro y su horizontalidad contrastan con la verticalidad y la luminosidad del interior del edificio. El interior tiene madera de haya y maderas tropicales.

                ANTIGUO COLEGIO DE LAS CONCEPCIONISTAS

                Ejemplo típico de la arquitectura del Primer Ensanche pamplonés. Es obra de Florencio Ansoleaga (1890). Con sólo dos plantas, el contraste de piedra y ladrillo, sus huecos y la ornamentación de la cubierta generan un gran cromatismo. En su centro se encuentra un lucernario piramidal que ilumina el interior. Recientemente acaba de ser rehabilitado y ha dejado de ser un colegio para convertirse en la sede de la Cámara  de Comercio e Industria de Navarra. 

                EDIFICIO SINGULAR

                Situado en la confluencia de las avenidas de Pío XII y del Ejército, es el edificio de viviendas más alto de Pamplona con 514,7 metros sobre el nivel del mar, 65 metros de altura y 17 pisos. Fue construido en 1976 y aprovecha la línea diagonal de uno de los baluartes derribados de la Ciudadela para la construcción a partir de 1971 de la avenida del Ejército, arteria clave de la ciudad que une el Segundo Ensanche y el barrio de San Juan.

                PLAZA DEL VÍNCULO

                La institución municipal del Vínculo se creó en 1527 para suplir la carestía de harina y combatir la especulación. La libertad de fabricación de pan no llegó hasta el final de la guerra de la Independencia. Sin embargo, la escasez golpeó de nuevo y en 1818 reanudó sus funciones. Un nuevo caserón sustituyó al original, en mal estado, en 1862. En 1918 se derribó parcialmente para levantar la actual casa de Correos. La otra mitad seguiría como panadería hasta 1933. El edificio desapareció completamente en 1940. En el solar resultante se instaló hasta los primeros 80 la parada central de los autobuses públicos urbanos (“Villavesas”). Hoy es una plaza peatonal sobre un aparcamiento subterráneo. Destaca la farola modernista, ubicada hasta 1958 en el Paseo de Sarasate, frente a la Diputación, y después en el lugar que ocupa hoy hasta 1965. Volvió a la Plaza del Vínculo en 1995. Es similar a las del Paseo de Gracia barcelonés.

                BASÍLICA DE SAN IGNACIO

                Esta Real Basílica se levanta en el lugar sobre el que cayó herido Íñigo de Loyola en 1521, cuando defendía el castillo de Pamplona de la invasión francesa de Francisco I. Tiene un retablo barroco con una talla de San Ignacio y dos lienzos con visiones del santo. Se abre al público el 31 de julio y en fechas destacadas. Contigua a la basílica se encuentra la Iglesia del Perpetuo Socorro de los Padres Redentoristas. En el exterior de la basílica, una placa en el suelo recuerda el lugar donde cayó herido San Ignacio. A pocos metros, en la confluencia de las calles San Ignacio y Cortes de Navarra, un grupo escultórico recuerda también este hecho.

                MONUMENTO AL ENCIERRO

                Inaugurado el 6 de julio de 1994, obra de Rafael Huertas, reproduce en bronce y a tamaño natural la carrera de mozos y astados que caracteriza a los Sanfermines. Este primer monumento ha sido ampliado y reubicado (en el año 2007) justo al otro lado de la intersección entre las Avenidas de Carlos III y Roncesvalles. Se haya situado junto a la sede principal de la Caja de Ahorros de Navarra, en la Avenida de Roncesvalles. La fotografía ante las figuras es casi ineludible. Como curiosidad, decir que una de las figuras caídas delante de uno de los toros representa al propio escultor que se autorretrató a sí mismo.

                TEATRO GAYARRE

                Es el único teatro de la ciudad como tal. No siempre estuvo aquí. Se construyó originalmente bajo el nombre de Teatro Principal, en 1840, en la Plaza del Castillo. En 1903 pasó a denominarse Teatro Gayarre. En 1931 se trasladó a su actual emplazamiento conservando parte de la fachada original. En la inauguración intervinieron el Orfeón Pamplonés, la Orquesta Santa Cecilia y los Amigos del Arte. Al día siguiente, debutaba la compañía de Luis Ballester, con “La Picarona”. El bailarín Antonio estrena nueva reforma en 1952, y Paco Martínez Soria en 1969 la llevada a cabo tras el incendio de 1968. En 1998 vuelve a recuperar la titularidad municipal tras más de medio siglo arrendado a una empresa particular. Con forma de herradura a la italiana, tiene 1.056 localidades entre el patio de butacas y los palcos y anfiteatros.

                - Pamplona y la Música:   Musicalmente hablando, Pamplona no es sólo Pablo Sarasate y la generación de compositores y músicos del s. XIX. En el Teatro Gayarre, por ejemplo, tienen lugar los conciertos de la activa Sociedad Filarmónica de Pamplona, fundada en 1960 y compuesta por más de mil socios, que ha traído a la ciudad con sus programas a los principales directores, orquestas e intérpretes del mundo. El limitado aforo del recinto impide ampliar su nómina de socios. Pero el Gayarre es, además, hogar obligado de la Orquesta Pablo Sarasate, de las galas organizadas por la Asociación Gayarre de Amigos de la Ópera, del Orfeón Pamplonés, de la Agrupación Coral de Cámara de Pamplona y de las varias decenas de agrupaciones corales con que cuenta una ciudad de una arraigada tradición musical, que multiplicará su oferta con la construcción de un nuevo auditorio junto a la Ciudadela.


SEGUNDO ENSANCHE

                Las avenidas de la Baja Navarra y de Carlos III, que se cruzan en la Plaza de las Merindades, son los ejes del Segundo Ensanche. Éste responde al esquema de cuadrícula que se impuso hacia 1925, después de que el Ayuntamiento decidiera derribar el cerco amurallado original para permitir el crecimiento de la ciudad. Es el corazón comercial y administrativo de la ciudad.

                CALLE YANGUAS Y MIRANDA

                Tiene carácter fronterizo. Separa el ensanche viejo del nuevo. Cuando éste comenzó a construirse en 1922, y hasta los años 60 del s. XX, acogió numerosos edificios y cuarteles militares en torno a la Ciudadela. También es calle de aroma ferroviario: hasta los años 50 albergaba la estación de los trenes Irati y Plazaola. Dejando la Ciudadela a la derecha, dos grandes superficies llaman la atención: un gran solar en el que se ha construido el Auditorio de la ciudad, y, otro aparcamiento y diversas pistas polideportivas (en las que se ubicaban las “barracas” o recinto de la feria de atracciones durante los Sanfermines, la Feria de Artesanía de Navarra, la Semana Cultural de Casas Regionales en octubre y otras ferias y muestras eventuales). Este espacio hoy ya ha desaparecido en favor de la construcción de la nueva estación subterránea de autobuses.

                PLAZA DE LA PAZ

                Conocida popularmente como plaza de los chistus. Es obra del artista navarro Rafael Bartolozzi y, desde su inauguración en 1987, ha estado rodeada de controversia. De hecho, de su fuente nunca ha manado agua. Parodia de un arco triunfo, el conjunto reúne elementos clásicos: cornisa, columnas, pedestal, estatuas, estanques. Destacan un falso portalón soportado por dos columnas de 12 metros y coronado por una estructura adintelada de 34 metros de largo bajo la que circula el tráfico; dos figuras de hombre y de mujer en mármol de Carrara de 2.000 kg. cada una; y, cinco farolas-txistus gigantes en el centro. La plaza está dedicada a la paz y el nombre se lo pusieron los niños de los colegios de Pamplona por votación.  

                ANTIGUA ESTACIÓN DE AUTOBUSES

                Edificio de 1934 con andenes interiores desde donde salían y a donde llegaban las principales líneas de autobús. La primera línea de transporte público (Pamplona-Estella) data de 1899. Es un punto de encuentro y una referencia obligados en la ciudad, sobre todo durante los Sanfermines: más de 2 millones de viajeros pasan anualmente por el lugar. Su bar-cafetería, era uno de los más madrugadores de la ciudad, y también era refugio habitual de noctámbulos y trasnochadores que acudían al lugar a desayunar. El edificio y sus andenes presentan en la actualidad un aspecto bastante sombrío. Curiosamente, las figuras de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos se guardaban allí durante todo el año. Hoy está funcionando durante los meses de invierno como pista de patinaje sobre hielo, y, la Comparsa de Gigantes y Cabezudos ha abandonado este local para ubicarse en la Nueva Estación Subterránea de Autobuses.

    NUEVA ESTACIÓN SUBTERRÁNEA DE AUTOBUSES

                Inaugurada en noviembre de 2007. Se encuentra situada bajo 35.000 m2 de zona verde (recuperación de esta parte de los Glacis de la Ciudadela, así como de la Media Luna de Santa Lucía). Marquesina cubierta y acristalada. Dos rampas de 4 carriles para bus y taxi más otras 2 rampas de 4 carriles para vehículos particulares, en ambos casos con salida y entrada hacia ambas direcciones de la calle Yanguas y Miranda. Su Dársena circular, tiene capacidad para albergar a 28 autobuses, más 24 plazas de refuerzo. El aspecto de la dársena es parecido a una “rueda de bicicleta”, en torno a un pilar circular central del que parten por el techo los ejes o radios. Esta estructura es la que sujeta la parte de la Vuelta del Castillo que se ha recuperado como zona verde. Existen postes de información electrónica en 3 idiomas (castellano, euskera e inglés). Hay una amplia zona de espera climatizada con bancos, taquillas, cafetería, etc. También hay un centro comercial con 18 tiendas y 2 restaurantes. El parking tiene capacidad para 400 vehículos.

                PLAZA DEL PRÍNCIPE DE VIANA

                Presidida por una fuente iluminada, fue la primera de este tipo estrenada en Pamplona. De ahí que en un principio se la conociera como plaza circular. Está muy próxima a la Plaza de las Merindades, en la misma avenida de la Baja Navarra, y, como ésta, soporta un notable nivel de tráfico.



                PLAZA DE LAS MERINDADES

De forma circular. Es un punto neurálgico en el centro de la ciudad donde se cruzan las dos avenidas más importantes del Ensanche: Baja Navarra y Carlos III. Está presidida por una fuente y soporta un intenso nivel de tráfico. El nombre está dedicado a las merindades o antiguas áreas administrativas de que consta Navarra. Merindad era antiguamente la demarcación del merino o mayorino, persona encargada de perseguir, prender y castigar a los malhechores, defender el país y cobrar las rentas reales dentro de un territorio o demarcación.

                PLAZA DE LOS FUEROS

                Se inauguró en 1975 según proyecto de Rafael Moneo y Estanislao de la Quadra Salcedo. La construcción no fue fácil y superó muchos obstáculos urbanísticos y otros más relacionados con el debate municipal y político. Su finalidad era solucionar el problema de tráfico rodado y peatonal que surgió al confluir en este punto 3 barrios: Segundo Ensanche, Milagrosa e Iturrama. Es una hermosa plaza elíptica con bordes ajardinados que recuerdan las tres zonas forestales de Navarra por el tipo de especies plantadas: la Ribera (junto a la Avenida de Galicia, con pinos carrascos de las Bardenas), la Zona Media (junto a Yanguas y Miranda, con robles y encinas) y la Montaña (junto a la Casa de la Misericordia, con pinos, abetos y hayas). Rodean la plaza dos edificios emblemáticos de Eúsa (Casa de Misericordia e Iglesia de los Paúles), la Vuelta del Castillo y uno de los extremos de la Ciudadela. En San Fermín es escenario de varias actividades (folklore y deportes rurales).

                COLEGIO CALASANZ

                Regentado por los Padres Escolapios. Es obra de Víctor Eúsa (1926). Ocupa una manzana entera entre las calles Olite, Leyre, Arrieta y Aralar. Su planta está marcada por la presencia central de una capilla y por su simetría. Destacan las esquinas, cada una con su propio tratamiento y decoración, que añade dinamismo a la trama ortogonal del Ensanche. En especial, la de las calles Olite y Arrieta, un prodigio de verticalidad con la imagen de San Miguel de Aralar en todo lo alto. Representa la madurez del “art decó” expresionista del autor.  

                PLAZA DE LA CRUZ

                No existe tal nombre, pero el pueblo la llama así desde 1941. Ocupa exactamente una manzana del Segundo Ensanche que no se ha edificado y está delimitada por las calles Sangüesa, San Fermín, Bergamín y Navarro Villoslada. En el centro hay una cruz de hierro obra de Constantino Manzana Llena. Fue forjada en 1932 en contestación al gobierno de la II República (Azaña), que había ordenado retirar los crucifijos de los lugares públicos. Manzana crea una cruzmonumental con un dragón a sus pies, con influencias de Gaudí. Se instaló primero en el claustro de la Catedral y luego finalmente en la plaza que lleva su nombre en 1941.

                - Iglesia de San Miguel:   tiene un notable retablo de San Miguel del s. XVI (obra de Anchieta) procedente de la Catedral de Pamplona.

                - Institutos de la Plaza de la Cruz:   llamados hasta 1995 “Ximénez de Rada” (fundado en 1845, para chicos) y “Príncipe de Viana” (1910, para chicas). Durante muchos años fueron el único centro escolar de secundaria de Navarra. Sus aulas han conocido a ilustres alumnos como el novelista Pío Baroja. La pared interior que separaba ambos institutos cayó en 1995. Hoy los dos centros están fusionados en uno solo donde estudian algo menos de 2.000 alumnos.

                MERCADO NUEVO

                Construido en 1947 para dotar al Segundo Ensanche de un mercado municipal. Es un coqueto edificio cuadrangular con 4 puertas abiertas en los 4 chaflanes de la manzana entera que ocupa, y, con una distribución geométrica en torno a una fuente central. Sus 74 puestos están dispuestos de manera concéntrica y distribuidos según los productos que se venden.

                IGLESIA DE SAN FRANCISCO JAVIER

                Edificio de sencillo trazado, pero elegante, construido en 1952 y ocupa una manzana entera. Tiene 3 partes: la iglesia propiamente dicha, la casa sacerdotal y la sede de Acción Católica. El reloj de su torre es uno de los más consultados de la ciudad.

                IGLESIA-CONVENTO DE LOS CAPUCHINOS

                Construido en los años 40.La iglesia de una nave, es espaciosa, pero no tiene piezas artísticas destacables. Adosado a ella existe un Museo de Vida Capuchina con elementos y obras traídos de las misiones (entre ellos las lanzas que acabaron con la vida de un obispo de Ecuador en 1991).

                PLAZA DEL CONDE DE RODEZNO

                Es la única plaza de espíritu barroco de Pamplona, aunque curiosamente se construyó en pleno s. XX (entre 1942 y 1960). Su finalidad original era rematar las perspectivas de Carlos III. La plaza, rectangular, tiene en su centro un gran estanque (donde recientemente se ha instalado en los meses fríos una pista de hielo) y, delante del Monumento a los Caídos, un espacio con escaleras que ha sido utilizado en ocasiones como escenario para diversos actos.

                MONUMENTO A LOS CAÍDOS

                Edificio votivo dedicado a los navarros muertos (caídos) en la guerra civil de 1936-1939, por el bando nacional. Diseñado en 1940 por Victor Eúsa y José Yárnoz e inaugurado por el general Franco en 1952, es un típico edificio de posguerra española. Cierra uno de los extremos de la avenida de Carlos III y, con ella, el Segundo Ensanche (desde la Plaza del Castillo hasta el Monumento a los Caídos hay exactamente 1.000 metros). Los nombres de los caídos figuran esculpidos en las paredes interiores del edificio. En la cripta están enterrados, entre otros, los restos de los generales franquistas Mola y Sanjurjo, y los combatientes más anciano y más joven que murieron en el mismo bando. La cúpula presenta más pinturas del pintor valenciano Stolz y textos del que fuera Primado de España durante la guerra, el cardenal Gomá. En la actualidad está bastante deteriorado. Se va a recuperar para la ciudad como sala de exposiciones artísticas y espacio cultural tras un acuerdo entre el Ayuntamiento y el Arzobispado. Un ala del complejo acoge la parroquia de Cristo Rey, y, en la parte trasera, junto al parque, se halla la Asociación de Belenistas donde se pueden ver expuestos los belenes durante las Navidades.  

                CONSERVATORIO PABLO SARASATE

                El compositor tudelano Fernando Remacha, en 1957, impulsó la transformación de la Antigua Academia Municipal de Música en el Conservatorio Pablo Sarasate. Es el más antiguo de España o, al menos, el primero que se construyó expresamente como tal.  A la entrada del edificio hay colocado un busto en homenaje a Pablo Sarasate que antaño estuvo en el Parque de la Taconera. Cuenta con más de 1.000 alumnos y varios conjuntos instrumentales y corales. 

 

SAN JUAN

                La zona ocupada hoy por este barrio la ocupaban hasta los años 40 una gran cantidad de huertas, chalets y pequeñas casas con jardín, de modo que era un lugar de residencia secundaria donde algunos pamploneses pasaban el fin de semana o las vacaciones. El actual barrio tiene sus orígenes en el Plan General Urbano de 1956, cuando ya se estaban construyendo los barrios de la Chantrea y la Milagrosa. Las primeras casas que se construyeron, para obreros que trabajaban en las industrias de Pamplona, fueron las “casas de Eguaras” (en la calle Monasterio de Irache). Después se organizaron varias cooperativas de viviendas, como las del grupo San Alberto, donde viven también en su mayor parte familias de trabajadores. Pero también hay edificios nuevos; son las casas construidas en los

últimos años y son de mayor calidad. Pese a ello, este barrio del III Ensanche da una gran sensación de desorganización, de falta de panificación urbana. Tampoco tiene muchos servicios, y los que tiene son bastante recientes. Antiguamente, hasta 1967, estuvo aquí el antiguo campo de fútbol de Osasuna (estaba situado entre las avenidas de Bayona y Barañáin, cerca de la Plaza de Juan XXIII con la estatua dedicada a Pompeyo. En este barrio abundan las calles con nombres de Vírgenes y Monasterios de Navarra.

                PLAZA DE JUAN XXIII

                Importante distribuidor del tráfico entre la Pamplona tradicional y el denominado Tercer Ensanche de la ciudad, el barrio de San juan, nacido a partir de los años 60. Destaca en su isleta central el Monumento a Pompeyo, fundador de la ciudad, obra del escultor José Antonio Eslava.

                PRISIÓN PROVINCIAL

                Construida en 1901, tras haber estado localizada la anterior en la Plaza de San Francisco. Ocupa un lugar privilegiado entre la Taconera y el San Juan moderno, aunque está llamada a desaparece para dar paso otra prisión moderna en el extrarradio. No representa problemas de seguridad para la zona.

                NUEVO PALACIO DE JUSTICIA

                Inaugurado en 1996. Este moderno edificio de cristales ocupa el solar del antiguo matadero municipal, del que se conserva sólo un pórtico de piedra como recuerdo. Alberga prácticamente todos los servicios de la antigua Audiencia del Paseo de Sarasate.

                AVENIDA DE PÍO XII

                Recta y larga avenida que vertebra la nueva ciudad hacia el oeste, con la panorámica al fondo de los molinos de viento del parque eólico del Perdón (fue el primer parque eólico de Navarra y simboliza la apuesta de Navarra por las energías limpias). El Tour de Francia quiso homenajear en julio de 1996 a Miguel Induráin y colocó en Pamplona ese año la meta de la etapa reina en el cruce de esta avenida con la calle La Rioja; un pequeño monumento escultórico recuerda esa jornada. 


ITURRAMA

                Significa “madre de la fuente”. Es uno de los barrios más

modernos de Pamplona. Antes, todo eran huertas, como San Juan, Mendebaldea y el Mochuelo, y por aquí también pasaba el Plazaola. Todavía quedan algunos edificios de aquella época, entre ellos el antiguo frontón López, que se ha conseguido conservar. Este frontón es de uso gratuito y público, y simboliza el pasado reciente de esa zona, pues pertenecía a una de las antiguas fincas privadas. El barrio de Iturrama surgió en los años 70 en pleno “boom” demográfico y especulativo del terreno en donde hasta entonces sólo había casas de campo en torno al camino de la Fuente del Hierro. Los bloques más o menos uniformes con pocos espacios verdes acogen hoy a familias de clase media acomodada de la ciudad. Al ser uno de los barrios más modernos, también está mucho más ordenado y planificado que los demás. También es agradable que hayan dejado amplios espacios abiertos entre los bloques de viviendas con zonas verdes. La floración de bares y “pubs” de marcha nocturna y la cercanía de la Universidad de Navarra han configurado también su carácter de barrio entre universitario y familiar. En este barrio abundan las calles con nombres de reyes y pintores navarros.

                CASA DE LA MISERICORDIA

                Más conocida por “La Meca”, es una institución benéfica y residencia de ancianos que además gestiona la plaza de toros de Pamplona. El edificio data de 1927 y es una de las grandes obras de Eúsa de los años 20, aunque no presenta una de sus fachadas típicas. Suponía originalmente el remate del Ensanche por el oeste. Hoy es un lugar de transición entre diversos barrios y la zona verde de la Vuelta del Castillo. La planta es compleja, con alas, patios y bloques de conexión. Su organización general es simétrica aunque con rasgos dinámicos. Destaca en el centro, desde el punto de vista artístico y arquitectónico, la capilla hexagonal, que cuenta con iluminación cenital y un retablo de Ciga que denota la influencia de la Secesión vienesa. La residencia la ocupan 580 ancianos y está atendida por 190 empleados y un grupo de Hijas de la Caridad. En el paso principal se pueden contemplar reproducciones a tamaño natural de todos los carteles de la Feria del Toro sanferminera, organizada por la “Meca” desde 1959. Pinturas de José Antonio Eslava y de Pedro Salaberri adornan sus paredes y actualmente se está preparando para abrir al público un nuevo museo con documentos, piezas y recuerdos acumulados en casi 3 siglos de historia.

                CALLE FUENTE DEL HIERRO

                Es el antiguo Camino de Santiago, que también baja a la Universidad de Navarra. La fuente del hierro es un viejo manantial de aguas con alto contenido en hierro al que tradicionalmente acudían enfermas pamplonesas para fortalecerse. En 1870, el Ayuntamiento adecentó el lugar y construyó una escalera y un pequeño muro de contención. Esa fuente es la que da nombre desde 1968 a una calle que va desde la Vuelta del Castillo hasta la carretera del Sadar. La ampliación de la carretera y el crecimiento del campus universitario le han restado presencia, hasta el punto de que hoy pasa casi desapercibida. Desde hace algunos años, además, se advierte al visitante de que su agua ya no es potable.


                UNIVERSIDAD DE NAVARRA

                La Universidad de Navarra, obra corporativa del Opus Dei fundada en 1952, reúne cada año en Pamplona a 15.000 estudiantes de toda España repartidos en casi 30 especialidades. Goza de un enorme prestigio entre la comunidad académica de todo el país por su labor pedagógica e investigadora. Además de su fama como centro educativo, uno de los mayores atractivos es su magnífico campus de más de un millón de metros cuadrados abierto a la ciudad (400.000 m2 de pradera y 43.000 árboles). El Edificio Central es de 1960.

 

MILAGROSA

                El “Mochuelo” era una zona que hoy forma parte del barrio de la

Milagrosa, y, se llamaba así porque era el mote que tenía un famoso guerrillero (Urbano Eguiarreta) que solía atacar durante la noche, como los mochuelos. El apodo de los vecinos del barrio era el de mochuelos, cosa que no les gustaba, por lo que en 1937 decidieron cambiarle al barrio de nombre. Así, pasó a llamarse como la iglesia de la Virgen Milagrosa, construida en 1928 por los Padres Paúles. El barrio actual se formó hacia los años 50. Antes era, como San Juan, Iturrama o Ermitagaña, un terreno dedicado a huertas, con casas de hortelanos y algún chalet. Hoy sin embargo, se ha convertido en un barrio muy poblado, con casas muy apiñadas y mal distribuidas. La mayor parte de los vecinos proceden de pueblos de Navarra. La Avenida de Zaragoza divide el barrio en dos partes y supone un grave problema por el tráfico que tiene. Al ser una de las principales salidas de Pamplona, se colocaron a un lado y otro de la carretera de Zaragoza industrias y talleres. De todas formas, la construcción de la variante y de varios parques alrededor del barrio (sobre todo el que está junto a la Universidad Pública de Navarra) ha hecho que esta zona sea más acogedora. En este barrio abundan las calles con nombre de ríos y músicos de Navarra.

                IGLESIA DE LOS PAÚLES

                De 1928. Es una de las obras maestras de Víctor Eúsa, y a ella hace homenaje Moneo en el proyecto de la Plaza de los Fueros, al permitir su visión despejada desde la Casa de la Misericordia. Su fachada tiene una importante presencia urbana y domina toda la plaza. Todo se orienta en su diseño a la glorificación del ideal religioso: la cruz, la verticalidad de inspiración neogótica, las proporciones exageradas de la aguja central, rematada por una imagen de la Virgen...   Decoración lineal y geométrica, influencia de la arquitectura holandesa y de la Secesión y dominio de los materiales (ladrillo rojo y hormigón armado) dan fe de la autoría de Eúsa. Su interior, de una sola nave, revela igualmente un extraordinario dominio de la luz.

                EL SADAR O REINO DE NAVARRA

                Es el escenario deportivo del equipo de fútbol de la ciudad: el Club Atlético Osasuna. Tiene 27.000 localidades y se inauguró en 1967 (antes había estado el campo de fútbol en San Juan, frente a donde hoy está el Colegio San Cernin). Osasuna, que significa “salud”, es algo más que un equipo de fútbol: goza de un grado tal de identidad con la sociedad navarra que lo convierte en elemento de unión por encima de cualquier otra discrepancia. El club nació en 1920 en la Plaza del Castillo, donde mantiene su sede social y sus oficinas. Desde entonces ha militado en la primera y segunda división de fútbol español, ha participado dos veces en la Copa de UEFA y ha contado con cuatro estadios. Actualmente milita en la primera división, tras el ascenso logrado en la Liga 1999-2000. La hinchada “rojilla” es una de las más fieles, simpáticas, ruidosas y originales de la Liga.

                UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA


                La Universidad Pública de Navarra fue creada por el Parlamento de Navarra en 1987. Su crecimiento desde entonces ha sido fulgurante. Hoy cuenta con más de 10.000 alumnos (91% navarros) repartidos en 20 especialidades que habitan un moderno campus diseñado por el arquitecto navarro Francisco Javier Sáenz de Oiza, en Arrosadía. El edificio del Aulario tiene 124 aulas. Su enorme Biblioteca es, sin duda, el edificio más emblemático del complejo docente en el que el 91% de los alumnos son navarros. El campus tiene 240.000 m2 e imita al Paseo de Sarasate (el Palacio de Navarra sería la Biblioteca y, el antiguo Palacio de Justicia el Rectorado, y, las dimensiones son las mismas). Todas las líneas de fuga conducen a la Higa de Monreal

                FUERTE DEL PRÍNCIPE

                Son dos edificios gemelos construidos recientemente en “Arrosadía” (lugar con abundancia de rosas, o rosaleda), junto a la Universidad Pública de Navarra. Desracan por sus fachadas acristaladas y sus modernas dotaciones. Se les conoce como “edificios inteligentes” (un ordenador controla el color de los cristales y la calefacción) y están ocupados, en gran parte por oficinas administrativas del Gobierno de Navarra. A sus pies figura una estilizada escultura del navarra Clemente Ochoa. El Fuerte del Príncipe era originalmente una pequeña construcción con fosos para la defensa de la ciudad que subsistió hasta los años 20 del s. XX, y, sobre el que hoy se encuentra el Colegio Menor Larrabide.  


ERMITAGAÑA

                Significa “encima de la ermita”. La ermita era la de San Miguel de Valle Clara, que estaba situada en esta zona, pero dentro del término municipal de Barañáin. Está separado de San Juan por el Parque de la Vaguada, nombre que viene de la hondonada que había antes y que servía al tren Plazaola para subir a la meseta de la ciudad desde la Rochapea. La zona de Ermitagaña es más moderna que la de San Juan; era una gran extensión de campos de trigo cuando las casas de San Alberto y Martín Azpilicueta ya estaban habitadas. El barrio surgió en los años 70. Por esta razón, fue planificado de una forma más ordenada y cuenta con mejores servicios que el de San Juan.

                CINES “GOLEM”

                Desde la creación de sus 4 primeras salas en los años 80 a cargo de un grupo de cinéfilos pamploneses, los multicines “Golem” se han convertido en un fenómeno que va más allá de lo cinematográfico, hasta el punto de ser referencia urbanística de Pamplona y foco dinamizador clave de la parte oeste de la ciudad. Los “Golem” disponen de 10 salas distribuidas en dos complejos muy próximos: el original de la Avenida de Barañáin y el reciente de la Plaza de Yamaguchi. Junto al complejo destaca la estatua de “La Tramontana”, de Joan Abras, en la Plaza de Europa. 


MENDEBALDEA

                Significa “el oeste” de la ciudad. Al otro lado de la variante (Avenida de Navarra) se ven las casas de Ermitagaña. Mendebaldea, junto con Ermitagaña, forma parte del barrio de San Juan. Tiene edificios muy modernos, calles peatonales y está situado junto a la zona hospitalaria. Entre la zona de los hospitales y Mendebaldea discurría la antigua carretera de Barañáin, que era muy estrecha y que ahora se ha convertido en una amplia avenida. Aquí es donde está ahora el nuevo Planetario de Pamplona.

                HOSPITAL DE NAVARRA

                Perteneciente a la red sanitaria pública de Navarra, de gran calidad reconocida en todo el país, es el más antiguo de los centros hospitalarios públicos. Sus primeros pabellones (A, B, C y D) fueron construidos en 1906 y ampliados en 1929. Nació como una iniciativa benéfica privada (Hijas de la Caridad). El proyecto de Enrique Epalza comprendía 29 construcción dispuestas en 3 filas, según un modelo hospitalario de edificios separados. Hoy sólo mantienen su aspecto original los pabellones F, G, Azul y Blanco. Desde hace años el Hospital está sufriendo un profundo proceso de modernización: se han unido varios pabellones (con el pabellón H en los años 60), derribado el muro de piedra que rodeaba el recinto y construido nuevos edificios (Consultas Externas, Banco de Sangre y Escuela de Ciencias de la Salud, dependiente de la Universidad Pública de Navarra). La Capilla, obra también de Epalza, es de estilo neorrománico y neobizantino dentro del eclecticismo de principios del s. XX. En los jardines de acceso se levanta un busto dedicado a Santiago Ramón y Cajal (1993), el Premio Nobel de Medicina nacido en Petilla de Aragón (Navarra). Es obra del escultor valenciano afincado en Pamplona José Blasco Canet.

                HOSPITAL VIRGEN DEL CAMINO

                Inaugurado en 1964 y también en proceso de modernización. Los servicios que presta, entre ellos la remodelada maternidad, son un ejemplo del nivel alcanzado por la sanidad navarra.

                CLÍNICA UNIVERSITARIA

                Construida por fases entre 1960 y 1971 y vinculada a la Universidad de Navarra, es uno de los centros sanitarios más prestigiosos de España por su atención y por el nivel de su labor investigadora y médica. Conocidas figuras de la vida política y social española acuden desde hace años con frecuencia a realizarse chequeos y operaciones. Entre ellos, don Juan de Borbón, padre del rey Juan Carlos I, que permaneció internado en la habitación 601 los últimos 6 meses de su vida hasta su fallecimiento en abril de 1993. Durante ese tiempo, la Clínica acogió numerosas visitas reales y se convirtió en un lugar de atención permanente por parte de los medios de comunicación españoles. El centro inauguró en 1997 un nuevo edificio anexo dedicado a la atención externa y a poner en marcha un potente servicio de biomedicina. La parte más antigua posee 400 camas en habitaciones casi exclusivamente individuales con 1409 empleados. La parte nueva del edificio anexo, se

utiliza para la atención externa, además del servicio de biomedicina.

                CIMA

                El Centro de Investigación Médica Aplicada fue inaugurado por los príncipes Felipe de Borbón y Letizia Ortiz en 2004. Aquí se investiga en el tratamiento de nuevas enfermedades y en las más modernas formas de curar las enfermedades actuales. Las líneas de investigación se articulan en 4 áreas: terapia génica y hepatología, ciencias cardiovasculares, neurociencias y oncología.

                PLANETARIO

                De inspiración egipcia (panteón funerario). Fue inaugurado en 1993 por la Infanta Cristina de Borbón y es un referente cultural, científico, turístico y educativo obligado para los más de 10.000 visitantes que recibe al año. La Cúpula de su Sala de Proyecciones es la mayor del mundo con 20 metros de diámetro y con capacidad para 220 personas. El proyector principal (Zeiss modelo VI) representa más de 9000 estrellas, todos los planetas, 17 cúmulos estelares, nebulosas, constelaciones, etc. En realidad son 70 proyectores distintos de diapositivas, de video-proyectores y de efectos especiales. Tiene algunos programas propios, como el “Crucero Espacial 2.125”, que fue fruto de la colaboración con Nueva York, con motivo del 25 aniversario de la llegada del hombre a la luna.


ECHAVACOIZ

                Viene de “etxe” (casa) y “bakot” (único), derivado de “bat” (uno) = única casa. De hecho, este lugar ha estado muy poco poblado. Era un concejo de la cendea de Cizur que se incorporó a Pamplona en 1953. En 1990 arreglaron la carretera a Estella que atraviesa el barrio y colocaron la escultura de un pelotari (remonte). Al grupo Urdánoz (1969-70) se le llamó barrio “Katanga”, debido a que vinieron unos negros a estudiar Artes Liberales a la Universidad de Navarra y se alojaron en estos pisos. Existe un proyecto para trasladar a este barrio la vieja estación del ferrocarril situada en el barrio de San Jorge. Dicho proyecto contempla la supresión del bucle ferroviario de dicha zona y la construcción de la nueva estación del tren de alta velocidad en el barrio de Echavacoiz..


AZPILAGAÑA

                Significa “alto de peñas redondas” o “encima del boj”. Azpilagaña limita con el campus de la Universidad de Navarra, y es un barrio que se encuentra situado entre los de Iturrama y Milagrosa, pero al lado derecho de la Avenida de Zaragoza (según bajamos la cuesta). Su construcción data de los años 80. 


ROCHAPEA

                Es uno de los barrios más grandes en extensión de Pamplona

. Esta situado al norte de la ciudad y hasta el s. XV aparece en los archivos de Pamplona con el nombre occitano de “Jus la Rocha” (bajo la roca). La “Rocha” era una importante torre de las antiguas murallas del Burgo de San Cernin que daban a esta parte del río Arga. La Rochapea es un barrio bordeado por el agua del Arga, de ahí que antiguamente fuera la huerta d
e la ciudad. En la actualidad quedan sólo unas 20 hectáreas de huertas, y ya, el Parque Fluvial es una realidad. Aquí vive mucha gente; sobre todo a partir de la industrialización de Pamplona, el barrio creció mucho, ya que se construyeron muchas casas en torno a las nuevas fábricas; pero creció también de forma bastante desordenada. La mayor parte de sus habitantes, como ha ocurrido en otros barrios, proceden de otras provincias de España. Hoy está sufriendo un profundo proceso de remodelación urbana que ha transformado la fisonomía del barrio.

                ARANZADI        

                Significa “lugar con abundantes espinos”. Es una desconocida zona rural dentro de la ciudad, desde la que se aprecia la majestuosa panorámica de las fortificaciones del Redín. 


CHANTREA

                El nombre del barrio se debe a que se levantó sobre los terrenos

que antiguamente pertenecían a los “chantres” de la Chantría de Pamplona. “Chantre” = canónigo que dirigía y también cantaba en el coro de la catedral, además de recoger y repartir los libros de canto. “Chantría” = coro de la catedral. La primera piedra se colocó en 1950 y fueron los mismos vecinos quienes se construyeron sus propias casas. Se formó el patronato Francisco Franco, que puso el suelo y los materiales de construcción para que los vecinos pudieran fabricar sus propias casas, siguiendo el modelo de casa de dos pisos y huerta. El resultado fue un barrio que parecía un pueblo cerca de Pamplona. Pero la Chantrea también tiene bloques de pisos altos: son las 3 agrupaciones de ORVINA (Organización de Viviendas de Navarra). Además, este barrio es muy trabajador y activo, siendo el primero que tuvo sus propios gigantes, cabezudos, txistularis y dantzaris. Como curiosidad diré que para poder construirse los vecinos su propia casa tuvieron que trabajar en domingo, para lo que necesitaron de una dispensa del obispo.

                LA MAGDALENA

                Es una antigua zona de huertas que ya existía en la Edad Media desde el s. XV. La “Magdalena” era un antiguo hospital de leprosos, situada cerca del puente del mismo nombre, cerca de las puertas y de la muralla de la ciudad. 


SAN JORGE

                Está situado entre el río Arga y la vía del ferrocarril. Tiene dos

zonas claramente distintas: una corresponde al antiguo barrio que se creó en torno a la estación; la otra es la de los bloques de pisos altos que fue edificada como consecuencia del plan urbanístico que elaboró el Ayuntamiento en los años 70. El tráfico es uno de los grandes problemas del barrio, porque lo atraviesan dos carreteras de mucha circulación: la Avenida de Navarra, que se une después a las Autovías de San Sebastián y Vitoria; la otra es la Avenida de San Jorge, por la que se va al Polígono Industrial de Landaben. Tal era el peligro para los peatones que, donde se juntan las dos carreteras, se tuvo que construir un paso subterráneo. Además del tráfico, el barrio ha quedado como encajonado entre el río, la vía del tren y la variante. Habiendo una gran densidad de población, faltan muchos servicios para sus habitantes. Últimamente, al igual que la Rochapea, el barrio de San Jorge está sufriendo un profundo proceso de remodelación urbana que está transformando la fisonomía del barrio.


BUSTINTXURI

                Este nuevo barrio, todavía hoy en construcción (2009), se halla situado junto al de San Jorge, pero al otro lado de la vía del ferrocarril. Se espera que en breve, en cuanto se traslade la nueva estación a Echavacoiz, desaparezca el bucle ferroviario de esta zona, con lo que quedaría un bulevar verde en el mismo lugar donde hoy se hallan las vías. La palabra "bustintxuri" quiere decir barro blanco.


MENDILLORRI

                Significa “espino de monte”. Mendillorri es un monte cercano a la zona de Lezcairu y es donde se encuentran los depósitos de agua de Pamplona. Este nuevo barrio fue construido dentro del término municipal de Egüés, y desde el 1 de julio de 1998 pertenece a Pamplona por decisión de sus vecinos en referendum. Sus edificios se sitúan entre grandes zonas verdes y alrededor de un precioso palacio medieval, que perteneció al arzobispado, junto al cual hay un lago artificial.


LEZCAIRU

                Significa “lugar donde abundan los juncos” (aneas o lezcas). Es un pequeño barrio construido a mediados del s. XX junto a la Fuente de la Teja. En estos mismos momentos (2009) se halla en construcción, aunque con la actual crisis económica e inmobiliaria es muy posible que se retrasen las obras de este nuevo barrio residencial que se ha proyectado como una continuación y prolongación del Segundo Ensanche hacia el sur, en el valle del río Sadar. Desgraciadamente, la Fuente de la Teja ha desaparecido de su emplazamiento original debido a las obras de urbanización de este futuro nuevo barrio residencial.


TRINITARIOS

                Antiguamente había un convento de la Orden de los Trinitarios, aunque su nombre más antiguo es “Costalapea”. En la actualidad, además del Convento de las Oblatas, hay unos viveros y algunas naves industriales. También se encuentran los puentes de Santa Engracia, del Plazaola, de las Oblatas y de Cuatrovientos. 


BELOSO

                Significa “gran precipicio”. Se trata del barranco formado por el Arga entre Pamplona y Burlada. Hay 2 Belosos: Beloso Alto (meseta que domina el río en la que hay una urbanización de chalets, dos clínicas y el Cuartel de la Policía Nacional) y Beloso Bajo (zona llana junto al río que está ocupada en su mayor parte por el Club Deportivo Amaya). 


BERICHITOS

                Significa “vado pequeño”. Aquí se encuentra situado el cementerio de la ciudad, al pie de la meseta donde se ha construido el barrio de Ermitagaña-Mendebaldea. Tras el cementerio están los viveros de la Diputación y el antiguo Puente de Miluce.


LANDABEN

    Según Baleztena, el nombre proviene del vasco "landa" (vega) y "ben" (más baja). En realidad se trata del terreno más bajo de Pamplona, ya que está en la ribera del Arga, justo donde éste sale de su término municipal. En él se localiza el Polígono Industrial de Landaben, creado en 1964, que concentra un importante número de industrias. La más importante es la Volkswagen, que proporciona trabajo directo a unos 5.000 trabajadores y constituye el 50% de las exportaciones navarras. Además existe una serie de industrias proveedoras de la anterior (TRW, Unicables, Tecnoconfort…) y otras que se están instalando en el Parque de Proveedores de Volkswagen situado en Orcoyen.