CURIOSIDADES‎ > ‎

La Calle Salsipuedes


"Sal si puedes, entra si te dejan". Esta frase, que tantas veces se repetía cuando al enseñar nuestra ciudad a los forasteros pasaban por aquel lugar, dio origen al nombre de la calle. Se trata, como cabe esperar, de un callejón sin salida. Este callejón termina en la puerta del Convento de las Carmelitas Descalzas. Esta es la única calle de toda la ciudad que no tiene salida.


(Ver también: RECORRIDOS POR LA CIUDAD – Ruta Histórica)