3347 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

RECORRIDOS‎ > ‎Ruta de las Murallas‎ > ‎

- Fuerte de San Bartolomé


    Está enclavado en el actual parque de la Media Luna. Antiguamente el topónimo era “Obietagaña” (sobre o encima de las fosas), concepto perfectamente aplicable a la zona, si  tenemos en cuenta que existieron en ella vestigios de un antiquísimo cementerio visigodo. El paraje también se llamó antiguamente “la Millera” (algunos piensan que este nombre se remonta al s. XII), por ser éste el lugar destinado a la trilla. No obstante, también se le conoce con el nombre de “Argaray” (“garay” = altiplanicie), es decir, altiplanicie sobre el Arga. Para Baleztena comprendía los terrenos situados entre la Avenida de la Baja Navarra y las “eras” de la Media Luna, desde la Puerta de San Nicolás (hoy Avenida de San Ignacio) hasta la Ripa de Beloso ( “Ripa” = cuesta, y, “Beloso” = precipicio profundo). Desde 1318 hay datos documentales del topónimo “Argaray” (en 1398, Carlos III vendió una finca en este lugar).

                Lo cierto es que desde aquí podemos contemplar un magnífico paisaje, por lo que ya era “paseo de recreo de las gentes” en 1608. La Media Luna de San Bartolomé se estaba construyendo en 1731, lo mismo que el Rebellín de los Reyes y los Baluartes bajos de Guadalupe y el Pilar. De aquí le viene el nombre actual al parque, y no de la forma curva que ofrecen los miradores (como mucha gente todavía cree). El Fuerte o Media Luna de San Bartolomé era conocido en el s. XVIII como  “El Bonete”, fortificación destacada de la plaza para ampliar los fuegos de la ciudad hacia el valle del Arga, meseta de Argaray y colina de Mendillorri. Durante la guerra de la Independencia, los sitiadores españoles se aventuraban a depositar mensajes en las inmediaciones de esta luneta invitando a los soldados franceses a la rendición.

                En la actualidad se está construyendo un Centro de Interpretación de las Murallas en el Fuerte de San Bartolomé que verá la luz en breve.