3343 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

- Universidad Pública de Navarra

La Universidad Pública de Navarra fue creada por el Parlamento de Navarra en 1987,. Su crecimiento desde entonces ha sido fulgurante. Hoy cuenta con más de 10.000 alumnos que habitan un moderno campus diseñado en Arrosadía por el arquitecto navarro Francisco Javier Sáenz de Oiza. Su enorme Biblioteca es, sin duda, el edificio emblemático del complejo docente en el que el 91% de los alumnos son navarros. Actualmente se pueden cursar 20 titulaciones distintas

Apertura paralela

Cada mes de noviembre, los alumnos de la Universidad celebran su propia “apertura” de curso en un acto que se ha consolidado ya y que trasciende el ámbito universitario hasta convertirse en un día de fiesta ya habitual y esperado por todos los jóvenes de la ciudad. Una carpa levantada en el aparcamiento del Aulario acoge los actos y la música, que se prolonga casi 24 horas. En los últimos años la fiesta se ha trasladado al Sadarcillo, junto al campo de fútbol que se haya ubicado frente a la UPNA.

La Universidad de la reforma

La UPNA es la primera de las universidades españolas creada y organizada al amparo de la Ley de Reforma Universitaria (LRU), que adopta el modelo sajón de los departamentos en lugar de las tradicionales facultades.

Un campus como el Paseo de Sarasate y orientado a la Higa de Monreal

El campus está situado en Arrosadía, al sur de la ciudad. Ronda los 240.000 m2. Sáenz de Oiza quiso imitar la estructura del Paseo de Sarasate incluso en sus dimensiones: la Biblioteca hace las veces del Palacio de Navarra y el Rectorado las del antiguo Palacio de Justicia (hoy Parlamento de Navarra). Cuenta con seis edificios departamentales, un Aulario, la sede de Administración y Gestión, y el Rectorado. Todas las líneas de fuga conducen a la Higa de Monreal, emblemática cumbre de la Cuenca de Pamplona.

Aulario

Fue el primero de los edificios que se construyeron en el campus, y el más emblemático hasta que vio la luz la Gran Biblioteca. Alberga 124 aulas de clases, la cafetería y los comedores.

La gran Biblioteca

Es el edificio más importante del campus. Dispone de 746 puestos de lectura y 200.000 volúmenes. Su bóveda tamiza la luz que ilumina toda la nave interior de lectura y consulta. Como centro del saber, los demás edificios se sitúan a sus lados.

Cien especies de los cinco continentes

Los jardines del campus incluyen cien especies de árboles de los cinco continentes. Saliendo del Aulario en dirección al rectorado están los jardines de América (secuoya, acacias, magnolios…), África (palmera, abeto de Libia, cedro del Atlas…) y Oceanía (eucaliptos), entre los tres edificios departamentales. Justo enfrente, al otro lado de la Biblioteca, tienen su sitio los árboles asiáticos (árbol de las pagodas, avellano turco) y europeos. También hay una representación de la flora de las distintas zonas climáticas de Navarra.

Museo al aire libre

            El campus es también un pequeño museo de escultura al aire libre. Hoy acoge 16 piezas  de autores navarros actuales. Salvo tres instaladas en interiores, las demás decoran los jardines y paseos entre edificios, y están al alcance de cualquier visitante. La muestra se irá renovando próximamente. Además, la actividad artística de la UPNA se completa con la sala Carlos III, situada en el centro de la ciudad, y por la que han pasado algunos de los nombres más representativos de la plástica contemporánea española. Jorge Oteiza, el genial escultor vasco, dedicó una escultura titulada “Homenaje a Sáenz de Oiza” a su amigo, el arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza, autor del diseño del campus. Es la pieza estrella de una colección de arte navarro contemporáneo que ya tiene 16 obras, la mayor parte al aire libre.