- La Media Luna

HISTORIA

EN LA ANTIGÜEDAD

Antiguamente el topónimo era “Obietagaña” (sobre o encima de las fosas), concepto perfectamente aplicable a la zona, si  tenemos en cuenta que existieron en ella vestigios de un antiquísimo cementerio visigodo.


El paraje también se llamó antiguamente “la Millera” (algunos piensan que este nombre se remonta al s. XII), por ser éste el lugar destinado a la trilla.


No obstante, también se le conoce con el nombre de “Argaray” (“garay” = altiplanicie), es decir, altiplanicie sobre el Arga. Para Baleztena comprendía los terrenos situados entre la Avenida de la Baja Navarra y las “eras” de la Media Luna, desde la Puerta de San Nicolás (hoy Avenida de San Ignacio) hasta la Ripa de Beloso ( “Ripa” = cuesta, y, “Beloso” = precipicio profundo). Desde 1318 hay datos documentales del topónimo “Argaray” (en 1398,   Carlos III vendió una finca en este lugar).

Lo cierto es que desde aquí hay un gran paisaje, por lo que ya era “paseo de recreo de las gentes” en 1608. La Media Luna de San Bartolomé se estaba construyendo en 1731, lo mismo que el Rebellín de los Reyes y los Baluartes bajos de Guadalupe y el Pilar. De aquí le viene el nombre actual al parque, y no de la forma curva que ofrecen los miradores (como mucha gente todavía cree). El Fuerte o Media Luna de San Bartolomé era conocido en el s. XVIII como  “El Bonete”, fortificación destacada de la plaza para ampliar los fuegos de la ciudad hacia el valle del Arga, meseta de Argaray y colina de Mendillorri. Durante la guerra de la Independencia, los sitiadores españoles se aventuraban a depositar mensajes en las inmediaciones de esta luneta invitando a los soldados franceses a la rendición.

EN EL SIGLO XX

En 1912 D. A. Gabé es autorizado para proyectar el Segundo Ensanche con un año de plazo; para ello debían ser derribadas las murallas, pero a cambio de unas contrapartidas: pago de 1.800.000 pesetas al Ramo de Guerra, y, cesión de una franja de terreno para construir un camino de ronda por motivos defensivos. El proyecto pasa a manos de Arteaga, quien proyecta el ensanche de forma muy semejante (crecimiento hacia el sur). El 25 de julio de 1915 se inicia el derribo de las murallas (Baluarte de la Reina). En 1917 se aprueba definitivamente el proyecto de Serapio Esparza. En 1920 se coloca la 1ª piedra del Segundo Ensanche, que supuso el derribo de las murallas desde la Ciudadela hasta la Media Luna de San Bartolomé. En 1921 se derriba la media luna de la Tejería para poder construir una nueva plaza de toros (ésta es inaugurada en 1922, previo derribo de la antigua). Esta media luna de la Tejería y la de San Bartolomé protegían el Baluarte de la Reina. Los límites del parque son las calles Arrieta, Media Luna, Avenida de la Baja Navarra, Ripa de Beloso y media luna de San Bartolomé.

En 1922 se construye el Parque de Desinfección (perrera) y el garaje de coches mortuorios en la trasera de los corrales de la nueva plaza de toros.

LAS OBRAS DEL PARQUE

Este parque fue adecentado de su estado natural en 1932-1933 y en 1935, en que se construye un muro de contención sobre la Ripa de Beloso, sobre el que se apoya la actual cornisa que perimetralmente recorre el borde del escarpe desde la Cuesta de Beloso hasta la media luna de San Bartolomé. En 1937 se aprueban las obras para formar el actual parque y se habilitan solares para construir “Hotelitos” (viviendas unifamiliares, entre las que destaca el antiguo “Chalet de los Izu”), proyecto que ejecutó Víctor Eusa. Este diseño es afortunado, ya que resuelve el encuentro del tejido regular de las manzanas del Ensanche con el borde curvo de la meseta de Pamplona, a través de albercas, pérgolas, arbolado, setos, esculturas, etc., recursos del jardín clásico e hispano-árabe. Hay partes, como el ámbito previo al parque propiamente dicho (acceso desde la calle Arrieta, y la alberca en cruz y con distribución radial), que articulan la zona más profunda del parque con el resto (accesos de las calles San Fermín, Media Luna y la alberca longitudinal y el paseo de cornisa). Tiene también una serie de dotaciones: pequeño quiosco para la música (hoy desaparecido), y edificio complementario (refugio, bar, aseos generales). En 1943 se reconstruye la media luna de San Bartolomé, habilitando su perímetro como parque infantil. En 1958 se construye el nuevo Parque Municipal de Bomberos, que sería renovado y completado en sus instalaciones en 1978 y 1979. En 1959 se construye el Monumento a Sarasate cerca del refugio. En 1985 se produce la restauración del Parque de la Media Luna.  Desde  el mirador se ven los hortelanos de la Magdalena y caballos pastando.

JARDINES

Situado en el Segundo Ensanche, sobre la Ripa de Beloso, es usado por los pamploneses desde el s. XVII como lugar de esparcimiento. Hasta principios del s. XX se mantuvo en su estado natural, pero es en los años 30 cuando se produce su acondicionamiento. El parque actual, realizado según proyecto de Víctor Eusa, es una interpretación del jardín árabe de albercas, fuentes y setos recortados.

Entramos en el jardín entre castaños de Indias, plátanos de paseo, cedros, almez y álamos blancos. Junto a la pista de patines hay una catalpa con  sus largos frutos colgantes, palmeras con hojas de abanco, sófora y algunos olmos. Un poco alejada del conjunto, se encontraba la paulonia (hoy desaparecida, con sus grandes flores azuladas en el mes de mayo). La plaza de Sarasate está rodeada de arces negundos. La pérgola está adornada por rosales. El árbol del amor y el árbol de los tulipanes contribuyen a embellecer el jardín.  Los setos están formados por arbustos de hoja perenne y lustrosa como el boj y el aligustre. Desde el paseo de plátanos que rodea el parque, se domina el río Arga con sus bosques en galería y las huertas de la Magdalena. Al frente, el Monte San Cristóbal limita el horizonte.

MONUMENTOS

- Monumento a Sarasate:   obra del arquitecto Cándido Ayestarán y del escultor Eduardo Carretero. Se inauguró en 1959. En la parte de atrás hay representadas: dos mujeres; un ángel con corona de laurel y un ala, cota de malla, un testigo en la mano derecha, espada y cadenas en la mano izquierda; y, otra mujer sentada tocando el arpa.

- Crucero:   de factura moderna y gemelo de los que podemos ver en los puentes de San Pedro y Santa Engracia y en el camino al Club Natación. El crucero tiene el Escudo de las Cinco Llagas.

- Monumento a Hemingway:   frente a la plaza de toros. Este escritor norteamericano, Premio Nobel de literatura, dio a conocer internacionalmente los Sanfermines a través de su célebre novela “Fiesta” (“The sun also rises”). El monumento fue realizado por el escultor Luis Sanguino e inaugurado el 6 de julio de 1968 en un acto que contó con la presencia de la viuda de Ernest Hemingway, Mary. La obra consiste en un gran bloque de piedra rematado por una cabeza de bronce del novelista americano que es representado como presenciando una corrida de toros, apoyados los brazos en el muro que separa la localidad de barrera del callejón.              

EDIFICIOS

- Chalet de los Izu:   este elegante palacete fue construido en 1955 junto al Parque de la Media Luna. Hoy es el Centro Navarro de Encuentros Profesionales y sede de colegios oficiales (médicos, odontólogos, veterinarios y economistas).

- Seminario de San Miguel:   presidido por una imponente cruz de hormigón y vidrio en el centro de la fachada principal. Es obra de Víctor Eusa (1936), quien lo hizo utilizando sus materiales predilectos (ladrillo rojo, hormigón y paños enfoscados pintados). Durante la Guerra Civil se usó como hospital militar para volver luego a su uso eclesiástico original. Actualmente ocupan sus inmensos espacios interiores el Centro Superior de Estudios de Teología, una residencia de estudiantes universitarios, otra de sacerdotes y el seminario propiamente dicho (hoy con tan sólo varias decenas, cuando llegó a acoger a más de un millar de seminaristas).

- Plaza de Toros:   es el segundo coso taurino de España (19.529 localidades), tan sólo superado por el de las Ventas. Es propiedad de la Casa de la Misericordia. Se inauguró en 1922, y en 1967 se amplió con un tercer graderío alto. Antiguamente la plaza de toros estaba detrás de la Plaza del Castillo, pero la construcción del Segundo Ensanche obligó a su traslado.

CURIOSIDADES

- Cuesta “rompeculos”:   los críos de principios del siglo XX se tiraban por el barranco que comunica el parque de la Media Luna con el río como si fuera un tobogán. Se trata de la bajada que hay hacia el Club Natación por debajo de la plaza de toros.

- Montañas de Navarra:   en los años 30 se construyeron montículos de tierra a modo de maqueta en la que se representaba el relieve de los montes de Navarra. No duró mucho por ser de tierra y por jugar los críos sobre ellos destrozándolos.

- Fuegos artificiales:   en tiempos, desde el fuerte de San Bartolomé, tiraban los cohetes en Sanfermines. 

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LAS FORTIFICACIONES DE PAMPLONA

En el año 2011 se acaba de inaugurar el Centro de Interpretación de las Fortificaciones de Pamplona, ubicado en el Fuerte de San Bartolomé, dentro del conjunto de los Jardines de la Media Luna. Este nuevo centro de interpretación está dividido en diferentes apartados: estrategias de defensa, el lado humano, evolución de las murallas y Pamplona y el mundo. Cada uno de estos bloques temáticos puede contemplarse dentro de las diferentes bóvedas a prueba de bomba (casernas) que forman parte del fuerte de San Bartolomé. En la caserna en la que se pueden conocer las diferentes estrategias defensivas, existe una pantalla en la cual se ofrece una proyección de ocho minutos de duración con información técnica sobre las diferentes estrategias de defensa. En la caserna referente al lado humano, hay una pantalla en la que un personaje es el vehículo que ofrece información al visitante. En la caserna dedicada a la evolución de las murallas, se proyecta un vídeo de unos diez minutos sobre un gran mural de ocho por tres metros titulado “Pamplona, plaza fuerte”; también puede verse una gran fotografía aérea de la ciudad actual. En la caserna dedicada a Pamplona y el mundo, se puede observar la relación de Pamplona con otras fortificaciones en el mundo.