3431 días hasta
el VI Centenario del Privilegio de la Unión de Pamplona

GRACIAS POR TU VISITA

VISITANTES

CURIOSIDADES‎ > ‎

Hemingway


            Ernest Hemingway y su novela “Fiesta” (“The Sun Also Rises”, 1926) tienen buena parte de la culpa de la internacionalización de los Sanfermines. Hemingway llegó a Pamplona por primera vez el 6 de julio de 1923 como corresponsal del diario canadiense “The Toronto Star”. Se hospedó en una habitación de la calle Eslava nº 5. Volvió otras ocho veces, en 1924, 1925, 1926, 1927, 1929, 1931, 1953 y 1959. En su segunda visita ya se alojó en el Hotel Quintana dela Plaza del Castillo. De entonces nace la amistad con el dueño, Juanito Quintana. Hemingway presenció ese año, desde el vallado, la muerte de un corredor del encierro. Con el material recogido hasta 1925 escribió “Fiesta”. El escritor tenía sus lugares y sus momentos “sagrados” en Pamplona. El café Iruña, por ejemplo, donde tomaba cerveza con gambas. El encierro, que corrió varias veces, y la corrida. O su gran secreto, como él lo consideraba, Casa Marceliano, donde almorzaba ajoarriero después de cada encierro. La última visita antes de la Guerra Civil fue en 1931. No regresaría hasta 1953. Tenía 54 años y había ganado el,premio Pulitzer  por su libro “El Viejo y el Mar”. Las cosas, sin embargo, no eran como antes. Quintana había perdido su hotel en la guerra, y el humor y la salud del escritor empeoraban día a día. Hemingway se repartía entre el Hotel Yoldi, el Café Kutz, el Bar Txoko, Las Pocholas y Casa Marceliano, siempre acompañado de Juanito Quintana. El Premio Nóbel le llegó en 1954. El Ayuntamiento le tributó un homenaje en 1959. Serían sus últimos Sanfermines, ya que el escritor se suicidó en 1961 y fue enterrado en Ketchum (Idaho). Era el 7 de julio.


(Ver también: FIESTAS Y TRADICIONES – Los Sanfermines)

(Ver también: OTRAS CURIOSIDADES - Personajes Pamploneses)