CURIOSIDADES‎ > ‎

La Rocha


    El Barrio medieval de la Rocha estaba situado en el ángulo nordeste del burgo de San Cernin, en el lugar en que hoy se halla el Museo de Navarra. Aquí se encontraba la Torre de la Rocha, cuyo origen se remonta al siglo XII cuando los francos construyen el burgo de Saint-Sernin (posteriormente de San Cernin). En el ángulo nordeste del recinto amurallado levantaron una torre llamada la Rocha. Probablemente este nombre se debe a que levantaron la torre sobre una roca o sobre un punto inaccesible que domina la escarpa del barranco.  A los muros próximos a la torre se les denominaba “murallas de la Rocha”. Entre la Galea y el Postigo de las Carnicerías (situado donde hoy está la fuente de los Descalzos), existía otra puerta en el Burgo llamado Portal de la Rocha. Esta puerta estuvo muy posiblemente donde hoy está la calle Jarauta, donde estuvo el Pasadizo del Hospital. En aquel pequeño núcleo urbano, a una de sus calles se le llamaba “calle de la Rocha”. El espacio que queda hoy libre delante de la fachada del Museo de Navarra estuvo ocupado por unas casuchas habitadas por “mujeres mundanas” o también llamadas “mujeres enamoradas”. Cuando estas casuchas desaparecieron, se celebró en ese espacio el mercado de la sal a partir de 1796.

    En la Rocha estaba el barrio de los carpinteros, además de los mazoneros (albañiles), ensambladores, cuberos y torneros. El patrón de este Barrio de las Carpinterías era Santo Tomás Apóstol, y desde el siglo XVI se ampararon también bajo la protección de San José. Era un barrio modesto que nunca progresó, teniendo que unirse al Barrio de las Carnicerías Viejas en 1783. Aquel barrio se vasconizó de tal modo que sus habitantes no conocían otra lengua que el vascuence.

    Hospital General de Nuestra Señora de la Misericordia: Aquel centro médico es el mismo que hoy funciona ampliado, mejorado y modernizado en el término de Barañáin. En la Edad Media y comienzos de la Edad Moderna existían diseminados por los barrios de la vieja Iruña varios centros benéficos llamados pomposamente hospitales. Estos eran los de San Miguel, San Blas y San Gregorio (en la Población de San Nicolás); los de Santa Catalina, Espíritu Santo o de San Lorenzo y el de la Madre de Dios o de los Labradores (en el burgo de San Cernin); y, finalmente, los de San Miguel, Magdalena, Córpore Christi, San Martín y Peregrinos de Santa Catalina (en la ciudad de la Navarrería). Todos ellos funcionaban de manera humilde con los pocos medios de las cofradías encargadas de ellos. En el siglo XVI, don Ramiro de Goñi, Arcediano de Tabla y natural de Salinas de Oro, donó dinero para construir un Hospital General y una iglesia (la que hoy es Capilla del Museo), que se levantaron en el barrio de las Carpinterías, en la Rocha. La fachada del antiguo hospital (hoy Museo de Navarra) se terminó en 1556. Cuando el dinero escaseaba, era el Ayuntamiento el que se encargaba de cubrir los gastos de aquel hospital. En 1564 se unificaron todos los demás hospitales en éste. En 1932 fue trasladado al soto de Barañáin, gracias a doña Concepción Benítez, quien en 1900 donó dinero para poder construirlo. En 1928, el Ayuntamiento donó los pabellones del hospital al Estado y éste los vendió al Ayuntamiento y a la Diputación, trasladándose aquí el Hospital en 1932.

    Pasajes del Barrio de las Carpinterías: Tenía dos: el “Pasaje del Hospital” y el “Pasaje de la convalecencia”. El primero de ellos era un largo y sucio túnel que comunicaba la actual calle Descalzos con la Rocha, y disponía de un rastrillo que se cerraba con llave por las noches. Este pasadizo desapareció junto con unas modestas casas en 1928. Desde entonces quedó en su lugar la actual bajada desde la calle de los Descalzos hasta el Museo de Navarra. El segundo de dichos pasajes cruzaba por una zona que iba desde la actual calle Jarauta hasta el Hospital, justo donde estaba la sala de convalecientes. Se utilizaba solamente para arrojar escombros y basuras por la muralla.

    Museo de Navarra: En 1860 se crea la Comisión Provincial de Monumentos de Navarra, obra de Altadill, Ansoleaga y Campión. Empezaron a recoger materiales artísticos en la Cámara de Comptos Reales, en donde inauguraron el primer museo en 1910. El actual museo se edificó sobre los solares que quedaron al derribarse el Hospital General, y se abrió en 1956. De dicho antiguo Hospital sólo se conserva su portada. A la capilla se le cambió la fachada en 1953 por la actual, procedente de una ermita de Puente la Reina.

    Portal de Rochapea: Llamado antiguamente de Jus la Rocha. Estaba situado al final de la Bajada de Santo Domingo. Siempre perteneció al Barrio de las Carpinterías. Fue construido en 1553 por el virrey de Navarra don Beltrán de la Cueva, Duque de Alburquerque. Era sencillo y sin fachada ornamental. Fue derribado en 1914.