3346 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

RECORRIDOS‎ > ‎

Ruta Histórica


La Ruta Histórica se encamina hacia las calles del casco viejo pamplonés, descubriendo sus antiguas y estrechas callejuelas, y deteniéndose en sus más bellos rincones.







PLAZA DEL CASTILLO

En la edad Media era un amplio espacio libre entre las murallas de la Navarrería y las de la Población. Cerca se hallaban el Chapitel (casa donde se contrataba el trigo y se vendía el grano) y las carnicerías. Donde hoy está la Diputación, estaba el Convento de los Predicadores (derribado a principios del s. XIV). En 1359 se sembró trigo en lo que hoy es la plaza. En la plaza se celebraban el mercado de la Navarrería y las justas, torneos y diversiones populares (coso taurino). De 1307-1312, Luis Hutín mandó edificar allí un castillo con 4 torres en los ángulos. En 1514, Fernando el Católico levantó un nuevo castillo, donde está la iglesia de San Ignacio, cuya puerta estaba más o menos donde hoy arranca la avenida de Carlos III.  El castillo viejo se fue derribando poco a poco. Hacia 1550, la plaza iba tomando aspecto urbano, aunque sus casas tenían entrada

por otras calles. En 1580 se edificó el Convento de las Descalzas en el lado actual de la Diputación (estuvo hasta 1838, en que fue derribado para construir en su lugar el Teatro Principal, la Diputación y otro edificio donde más tarde se instalaría el Crédito Navarro en estilo neoclásico). En medio de la plaza, en 1790, se instaló la fuente de la Beneficencia (proyectada por Paret). Hasta 1843 se celebraban las corridas de toros, cerrándose con tablas la parte comprendida entre la Bajada de Javier y las escaleras de San Nicolás; los toriles y palcos de autoridades estaban en la casa que hoy ocupa el Banco de Bilbao, y, los balcones y solanas de las casas se usaban como palcos; el último torero que lidió aquí fue Cúchares.
Quedan hoy casas del s. XVIII y del XIX. Los primeros cafés se instalaron en 1810 (el Suizo, desaparecido en 1844, y, el Iruña, de 1888). A finales del s. XIX ponían globos aerostáticos en la plaza, ya que a la gente le gustaba mucho verlos. A finales del s. XIX y principios del s. XX se celebraban juras de bandera y paradas militares; en sanfermines ponían cucañas y celebraban un baile durante las corridas de toros. Hasta 1926 pasaba un tranvía (el
Irati). En 1931 se derribó el Teatro Gayarre para dar acceso a la Avenida de Carlos III. Los porches sirvieron de refugio en la guerra civil. En 1945 se construyó el quiosco de la música (para conciertos, como hoy en la Taconera y en la Ciudadela) de inspiración neoclásica en sustitución de otro más modesto de madera  de 1910. En 2001 se empezó a excavar la parte central de la plaza para construir un parking subterráneo (respetando el quiosco) y aparecieron varios restos: 1) convento y necrópolis de los Predicadores; 2) termas romanas (junto al quiosco); 3) muralla (probablemente la antigua muralla de la Población de San Nicolás que fue demolida y retirada hacia atrás en el s. XIII, en 1222); y 4) enterramientos musulmanes.

            

NAVARRERÍA

Es el corazón de Pamplona. Conserva algunas cavas o bodegas de origen medieval. Entre las piezas encontradas en su subsuelo durante el siglo XIX llamó poderosamente la atención una cabeza de bronce que posiblemente representaba a una diosa romana, pero que lamentablemente durante los primeros años del siglo XX desapareció del patrimonio público navarro. Antes de 1276 se llamó calle de Santa Cecilia (Basílica de dicha santa en la plaza donde hoy está la Fuente de Santa Cecilia). En uno de los lados de esta plaza se halla el Palacio del Marqués de Rozalejo o de los Daoiz-Guendica, en cuyos bajos hubo una bodega de venta de espumosos. Otros sótanos de esta calle también se utilizaron como refugio de bombardeos durante la Guerra Civil. El primer Marqués de Rozalejo fue don Fernando Daoiz y Guendica, nacido en Pamplona en 1739, quien llegó a ser Teniente General de la Real Armada, Consejero del Supremo de Guerra y Capitán General del Departamento de Cartagena. Murió en 1818. Su hijo fue alcalde de Pamplona y su nieto fundó el Manicomio. En el nº 13 de esta calle nació el pintor Javier Ciga, formado en Madrid y París, y que dirigió en la misma Navarrería una academia de pintores en la que iniciaron su andadura artística pintores como Briñol, Crispín, Lasterra, Eslava, Echauri o Ascunce. Esta plaza también se llamó de “Zugarrondo” (olmo grande). El tramo situado entre la fuente y la catedral se le llamó calle de la Pitancería (luego de la Ración) porque era el lugar donde se distribuía diariamente la ración de comida a los pobres. Es aquí arriba, frente a la catedral, donde antiguamente se encontraba el “foro” romano, intersección del “cardo” (calle Dormitalería) y el “decumano” (calle Curia).

CARMEN

Antiguamente se llamó calle de San Prudencio (por la iglesia de dicho santo situada en el "camino por el que van los caballos a beber"). Luego se llamó calle de los Peregrinos (1321). En 1369 se construyó el Convento de Santa María del Carmen Calzado (hoy ya derribado), por lo que desde el s. XVIII se llama calle del Carmen. Este convento desapareció definitivamente en los primeros años del siglo XX. Hasta entrado dicho siglo XX, la calle del Carmen acogió varias vaquerías y puestos de venta de leche. Históricamente, se documentan establecimientos de este tipo en los números 4, 12, 25 y 39 de la calle. En la casa nº 25, además, vivió durante un tiempo el general carlista Tomás Zumalacárregui. De hecho, su esposa figura empadronada en esta casa en 1833. El edificio conserva una curiosa evocación del general carlista, ya que la escalera interior tiene una barandilla construida con cañones de fusiles de las guerras carlistas comprados de desecho).

PORTAL DE ZUMALACÁRREGUI O PORTAL DE FRANCIA

Esta puerta, construida en 1553 es la que mejor se conserva  de todo el recinto amurallado. Permanece intacta con su puente levadizo y cadenas. Antiguamente se llamó puerta del Abrevador (desde el s. XIV iban los caballos a beber atravesando el portal). Desde el s. XVIII se llamó Portal de Francia. Desde 1939 se llamó portal de Zumalacárregui, en recuerdo del general carlista que el 29 de octubre  de 1833 huyó de Pamplona para ponerse al frente de los ejércitos carlistas. Hay una placa, muy posterior, que recuerda este episodio y lo relaciona con la sublevación franquista. Hoy todo el mundo le ha vuelto a llamar Portal de Francia.

REDÍN

La calle antigua va de la plaza de San José al baluarte y la moderna va desde la calle del Carmen hasta el baluarte. En el s. XI, la calle antigua formaba parte de la Canonjía y en ella había 2 casas: la del Prior de Velate y la del Enfermero. En ella se halla la Casa del Pozo con un patio típico donde hasta mediados del s. XX se conservó el pozo que le dio nombre y a donde acceden 4 pequeñas viviendas. La calle moderna fue un  antiguo paso estrecho entre la muralla y el convento del Carmen. En 1898 se cedió el solar al Ayuntamiento a condición de dejar 22 metros de anchura sin edificar a partir del parapeto de la muralla. A principios del s. XX se construyeron: un almacén de madera, una fábrica de alpargatas y otra de tejidos, el Laboratorio Provincial (su puerta se conserva medio oculta junto a la tapia del convento de las Siervas de María).               

MESÓN DEL CABALLO BLANCO

Antiguo cuerpo de guardia del Redín. Edificio de aspecto gótico medieval, pero que data de mediados del s. XX (tan sólo son medievales las ventanas y la bóveda del interior).

CRUZ DEL MENTIDERO

En el s. XVI había, desde tiempo inmemorial, una cruz en la hoy calle de Mercaderes junto a la esquina con la hoy calle Estafeta. Esta cruz era llamada "Cruz del Mentidero", ya que era el sitio de reunión de gente ociosa. Esta cruz es la que hoy está en el Redín, junto al Mesón del Caballo Blanco y tiene unas viejas cadenas y argollas que nos indican su primitiva misión de "picota". La picota era un rollo o columna de piedra donde se exhibían las cabezas de los ajusticiados y se exponía a los reos a la vergüenza pública. La picota era un rollo o columna de piedra con un remate en forma de aguja (la picota del rollo), que solía levantarse a la entrada de las poblaciones, en paraje público y transitado. A principios del s. XX había en España 52 (la mayoría en Castilla la Vieja), algunas de las cuales conservaban aún las argollas y garfios de los que se colgaban los miembros de los ajusticiados. La picota también se empleaba, como dicen las "Siete Partidas", para poner a alguien en deshonra, bien fuese tras haberle azotado, bien, en otras ocasiones, haciéndole estar al sol untado de miel para que lo coman las moscas alguna hora del día. Se siguió usando hasta mediados del s. XIX para exhibir los miembros descuartizados de algunos ajusticiados.               

CORDELEROS

Primero trabajaron en los fosos del Portal de San Nicolás (tramo de la calle Cortes de Navarra próximo a la avenida de San Ignacio). Al comenzar el derribo de las murallas en 1917, se trasladaron a la calle Tejería (en el actual Frontón "Gito-Alai"). Por último se fueron al Redín, donde en 1968 desapareció el último artesano (Elizari).

BALUARTE DEL REDÍN

Punto mejor defendido por la alta muralla y el río Arga. Hasta el s. XVI hubo en él un gran torreón llamado Torre del Tesorero (próxima a la Tesorería). El baluarte actual se levantó en 1540 y su nombre procede del pamplonés Martín Redín y Cruzat (de familia noble, militar, Gran Prior de la Orden de Caballeros de San Juan, Gobernador y Capitán General de Galicia, que tuvo altos cargos también en Cataluña y Navarra).

PLAZUELA DE SAN JOSÉ

Antiguamente, desde mediados del S. XV, pertenecía a la Canonjía: aquí estaban las casas del Hospitalero (hoy I.N.A.P. e Institución Príncipe de Viana), del Arcediano de la Cámara (casa nº 1), las casas del Arcediano de Valdonsella y del Chantre (hoy convento de las Siervas de María), del Arcediano de Santa Gema (casa nº 6) y del Músico (casa nº 1, en el rincón con la Catedral).

SALSIPUEDES

"Sal si puedes, entra si te dejan". Esta frase, que tantas veces se repetía cuando al enseñar nuestra ciudad a los forasteros pasaban por aquel lugar, dio origen al nombre de la calle. Se trata, como cabe esperar, de un callejón sin salida.

DORMITALERÍA

Antiguamente se le llamó Rúa de San Martín (1342) y Rúa de Zugarrondo (1350). El nombre actual viene de 1802, por estar la Casa del Dormitalero, canónigo que estaba encargado de hacer que se cerrasen a la hora del descanso nocturno todas las puertas de la Canonjía o Claustro de la Catedral.

CURIA

Se corresponde con el antiguo "decumano máximo" de la ciudad romana de "Pompaelo". Al reconstruirse la Navarrería, se llamó calle Mayor de la Navarrería. Su nombre actual se debe a que, desde mediados del s. XVIII, la casa nº 29 fue la Torre del Obispo (albergó durante algún tiempo las oficinas de la Curia Eclesiástica y fue en 1679 cárcel episcopal).Hoy se conservan en el sótano las bóvedas de la antigua cárcel (pudo ser en aquella época parte del Palacio de don Lancelot, hijo bastardo de Carlos III el Noble). En la casa   nº 22 estuvo el Hospital de Santa Catalina, al servicio de los peregrinos.

PLAZA CONSISTORIAL

En el s. XIV se llamó Rúa de Altalea. En el s. XVII se llamó calle de los Berceros, y, de 1671 a 1864 se llamó Plaza de la Fruta (en el suelo de la plaza hay una placa que recuerda el lugar donde Francisco Espoz y Mina vendía fruta). En esta plaza estuvo durante siglo y medio el patíbulo de los condenados a garrote. Desde 1866 se le llama Plaza Consistorial. La Casa Consistorial se llamó en el s. XV Casa de la Jurería (los jurados eran los hoy llamados concejales). Esta Casa de la Jurería duró hasta 1752 en que se declaró en ruinas y se trasladaron a la Calle Mayor nº 2. En 1760 se terminó de construir el edificio actual por don Juan Miguel de Goyeneta. La fachada (proyectada por don José de Zailorda) se hizo con piedras de las canteras que hay en Barasoain y Tafalla. José Ximénez fue el escultor que hizo las figuras de “La Prudencia”, “La Justicia” y “La Fama”. En 1951 se derribó el edificio y sólo se conservó la fachada. El reloj es de 1849 (Juan de Yeregui). Los rótulos de altitud se colocaron en 1844. En el suelo de plaza hay otra placa que recuerda el lugar donde confluían los 3 burgos medievales.

PLAZA DE LOS BURGOS

Antiguamente, aquí se encontraba el Mercado (hoy vuelve a estar, pero en un edificio propio, el Mercado de Santo Domingo). Se le llamaba la Plaza de Abajo o de las Carnicerías, para distinguirla de la Plaza de Arriba o de la Fruta. En el suelo de la plaza hay un plano de los 3 burgos medievales, junto a las fuentes con los escudos de la Navarrería, San Cernin y San Nicolás.                                                      

SAN SATURNINO

Hasta el s. XIX se llamó calle de las Bolserías, ya que desde el s. XVI estuvo el gremio de guanteros y bolseros creado al abrigo de la parroquia de San Saturnino.

PLAZA DE SAN FRANCISCO

En el s. XVI se construyó en ella la Iglesia del Convento de los Franciscanos, la Cárcel y el Consejo Real, quedando entre ellos una estrecha Belena de San Francisco (se usaba como estercolero). La Iglesia se derribó  en 1849 y en su lugar se construyeron las Escuelas Municipales (desde 1905). En 1909 se destruyeron las antiguas Cárceles Reales y el Consejo Real (entonces era Audiencia Territorial)

MONUMENTO A SAN FRANCISCO DE ASÍS

Antes del monumento a San Francisco estuvo la "Mari-Blanca" que hoy se encuentra en la Taconera. Fue realizado por el escultor Argaya en 1927. La tradición dice que el santo iba haciendo el Camino de Santiago cuando llegó a Pamplona, que se hallaba envuelta por las guerras entre los burgos. El santo hizo de pacificador (las placas de bronce nos lo recuerdan). Anteriormente, la estatua ocupaba el centro de la plaza, pero tras la construcción del parking subterráneo se desplazó al lado de las escuelas. También tras la construcción de dicho parking aparecieron restos de las antiguas murallas que separaban al Burgo de San Cernin de la Población de San Nicolás.

SAN MIGUEL

Antiguamente se llamó Belena de la Población. Tras el Privilegio de la Unión se llamó Belena de las Zapaterías. En el s. XVIII se llamó Belena de San Miguel. El nombre de la calle viene del antiguo Hospital de San Miguel (hacía esquina con la calle San Gregorio), hospital existente desde el s. XIV y que en el s. XVII tenía dos casas (una para que durmieran los traseúntes y otra en la que tenían habitación gratuita 12 viudas).

SAN GREGORIO

Calle principal del Barrio de las Torredondas (torres redondas), barrio más populoso dentro de la Población de San Nicolás, que comprendía las calles Ciudadela, San Antón, San Miguel y San Gregorio. Los vecinos de este barrio eran muy aficionados a jugarse los cuartos (en 1731 se les prohibió el juego). Desde el s. XVIII se le llamó Calle de San Gregorio porque el patrón del barrio era San Gregorio Magno.

SAN NICOLÁS

En el s. XII se construye la Población de San Nicolás y los "tecenderos" o tejedores se agrupan con los torneros en el Barrio de las Tecenderías. En el s. XV se llamó calle de las Tornerías. En el s. XVIII se le puso el nombre actual porque el patrón del barrio era San Superio y su capillita estaba estropeada y su imagen deteriorada y la gente preguntaba quién era el santo que representaba aquel bulto, por lo que el prior hizo que cambiaran de santo y colocó al propio San Nicolás.
- Las "escalericas de San Nicolás" comunican la Plaza del Castillo con San Nicolás. En 1535 se tiró una casa de las Tornerías para comunicar la entonces Plaza del Castillo Viejo con el Barrio de las Tornerías. A finales del s. XIX se sustituyó la rampa por las escaleras y hoy están ambas conjuntas.
- La  Plaza de San Nicolás fue antiguamente el cementerio de la Población de San Nicolás. Recientemente, hace pocos años, se han encontrado restos humanos a raíz de la instalación de los contenedores de basura soterrados que se hallan ubicados en esta plaza.