- Palacio de Navarra


Vídeo de YouTube


Vídeo de YouTube


Vídeo de YouTube



        Se construyó de 1840 a 1856 sobre el antiguo solar ocupado por el Convento de las Descalzas más un pequeño terreno junto a la Basílica de San Ignacio. Lo hizo José de Nagusia, Arquitecto Director de Caminos, en estilo neoclásico.

                JARDÍN

                Entre la construcción primera y más antigua del s. XIX y la ampliación de los años 1930 se edificó en 1896 el Archivo Real y General de Navarra, cuya fachada da al jardín del palacio, que puede observarse desde la Avenida de San Ignacio, de la que le separa una verja. La Secuoya fue plantada en el invierno de 1855-1856 y en 1933 le cayó un rayo; hoy tiene algo más de 36 metros de altura.

                FACHADA PRINCIPAL

                En el frontón aparece una alegoría de Navarra realizada por Fructuoso Orduña (escudo flanqueado por un tipo montañés y un ribero). En la planta noble aparecen las figuras de Sancho el Mayor y de Sancho el Fuerte (obras de Fructuoso Orduña). Esta fachada conserva algunos impactos de metralla del bombardeo aéreo republicano en 1937.

                FACHADA DE CARLOS III

                La hicieron los hermanos arquitectos José y Javier Yárnoz Larrosa en los años 1930. En el frontón aparece una matrona (Navarra) con la agricultura, la ganadería, la industria, el comercio, las bellas artes y las armas, obra de Orduña.

                ZAGUÁN Y PATIO

                Entrando por la puerta principal, frente al Monumento a los Fueros.

                ESCALERA PRINCIPAL

                De los extremos del zaguán arrancan dos suntuosas escaleras gemelas. La escalera de la derecha tiene dos tapices del s. XVII de Franz Van Der Hecke (Arca de la Alianza y Triunfo de la Iglesia) más los pendones con las armas de la Casa de Champaña, de Juan II de Aragón y del Príncipe Carlos de Viana. La escalera de la izquierda con 2 tapices del mismo autor anterior (Triunfo de la Eucaristía y Triunfo de la Fe Católica) más los pendones de Sancho Abarca, Alfonso el Batallador y Casa de Evreux. En los rellanos de las escaleras aparecen parejas de armaduras más las banderas de algunas ciudades, valles y villas del antiguo reino.

                GALERÍAS

                Con 155 escudos heráldicos de los municipios que mandaron, en los años 1950, por carta la información para poder realizarlos (Casa Maumejean de San Sebastián).

                VITRINA DE HONOR

                Dentro tiene: banderín de la Columna de Somosierra; reproducción de la fórmula del juramento de guardar los Fueros reyes y virreyes; tres urnas de plata del s. XVII para las votaciones de las antiguas Cortes; dos mazas de plata del s. XVII (8 kg. cada una) que acompañan a la corporación en los actos oficiales; uno de los Códices Forales (hoy en la cámara de seguridad del Archivo) y un águila en bronce dorado que estuvo en el Salón del Trono donde hoy está el pendón de Las Navas.

                ANTECÁMARA DEL SALÓN DEL TRONO

                Enorme cuadro del Príncipe de Viana (copia de Verdugo Landi del original de Moreno Carbonero), más un tapiz de Frank Van Der Hecke (Bruselas) que representa a Elías y el ángel.  

                SALÓN DEL TRONO

                - Techo:   pintado por Azparren. Alegoría de Navarra que mira al templo de la sabiduría, se apoya en sus armas y fueros y lanza palmas al progreso, acompañada por las 4 virtudes cardinales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza).

                - Tercer Cuerpo: este cuerpo es un esquife que une los muros al techo y está compuesto por agrupaciones de medallones unidos por guirnaldas en las que se apoyan las armas de las ciudades y villas más notables del antiguo reino por su antigüedad y su historia (Pamplona, Olite, Tudela, Tafalla, Estella, Sangüesa, Puente la Reina, Aoiz, Viana, Lumbier, Cascante, Corella, Monreal y Los Arcos). Los 10 medallones ostentan bustos en relieve de hombres como San Fermín, San Francisco Javier, don Martín Zalba (cardenal y obispo de Pamplona), don Joaquín Javier Úriz (obispo), el Padre José Moret (analista de Navarra), el doctor Azpilcueta, el Príncipe de Viana, Miguel Anchieta (escultor de la sillería del coro de la catedral de Pamplona), Martín Pérez d´Esteilla (arquitecto y director de obras reales en 1389) y don Pedro de Navarra (mariscal jefe del partido agramontés, muerto en 1471 en la puerta llamada de la traición). La escultura es de don Carlos Imbert.

                - Segundo Cuerpo:   pinturas de Espalter, Aznar, Corona, Ferrant y Mendoza. Galería de retratos de los reyes de Navarra desde su origen (don García Jiménez e Íñigo Arista) hasta Carlos II el Malo y Carlos III el Noble. Forman 10 agrupaciones separadas por heraldos de armas en relieve (maceros). Hay también dos cuadros en los testeros del salón representando el alzamiento sobre el pavés de don García Jiménez y la batalla de las Navas de Tolosa.

                - Primer Cuerpo:   en las sobrepuertas hay cuadros de los pintores anteriores representando 8 escenas notables de la historia de Navarra: descubrimiento de las reliquias de San Fermín, liberación de Carlos II el Malo de la prisión del castillo de Allens, batalla de Roncesvalles, Privilegio de la Unión, batalla de Olast, pago del tributo a Sancho el Mayor por los reyes moros, sesión de las Cortes de Navarra y testamento de Sancho el Mayor. En este cuerpo hay también un zócalo de mármoles y encima un empilastrado.

                - Alumbrado:   hay 2 arañas más 12 candelabros de pared.

                - Pavimento:   de taracea de maderas finas de la Casa Laurent de París. En el centro están las armas de Navarra. Son maderas embutidas a presión al igual que un puzzle, y si se soltara una de ellas, el resto se desarmarían como un puzzle.

                - Menaje:   colgaduras de terciopelo carmesí en puertas y balcones. El trono con su estrado está compuesto por: un dosel, dos sillas,  la copia del pendón de las Navas de Tolosa (el original está en el monasterio de las Huelgas, en Burgos) y un tramo de las auténticas cadenas de Sancho el Fuerte (éstas estuvieron primero en el monasterio de Irache y hoy se hallan enmarcadas y puestas en forma de N en el Archivo). Además hay       8 espejos y 4 consolas cubiertas con mármol de Carrara.

                CAPILLA



                Se accede a ella por una puerta lateral (a la izquierda) del Salón del Trono. Antiguamente fueron las habitaciones privadas reales en sus visitas oficiales a Pamplona. La forma actual es de Víctor Eusa (1952) más Alfredo Surio. Retablo barroco con San Fermín y San Francisco Javier (ambos copatronos de Navarra), y, en medio la reproducción de Santa María la Real. Este retablo fue construido mediante el ensamblaje y adaptación de 2 retablos churriguerescos de la iglesia de Santa María de Ujué. Techo con artesonado. A los lados del altar, en lugar preferente, están los sitiales de roble para la corporación (son 8, 7 para los Diputados Forales y 1 para el Secretario de la Corporación). Vidrieras con sellos medievales de obispos, monasterios y conventos navarros dibujados por Surio sobre originales conservados en los archivos. El altar de la capilla tiene un frontal de plata con las armas de Navarra. Anualmente, el Ángel de Aralar efectúa su visita a esta capilla.

                SALÓN ISABELINO

                Se encuentra ubicado a la derecha del Salón del Trono y es después de éste el que mejor ha conservado el estilo original. Antes se le llamó Salón Amarillo. En las paredes hay 3 cuadros: Retrato de Fernando VII (de Federico Madrazo) con el Toisón de Oro y las cruces Laureada y de Carlos III, Retrato de Isabel II niña con la orden de Carlos III (de Esquivel) y Retrato de Isabel II adolescente (de Madrazo). Hay una cocinilla francesa de mármol con un reloj y unos candelabros, a cuyos lados hay sendas consolas de madera dorada; sobre éstas y la chimenea, hay 3 espejos sobre los que está el escudo de Navarra.  Sillería isabelina. Pavimento de taracea. La misión de este salón era la de servir de despacho a los reyes  cuando venían a Pamplona. Comunica con el despacho y antedespacho de la Vicepresidencia.

                SALÓN DE SESIONES

                Se llega hasta aquí desde la galería este, tras pasar una Antesala con un bargueño renacentista de nogal y cajonería decorada con columnas y frontoncillos (este tipo de muebles disponían de un cajoncillo secreto para papeles confidenciales); cuadros flamencos de Peter Sion (narración bíblica de José vendido por sus hermanos).

                La Sala de Sesiones estuvo antiguamente en el actual comedor (parte sur) recibiendo luz de una galería encristalada. En la sala actual hay una serie de pinturas murales: Alegoría de Navarra (de José María Sert); a ambos lados Montaña y Ribera (de Gustavo de Maeztu); sobre la puerta de la Antecámara están las Predicaciones de San Francisco Javier en el Lejano Oriente y comisionados del reino presentando el memorial de agravios ante Carlos V en el Cerco de Nantes; en la parte de los balcones están los caballeros que van a jurar al santuario de Ujué, el Proceso inquisitorial al Arzobispo de Toledo Fray Bartolomé de Carranza y la insaculación o sorteo de cargos municipales con el fondo de la Plaza del Coso de Viana (todos ellos de Maeztu). Sobre la chimenea hay un reloj (con alegoría de la Justicia que representa la Ley Paccionada de 1841) y candelabros. El techo tiene un artesonado de madera de nogal formando diferentes combinaciones de a cuatro con los escudos de armas medievales (Sancho el Sabio, Sancho el Fuerte, Casa de Champaña y Casa de Evreux y también la Casa de Aragón). Del techo cuelgan 2 lámparas de metal dorado de 48 luces. El zócalo de la sala es de madera.

                El orden de los consejeros es según la precedencia que les corresponde como titulares en cada departamento y se sientan, empezando por el Presidente que lo hace en un extremo de la mesa, a ambos lados de ésta (a la izquierda y a la derecha, alternativamente). Hoy el Presidente se sienta en el centro de la mesa, junto a la chimenea, y los Consejeros se colocan alrededor de él en la mesa siguiendo el orden protocolario. Los sillones son de terciopelo rojo y están rematados por 2 águilas doradas.

                PRESIDENCIA


                Tapiz de lana y seda que representa la batalla de las Navas de Tolosa, pintado por Ramón Stolz y tejido por Vicente Pascual (hoy valdría más de 7 millones de pesetas). Hay una serie de cuadros: Fernando VII con el Toisón de Oro y banda azul de Carlos III (de Goya: recibo en el archivo del cobro de 2000 reales de vellón; hoy está asegurado alrededor de 2000 millones de pesetas), María Isabel de Braganza esposa de Fernando VII (de Federico Madrazo) y María Cristina de Borbón esposa de Fernando VII (de Vicente López). También hay un Busto de Gayarre con las primeras notas de la Ópera “La Favorita” de Donizzetti (de Mariano Benlliure; en el Archivo se conservaba su laringe, aunque hoy se halla expuesta en la Casa Museo de Gayarre, en Roncal). Hay un bargueño de ébano con placas de marfil y, sobre él, un reloj de carrillón con motivos japoneses. También hay dos hacheros barrocos y dos jarrones de Sévres. El techo tiene un artesonado del que cuelgan dos arañas de bronce.

                SALÓN VERDE Y GALERÍA REAL


                Contiguo al antedespacho de Presidencia, con acceso desde éste y también desde el pasillo. Retratos reales (desde Felipe V hasta Carlos IV y sus respectivas esposas). La sala tiene un sofá y 12 sillas doradas y tapizadas en rosa. Hay dos consolas Luis XV y dos espejos. En el testero del salón estuvo el retrato del Marqués de San Adrián (de Goya, hoy en el Museo de Navarra) y hoy hay un espejo rococó. La mesa tiene un tablero de mármol (pesa unos 600 kg.) y encima de ella hay una sopera de plata. Esta sala también es conocida por Salón del Amejoramiento (porque aquí se realizaron las entrevistas previas a la firma de la LORAFNA). Los cuadros reales que no cabían en esta sala se colocaron en las galerías de la planta noble: Carlos IV, María Luisa de Parma, Isabel II niña, Alfonso XII, María Cristina de Habsburgo y Alfonso XIII.

                SALÓN DE PRESIDENTES

                Estos son los siguientes: Tomás Domínguez Arévalo (Conde de Rodezno), José María Arellano Igea, Miguel Gortari Errea, Félix Huarte Goñi, Amadeo Marco Ilincheta, Jaime Ignacio Del Burgo Tajadura, Juan Manuel Arza Tajadura, Gabriel Urralburu, Juan Cruz Alli y Javier Otano y Miguel Sanz. Todos ellos son obra del pintor tudelano César Muñoz Sola, excepto el de Gabriel Urralburu (obra de Pedro Manterola) y los de Javier Otano y Miguel Sanz (obras de Tomás Muñoz Asensio).

                SALÓN COMEDOR

                Acceso desde la galería sur a través de dos puertas. Chimenea con un reloj (representa a Rubens y Rembrandt). Retratos de los Reyes Don Juan Carlos I y Doña Sofía (ambos de César Muñoz Sola). Espejos isabelinos. Sillería isabelina. Hasta la reforma de 1932, este salón era el más amplio del Palacio y se le llamaba “Salón de Remates” porque en él se celebraban las subastas. Acogió importantes reuniones políticas, actos solemnes, banquetes de acogida a personalidades u otros tradicionales como el “Homenaje a la Vejez” (almuerzo ofrecido anualmente a los navarros de más edad). Recientemente se le ha agregado al comedor una sala funcional que supone una ampliación y acondicionamiento de la antigua galería encristalada que daba al jardín.