3431 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

- Universidad de Navarra

La Universidad de Navarra (UN), obra corporativa del Opus Dei fundada en 1952, reúne cada año en Pamplona a 15.000 estudiantes de toda España repartidos en casi 30 especialidades. Goza de un enorme prestigio entre la comunidad educativa de todo el país por su labor pedagógica r investigadora. Además de su fama como centro educativo, uno de los mayores atractivos para el visitante es su magnífico campus de más de un millón de metros cuadrados abierto a la ciudad.

Medalla de Oro de Navarra

Más de 52.000 alumnos habían pasado por la UN durante sus 45 años de existencia cuando el Gobierno de Navarra quiso reconocer esa trayectoria y su contribución al desarrollo de la Comunidad Foral concediéndole el máximo galardón institucional en 1997.

San Josemaría Escrivá de Balaguer

Nacido en Barbastro (Huesca) en 1902 y fundador del Opus Dei en 1928, fue también fundador y Gran Canciller de la Universidad de Navarra hasta su fallecimiento en 1975. Durante toda su vida contribuyó a la expansión de este instituto religioso que hoy cuenta con 60.000 miembros en 80 países de todo el mundo. En 1992 la Iglesia Católica lo nombró beato y el 6 de octubre de 2002 fue canonizado por el Papa Juan Pablo II, y cuya fiesta litúrgica se celebra el 26 de junio. En el patio interior del Edificio Central hay una escultura que representa al fundador de esta universidad.

Otros campus

La mayor parte de los edificios y estudios de la UN tienen su sede en Pamplona, pero también cuenta con campus en Barcelona (Instituto de Estudios Superiores de Empresa), San Sebastián (Escuela de Ingenieros Superiores Industriales) y Madrid. En total, en los cuatro campus se imparten 27 titulaciones y 300 programas de postgrado.

Edificio Central

Construido en 1960, es el más antiguo del campus y el más emblemático. Es sede del Rectorado, del Aula Magna y de los servicios generales. De línea clásica y sobria, destacan su patio interior acristalado y la planta noble, si bien ésta no se puede visitar libremente. En la planta sótano están el legado fotográfico de Ortiz Echagüe y varias salas decoradas con objetos periodísticos antiguos. Una de ellas, para entrevistas y visitas, simula con exactitud el interior del compartimento de un tren antiguo. El reloj del Edificio Central reproduce la melodía del “Big Ben” londinense cada 15 minutos.

Edificio de Ciencias Sociales

Elogiado y premiado, es una de las construcciones más recientes y originales. Su línea hermética en cemento gris rompe con el estilo general de los otros edificios, pero lo más importante son sus equipamientos: estudios de radio y televisión, aulas dotadas de conexiones para ordenador…

Biblioteca de Humanidades

Situada junto al Edificio Central, es otro de los veteranos del campus. Alberga 752.000 volúmenes y constituye una de las colecciones universitarias más importantes de España. Junto a ella, se construyó en el año 2000 un nuevo y moderno edificio de seis plantas con capacidad para 3 millones de libros.

Legado Ortiz Echagüe

El legado fotográfico de Ortiz Echagüe (1886-1980) constituye el tesoro más valioso del Edificio Central. Se trata del legado de uno de los fotógrafos españoles más importantes de la historia. Son más de 18.000 negativos y 3.000 fotografías reveladas al carbón directo. No obstante, gracias a una base de datos digitalizada preparada por la UN, es posible consultar y admirar el legado gráfico y documental de Ortiz Echagüe en cualquier momento. La colección se encuentra en la planta sótano.

Colección Lecároz

El interior del edificio de Ciencias alberga la mayor colección de animales disecados de Navarra. Donada en 1990 a la UN por el colegio de Lecároz, en ella está representada la mayor parte de la fauna navarra. Cuenta con piezas en extinción, como un lobo de 1902, pero también con una anaconda de 9 metros, animales con malformaciones, 8.000 fósiles y minerales, y 700 aves. En total, 66 vitrinas abiertas al público.

Un Campus privilegiado

Sus 400.000 m2 de pradera, 43.000 árboles y arbustos y sus 37 especies de aves fijas y migratorias hacen del campus de la UN una de las principales zonas verdes de la ciudad. Diseñado a imitación de las universidades anglosajonas, está cruzado de este a oeste por el río Sadar. Por su carretera principal no se puede circular a más de 30 km/h. Alberga 24 edificios. Entre su flora destacan ejemplares de secuoya, arce, serval de los cazadores, tilo, chopo lombardo, árbol de Judea, abeto, thuya, cedro, sauce, hierba de la Pampa o ginkgo bilova. Una joya en expansión.