3430 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

- Río Sadar


DATOS GENERALES

El río Sadar nace en las sierras de Aranguren y Tajonar y drena una cuenca de 70 km2. Tiene una longitud de 19 km, desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Elorz. Popularmente, al río Sadar se le conoce como “río al revés”, debido a que lleva más agua al principio que al final de su trazado. Su caudal anual medio es de 12 Hm3. Ha sufrido crecidas que han llegado a inundar el campus de la Universidad de Navarra (2007). De los apenas 3, 7 kilómetros de recorrido que tiene el río Sadar por el término municipal de Pamplona (una tercera parte del que tiene el Arga), la mayor parte (2,6 km) transcurre junto a las tres universidades: la UNED y la Universidad Pública de Navarra primero, y la Universidad de Navarra en su tramo final, antes de desembocar en las aguas del Elorz. Frente a las importantes inversiones realizadas en el Arga (el río por excelencia de Pamplona), el Sadar ha recibido menos apoyo institucional, pero cuenta con el apoyo incondicional de las universidades. El río Sadar llega a Pamplona a escondidas, por uno de los laterales del polideportivo de la UPNA y por detrás de la residencia de estudiantes. Es posible acompañar al río en su entrada al término municipal por un amplio paseo adornado con una barandilla.

El primero de los puentes del Sadar en Pamplona es el conocido como Ugaldeta (junto a las aguas), por el que circulan los vehículos que se dirigen a Lezkairu por la nueva calle Adela Bazo. A unos pocos metros se encuentra el segundo puente, el de Arrosadía, por el que se accede a la ciudad a través de la carretera de Tajonar. Al otro lado del puente, el río Sadar entra en el campus de la Universidad Pública.

EL SADAR EN LA UPNA

Una pradera arbolada sirve de bienvenida al paseante que puede caminar por la acera de la calle Sadar, con el cauce del río a su derecha y a unos 4 metros por debajo de la calzada. En seguida aparece el conocido como puente del Rectorado que permite entrar al recinto universitario. La acera continúa en paralelo al cauce y aparece amueblada con siete bancos hasta llegar al parking universitario. Allí se encuentra una nueva pasarela, ésta exclusivamente peatonal, a la altura del campo de fútbol. El seto que delimita el paseo del profundo cauce se convierte al final en una malla en bastante mal estado. El río toma un pequeño desvío hacia la derecha, y más adelante una nueva pasarela peatonal cruza el Sadar desde el parking hasta la universidad y permite seguir el paseo junto al cauce.

LA ZONA INDUSTRIAL

Tras el campus de la UPNA, el río cruza la que ha sido hasta hace poco una zona industrial. Aquí el río se vuelve más sombrío y menos cuidado. Poco después, el río pasa por debajo del puente del Sadar para salir al lugar donde hasta hace poco se localizaba la fábrica de embutidos del “Pamplonica”, convertido ahora en un solar de piedras y tierra. Recordemos que hasta hace poco el río pasaba por debajo de dicha fábrica. Aquí el cauce está bastante sucio, hasta que llega a la avenida de Zaragoza. En mayo de 1968 comenzó una nueva ampliación del conocido como puente del Mochuelo, en la avenida de Zaragoza, frente a la hoy ya desaparecida fábrica del “Pamplonica”. En esa ocasión su anchura pasaba de 8 a 16 metros. Actualmente queda oculto bajo dicha avenida. Al otro lado de esta avenida se encuentran los viveros municipales y a continuación el río entra en la UN.

LLEGADA A LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El puente de la avenida de Navarra marca la entrada del río Sadar en el campus de la UN y el inicio del camino peatonal que discurre en paralelo a la carretera, por su derecha. Llegamos hasta el puente del polideportivo, conocido como puente de Otsandazubia. El cauce del río se va ensanchando a partir de aquí y también se deja oír. En este punto el lecho coincide con el trazado de la cañada real de las Provincias y el camino está iluminado con farolas. A la altura de la Escuela de Arquitectura el Sadar se esconde bajo la explanada de acceso al edificio, durante unos 180 metros de recorrido. Un poco después, encontramos el puente de acceso al comedor universitario. El cauce, a partir de este punto, se aprecia sin dificultad y continúa rodeado de pequeñas laderas de césped bien cuidadas y limpias. Casi al final de su trazado, el río pasa por debajo del puente nuevo de Acella Landa (para los coches) y del puente de Acella Landa. Este último puente es peatonal y es también la salida del Camino de Santiago de nuestra ciudad. El límite del campus universitario lo marca un cartel en el que se agradece al paseante su visita al campus y un bosque de maleza que esconde una pequeña huerta casi al borde de la avenida de Aróstegui. Apenas unos metros más adelante el Sadar desemboca en el río Elorz y ya juntos entran en Echavacoiz.